A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement

The First Few Lines of The Last 10 posts in:
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007 | of 2008 | of 2009 | of 2010 | of 2011 | of 2012 | of 2013 | of 2015 | of 2016 | of 2017 | of 2018 | of 2019 | of 2020 | of 2021

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) alas barricadas: Entrevista a Ruymán Rodríguez, anarquista canario que enfrenta un nuevo montaje policial

Date Tue, 23 Mar 2021 10:26:20 +0200


Entrevistamos a Ruymán Rodríguez, conocido anarquista canario, debido al último ataque jurídico-policial que está sufriendo. Se le acusa de haber propinado una patada a un guardia civil, durante detención ilegal y en la que sufrió torturas. El ánimo de Ruymán es bueno, y durante toda la entrevista hace hincapié en el error que supone "personalizar" las luchas, y en especial aquellas con un trasfondo represivo. Miembro de la Federación Anarquista de Gran Canaria (FAGC) y del Sindicato de Inquilinos de Gran Canaria (SIGC), la labor política y militante que ha desarrollado este compañero durante varias décadas le lleva, como a otras muchas personas, a ver cara a cara la represión de un estado revanchista causante de las injusticias sociales que ha provocado en una sociedad ahíta de esperar.

Dada la extensión del documento, que facilitamos tanto audio y transcripción, y entendiendolas velocidades a las que hoy en día son consumidas las noticias, creemos obligatorio destacar algunas de las declaraciones recogidas, que desde luego no agotan la propia entrevista, ni necesariamente son las mas importantes que ha compartido con este medio.

En primer lugar ponemos el foco en el origen y funcionamiento tanto de la FAGC como del SIGC, sobre este aspecto, tal y como señala Ruyman, durante un primer momento y poco después de finalizar el 15M la Federación desarrollo un anarquismo "convencional" (en parte para convencidos), que en poco tiempo tomo la forma de una militancia a pie de calle que trato, y logro, facilitar que las herramientas propias del movimiento libertario llegaran a calar las clases populares de su entorno, fundamentalmente a partir de la creación del mencionado Sindicato de Inquilinos. Canarias, un país con un paro y precariedad endémica, sufre un problema entorno a la vivienda cronificado, y que se acentúa debido al auge de las casas destinadas al mercado vacacional, así como el desembarco de los fondos buitres, que anuncia Ruymán ya se ha producido. Es precisamente por esta labor militante y solidaria que el compañero sufrió la fatídica detención, donde fue objeto de torturas, y en la de la que destaca unas palabras dichas por un agente de policía: "Que hacen aquí, llenando esto de chusma, cuando lo que deberían estar es quemando contenedores en Las Palmas". En el imaginario, difuso, turbio, de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado parece que es esta la labor a la que se dedican los anarquistas, la reflexión de Ruymán al respecto es clara, desde luego resulta mucho más incómodo facilitar el acceso a la vivienda a las desposeídas de todo (salvo del coraje y la necesidad), antes que dañar el mobiliario urbano.

Continuamos la conversación tratando temas de actualidad. No puede faltar la obligada mención a la crisis migratoria viven las Islas, una crisis que además ha inyectado el racismo y esta permitiendo que la extrema derecha se abra paso en Canarias precisamente gracias al racismo institucional de los gobiernos (canario y español), pero también de la Unión Europea, y como dice el compañero, de los medios de comunicación. Palabras interesantes en este sentido las que dedica precisamente al conocido cuarto poder: "si antes el racismo era producto de la desinformación, hoy es producto del exceso de información". Esto ocurre en un archipiélago en el que en varios momentos de la historia fueron mas los naturales de las islas que vivían en la diáspora que en las Islas. Venezuela, denominada la octava isla, llego a acoger miles de isleños e isleñas que huían del hambre, del paro o de la represión, una historia reciente que vale la pena no dejar caer en el olvido. De esta manera, y si es el exceso de información es lo que en parte esta provocando los connatos racistas en el archipiélago, también es cierto como Canarias vive aún en buena medida de espaldas a un continente que esta a escasas noventa y cinco millas de distancia. Es por esto que, frente a un fenómeno natural como la migración, los medios de comunicación logran de popularizar un relato centrado en palabras como "invasión" u "oleada", obviando que cada año Canarias recibe entorno a quince millones de turistas fundamentalmente europeos.

La pandemia, o el último ciclo de movilizaciones que se ha producido a partir de la detención de Pablo Hasel son temas de los que también preguntamos a Ruymán. Sobre la primera señala el duro impacto que ha tenido en la economía del archipiélago, profundizando en una crisis que se ha cebado con un territorio que es el más pobre de la "Europa política", y por supuesto afectando a las dinámicas de los colectivos en que participa y cuya labor no puede redirigirse en lo esencial al terreno telemático. De las movilizaciones recuerda, que no es la represión dirigida de manera personal hacia un militante lo que despierta al pueblo en las calles, insiste es la necesidad. Esa necesidad que, se impone a las lógicas genocidas de un sistema decadente, y que por supuesto como indica el compañero a lo largo de la entrevista no puede ser frenada aunque encarcelen a alguien durante cien años, ni tampoco con porras, multas o mordazas, simplemente es el fruto de las políticas dirigidas a expoliar al pueblo y mantener su desposesión.

