A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Trk�_ The.Supplement

The First Few Lines of The Last 10 posts in:
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Trk�
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007 | of 2008 | of 2009

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) [Bolivia] Pronunciamiento O.A.R.S. frente a la Conferencia Mundial sobre el Cambio Climatico (Cochabamba)

Date Sun, 4 Jul 2010 08:49:31 +0200


Se convocó a miles de pueblos del mundo. Todos estaban a la expectativa. Luego del
rotundo fracaso de Copenhague, se creía que en Bolivia, un país "de tantos cambios",
se podría llegar a un acuerdo factible para salvar al mundo de la contaminación.
Ante la insistencia del gobierno boliviano, la Conferencia Mundial de los Pueblos
sobre Cambio Climático y Defensa de los Derechos de la Madre Tierra se llevo a cabo
en la ciudad de Cochabamba, ubicada en el centro de Bolivia. Gracias a este hecho el
gobierno del M.A.S. y Evo Morales toman protagonismo a nivel internacional.
Obtener dicho protagonismo siempre fue su intención, ya que de esa forma, el
gobierno del M.A.S. podría establecer nuevos pactos internacionales, y en
consecuencia, podría obtener nuevos ingresos. Dichos ingresos, como en cualquier
país capitalista, solo beneficiarían a la gente ubicada en el gobierno y
perteneciente a las clases privilegiadas de Bolivia, y dichos pactos, como en
cualquier país capitalista, sólo contribuirían a la destrucción del ecosistema
Boliviano y a la profundización de su pobreza.

Se dio inicio a la conferencia con gran control policial y militar. Hubo 18 mesas de
trabajo, pero una fue eliminada del programa, ya que su forma de desarrollarse
atentaba contra los intereses del gobierno. Se realizaron numerosas y variadas
conferencias dictadas por diferentes personalidades mundiales, pero se hizo mayor
publicidad a aquellas conferencias dictadas por personalidades del gobierno como Evo
Morales. El gobierno hizo una descomunal inversión de dinero en la producción y
distribución de propaganda pro-gobierno, inversión que debería haberse hecho en el
cuidado adecuado y comprometido de áreas protegidas, represas de agua, o de la
biodiversidad en general, y no en la producción de afiches, panfletos, revistas,
etc., que lo único que hicieron fue aumentar la cantidad de basura y el nivel de
contaminación ambiental.

Las mesas de trabajo empezaron a funcionar y gente de todo tipo pudo participar de
ellas, sin embargo, claro está, no todas las opiniones fueron "bien aceptadas". El
gobierno utilizó la politiquería durante toda la conferencia para neutralizar
aquellas opiniones que no le convenían a sus intereses. Un ejemplo de ello es el
caso de la mesa 18, mesa que fue eliminada del programa, ya que en ella debían
hablarse temas que podrían dejar al descubierto los crímenes que el mismo gobierno
boliviano, y otros gobiernos latinoamericanos que participaban de la conferencia,
habían cometido y seguían cometiendo contra la misma Madre Tierra que juraban
defender.

Al ser eliminada del programa, la mesa 18 fue recuperada y organizada por la
CONAMAQ, y se traslado fuera de los predios donde se realizaba la conferencia, lugar
donde continuó desarrollando aquellos temas que dejaban al descubierto los crímenes
y la hipocresía de los gobiernos boliviano, chileno, peruano, ecuatoriano y de otros
muchos países latinoamericanos. Al final, la mesa 18 fue la única que realmente
contribuyó a la construcción de una organización para cuidar y defender a el medio
ambiente, ya que, en ella se desarrollaron y propusieron soluciones que no
dependieran de los gobiernos, y que por tanto, no estuvieran sujetas a los intereses
de quienes los manejan, como por ejemplo, la agroecología, el trabajo comunitario,
la eliminación de latifundios, la expulsión de corporaciones, etc.

Lo que no se dijo:

Como afirmamos anteriormente, durante la conferencia se omitieron muchos temas con
la finalidad de no perjudicar los intereses de los gobiernos. Un tema de los
omitidos fue el problema de la contaminación producida por la industria ganadera,
que actualmente, a nivel mundial, es una de las industrias que causa mayores niveles
de contaminación.
Origina un 18% de los gases invernadero: produciendo el 9% del dióxido de carbono
derivado de las actividades humanas, el 37% de toda la producción de metano, un 64%
de amoníaco, gas que contribuye a la acidificación de la lluvia, y un 65% de óxido
nitroso. También provoca la deterioración de la tierra y la vuelve infértil: cuando
los rebaños se movilizan sobre la tierra, la erosionan y compactan, es decir, la
degradan, y el sobre pastoreo, característica de la industria ganadera, produce un
alto nivel de degradación de la tierra que deja cerca del 20% de los pastizales
inutilizables. Además, causa la polución del agua, y la eutrofización y degeneración
de los arrecifes de coral, ya que contribuye a la producción de elementos altamente
contaminantes para el agua, como lo son: la orina y estiércol de los animales, los
antibióticos y hormonas que se les dan a estos, los fertilizantes y pesticidas que
se usan para pulverizar los campos de cultivo y los químicos que se utilizan para
teñir el cuero, tales como el Cromo 3. A su vez, y en consecuencia todo lo
anteriormente dicho, provoca problemas que afectan, directa o indirectamente, la
salud de los humanos, y que pueden llegar a originar graves y variadas enfermedades.

