A - I n f o s

a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **
News in all languages
Last 30 posts (Homepage) Last two weeks' posts Our archives of old posts

The last 100 posts, according to language
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Catalan_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement

The First Few Lines of The Last 10 posts in:
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_
First few lines of all posts of last 24 hours

Links to indexes of first few lines of all posts of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007 | of 2008 | of 2009 | of 2010 | of 2011 | of 2012

Syndication Of A-Infos - including RDF - How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups

(ca) A construir un pueblo digno y soberano para luchar por los cambios que Chile necesita

Date Fri, 14 Dec 2012 09:23:30 +0100


Este final de año ha estado marcado por las elecciones municipales,
verdadero termómetro del escenario político. Se confirma un fuerte
desgaste de los partidos que sostienen el actual gobierno gerencial y
la profundización del agotamiento del proyecto de la Concertación,
identificada con el modelo y por tanto incapaz de capitalizar
electoralmente las sacudidas sociales de los últimos tiempos. Estos
resultados componen el escenario institucional concreto de cara a la
carrera presidencial que marcará el 2013.--El gran triunfador de la
jornada fue la abstención, que marcó hitos históricos. Achacar esos
resultados únicamente a la inscripción automática y el voto voluntario
es esconder la cabeza bajo el ala e ignorar la magnitud del rechazo de
un significativo porcentaje del electorado, mezcla de indiferencia,
desconfianza y malestar.

En este 2012 que termina se han seguido manifestando en el plano
social, en el magma que se va agitando subterráneamente, los efectos
del movimiento popular que irrumpió con fuerza el pasado año,
estimulado por la protesta estudiantil, marcando la agenda política y
colocando en el debate amplio, en la calle, temas que durante años
habían estado postergados, relegados exclusivamente a los ámbitos de
izquierda.

Es así que se ha abierto paso la crítica a la concentración y colusión
de los grandes conglomerados empresariales y un amplio cuestionamiento
a la política de los consensos que, lejos de rendir frutos positivos
en términos democratizadores y de bienestar para las mayorías, tuvo
como fruto un deterioro del vínculo social, privatizaciones,
endeudamiento y la conculcación de derechos sociales básicos como la
educación, la salud, la previsión o el derecho a la negociación
colectiva.

Una vez que la conciencia popular constata la profundidad del despojo,
se comienza a plantear el debate sobre las medidas necesarias para
revertirlo y de los recursos que hacen falta para financiar un Chile
con justicia social. Y es ahí donde aparece la injusticia del sistema
tributario y se retoma la histórica reivindicación de la soberanía
sobre nuestros recursos naturales, denunciando su saqueo por grupos
privados e intereses ajenos al pueblo chileno.

Se está operando, con las dificultades propias del caso tras décadas
de apisonadora neoliberal, un lento proceso de repolitización popular,
y se está produciendo con base en esas críticas plenamente legítimas y
pertinentes a los ejes centrales del modelo de acumulación capitalista
en nuestro país.

El descrédito de quienes quieren promover una Concertación 2.0 como
ilusoria alternativa a la derecha se sigue ampliando en el pueblo
movilizado, una muestra de ello, entre tantas otras, ha sido su
reciente derrota en las elecciones de la FECH, donde por el contrario
se ha manifestado el ascenso de LUCHAR, un proyecto independiente de
los partidos de la clase dominante, de creación de fuerza propia y de
unidad de los que luchan, construido a pulso desde la base. Y ese sólo
es un caso entre tantos.

Deberían tomar buena nota de ello quienes siguen insistiendo en
alianzas contra natura que les acercan al gobierno pero les aíslan de
su base social. Hay sobradas razones para desconfiar de la repentina
conversión al credo social de quienes durante 20 años administraron y
profundizaron el sistema excluyente que padecemos y que en muchos
casos se aprovecharon de él para cimentar suculentos negocios a costa
de las grandes mayorías. Sin la menor muestra, hasta el momento, de
propósito de enmienda. Ese camino no nos lleva a ninguna parte. No se
puede subordinar al movimiento popular a ilusorias promesas sin
respaldo, por muy carismático que sea el rostro que las venda.

El auténtico desafío consiste en construir una alternativa política
con la fortaleza y la claridad necesarias para ser el catalizador de
esos cambios de fondo que vienen empujando con fuerza desde abajo. La
crítica está cada vez más clara, hay que seguir ganando en claridad de
las propuestas, construyendo el programa popular a partir de las
necesidades de los sectores postergados, masificando, democratizando y
politizando los espacios sociales siempre respetando sus ritmos y
soberanía. En ese sentido, cobran una gran importancia iniciativas
como la del Congreso por un Nuevo Sindicalismo, a la que en este
número, por su relevancia, le dedicamos un suplemento especial.

Sólo un pueblo fuerte es respetado. Sólo un pueblo fuerte puede
conseguir torcerle la mano a sus explotadores. Sigamos forjando día a
día esa fuerza desde nuestros centros de estudio y de trabajo, desde
nuestras poblaciones, desde todos los espacios en los que estamos
presentes, fortaleciendo lo débil, uniendo lo disperso, abriendo
espacios de encuentro y de unidad de los que luchan. Con la
solidaridad popular como bandera, sigamos construyendo pueblo digno y
soberano.

¡Por el Socialismo y la Libertad!

¡Arriba los que luchan!

¡Venceremos!

Editorial del periódico comunista libertario "Solidaridad", fines de 2012

http://periodico-solidaridad.blogspot.com/
_______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
De, Por y Para Anarquistas
Para enviar artículos en castellano escribir a: A-infos-ca@ainfos.ca
Para suscribirse/desuscribirse: http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
Archivo: http://www.ainfos.ca/ca


A-Infos Information Center