Finalmente Ruymán insiste en no personalizar el conflicto ¿Cómo ayudar en su caso? Sencillo, hacer de altavoz, pero sobre todo, militar, comprometerse, ya sea en el SIGC, ya sea en la lucha anti-represiva, o en cualquier de los temas que nos atañe, es esta la mejor medicina y el mejor vehículo para que la solidaridad entre ácratas no sea solo palabra escrita.

Entrevista en audio. Transcripción:

- Kaos Canarias: ¿Qué tal estás Ruymán?

- Ruymán: Bien, dentro de lo que cabe con todas las circunstancias que se están dando, a parte de mi caso particular a nivel social, sobreviviendo que no es poco.

- Kaos Canarias: Antes de entrar en este proceso represivo que estás viviendo, hemos mencionado algunos de los colectivos en los que has bregado o bregas, a día de hoy, a favor de la Anarquía en Canarias, nos gustaría saber cómo surge la FAGC y como surge también este SIGC que es imposible que no traiga reminiscencias de luchas pasadas del archipiélago, como han sido otras huelgas de inquilinos y otros procesos que también se han dado en las Islas.

- Ruymán: La FAGC nace principalmente en todo el fermento que es el 15M, allí acudimos a las plazas hace ya casi 10 años varios anarquistas que no teníamos relación entre nosotros mas que algunos grupitos. Alli fuimos viendo que éramos mas ácratas de los que en realidad creíamos. Empezamos a radicalizar el discurso que en algunos casos no trascendía de reformas la ley electoral o apoyo incluso a partidos pequeños de esa época, como era UPyD, eso se llego a decir en las plazas, y quisimos llevarlo a otro terreno, el de las graves circunstancias económicas, de vivienda, que estamos padeciendo en Canarias. Con el paso del tiempo nos fuimos dando cuenta de que a pesar de que teníamos esa visión mas global el anarquismo que estábamos defendiendo en esas plazas se parecía mas al anarquismo convencional que podíamos ver en la península, haciendo campañas de apostasía o campañas de brindis al sol, que no tenían mucho que ver con la realidad canaria, ni tampoco con la miseria que vivimos en las Islas, no solo en esa época de crisis sino la miseria que hay aquí crónica: un país rico totalmente empobrecido.

Entonces empezamos a cambiar el discurso. El primer choque de realidad nos lo dio cuando se desaloja San Telmo, ocurre esto y los acampados que estaban allí por diversión se volvieron a su casa, pero los acampados que estaban ahí porque no tenían donde vivir, que verdaderamente acabaron viviendo en la plaza de San Telmo, se quedaron en la calle. Este fue nuestro primer contacto con una realidad crudísima, e hicimos nuestro primer proyecto de okupación para ayudar a estos compañeros y fue una primera toma de contacto que nos llevo a querer meternos en un frente mas amplio: el de las necesidades básicas. Ahí es cuando el bloque negro, como nos llamaban, pasa a ser la Federación Anarquista de Gran Canaria, uniendo a grupos del norte y del sur de la Isla. Tuvimos aún una pequeña etapa de lo que yo llamo anarquismo convencional, que fue muy divertido, le pintábamos la cara a los sindicatos amarillos, echábamos a nazis de las manifestaciones, muy bien y necesario. Pero, el gran problema de esto radica en que las acciones espectaculares no tienen recorrido si no hay un trabajo de base. De poco sirve que tú estés dando un gran discurso contra los sindicatos amarillos si tu mismo no puede asesorar a los trabajadores precarios, de poco sirve que tu estés dando un discurso contra los procesos gentrificación si las familias que están siendo arrojadas a la calle por ese proceso no encuentran las herramientas anarquistas, que son una alternativa para solucionar su problema. Entonces, es cuando para mí nace la segunda etapa de la FAGC que es la mas interesante, cuando nos metemos en las necesidades básicas, en las viviendas, en hacer huertos de autoconsumo, en crear una red sanitaria y de ayuda a personas migrantes en situación de persecución, red que se mantiene a día de hoy y que mantiene en contacto a mas de doscientas personas, diez proyectos de comunidades que subsisten hoy en la Isla, ninguna desahuciada, con algunos con ocho años de historia como "La Esperanza". El movimiento que hemos creado es bastante fuerte.

