A - I n f o s

a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **
Noticias en todos los idiomas
Ultimos 40 correos (Portada) Correos de las últimas dos semana Nuestros archivos de correos viejos

Los últimos cien correos, por idiomas
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ _ Italiano_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement

Primeras Líneas de los últimos Diez Correos
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe


Primeras líneas de todos los correos de las últimas 24 horas

Links to indexes of first few lines of all posts of last 30 days | of last months of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007 | of 2008 | of 2009 | of 2010 | of 2011 | of 2012 | of 2013 | of 2014 | of 2015 | of 2016 | of 2017 | of 2018 | of 2019 | of 2020

(ca) alas barricadas: ¡Ay Pastora!, ¡cuanto te echamos de menos!

Date Tue, 28 Jul 2020 09:08:52 +0300


Hace ahora poco más de un año se fue una persona muy grande. La más grande. Pastora, madre biológica de Xosé Tarrío y adoptiva de todo el movimiento anticarcelario gallego (y del mundo entero) nos dejó huérfanos a todxs. Incombustible luchadora de personalidad arrolladora, libertaria por intuición y rebelde por vocación, oradora incansable, la desaparición de esta grandiosa mujer de verborrea incontenible y corazón tan grande como apasionado, deja en Galicia (y el mundo) una ausencia imposible de remplazar. Con ella calló uno de los pilares en los que se cimentaba todo el movimiento antirrepresivo de estas verdes tierras galaicas. Su fuerza, su empuje y su pasión marcaron de forma indeleble a más de una generación. Su sonrisa, inmensa, profunda y sincera fue como un bálsamo en los momentos difíciles. Sus carcajadas, cristalinas y espontáneas, no solo pusieron música alegre a nuestra lucha libertaria, sino que hicieron temblar los muros de los centros penitenciarios.

Nosotrxs la conocimos hace más de dos décadas, cuando su hijo Xosé Tarrío aún no había salido del talego y apenas acababa de sacar su libro de irreductibles vivencias carcelarias. Por aquellos entonces ella militaba, junto a Pepita (otro referente irrepetible), en un colectivo llamado "Nais en Loita", asiduo de protestas y manifestaciones. Al poco comenzamos a realizar las marchas a la prisión de Teixeiro, en las que pronto se convertiría en un personaje imprescindible: muchas veces férreamente agarrada al megáfono o disparando atronadoras ráfagas de incendiarios discursos desde la megafonía del coche. Por aquellos tiempos fue cuando empezó a llamarnos "os meus rapaces", apelativo que nunca perderíamos, ni aun cuando hace tiempo que peinamos canas. Y es que aquellas ovejas negras parece que poco a poco nos estamos volviendo grises. Cosas de la vida.

Después fue cuando Xosé salió de la cárcel. No me extenderé mucho al respecto, ya lo he hecho en otras ocasiones, pero baste decir que a todxs nos quedó un sabor amargo en la boca cuando finalmente murió. Tras quince años encerrado no supo adaptarse a la vida fuera. Y los de afuera no supimos comprenderlo ni ayudarlo (si acaso no lo empeoramos todo). Volvió a la droga, volvió a la cárcel y finalmente el monstruo inhumano devorador de carne y sueños terminó por asesinarlo. Si para nosotros aquello fue un palazo, para Pastora sería un puñal de hielo atravesado en su gigantesco corazón que la acompañaría hasta el último día de su vida. Afortunadamente supo convertir su dolor en rabia y arremetió con la fuerza de un vendaval contra la institución asesina que tan cruelmente le había arrebatado al querido fruto de sus entrañas. La lucha contra las prisiones se convertiría a partir de ese momento en su único y apasionado leitmotiv, en la razón misma de su existencia. Hubo un tiempo en que creí que aquella lucha no le venía bien, que le hacía daño: que la rememoración constante de su drama existencial en charlas y tertulias, en protestas y manifestaciones, no la dejaba reponerse; que le impedía supéralo. Pero en cuanto se alejaba de todo ese mundo, de nuestro mundo, le faltaba algo, no estaba completa. La lucha se convirtió en una parte de la vida de aquella mujer incansable. Al fin y al cabo ella luchó desde el día que nació y no dejaría de hacerlo hasta el día de su muerte. Ya hace un año.

De procedencia humilde, rebelde por naturaleza, supo convertir su dolor en martillo y en bandera. Hizo del ataque al sistema carcelario el motivo de su existencia. Irradiando fuerza y humanidad, nadie como ella consiguió transmitir el revulsivo ante el abuso y la autoridad. Fue el mejor altavoz de lxs enterradxs vivxs, lxs presxs, silenciadxs por la injusticia estructural del capitalismo despiadado. Su discurso potente y apasionado consiguió derribar los muros de impunidad para iluminar una y otra vez a las nuevas generaciones de luchadorxs libertarixs. La madre coraje, el referente definitivo ante la crueldad de la institución del encierro... Pero además, para sus amigxs, fue una compañera de corazón de oro. Nos quería, nos defendía y nos regañaba como lo que era: nuestra madre en la lucha.

¡Ay Patora! No sabes lo huérfanxs que nos dejaste. En este año fatídico lleno de muertes y desgracias la tuya fue una pérdida irreparable. Eras un roble, una montaña, una roca grande y firme bajo la que cobijarse. Eras a la vez un bálsamo para tus amigxs y el irredento flagelo de quienes abusaban de la autoridad. Ha sido irte tú y todo parece haberse desmoronado; como si fueras la argamasa que unía nuestro pequeño desafío contestatario. Como si contigo se hubiesen marchado la cordura y el entendimiento de lxs libertarixs autónomxs gallegxs. ¡Ay Pastora cuanto te echamos de menos!

Ya jamás será lo mismo la lucha anti-carcelaria en Galicia y el mundo entero. Se hundió uno de los más firmes pilares que sostenían nuestros sueños. Ahora tus restos descansan junto a los de Xosé, entre el océano bravo y el verdor salvaje de nuestra Galicia mariñeira. Tu recuerdo continuará latiendo en los corazones de lxs que te conocimos, pero tu espíritu ingobernable vivirá por siempre en la lucha eterna contra la injusticia y la opresión. ¡Ay Pastora... cuanto te echaremos de menos!

Un dos teus rapaces

http://alasbarricadas.org/noticias/node/44225
_______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
De, Por y Para Anarquistas
Para enviar artculos en castellano escribir a: A-infos-ca@ainfos.ca
Para suscribirse/desuscribirse: http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
Archivo: http://www.ainfos.ca/ca