A - I n f o s

a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **
Noticias en todos los idiomas
Ultimos 40 correos (Portada) Correos de las últimas dos semana Nuestros archivos de correos viejos

Los últimos cien correos, por idiomas
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ _ Italiano_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement

Primeras Líneas de los últimos Diez Correos
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe


Primeras líneas de todos los correos de las últimas 24 horas

Links to indexes of first few lines of all posts of last 30 days | of last months of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007 | of 2008 | of 2009 | of 2010 | of 2011 | of 2012 | of 2013 | of 2014 | of 2015 | of 2016 | of 2017 | of 2018

(ca) lasoli.cnt.cat: [OPINIÓN]EL ANARQUISMO MÁGICO por Iru Moner

Date Mon, 5 Mar 2018 09:16:34 +0200


Algunas veces callo, observo y pienso que algunas personas creen que militar es venir a calentar la silla un par de horas a una asamblea, en un horario que les vaya bien. Hace tiempo que, con algunas compañeras, nos hemos dado cuenta de que la izquierda en general y el movimiento libertario en particular, sufren, bajo nuestro humilde opinión, una grave falta de compromiso personal y una pérdida de objetivos claros, que hacen que mucha gente confunda las formas y los medios con los fines.? ---- Anarquismo Mágico ef. Aquel anarquismo que cree que las cosas se cambian solas, calentando una silla y dando tu opinión dos horas a la semana. ---- No quiero restar importancia al debate oa las reuniones y asambleas como forma organizativa pero, a veces, parece que fuerza compañeras entiende la politización como un mecanismo de defensa emocional ante la crudeza de la realidad capitalista: así, estar en un colectivo asambleario se convierte en una forma de estar en el mundo con dignidad.

NUNCA HABLAMOS SERIAMENTE DE PROBLEMÁTICAS COMUNES, DE ESTRATEGIA Y DE POSIBILIDADES DE VICTORIA.

Esto no es un problema en sí mismo, de hecho, es algo necesario en un mundo donde el capitalismo nos atomiza y aísla. El problema quizá radica en el hecho, más o menos consciente, de no ir más allá y no emplear la organización asamblearia y de base como un mecanismo para la transformación social, para mejorar tu vida y la de tus iguales.

Siempre hablamos de coherencia, de principios y de comodidad en las luchas. Pero nunca hablamos seriamente de problemáticas comunes, de estrategia y de posibilidades de victoria. El tiempo de las "causas perdidas" ya ha pasado, el romanticismo del progresismo solidario ha muerto. La presión del sistema marca su propia agenda y nos obliga a hablar de cómo de hastiadas estamos al "curro", del precio de la vida, del alquiler, de la brecha salarial y de cómo podemos empezar a cambiar nuestras condiciones materiales: no puede que estamos normalizando cambiar de trabajo cada 6 meses, dedicar el 50% del sueldo a pagar el alquiler o vivir en pisos que parecen congeladores, porque no podemos pagarnos un "facturote" de 200 € de luz.

Una estrategia a medio plazo, bajo un previo análisis de coyuntura, nos debería permitir actuar con cierta libertad de maniobra, confianza o delegación, para no tener que estar hablando todo continuamente. Puede que no sea tan necesario tener que evaluar tan frecuentemente el camino que se está llevando a cabo: al fin y al cabo sabemos que para poder ver cambios y pequeños progresos hay que esperar un tiempo y sobre todo picar muuuuy piedra. Tampoco se trata de rehuir del control colectivo y la autocrítica, todo lo contrario: si partimos de la voluntad de sumar el máximo de gente en las luchas, deberíamos tener en cuenta que muchas de nosotros no disponemos de suficiente tiempo para asistir a todas las malditas asambleas. La realidad es que muchas no queremos invertir todo nuestro preciado tiempo en decidir cosas cada semana o observar perplejos como,

No estaremos confundiendo horizontalidad con híper-asamblearismo? La gente "curra", tiene hijos, tiene vida. Podemos estar decidiendo continuamente todo tipo de minucias y tecnicismos en asambleas interminables y poco efectivas? No nos estará faltando un poco de pragmatismo?