Se da una circunstancia, y es que, según la FAGC se iba metiendo mas en estas problemáticas, los anarquistas clásicos se iban hiendo, y según esto pasaba entraban vecinas y mas vecinas, que se radicalizaban al contacto pero que necesariamente no tenían porque asumir un ideario anarquista. Es entonces cuando empezamos a barajar una organización mas amplia, donde estas vecinas se pudieran sentir mas cómodas, y la pudieran hacer suya, sin necesidad de integrarse en una federación anarquista. Como bien apuntabas miramos al pasado, al famoso Sindicato de Inquilinos de Tenerife del treinta tres, esas experiencias tan ricas que se dieron en estas Islas y que nadie conoce o son muy marginadas por la historiografía. Así es como decidimos crear ese sindicato de inquilinos, el primero de todo el estado, esto es algo que se orilla, pero el primer sindicato de inquilinos de todo el estado se crea aquí, en las Islas Canarias. La verdad es que fue un éxito, cientos de afiliadas, la gente muy contenta, muy orgullosa de su sindicato, y al final la FAGC ha ido derivando los conflictos de vivienda al sindicato y se ha centrado mas en el aspecto político de la lucha social, y en otros aspectos como la migración, tenemos también un espacio de asesoría para trabajadoras precarias, que sobre todo trata con muchas compañeras que ejercen la prostitución y no saben como tramitar cuestiones como una pensión no contributiva o determinado tipo de cosas. Esto último ocurre porque no hay ningún tipo de servicio de estas características aquí en la Isla, para las personas mas precarizadas y mas jodidas por el sistema. Entonces tenemos varios proyectos, que son de la FAGC y otros que son estrictamente del sindicato.

- Kaos Canarias: Son un montón de experiencias, que se resumen en unos minutos pero por supuesto son el fruto de muchos años de combatividad, de reflexiones, y no se nos puede escapar que hay una nueva realidad que se nos impone: la pandemia. ¿En qué momento se encuentran actualmente las organizaciones que has comentado, y cómo se han enfrentado a este nuevo contexto que ha provocado el COVID-19?

- Ruymán: Para organizaciones como la Federación o el Sindicato, que no dependen tanto como otras de los medios telemáticos, se hace complicado. La FAGC y el SIGC necesitan el contacto directo, ver a sus afiliadas, conocer a la persona, saber de su caso, todo esto con el COVID-19 ha cambiado. Este el hecho claro de que la enfermedad existe, cientos de enfermos y muertos, es innegable, pero también ha sido pretexto para imponer un modelo social mucho mas duro, mucho mas crudo. Ya lo advertimos antes de la pandemia, cuando empezaban a llegar los indicios de un confinamiento, se cuestiona la sanidad pública y su viabilidad, los empresarios que emprenden ERTEs son representados como héroes, pensemos también las que quedan totalmente excluidas, los parados, en todas esas trabajadoras que cobraban en B, en quienes cuidaban niños o ancianos, personas dependientes, todas esas que de la noche a la mañana no pudieron salir a trabajar, las personas que ejercen la prostitución, ya criminalizadas pues todavía más, y sobre todo el gran problema que hemos detectado es el que se da con la población migrante. El COVID-19 ha sido el gran pretexto para limitar la movilidad de las personas migrantes, se ha usado primero como un comodín para criminalizar, no ha sido un fenómeno que se diera primero en la calle, el racismo ha sido inoculado por las instituciones. Los medios de comunicación no han parado de relacionar inmigración y delincuencia, migración y enfermedad, relaciones que ha llevado a mucha gente a asumir el discurso de la extrema derecha mas reaccionaria, es curioso porque antes se llegaba al racismo por la desinformación, hoy se llega por la sobreinformación. En definitiva, mucha gente abraza el discurso de la extrema derecha, y se lanzan contra sus compañeros de clase porque es mucho más fácil escupir hacia abajo que hacia arriba.

Todo esto es algo que ya habíamos vivido muy de cerca en la FAGC. Teníamos un proyecto de hace años, que se llama "Las masías", tiene ese nombre pintoresco de viviendas catalanas porque nos ayudaron los compañeros de CNT-Sabadell económicamente en un momento puntual y con ese dinero pudimos organizar el proyecto de acogida de personas migrantes. A partir del COVID-19 no han llegado mas personas, pero si que tienen una situación mas precaria, por lo que hemos creado otro proyecto al que llamamos "El Refugio". Antes venían con su pasaporte y continuaban con su viaje, ahora no es así, esta Europa del miedo y el terror no los quiere en su continente blanco sino quiere que se queden en Canarias convertida en la mayor cárcel del estado. Cuando se habla de que los campos de concentración no iban a volver después de 1945 resulta que los tenemos en Canarias, con personas malnutridas, maltratadas. Hay declaraciones graves que lo evidencian como la del magistrado, quien el otro día reconoció en la tele como escuchó que la policía amenazaba a los migrantes con reventarles la cabeza si se salían de los cordones que tenían delimitados para ellos. Estamos permitiendo crímenes de lesa humanidad contra personas solo por su color de piel, eso en derecho internacional se llama genocidio, pero nadie será nunca enjuiciado por eso, porque aquí vale menos que doce mil personas estén malviviendo en campos de la vergüenza, o que estén abandonados en los barrancos, niños incluidos, que una presunta patada a un guardia civil. Aquí es mucho mas punitivo lo segundo que lo primero.

