A - I n f o s

a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **
Noticias en todos los idiomas
Ultimos 40 correos (Portada) Correos de las últimas dos semana Nuestros archivos de correos viejos

Los últimos cien correos, por idiomas
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ _ Italiano_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement

Primeras Líneas de los últimos Diez Correos
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe


Primeras líneas de todos los correos de las últimas 24 horas

Links to indexes of first few lines of all posts of last 30 days | of last months of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007 | of 2008 | of 2009 | of 2010 | of 2011 | of 2012 | of 2013 | of 2014 | of 2015 | of 2016 | of 2017 | of 2018

(ca) anarkismo.net: Venezuela Y Otra Intenta De Invasión Del Imperio. Brasil: Milicos en la calle by FAU - Federación Anarquista Uruguay (en)

Date Sun, 15 Apr 2018 08:15:38 +0300


FAU nota traducida al portugués. La situación de desabastecimiento se vuelve cada vez más compleja en Venezuela. Los grandes conglomerados de la alimentación (como la Polar), junto a diversas entidades financiadas por los organismos colaterales de la CIA (como está bien documentado en varios estudios y artículos), provocan la escasez de productos básicos con el objetivo de "desestabilizar" la situación social y generar las condiciones para colocar un gobierno afinado con los intereses de EEUU y de la derecha fascista venezolana. Después de las últimas elecciones, la propia derecha nucleada en el MUD (Mesa de la Unidad Democrática, coalición de partidos políticos de Venezuela que hacen oposición a la Revolución Bolivariana del PSUV - Partido Socialista Unido de Venezuela) se fue dividiendo, y parte de ella aceptó el resultado electoral. La parte más obstinada del MUD mantiene el plan de desestabilización proyectado por la CIA, muy similar al empleado para dar el golpe de Estado en Chile en 1973.

En las últimas semanas, Rex Tillerson, el ahora ex secretario del Departamento de Estado de Estados Unidos y empresario petrolero vinculado a Exxon, amigo de Vladimir Putin, estuvo en viaje por varios países de América del Sur, incluyendo Argentina, Perú y Colombia, a propósito de ajustar el cerco a Venezuela. Logró el compromiso de los gobiernos de esos países, especialmente de Perú, de impedir la participación de Venezuela en la VIII Cumbre de las Américas, los días 13 y 14 de abril. El Perú (país anfitrión) no invitó al gobierno venezolano y eso generó tensiones en toda la región andina. Varios países del área exigen que las elecciones en Venezuela se aplazan, pero ninguna ha sido tan activa en rechazar el golpe de Temer, por ejemplo. A ese grupo de países se suma ahora a Uruguay, haciendo las tareas del imperio, colocándose totalmente bajo su ala. Es el fin de la política "más independiente" respecto a los Estados Unidos que se había sugerido en el período anterior. Vázquez y Nín Novoa tienen línea directa con Washington y Almagro.
Por otro lado, maniobras e intentos de implantar fuerzas paramilitares en territorio venezolano fueron denunciadas. Parece que el plan es invadir Venezuela con las dramáticas consecuencias sociales que eso tendría. Estados Unidos está volviendo a tener el control de su "patio trasero" y no toleran a ningún gobierno que no siga su partitura. Incluso el gobierno sandinista de Nicaragua suspendió las exportaciones a Venezuela debido a las presiones de EEUU.

Volvemos a ver nuevamente los "golpes suaves" o "parlamentarios" de Paraguay y Brasil, un intento de aumentar la presencia militar en la región, a fin de mantener controladas las áreas de interés directo de EEUU, como Venezuela, una de las mayores reservas de petróleo del mundo. Sobre todo, después del fracaso resonante de las aventuras imperiales en Oriente Medio.

Son tiempos más complejos para los pueblos del continente. El imperio camina y ajusta los pasos, no quiere perder terreno y quiere un control efectivo y fuerte de las poblaciones y territorios. Tiene sus aliados y ellos juegan pesado también. En Brasil, la intervención federal en el Estado de Río de Janeiro es un laboratorio de lo que vendrá a todo el país, con una fuerte militarización de la vida social, donde lo único que el Estado se propone a proporcionar a los pobres es la represión. El asesinato de Marielle Franco, concejal del PSOL y que investigaba la intervención federal en Río, así como había denunciado varias veces la represión y la acción policial en las favelas, es una prueba clara del estado de militarización que está siendo impuesto en Brasil, para arrasar los derechos de los que están abajo e imponer un modelo neoliberal puro y duro.

Son tiempos donde avanza todo lo que es reaccionario. Pero en estos tiempos también avanza la lucha popular y propuestas de una sociedad diferente como aquella que proclama el anarquismo y se propagan en la militancia cotidiana. Nuestros compañeros de la Coordinadora Anarquista Brasileña (CAB) vienen desarrollando una importante militancia y, por lo tanto, el Estado también tiene como objetivo el anarquismo como un "factor preocupante" para sus intereses y los del capital.

Otra etapa se abre en América Latina. En Uruguay, todo sucede un poco más despacio, pero esos vientos están llegando. Son tiempos complejos; tiempos en que debemos enfrentar la derecha en la calle, en los lugares de trabajo y estudio, en el campo, en todos los lugares donde está en juego la construcción de una sociedad diferente. Se van tensando la cuerda ... Debemos también tensar la organización popular en todos los niveles, porque estos tiempos exigen aumentar los niveles de lucha y organización.

¡POR LA CONSTRUCCIÓN DE UN PUEBLO FUERTE!

¡AVANTANDO LOS QUE LUCHAMOS!

https://www.anarkismo.net/article/30918
_______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
De, Por y Para Anarquistas
Para enviar artculos en castellano escribir a: A-infos-ca@ainfos.ca
Para suscribirse/desuscribirse: http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
Archivo: http://www.ainfos.ca/ca