Las reuniones deben ser un espacio de decisión y debate, pero también deberían servir para delegar y dividir tareas en base a la confianza del trabajo en común. En teoría, defendemos el asamblearismo porque creemos que es una herramienta de inteligencia colectiva, útil para tomar decisiones tácticas según el ritmo y desarrollo de los acontecimientos. En la práctica, a menudo encontramos que acaban convirtiéndose en espacios de divagación o semi terapia, donde mucha gente suelta su opinión o vivencia personal en un ejercicio autocomplaciente. Es posible que no siempre sea necesario que todas opinamos sobre todo? Es necesario alargar los tiempos de las reuniones hasta horas intempestivas, imposibles de asumir para personas que, por ejemplo, tienen niños, cuidan de sus mayores o trabajan la mañana siguiente? La realidad es que, más de una vez, todo esto nos genera un estadio de confusión y frustración en aquellas militantes que quizás ya no somos tan jóvenes, pero sí seguimos siendo rebeldes. Quizás, mal que nos pese, muchas nos acabamos sintiendo más útiles dedicando aquellas dos horas a escribir artículos para la Soli, a salir a montar parada en medio de la plaza o hacer lo que creemos necesario en ese momento para hacer avanzar el movimiento, sin necesidad de encontrarnos todas. Quizás es hora de recuperar las tertulias laicas y de fortalecer espacios de debate y divagación populares donde poder volcar todas estas inquietudes opinòlogues y, así, dejar de densificar los espacios de decisión? muchas nos acabamos sintiendo más útiles dedicando aquellas dos horas a escribir artículos para la Soli, a salir a montar parada en medio de la plaza o hacer lo que creemos necesario en ese momento para hacer avanzar el movimiento, sin necesidad de encontrarnos todas. Quizás es hora de recuperar las tertulias laicas y de fortalecer espacios de debate y divagación populares donde poder volcar todas estas inquietudes opinòlogues y, así, dejar de densificar los espacios de decisión? muchas nos acabamos sintiendo más útiles dedicando aquellas dos horas a escribir artículos para la Soli, a salir a montar parada en medio de la plaza o hacer lo que creemos necesario en ese momento para hacer avanzar el movimiento, sin necesidad de encontrarnos todas. Quizás es hora de recuperar las tertulias laicas y de fortalecer espacios de debate y divagación populares donde poder volcar todas estas inquietudes opinòlogues y, así, dejar de densificar los espacios de decisión?

Por otra parte -y ya acabo con mi pequeña dosis de bilis-, veo que muchas de aquellas personas que se sienten como peces en el agua del mundo asambleario y practican la "chapa" híper política, desde la superioridad moral y la radicalidad discursiva, son precisamente aquellas que no saben vivir fuera de los espacios militantes: los espacios más populares, fuera del confort activista, no saben explicarse o, simplemente, hablan un lenguaje tan alejado de la realidad social que éste genera desconfianza o rechazo directamente.

A veces, llego a pensar que algunas personas se han creído la parodia que los medios muestran de nosotros, las anarquistas: soñadoras, antisociales, llançabombes. El movimiento libertario, además de ser una forma de ver el mundo y la sociedad, es una herramienta para cambiarlo todo. Pero, para que esta herramienta sea efectiva, debe estar siempre afilada y, más allá de romanticismos, debe ser útil. Y para ello nos necesitamos a todas: cada una haciendo lo que sabe hacer y todas bajo un paraguas de inteligencia y confianza colectiva. Esto es lo que nos hace movimiento.

http://lasoli.cnt.cat/27/02/2018/opinio-lanarquisme-magic/
_______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
De, Por y Para Anarquistas
Para enviar artculos en castellano escribir a: A-infos-ca@ainfos.ca
Para suscribirse/desuscribirse: http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
Archivo: http://www.ainfos.ca/ca