- Kaos Canarias: Parece que se demuestra una y otra vez que su justicia no es la nuestra. Al hilo de lo que comentas hay muchas cuestiones interesantes, pero quizás una destacable es ese crecimiento de la extrema derecha, algo inaudito en las Islas. Aquí era muy poco habitual la presencia de banderas españolas, algo que ha ido ganando terreno, pero parece que ese exceso de información que señalas va camino de normalizar también esos mensajes de odio. ¿Tú piensas que hay un proliferación de la extrema derecha en Canarias y que esto responde a los intereses de unas élites?

- Ruymán: Yo creo que hay una proliferación de la extrema derecha en todo el estado, y se está metiendo, principalmente, en Canarias precisamente porque se ha buscado el nicho ideológico de la reacción contra la inmigración. Pero en esto tenemos que ser muy claros, lo que hay aquí es un recorrido histórico que hay que analizar. En todas las etapas de la humanidad hay un momento de crisis, como fue el caso por ejemplo en 1922 en Italia, estos ocupan fábricas, hay muchísimo desempleo y hambre, la alta burguesía se acojona y acaba recurriendo a fuerzas paramilitares que acaban siendo el fascismo. Es el momento de la marcha fascista sobre Roma y ocupan el poder, porque cuando el capital siente que esta en peligro corre a las manos de la extrema derecha. Lo mismo ocurre en Alemania, hay una situación de desempleo y crisis provocada por la derrota de la Segunda Guerra Mundial y lo que hacen las élites es refugiarse en el partido nacional socialista. Buscan un chivo expiatorio, en ese momento eran los judíos, no le importaba que muchos fueran tintoreros, obreros, que estuvieran en la mendicidad, generan el antisemitismo basado en un ficticio contubernio judío internacional. Lo mismo ocurre en el estado español, durante el período de la Segunda República. Esta no cumple lo que prometió, no hay reforma agraria, el desempleo sigue, se reprime a los trabajadores, el caso de Casas Viejas en 1933, la deportación de anarquistas a las colonias, a Canarias y a Villacisneros, y a raíz de esto hay varios conatos e intentos revolucionarios por parte del movimiento obrero. Esto es lo que lleva a ese reforzamiento de las posturas de extrema derecha, que se sienten lo bastante valientes para dar un golpe e imponernos una dictadura de cuarenta años, o de setenta porque creo que hay que contar lo que llevamos. Es esto lo que se está reproduciendo, no es una teoría de la conspiración, se llama Historia. Estamos viviendo un momento, acrecentado por este problema del covid, de crisis sistémica, los pibes que hayan nacido durante el dos mil o incluso en los noventa no han conocido mas que crisis. Hemos tenido, la financiera, la del covid, la que vendrá después, estamos hablando de que la mayoría de jóvenes de entre veinticinco y treinta años es incapaz de emanciparse. Estamos hablando también, de un cuarenta por ciento de desempleo, el mas alto de Europa, estamos hablando de que en Canarias, por ejemplo, tenemos los sueldos mas bajos del estado, compitiendo con Extremadura pero con la gran diferencia de que aquí tenemos uno de los alquileres mas altos, la cuarta subida mas alta esta aquí. Hablamos también de una economía absolutamente terciarizada, dependiente del turismo, cuando pasa algo como esta pandemia nos encontramos con un modelo económico fallido, dependiente de algo tan volátil como el turismo, nos avoca a una aceleración del empobrecimiento rapidísima. Sabemos que hay 800000 personas mas pobres desde que empezó la pandemia, mientras que los ricos 26000 millones y medio de euros mas ricos que antes, a ellos no les ha afectado la pandemia. Todo este contexto solo puede llevar a una cosa, con la excusa de Hasel que es el detonante pero no la causa, protestas en las calles. La gente se defiende ante una violencia estructural y el sistema necesita polarizar la situación, y llevarla a la extrema derecha. De esta manera contraponen al poder popular, a la rabia nacida de abajo, un poder y una rabia nacida de arriba. Los medios de comunicación cogen cualquier bulo cogido de twitter y lo venden como contra información, un caso de esto son los migrantes que se mostraron retozando en piscinas de hoteles, de lo que no hay imágenes es de como muchos de ellos acabaron siendo deportados o están ahora viviendo en barrancos. Las instituciones, a izquierda o a derecha, pesoe y podemos, el gobierno mas progresista de la historia y también el gobierno local, que no tienen intención de derogar las leyes mordaza, la reforma laboral o la ley de extranjería, han creado una política verdaderamente fascista. Esto consiste en el encarcelamiento de personas sin haber cometido mas delito que nacer en África, y ser de pigmentación negra. Al ser tratados de esta forma por los gobiernos, al ser gestionado de esta manera la información por los medios, lo que ocurre es que la gente también reproduce el mensaje. El racismo callejero, es un reflejo del racismo institucional, y toda esa gente que lo reproduce esta avalada de facto por las políticas que se están desarrollando. Pongamos el caso, de que si nosotros hacemos una manifestación contra el racismo, ten por seguro que si no lo notificamos a Subdelegación del Gobierno en unos minutos viene la U.I.P. y nos desaloja a palos, la gente ha salido a manifestarse contra la inmigración ¿y qué ha hecho la policía? Congraciarse con los manifestantes, echarles la mano al hombro e irse tranquilamente de allí. La gente que este racismo esta siendo potenciado, y es lamentable que hoy en día, en Canarias, siendo tierra de acogida viniendo de donde vinimos, habiendo mas canarios durante mucho tiempo fuera de las Islas que en ellas, llamándose a Venezuela la octava isla precisamente por esto, estemos en una situación donde ser racista es ser buen ciudadano.

