A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Trk�_ The.Supplement

The First Few Lines of The Last 10 posts in:
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Trk�
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007 | of 2008

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) ¡Solidaridad con el pueblo boliviano! [pt]

Date Tue, 16 Sep 2008 19:36:24 +0200 (CEST)



¡En Bolivia se juega el futuro de toda Latinoamérica!

Los acontecimientos que han sacudido a Bolivia en estos últimos días dejan
a los anarquistas organizados en la FAG en estado de alerta. El problema
no es la defensa de un gobierno con perfil nacionalista y raíces
indígenas. El tema en agenda es la defensa incondicional de la lucha
popular de los pueblos latinoamericanos.

Venimos acompañando y sosteniendo contactos orgánicos con los compañeros
bolivianos desde el verano del 2003, es decir, desde antes de la victoria
popular en la Guerra del Gas, antes de que sea derrocado el gobierno de
Gonzalo Sanchez de Losada, antes de que sea derrocado el presidente que lo
sucedió, Carlos Mesa, y mucho antes de la victoria electoral del MAS.
Desde aquel año quedó evidenciado parra la FAG de que en Bolivia el juego
político era duro, sin límites legales o institucionales. La lucha por la
construcción del Poder Popular tiene varias vertientes, y en áquel
momento, el gobierno de Evo Morales y Álvaro Garcia Linera canalizan y
expresan parte de la voluntad popular de retomar la soberanía definitiva
sobre su territorio ancestral. Evo no hace lo que quiere y ni gobierna con
los banqueros, como lo hace el ex-metalúrgico Lula da Silva. Hoy, el país
que derrotó el neoliberalismo decenas de veces se ve enfrentado a su mayor
desafío. El conjunto de pueblos y nacionalidades ancestrales del antiguo
vice-reinado del Alto Perú, las sociedades tradicionales quéchuas,
aymaras, guaranis, tupis y decenas de otras etnias, los descendientes
vivos del mestizaje de las ciudades, las heroicas resistencias mineras,
cocaleras, de El Alto, de Cochabamba, del combate callejero en La Paz,
esquina por esquina, derrotaron el enemigo diversas veces. Este pueblo
hizo de la organización del tejido social, de la práctica de justicia
comunitaria y las alianzas de base el baluarte de la derrota de un sistema
de partidos políticos podridos, corrompido con las experiencias
privatizadores de los años ?80; con piedras y dinamitas venció en las
calles el Ejército que operó bajo el comando del general traficante Hugo
Banzer; al avance de la práctica cooperativista se opone la presencia
nefasta de transnacionales del petróleo y derivados, incluyendo la odiosa
presencia subimperialista brasileña en el país hermano.

Ahora la lucha es intestina. Pone enfrente, por un lado, a la oligarquía
de la llamada Media Luna, dominante en los departamentos de Tarija, Beni,
Pando, Chuquisaca y comandada por los latifundistas de la soja y los
narcotraficantes de Santa Cruz y, por otro, los intereses del pueblo.
Nadie duda de que el gobierno de Morales es uno de los blancos de estos
oligarcas, sin embargo, la meta de esta gente es la destrucción de la
organización popular y de las alternativas indigenistas, de las formas
tradicionales y comunitarias de control de la vida social, de la
reapropiación popular del subsuelo y de las riquezas naturales. Dicha
lucha por la autonomía, no es más que la voluntad política de una
oligarquía aliada de las transnacionales de un intento de golpe
patrocinado por el Departamento de Estado, la CIA y la DEA, financiado con
el dinero robado al pueblo boliviano. La multitud de hombres y mujeres que
luchan por la "autonomía" son, en su gran mayoría, empleados, afiliados
políticos y cabos electorales de estos oligarcas. La situación de
desobediencia civil y no gobierno es enorme en Bolivia. Por izquierda, las
protestas sociales son cada vez más duras y los objetivos de las
reivindicaciones obligan a Morales a hacer lo que la mayoría del pueblo
organizado propone. Pero, por derecha, la oligarquía que también salió
victoriosa en el referendo revocatorio de los gobiernos nacional y
departamentales, apuesta todas sus fuerzas en el caos, en el lock-out y en
el bloqueo económico. Ellos no quieren pagar impuestos para el gobierno de
La Paz, quieren apropiarse de las riquezas nacionales para sí, de la misma
forma que los bancos succionan nuestro PIB y que la burocracia escuálida
chupaba la sangre de la Pedevesa venezolana, cuestión que sólo se revirtió
con la victoria del pueblo en abril del 2002. Compañeras y compañeros, en
Bolivia hoy se libra una batalla contra la oligarquía, batalla que forma
parte de la guerra del pueblo latinoamericano contra los grilletes del
imperialismo bajo el manto macabro de la globalización.