Hoy en día, la producción mundial de carne se estima en 229 millones de toneladas.
De seguir el ritmo de consumo actual, esta cifra se verá duplicada a 465 millones en
2050, mientras que los lácteos subirán de los 580 millones de toneladas a los 1043
millones en el mismo lapso. Debido a la costumbre de comer carne, y a que la
ideología dominante nos impide buscar una alternativa alimenticia más sana y menos
perjudicial para nuestro medio, la industria ganadera crece más cada día, y cada
día, aumenta más el calentamiento global y el nivel de deterioro y contaminación de
la tierra y el agua, por tanto, también, la cantidad de enfermedades que lo humanos
podríamos llegar a padecer.

Existe una opción más sana y menos perjudicial para nuestro medio que el consumo de
carne de origen animal: el consumo de carne de soya. Sin embargo, el que se
constituya, o no, como una opción más sana y menos perjudicial, depende de cómo y
quién maneje su producción. Cuando la producción es manejada por empresas
multinacionales y/o entes gubernamentales, la soya es alterada de forma transgénica
y se utilizan fuertes pesticidas para su cultivo, que al igual que en la producción
de carne de origen animal, causan un gran deterioro de la tierra que termina
volviéndola infértil.

Como organización consideramos que estos problemas son muy importantes, y que
deberían haberse considerado prioritarios durante la conferencia, ya que si hubieran
sido considerados importantes y prioritarios, hubiera sido posible desarrollar
soluciones para ellos que contribuyeran a suplir la falta de alimento en países
subdesarrollados, a fomentar el ahorro de agua, a reducir significativamente la
cantidad de basura, y a favorecer la disminución del calentamiento global.
Sin embargo, a pesar de nuestras intenciones, sabemos que hubiera sido casi
imposible que la problemática de la industria ganadera fuera considerada importante
y prioritaria durante la conferencia, ya que, actualmente, dicha industria
representa una gran cantidad de ingresos para los empresarios del oriente de Bolivia
y para muchos otros empresarios a lo largo del mundo, por tanto, ningún gobierno, ni
siquiera el boliviano, se hubiera atrevido a poner en cuestión su legitimidad, y a
de ese modo, arriesgar sus relaciones con aquellos entes a los cuales sirve.
Bolivia y sus contradicciones

Siempre habrá contradicciones en aquello que proponen gobiernos y discursean
presidentes. Morales y el gobierno del M.A.S. no constituyen una excepción a esta
regla.

Bolivia es un país que siempre ha dependido de la industria y la exportación, por
tanto, todas sus políticas de desarrollo han estado basadas en estos ejes, y en
consecuencia, a través del tiempo, se han producido altos niveles de contaminación.
A su vez, este país ha sido sede de mega proyectos como el Mutún (yacimiento de
hierro) y las hidroeléctricas, hecho que ha significado la alteración y destrucción
de numerosos y variados ecosistemas del país, y que de esa forma, ha contribuido a
la desaparición de gran parte de las comunidades que dependían de aquellos
ecosistemas.

Actualmente, en la Amazonía, se están edificando represas y construyendo numerosos
caminos, tal es el caso de las zonas de Villa Tunari y San Ignacio de Moxos. Estas
acciones provocarán una grave alteración en el ecosistema de la zona, y
eventualmente, terminarán destruyendo dichos lugares, lo que a su vez, significará
la destrucción de las comunidades indígenas que viven en él. Dichas comunidades no
tendrán otra opción que migrar o desaparecer, hecho que se constituye como un obvio
atentado a sus derechos naturales, pero que, sin embargo, de forma hipócrita, el
gobierno boliviano ha intentado compensar ofreciendo tratos mezquinos y condiciones
de vida miserables.
Morales y el gobierno del M.A.S. afirman que a través de sus políticas pretenden
cuidar y defender a la Madre Tierra, pero a su vez, permiten que el país sea
invadido por mega proyectos que destruyen su ecosistema y afirman que el país debe
industrializarse cada vez más para dejar de ser "subdesarrollado". Estas dos
afirmaciones que se contradicen claramente, ya que la industrialización causaría
niveles aún mayores de contaminación, y haría que toda la riqueza natural y
ecológica que posee Bolivia desapareciera. Es decir, el gobierno del M.A.S. promete
una cosa, pero hace otra.

En base a estos hechos, como organización, llegamos a la conclusión, de que el
cambio que necesita la naturaleza no puede venir de gobiernos que no atientan contra
el capitalismo, ya que el capitalismo es el principal destructor de la naturaleza, y
si no se le ataca, jamás se podrá contribuir al cambio que dicha naturaleza
necesita. Y como hemos visto, ningún gobierno, ni si quiera el boliviano, está
dispuesto a atacar al capitalismo, porque sí así lo hiciera, atentaría contra sus
propios principios e intereses. Es decir, no se puede atacar al capitalismo si
pertenece a él y se le necesita para subsistir.

Un cambio profundo solo llegará gracias a nosotros, los explotados y explotadas, si
somos capaces de reapropiarnos de la sabiduría y las enseñanzas de nuestros
ancestros, para de esa forma, organizarnos y desarrollar propuestas que puedan
generar los cambios que la Tierra necesita. Por último, consideramos que recuperando
las experiencias de trabajo comunitario que han sido desarrolladas en todos los
continentes durante miles de años podríamos dar un buen primer paso en la generación
de dichas transformaciones y en la construcción de formas de vida más sanas y
beneficiosas para nuestro entorno.


Organización Anarquista por la Revolución Social

"Contra la Institucionalización de la Revolución...
¡Pueblo Consciente, Combativo y Auto-Organizado!"
Chuquiago Marka-La Paz-Bolivia, Mayo 2010.

http://www.oarsbolivia.blogspot.com
_______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
De, Por y Para Anarquistas
Para enviar artículos en castellano escribir a: A-infos-ca@ainfos.ca
Para suscribirse/desuscribirse: http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
Archivo: http://www.ainfos.ca/ca


A-Infos Information Center