- Kaos Canarias: Es un panorama desalentador, a pesar de eso seguimos en la brega. Nos gustaría preguntarte ahora precisamente por el caso que estas enfrentando. ¿Cómo y cuando se produce esa detención ilegal en la que te acusan de haber propinado una patada a un guardia civil?

- Ruymán: En ese momento estaba implicado en en ayudar a la comunidad La Esperanza, este es el mayor proyecto de okupación de todo el estado y se desarrolla en el Municipio de Santa María Guía, allí hay viviendo setenta y seis familias, unas doscientas personas. Era dos mil quince, y estaba a punto de concluirse el realojo de todas las familias, ultimando diversas cuestiones, pero las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado estaban incómodas con nuestra presencia. Fue un día que me dirigía a mi puesto de trabajo, me para un coche de la secreta que dicen ser guardia civiles, aunque no se identifican, me solicitan el DNI, se los doy y según estos mi cara no coincide con la del documento. En ese momento me dicen que deben llevarme a comisaría para confirmar mi identificación y una vez allí se produce el espectáculo mas patético que yo he visto en mi vida, y tengo años para haber visto alguno. Empiezan coreando "ya cayo Ruymán" entre aplausos, en un primer momento me lo tomo a broma porque parece patético gente adulta haciendo eso, me cogen mi bolso de trabajo, lo abren lo tiran, haciendo provocaciones constantes que parecen buscar una reacción por mi parte. Entre las cosas que me dicen algunas son: ¿Tú sabes lo que es Intxaurrondo? Pues aquí vas a saber lo que es Intxaurrondo. Ahora te vamos a poner a hacer flexiones. Te vas a cagar rojo de mierda. Anarquista, tu puta madre. Todos eran insultos homófobos, machistas, en el juicio los tendré que repetir pero aquí me los ahorro, todo lo que se puede esperar de una policía democrática. Yo me mantengo frío, porque entiendo como funcionan, y les llamo fascista. En todo esto hay varias cosas que se me han quedado grabadas porque son muy interesantes, una de ellas es: Que carajo hago yo aquí, en Guía, ayudando a gente y realojando familias, que lo que tendría que estar es en Las Palmas quemando cajeros y contenedores, que eso es lo que tienen que hacer los anarquistas. Esto me ha dado a entender que a ellos les preocupa mucho más que los anarquistas estemos ayudando a familias y parando desahucios que otra cosa. En una de estas también me dicen que estaba llenando Guía de toda la chusma que no quieren ni en Jinamar ni en la Geria. Estos dos últimos son dos barrios populares, obreros, muy marginados. Guía, para quien no sea de la Isla y no lo conozca, es una barrio muy vetusto, con unos vecinos con un poder adquisitivo fuerte, y donde se precian de tener a la Guardia Civil y al Partido Judicial en la zona, La Esperanza parece que chocaba con los "valores" del lugar. Como ya me tenían caliente las orejas les di una contestación muy sencillita: Que gentuza no era la gente que yo defendía, y que yo ayudaba a realojar, gentuza eran los políticos y los empresarios, cuyos intereses defendían ellos. No les gusto la respuesta y me dieron la primera bofetada, acto seguido me esposaron y empezaron los rodillazos, los codazos, me empujan sobre la mesa, y me golpean la espalda con las defensas y después empiezan a estrangularme. Me estrangulan en varias ocasiones, y ya en la última de ellas empiezo a vomitar sangre, y ya es cuando paran. Después de la estrangulación, lo primero que digo cuando recupero el resuello, es quiero el habeas corpus, quiero que me lleven ante un médico y quiero que llamen a este abogado. Esto les partió, porque pensaban que habían detenido a alguien que no tenía ni pajolera idea de como iban los procedimientos en una detención, y a partir de ahí no acabaron los insultos ni los comentarios, pero si que pararon las agresiones. Al día siguiente comparecí ante el juez, este determino que no había un delito de atentado a la autoridad sino de desobediencia, ellos recurrieron (algo inusual) y me pedían cárcel. Durante todo lo que ha durado este proceso, larguísimo, de seis años, se les ha acabado a ellos imputando de oficio por torturas y detención ilegal. ¿Qué es lo que pasa? Que nos ha llegado el escrito de la fiscalía, y piden la absolución para ellos, porque yo no puedo aportar testigos ni pruebas gráficas de que a mí me torturaron en comisaría. Es lo que suele pasar cuando te torturan en comisaría, que no sacas el móvil y no tienes amigos allí para decirles: oye mira lo que me están haciendo. Entonces, voy a ser condenado, intentaran tenerme tranquilo con ello unos cuantos añitos (para que no se ejecute la sentencia) y con ello escarmentar a esta movimiento anarquista y por la vivienda que se ha generado aquí y que creo que les ha molestado por encima de sus posibilidades.

