A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement

The First Few Lines of The Last 10 posts in:
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007 | of 2008 | of 2009 | of 2010 | of 2011 | of 2012 | of 2013 | of 2015 | of 2016 | of 2017 | of 2018 | of 2019 | of 2020 | of 2021

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) CNT, Aranjues, Altajo #28 - Notas sobre el transhumanismo - Josep Maria Roselló

Date Wed, 5 May 2021 09:04:23 +0300


Como una nueva versión de la eugenesia, el transhumanismo considera conveniente e indispensable sustituir la evolución natural de la especie por una evolución controlada socialmente. Mientras la primera hablaba de estimular la reproducción de los más aptos y restringir o evitar la de los no aptos, el transhumanismo introduce el concepto de "mejora". ---- La "mejora" nos lleva a la existencia de cyborgs -fusión humano y máquina- o androides -seres de laboratorio-. Por ello, podríamos afirmar que la diferencia reside entre ser transgénico o no serlo; es decir, volvemos a lo de apto o no apto, en este caso mejorado o no mejorado.
El transhumanismo no diferencia entre una persona de corta estatura por malformación -cuestión médica- y otra bajita de altura, en una sociedad donde tal
hecho se considera algo negativo -
cuestión social-.
El transhumanismo, con su musiquilla
del "¿por qué no?", lía más el asunto con
la investigación biomédica para curar las
enfermedades clasificadas como raras,
lo cual, por la carga emocional que conlleva,
dificulta aún más el poder distinguir entre
curar y mejorar.
Curiosamente, a pesar de que Francis
Fukuyama hoy está en contra, el
transhumanismo recibe un buen apoyo, con
el papel determinante de la ciencia en la
historia atribuido en su conocida proclamación
(1992) del fin de las ideologías, excepto,
claro está, de la suya propia. ¡Qué casualidad!
Los años setenta y ochenta del pasado
siglo van cargados de un transhumanismo
muy parecido a un relato de ciencia-ficción.
Sin embargo, no deja de
marcarse dos metas bien claras: una, la
de incorporar, disecado en un museo, el
último cromañón, mientras el mundo se
puebla de todo tipo de cyborgs y androides; y otra, la de no poner ningún inconveniente o dificultad a la investigación
científica -bioética, por ejemplo-. Recordemos que son los años del debate sobre
la clonación de humanos y los anuncios
súbitos de haberla realizado. Fueron los
tiempos de aquella pobre oveja de laboratorio, la desafortunada Dolly, nacida
para sufrir toda clase de enfermedades
posibles, bien tendida encima de una
mesa.
El creciente desarrollo, así como el auge
de las hoy denominadas NBIC (nanotecnología, biotecnología, informática y
cognitivismo), favorece la credibilidad
social del pensamiento transhumanista
y, a su vez, las posiciones igualitaristas,
más orientadas hacia el acceso universal a las pretendidas mejoras que a reflexionar sobre ellas: lo de la masa crítica, para que, en el caso de Catalunya,
la Generalitat las incluya en los servicios del Institut Català de la Salut.

El transhumanismo se define a sí mismo
como filosofía, y como tal se le considera
en el Viejo Continente, donde la búsqueda del conocimiento aún conserva su
peso. Ejemplos, entre otros, pueden ser
el de la profesora Rosi Braidotti, que
analiza en Lo posthumano (2015) la vida
más allá del individuo e incluso de la
especie; o el del también profesor Luc
Ferry en La revolución transhumanista
(2017), en donde deja claro el ámbito de
su obra mediante el subtítulo: "Cómo la
tecnomedicina y la uberización del mundo van a transformar nuestras vidas".
Al otro lado del Atlántico, en Estados
Unidos, domina la filosofía utilitarista.
El fundador de la compañía Celera Genomics, John Craig Venter, y, a su vez,
creador de la primera célula sintética
en 2010[en realidad, él y su equipo
consiguieron el primer genoma sintético
funcional], habla en La vida a la velocidad de la luz (2015) de la vida como
una mercancía a la búsqueda de la inmortalidad que, según él, ha sido un
objetivo permanente en la historia de la
humanidad al confundirla con la de los
poderosos. Aun generalizando, se puede
constatar la diferencia entre los dos lados del océano.
Las NBIC ya cuestionan por sí mismas
el legado del barón D'Holbach, el de la
Ilustración, es decir, la concepción de
humano y de naturaleza. Si además incluimos el tema de la muerte o de las
"limitaciones" biológicas de la especie
humana, como hemos visto, cabrá preguntarse, cómo lo hace el profesor Nicolas Le Dévédec, si el interés que despierta la transformación de la condición
biológica humana va ligado a la caída
progresiva de la mejora social y política
propuesta por el Siglo de Las Luces.
Por lo dicho hasta aquí, se puede fácilmente pensar que quizás todo en su
conjunto no sea más que una gran
campaña publicitaria, una campaña
para un mercado planetario de los productos de la bioprótesis y la biotecnología o ingeniería genética. ¿Cabe albergar
alguna duda?
Finalmente, debido a la falta de debate
social sobre el transhumanismo, podríamos pensar que realmente es un tema de escaso interés, a pesar de los miles de visitantes de la exposición
+Humans (2015-2016), en el Centre de
Cultura Contemporània de Barcelona
(CCCB). Pero no, no es la cuestión,
cuando el mundo académico y el de la
investigación científica, tanto en las
ciencias sociales como en las experimentales, van colmados. Y una muestra la
tenemos en que la difusión científica,
cada vez más, parece una fábula fascinadora.

Nota

Josep Maria Roselló es sociólogo. Este texto es una
traducción suya al castellano de su artículo "Notes
sobre el transhumanisme", publicado en Catxipanda
el 27 de noviembre de 2019 (revista online de Tot
Història Associació Cultural).
Bibliografía citada
BRAIDOTTI, Rosi (2015): Lo Posthumano, Gedisa,
Barcelona.
CRAIG, John (2015): La vida a la velocidad de la luz,
Crítica, Barcelona.
DÉVÉDEC, Nicolas (2015): La societé de
l'amélioration. La perfectibilité humaine des Lumières
au transhumanisme, Liber, Québec (Canada).
FERRY, Luc (2017): La revolución transhumanista,
Alianza, Madrid.
FUKUYAMA, Francis (1992): El fin de la historia y el
último hombre, Planeta, Barcelona.

https://www.cnt-aranjuez.org/wp-content/uploads/2021/04/Altajo28Abril.pdf
_______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
De, Por y Para Anarquistas
Para enviar artculos en castellano escribir a: A-infos-ca@ainfos.ca
Para suscribirse/desuscribirse: http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
Archivo: http://www.ainfos.ca/ca
A-Infos Information Center