Tenemos algo a aclarar: la FAG, como organización, no defiende ningún
gobierno de tipo estatal o burgués. Nuestro apoyo, desde hace mucho es
para el proceso llevado a cabo por los pueblos que reivindican la herencia
bolivariana y artiguista, es al lado de la vocación política de las
instituciones sociales y entidades de base que pelean arduamente contra la
burocracia creciente en Venezuela y las vacilaciones típicas de dirigentes
con carisma, pero sin la organicidad y debida obediencia al pueblo, como
hacen los verdaderos militantes socialistas. Finalmente, nuestra lucha es
al lado de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador
(CONAIE), de la Asociación Nacional de Medios Comunitarios, Libres y
Alternativos (ANMCLA) de Venezuela, de la COR heroica de El Alto y de todo
el movimiento popular de Bolivia.

La dificultad política del gobierno de Morales debiera ser resuelta
superando los estrechos marcos legales. Existe una izquierda popular mucho
más a la izquierda que el recalcitrante vicepresidente Linera y los
burócratas de siempre que oscilan entre las universidades
latino-americanas y los gobiernos con barnices nacionalistas. A la
izquierda del MAS está la ex-guerrilla del Movimiento E.G. Pachakuti, está
la Coordinación Regional de El Alto, están las instituciones sociales de
tipo Justicia Comunitaria, existe un enorme tejido social organizado que
no va a entregar el país y la tierra ancestral a los herederos de Cortés y
Pizarro.

Otra Batalla de Ayacucho; otro Levantamiento como el de 1809

En 1809, valientes jóvenes bolivianos no reconocieron la pretensión de
Carlota Joaquina de gobernar los vice-reinados. Esta decisión tomada en el
corazón del Continente señaló el camino a seguir rumbo a la liberación de
América. La respuesta realista no tardó en llegar y así fue que el
gobernador de Potosí, leal al colonialismo, ocupó militarmente las
ciudades rebeldes. En 1824, en la Batalla de Ayacucho, la reacción sale
derrotada política y militarmente. Así y todo, la independencia política
no garantizó la liberación de los pueblos: con Poder Popular, Autogestión
y Federalismo Político. Casi 190 años después, se repite la historia. Ante
el avance del poder del pueblo, en la transformación del Estado nacional
en espacio público y bajo control directo, en el desmonte de las
estructuras burguesas de dominación social, la derecha aparece con furia.
Hoy es en Bolivia, en el 2002 fue en Venezuela, en tres ocasiones el
pueblo de Ecuador derrocó gobiernos en los últimos 11 años, en diciembre
del 2001 la garra argentina derrotó el neoliberalismo y todo su proyecto
de desmonte de la vida en sociedad. Hoy, la guerra de los pueblos
latinoamericanos rumbo a su liberación, libra una nueva Batalla en la
Media Luna boliviana.

¡Que la Oligarquía salga derrotada!

¡Que la CIA-DEA-Departamento de Estado de EEUU salgan derrotados!

¡Que el pueblo boliviano traspase los limites del gobierno nacional y
avance rumbo al Poder Popular!

¡Porque el neoliberalismo y el imperialismo son la misma cosa inmunda!

¡Porque el Poder Popular en América Latina se construye en la lucha!

¡Toda la solidaridad con el pueblo Boliviano!

¡El futuro del país Hermano será quéchua, aymara, guarani, tupi y popular
o no será!

¡América Latina nunca se rinde!

¡Poder Popular, Autogestión Social y Federalismo Político!

Porto Alegre, 13 de septiembre de 2008,

Federación Anarquista Gaucha (FAG) ? Foro del Anarquismo Organizado (FAO)
? alianza estratégica con la Federación Anarquista Uruguaya (FAU).

Traducción: Colectivo Agitación Libertaria (Arica-Chile)

_______________________________________
A - I n f o s AGENCIA DE NOTICIAS
De, Por y Para Anarquistas
Send news reports to A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
Subscribe/Unsubscribe http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
Archive: http://www.ainfos.ca/ca


A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
http://ainfos.ca/ca


A-Infos Information Center