- Kaos Canarias: Este nuevo montaje contra tu persona, se hace público en medio de una dinámica de movilizaciones a favor de la libertad de expresión, que como tu ya has señalado engloban una serie de problemáticas en parte fruto de la pandemia pero, que en buena medida responden a contradicciones que son estructurales e inherentes al propio sistema. ¿Qué opinión de merece este nuevo ciclo? ¿Estamos en una dinámica que cierra el 15M que lleva afectando a varias generaciones?

- Ruymán: A mi me gustaría, que se pudiera reproducir una dinámica como la del 15M pero no repitiendo errores, esa línea roja de un pacifismo mal entendido, en el que se consideraba que era violencia un corte de carreteras y que cuando cargaba la policía se aplaudía a esta, mientras se reprochaba a la gente que aguantaba la carga de pie, pues no me parece que sea una experiencia repetir. Pero todo lo demás, el descontento, el tomar el espacio público, ahora que están difícil con esto del COVID19 y demás, si que me gustaría que se reprodujera, y que se llegue a mantener este descontento como algo mas organizado. El problema es que, creo que falta un programa, un proyecto, de que es lo que queremos, que es lo que reivindicamos, y creo que, y mi opinión en este sentido no es muy popular en la FAGC, que es un problema que personalicemos los problemas represivos en Hasel, Ruyman, el que sea. Esto lo digo porque el personalismo opaca todo lo demás, aquí la gente no esta protestando por uno o por otro, lo hace porque hay una miseria crónica y cronificada, y porque sobran los motivos para salir a la calle a protestar. El problema es que, cuando se centra todo en una sola persona y se focaliza, si mañana indultan a Hasel ¿ya no hay motivo para el descontento, nos volvemos a casa? ¿si mañana a mi me absuelven (que no pasará) ya no hay motivos para seguir reivindicando? Hay motivos, aquí sigue habiendo un código penal que penaliza la blasfemia, sigue habiendo un código penal que estipula que es delito injuriar al rey, la corona, las comunidades autónomas. Si yo aquí digo, "me cago en la Rioja", con todo el cariño para la gente de la Rioja, un señor puede denunciarme y un juez me preguntará: ¿Usted dijo en una entrevista a KaosenlaRed que se caga en tal Comunidad Autónoma? Es decir, así de disparatado es este sistema.

Kaos Canarias: Has comentado que la realidad isleña en muchos puntos difiere de la del resto del estado español. La crisis migratoria, el racismo institucional que ha llegado hasta los barrios y esta calando ahí, o la cuestión del paro que parece que es casi otro endemismo protegido, al igual que la precariedad laboral, los abusos patronales, el problema de la vivienda, etcétera. ¿Crees que existe la posibilidad de que las manifestaciones que hemos visto en la península lleguen a Canarias? ¿O quizás aún esta pendiente de iniciarse ese nuevo ciclo que estábamos comentando, mas de carácter isleño, que responda a estas problemáticas, u a otras que no han surgido durante la entrevista?

- Ruymán: Yo creo que es posible y deseable, no se si pasará. La cuestión es esa, no focalizar en casos concretos, en Canarias tenemos unas circunstancias muy características y muy específicas. Somos el territorio de la Europa política mas pobre, tenemos una población completamente educada y criada en que esto no es África, y apenas sabemos lo que pasa en un continente que está a noventa y cinco kilómetros, y sin embargo cualquier cuita que pase en Europa si que estamos completamente informados. Vivimos de espalda a nuestra realidad, y eso nos hace sentirnos europeos de segunda, cuando aquí hay unas condiciones económicas y sociales devastadoras. Es decir, los barrios medios de Canarias están hundidos en una circunstancia mucho mas empobrecida que a lo mejor esos grandes pozos de pobreza que puede haber en muchos territorios de la península. Esta es nuestra realidad, y hay motivos para salir a la calle, cuando se habla del incremento de los niveles de desempleo o el paro juvenil que hay en en el estado español, aquí son los normales. Esa realidad de que aquí estamos pagando el metro cuadrado de alquiler a diez euros, o incluso a quince ¿cómo vas a pagar esto cuantos tienes unos ingresos de cuatrocientos treinta euros? Esto es lo que la gente tiene de subsidio. De esto no se habla, tenemos una población que se sabe que tiene criterios objetivos para prenderle fuego a la ciudad, y la forma que ha tenido el sistema para prevenir que eso no pase es, mantener el cordón umbilical de los subsidios, porque sin esto no habría forma de mantener la paz social. Tenemos una población, en barrios que llegan hasta el setenta por ciento de desempleo, que se supone viven de esos subsidios, no es así, lo hacen de la economía en B, de la economía sumergida. Esto con el COVID-19 ha sido un golpe tremendo para la economía de las familias, el problema es ese, englobarlo todo en una campaña mas grande, y no verlo todo de manera aislada. Es cierto, aquí hay un problema de libertad de expresión, un código penal obsoleto, pero también hay que salir a la calle a eliminar la ley de extranjería, porque si no somos cómplices de esa violencia, aquí hay que salir a la calle porque hay cuatro aristócratas que son dueños de la tierra y que lo lleva siendo casi desde la conquista, aquí hay que salir a la calle porque basta ya de que la tierra le pertenezca al lobby hotelero, aquí hay que salir porque hay barrios populares (como el Polígono de San Cristóbal) que están siendo gentrificados por la vivienda vacacional, y al final a los pobres nos acabarán tirando al mar. El problema, y esto lo tiene que saber muy bien la población canaria, no lo tenemos entre nuestros vecinos, entre las personas migrantes que vienen mas jodidas que nosotras, lo tenemos arriba. Es una clase parasitaria, es un lobby hotelero que controla las políticas de los gobiernos a su antojo, y en un capitalismo financiero representado por unos fondos buitres, que ya han desembarcado en las Islas, y están reteniendo en Canarias ciento treinta y ocho mil casas vacías para subir el precio del mercado. Si no hay razones para salir aquí, no los hay en ningún sitio.

