A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement

The First Few Lines of The Last 10 posts in:
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007 | of 2008 | of 2009 | of 2010 | of 2011 | of 2012 | of 2013 | of 2015 | of 2016 | of 2017 | of 2018 | of 2019 | of 2020 | of 2021 | of 2022

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) Italy, FDCA: Il Cantiere anno 2022 n. 8 - Hacia una escuela pública moderna y libertaria - Alejandro Granata (de, en, it, pt, tr)[Traducción automática]

Date Tue, 10 May 2022 09:05:35 +0300


En el artículo del número anterior, traté de abordar la cuestión de cómo la pedagogía libertaria y progresista ahora se asumió como un patrimonio colectivo, aunque los profesores y alumnos a menudo ignoran su procedencia y parentesco de las diversas escuelas de pensamiento. Y mencioné cómo se aplicaban estas metodologías en las escuelas públicas, aunque no siempre de manera completamente coherente. Ahora me gustaría centrar la atención en cómo los libertarios y los progresistas podrían abordar la cuestión del aquí y ahora en la escuela pública. La secular cuestión de qué hacer (ser consecuente con las propias ideas). Quisiera subrayar que no se trata de hacer ningún tipo de catequesis anárquica, libertaria o progresista, no se trata de propagar ideas, sino de reflexionar sobre cómo asumirlas consciente y definitivamente y aplicarlas coherentemente en un método de trabajo diario, y sobre todo, ahí quiero reiterarlo aquí y ahora en la escuela pública. Se dirá que un trabajo ingrato e imposible, reconozco que requiere la paciencia de la araña, se trata principalmente de crear redes interconectadas de educadores, pedagogos, profesores y discutiendo programáticamente las fortalezas comunes, más allá de las características específicas que puedan connotar. cada individualidad a la escuela de pensamiento. Superando las resistencias inerciales que caracterizan al profesorado acostumbrado a confrontaciones rituales y un tanto añejas, solo y sólo en los órganos colegiados (muchas veces vaciados, por la acción de gestión, de un poder real de decisión) y de forma completamente pasiva. En definitiva, se trata de reconectar con el compañero y colega que muchas veces actúa a nuestro lado de forma un tanto cansada, mecánica e irreflexiva y reavivar la voluntad de comunicar y diseñar fuera de las ocasiones canónicas. Ciertamente, la reactivación de la creatividad no puede limitarse a los distintos proyectos Pon ni a la oferta formativa estándar programada en acción conjunta con las posibilidades del territorio. La creatividad que menos debe cerrarse y decaer en el estrecho espacio de un aula con nuestra clase. La escuela es una comunidad, debemos dinamizar esta comunidad a partir de los compañeros, encontrar formas de juntarnos, discutir sobre filiaciones ideológicas y sindicales pero con un método de trabajo común. Re-cuestionar la enseñanza, la evaluación, las tablas de evaluación estandarizadas, pensar concretamente cómo sustituir la nota numérica por un juicio analítico y sintético, crear ambientes de aprendizaje cada vez más favorables a la acción didáctica y al diálogo formativo, etc., etc.
Me podrían decir que la escuela pública es una escuela estatal; por lo tanto, siempre habrá un límite para la implementación de una educación libertaria integral, los verdaderos y más intransigentes educadores y maestros libertarios podrían objetar que la escuela libertaria necesariamente debe hacerse fuera de la escuela estatal.
Pero la escuela estatal es también una escuela pública. Dos lados de la misma moneda. Dos aspectos de una misma realidad. Sobre este tema los invito a leer Rino Ermini, Pedagogía Libertaria Caminos Posibles (1)
"...Escuela pública y escuela estatal. Para mí son dos conceptos completamente diferentes aunque hoy en día, en gran parte, se superponen y en el imaginario colectivo son lo mismo. La escuela pública debe ser el conjunto de estructuras, herramientas, iniciativas, de la organización que una sociedad de libres e iguales, sin explotación ni opresión, basada en la justicia social absoluta, se da a proveer para una parte de la educación e instrucción de sus miembros, de todos los miembros: niños, adolescentes, adultos, hombres y mujeres. Digo "prever una parte" porque es deseable e inevitable que la "educación y la crianza" se construyan a través de múltiples canales. "Escuela pública" es por tanto una expresión lingüística rica en contenidos sobre los que hoy podemos y debemos razonar, que hay que perseguir, pero cuya realización y definición irá de la mano del surgimiento y afirmación de una sociedad diferente a la actual"
Históricamente, anarquistas y libertarios han invertido en la creación de escuelas donde sea posible y factible (por ejemplo, Louise Michel entre los comuneros parisinos o más tarde en Caledonia en el lugar de su deportación, apoyando por primera vez en la historia las revueltas locales de indígenas). pueblos) -
Y muchas veces forzados por la necesidad crearon sus propias escuelas, porque la educación en ciertos contextos históricos estaba reservada para las clases altas o administrada enteramente por instituciones religiosas; como el gran ejemplo de la Escuela Moderna de Francisco Ferrer y Guardia, fundada en 1901 con el objetivo de "educar a la clase obrera de forma racional, laica y no coercitiva; por lo tanto, los primeros libertarios tuvieron que emancipar por la fuerza de alguna manera sus escuelas de las estatales. No había escuela pública para todos y para todos. Simplemente había una escuela para las élites. Y era una escuela fuertemente caracterizada por la educación religiosa. En estas escuelas no había lugar para las hijas y los hijos de los trabajadores.
¿Pero hoy en día? ¿Todavía tiene sentido dedicarse a construir una escuela fuera de la escuela? ¿No es más útil centrarse en lo poco o lo mucho que puede haber en la escuela de todos?
En nuestros días, ¿qué hacer? Cómo actuar en esta etapa histórica y en este contexto donde todavía tenemos una escuela pública (y no es del todo obvio que en las próximas décadas será así, dada la afirmación cada vez mayor de una vocación corporativa y neoliberal), ¿una escuela pública donde la vocación preeminente sigue siendo libertaria y progresista?
Ahora que todavía hay una escuela pública, pero antes incluso de que sea pública, es necesario comenzar inmediatamente a retejer estas redes de maestros y educadores para aliarse y contrarrestar su deriva neoliberal en primer lugar; antes esta escuela, (todavía muy progresista por su derivación histórica), pero bajo constantes ataques del modelo privatista, elitista, es burocratizada y subyugada por aquellas fuerzas que tienen una visión conservadora y neoliberal de la sociedad. Hoy puede que ya sea demasiado tarde. ¡Conectémonos, unámonos, luchemos, para que la escuela sea cada vez más pública, más abierta, inclusiva y libertaria posible! Cultivemos juntos la visión y la planificación de un futuro para una sociedad que vea a la humanidad emanciparse económicamente del yugo de la explotación social. Practicamos modelos didácticos que construyen ese futuro.

1) Rino Ermini, Libertarian Pedagogy Posibles caminos blob: https: //mega.nz/9123002c-a0ea-4e359ad6-2b3db8397a0f
_______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
De, Por y Para Anarquistas
Para enviar art�culos en castellano escribir a: A-infos-ca@ainfos.ca
Para suscribirse/desuscribirse: http://ainfos.ca/mailman/listinfo/a-infos-ca
Archivo: http://www.ainfos.ca/ca
A-Infos Information Center