- Kaos Canarias: ¿Consideras que este proceso que estas enfrentando responde a algún tipo de cuíta o revanchismo que puedan tener determinados poderes locales contra tí, precisamente por esa labor activista? ¿Crees que estamos a las puertas de una nueva oleada represiva, si quizas esto empieza con compañeros que se han significado por distintas razones, pero que la mar de fondo trae precisamente nuevos procesos orientados a mantener la mal llamada paz social?

- Ruymán: Totalmente. Aquí se establecen las leyes de seguridad ciudadana a partir del 15M, hay una necesidad de que la gente sepa desobedecer es un delito. Desaparecieron las faltas, leves o graves, los delitos se pagan con penas de cárcel mucho mas elevadas, a mí por suerte me cogió antes de que se aplicara ley mordaza, porque si no sería una pena mucho mayor. Todo esto es porque, cada vez que hay un descontento social, el gobierno reacciona como reacciona, recrudeciendo la represión para que la gente se asuste y no vaya a la calle. De todas maneras creo que quizás lo hacen de una forma muy torpe, porque si una persona se da cuenta de que le pueden caer seis mil euros de multa por no hacer nada, que puedo ir a la cárcel por no hacer nada, a lo mejor se plantea: ya que voy a pringar por no hacer nada voy a hacer algo. La represión esta siendo muy torpe, y esta provocando lo que pasa en las calles. Precisamente cuando digo, de no focalizarlo en personas, haber sí el poder es estúpido y tiene una mentalidad cuadrada que le ha permitido funcionar durante mucho tiempo, piensa por eso cree que todos los movimientos dependen de líderes. El movimiento en Gran Canaria no tiene líder, un portavoz se pone malo y surgen dos, surgen tres, durante mucho tiempo si nos ha pasado que había un miedo a dar la cara, y recaía en mí la portavocía, simple y llanamente porque ya me ves que me gusta mover el pico, pero esto ya no es así, no soy imprescindible. La idea de que cargando contra mi acababan con el movimiento era una idea absurda, pero explica porque han hecho esto, y que hay una escalada de represión, pues sí totalmente. No es casual que hayan detenido a los ocho compañeros en Catalunya con ese nuevo ese caso absurdo de los mecheros "bic". Sobre esto, se está poniendo sobre la mesa que una prueba indiciaria de delito es que los ocho compañeros tienen un mismo tipo de mechero, eso es algo que escribe un jurista y luego lo publica un periódico. Después los dos compañeros en Granada por manifestarse a favor de la libertad de Pablo Hasel, cinco compañeros en Euskal Herria, de los que no se está hablando tanto como de otros casos, y sobre esto me voy a detener. A mí me duele que se establezcan jerarquías entre los detenidos, que unos tengamos la oportunidad de hablar sobre nuestra situación y otros de los que no se sepa ni el nombre y estén sintiéndose solo o abandonados en prisión, esto nos afecta a todos. Que puede pasar que mañana a mi me empuran, por la infundada patada a ese hombre y mañana te empuran a ti por entrevistarme, y pasado a no se quién por haber difundido esta entrevista y el otro a...esto es así, es una cadena. Cualquier que tenga una mentalidad disidente, van a ir a por él, ¿cuál es el problema? Que están cargando contra los anarquistas, como ha pasado históricamente, porque aparte de que tenemos un discurso que si cala entre la población puede radicalizarla, hay otro problema y es que tenemos muy poco apoyo social. Esto es así, a parte de la leyenda negra, no hay mas que ver como por los ocho compañeros detenidos en Catalunya no ha habido movilizaciones como las que hemos visto, por los de Granada tampoco ha pasado esa dinámica, saben que golpeándonos a nosotros no va a haber esa protesta social. Cuanto tu ves a alguien por echar un chorro de alcohol en una furgona le pueden caer ocho o diez años la gente se reocge mucho, le da miedo, el estado por muchas torpezas que cometa esta leyendo la situación: Vamos a cargar contra el sector mas pobre y desfavorecido, que en este caso son los anarquistas, y con eso vamos a mandarle un mensaje al resto de la disidencia política o la gente que esta cabreada: Si salen a la calle les va a pasar esto.

- Kaos Canarias: Hace unas semanas que empezamos a ver la campaña que se está desplegando de solidaridad entorno a tú caso ¿Consideras que existe un entorno de apoyo capaz de asumir este tipo de problemáticas en Gran Canaria? Digamos, la gestión de la represión por parte de las compañeras. ¿Y a nivel internacional? Quiero decir, cómo vamos en convertir en realidad ese eslogan clásico, libertario que expresa que la solidaridad no debe ser solo palabra escrita.

- Ruymán: Es una muy buena pregunta. El problema aquí es que las luchas antirepresivas absorben todos los recursos y fuerzas en una única causa, son batallas que inicia el estado sabiendo que son procesos de desgaste. Una persona es detenida, otra sale a la calle a manifestarse en apoyo y también la detienen, y así van sumando a este círculo vicioso que arrastra pagar abogados, multas y que arrastra gente que acaba siendo privada de su libertad incluso. Al final el frente antirepresivo desgasta mucho, y por eso nos quieren meter en esa dinámica. Yo sin embargo soy muy optimistas, estoy viendo a las compañeras del sindicato y de la FAGC, empapelando la Isla, es algo que me emociona mucho, estoy viendo pintadas en Barcelona, en catalá pidiendo mi libertad, me emociono fácilmente la verdad, compañeros de Alemania, compañeros difundiéndolo en ingles y dándole curso en todo el mundo. Creo que no somos el movimiento de masas que éramos a lo mejor hace ochenta años, pero, la mejor gente que yo he conocido sí que está en el movimiento anarquista, y si que son de los que se llaman así mismos anarquistas y están dándolo todo para que una compañera no se sienta sola, y están dándolo todo. No podemos ser ingenuos, y pensar que la solidaridad vaya a parar los golpes, pero si hace que nos sintamos mucho mejor a la hora de recibirlos. Yo hoy por hoy me siento muy orgulloso del movimiento, del estado español y del internacional, si pueden hacer todo esto como un matado como yo, esta claro que por cualquier harán lo mismo si la represión se recrudece aquí en las Islas.

- Kaos Canarias: Llegamos al final de la entrevista, y precisamente porque esperamos que esa solidaridad se siga extendiendo, te lanzamos la última pregunta ¿Cómo pueden otras compañeras solidarizarse contigo, o incluso saber de otras compañeras que estén pasando por un proceso similar y también necesiten de ese cuidado y de ese apoyo mutuo que tantas veces es necesario?

- Ruyman: Ahora mismo lo que mas necesitamos es voz, sobre todo difundir. Hay muchas compañeras que se han puesto en contacto con nosotras para saber si hace falta dinero, ya los gastos judiciales están cubiertos, sabíamos lo que íbamos a enfrentar y por suerte ese aspecto esta cubierto. Si que necesitamos esa voz, que la gente se implique, y que la gente haga suya no esta causa concreta sino la de la represión en general, y que se movilicen, que se mueven. Necesitamos que todo el que esté indignado por esto que me van a hacer mí y que se diga a sí mismo: joder que cabrona que es esta gente y qué puedo hacer. Pues afíliate al Sindicato de Inquilinos de Gran Canaria, aunque no tengas un problema de vivienda, nos puedes ayudar mucho si coges miras la web del sindicato, ves el teléfono y llama y dices quiero unirme. Lo mismo con la FAGC, no tenemos un teléfono público (no vamos a ponérselo tan fácil al Ministerio de Interior), pero si que nos pueden encontrar a través del Sindicato. La mejor medicina que hay contra la represión es militar, es unirse a los colectivos que están siendo golpeados y demostrarle al sistema que eso que están haciendo es patético, que meter a meter una persona en la cárcel no va a acabar, con el hambre, con el paro, con la necesidad, que aunque encerraran a una persona cien años la miseria va a seguir en este suelo. Nada de eso va a acabar con esta situación que estamos viviendo. Hay una frase que a mi me gusta mucho, porque es profundamente real: La ley es fuerte, pero mucho mas fuerte es la necesidad, y esa necesidad no se cierra ni con barrotes, ni con palos, ni con porras, ni con torturas, ni con ostias, esa necesidad única y exclusivamente se puede saciar luchando en la calle hasta conseguir cambiar las condiciones de vida que tenemos.

Entrevista realizada por Miguel Delgado para Kaos Canarias

http://alasbarricadas.org/noticias/node/45563
_______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
De, Por y Para Anarquistas
Para enviar artculos en castellano escribir a: A-infos-ca@ainfos.ca
Para suscribirse/desuscribirse: http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
Archivo: http://www.ainfos.ca/ca
A-Infos Information Center