(ca) La Jornada. Clausura

(no name) ((no email))
Mon, 4 Aug 1997 21:13:07 +0100 (WET DST)


A AA AAAA The A-Infos News Service AA AA AA AA INFOSINFOSINFOS http://www.tao.ca/ainfos/ AAAA AAAA AAAAA AAAAA

La Jornada 4 de agosto de 1997 Cumplida, la meta de encontrarnos: organizadores del Intergal=E1ctico=20 Hermann Bellinhausen, enviado, Utrera, Andaluc=EDa, 3 de agosto =A4 Sonaron= las notas saltarinas de una graya (dulzaya en espa=F1ol, o dulcimer) con una melod=EDa catalana. Al abordar el tren que habr=EDa de conducirla de regreso del segundo Encuentro Intercontinental por la Humanidad y contra el Neoliberalismo, la delegaci=F3n del EZLN, formada por los civiles tojolabales Dalia y Felipe, dejaba atr=E1s un fen=F3meno pol=EDtico importante, contradictorio, con sus claroscuros, s=EDmbolos y lecciones. Incontables expresiones de una izquierda mayoritariamente europea, juvenil y lo que se ha dado en llamar ``alternativa'', se congregaron durante una semana en un happening que tambi=E9n fue seminario de estudios, escenario y congreso, escaparate y espejo. La frescura general, por momentos ingenuidad, no impidi=F3 tampoco la presencia de los anquilosamientos y las intolerancias de una izquierda occidental que apenas se repone del fin del Muro y el desmadejamiento de sus paradigmas. La presencia de los zapatistas de Chiapas, con su fuerte carga testimonial, fue a la vez catalizador de todo, y s=F3lo una de las m=FAltiples zonas que= se entrelazaron en el Intergal=E1ctico. De hecho, es por ellos, a causa de los centenares de pueblos mayas que representan, que se congrega esta ensalada de rumbos. Todo ocurre bajo el signo de la solidaridad y el agradecimiento. Sin ese cemento unificador ser=EDa impensable el encuentro de corrientes y organizaciones dis=EDmbolas, incluso antag=F3nicas. Por sorprendente que parezca, un movimiento de campesinos analfabetas en una de las regiones m=E1s rezagadas de la Rep=FAblica Mexicana vino a meter,= a las luchas de resistencia y liberaci=F3n, una gasolina que parec=EDa haberse agotado. De ah=ED que se repitieran en ponencias, recitales, sobremesas y acalorados debates los t=E9rminos ``utop=EDa'', ``esperanza'' y ``futuro''.= El cari=F1o, la admiraci=F3n y el j=FAbilo que despertaron Dalia y Felipe por momentos llegaba a ser sobrecogedor. Una de las zonas menos espectaculares, pero m=E1s expresivas, fue la de los pueblos en resistencia del que, cuando todav=EDa se aceptaba la existencia= de varios mundos, se llam=F3 ``Tercer Mundo''. Ayer, durante una entrevista entre los delegados del EZLN y algunos representantes del norte de Africa, un delegado marroqu=ED dijo: ``Notamos que desde el surgimiento de los zapatistas ha cambiado el mundo. Entramos en una etapa nueva. Se puede luchar. Estamos orgullosos de vernos reflejados en la lucha de los ind=EDgenas mexicanos, como bereberes que somos''. En otra reuni=F3n, con representantes de luchas latinoamericanas, un vocero de los Sin Tierra de Brasil dijo: ``Los zapatistas son una referencia importante para nosotros''. Un salvadore=F1o consider=F3, cr=EDticamente,= los acuerdos de paz en su pa=EDs, que trajeron una cierta pacificaci=F3n, ``pero dispersaron el movimiento social''. A su vez, un ind=EDgena guatemalteco, de la Oficina del Pueblo, consider=F3 que la firma de la paz en su pa=EDs ``fue muy importante, pero muy pobre de contenidos''. El guatemalteco les habl=F3= a los guadalupanos sobre la p=E9rdida de tierras: ``No es f=E1cil luchar donde= la vida no sabemos si vuelve o no vuelve''. Durante esta Babel no s=F3lo de lenguas, sino tambi=E9n de pensamientos y movimientos, tal vez anticipando la dispersi=F3n, se privilegi=F3 el= encuentro mismo, sobre el debate conclusivo. Se escuch=F3 al feminismo europeo, y tambi=E9n se le dej=F3 de escuchar, pues en dos mesas (en Barcelona y= Madrid) la oposici=F3n entre g=E9neros lleg=F3 al extremo de excluir la= participaci=F3n masculina. Adem=E1s qued=F3 claro que la lucha contra el patriarcado es tema predominante en el feminismo europeo. Adem=E1s de las decenas de colectivos de solidaridad, acudieron Refundazione Comunista, de Italia, y las luchas de liberaci=F3n nacional de los pueblos saharahui y kurdo. Comparten dos cosas: su identificaci=F3n con los zapatistas mexicanos y su conciencia urgente contra el neoliberalismo global. Quiz=E1 pueda se=F1alarse una escasa participaci=F3n de una= izquierda org=E1nica y el predominio entre los europeos de los grupos de resistencia focal y acci=F3n directa, y que la b=FAsqueda de redes alternativas= conserve, con desarmante tozudez, una vocaci=F3n marginal que se contrapone a la supuesta intenci=F3n universal del antineoliberalismo. Algunos temas todav=EDa queman: =BFautonom=EDa a ultranza o nuevo= federalismo?, =BFnacionalismo a secas o liberaci=F3n nacional abierta o incluyente? Hubo temas que impusieron, por ejemplo, el tipo de dieta en algunas sedes intergal=E1cticas. En el Camping de Almu=F1=E9car, el ``antiespecismo'', corriente radical contra cualquier empleo mortal o manipulatorio de las especies animales, indujo men=FAs estrictamente vegetarianos, a orillas de= un blanco puerto andaluz rico en frutos del mar. De igual modo, la cr=EDtica de los medios de comunicaci=F3n masiva y la b=FAsqueda de redes alternativas,= no comerciales e independientes, llev=F3 a un desd=E9n hacia la prensa= ``oficial'' o de gran escala que dificult=F3 una mayor difusi=F3n. El Intercontinental ya fue La clausura del Encuentro, la noche del s=E1nado en la finca El Indiano, en C=E1diz, fue breve y corri=F3 a cargo de los organizadores andaluces y los delegados zapatistas. Despu=E9s de una sesi=F3n de sesiones plenarias= agotadora y poco concluyente (como se esperaba), Dalia, entre aplausos que la interrump=EDan, dijo: ``Nuestra lucha de todos ustedes, mujeres y hombres= del mundo, va a triunfar''. Y Felipe: ``Vamos a crear una unidad m=E1s humana, m=E1s fuerte, de agarrarnos la mano. Vamos a formalizar nuestros pasos de lucha en nuestros pa=EDses y en nuestro mundo''. Por =FAltimo, una andaluza llamada Mar=EDa ley=F3 un comunicado de clausura: ``Estamos aprendiendo a= crear nuevas formas de vida y de hacer pol=EDtica''. Dijo que, pese a las diferencias, ``en el cansancio, acribillados por el sol dulce y caliente de estas tierras... nos hemos encontrado''. En la noche, en el vecino pueblo de Puerto Serrano, hubo una rumbosa fiesta de despedida. Una troup=E9e de ni=F1as y j=F3venes bailaoras y cantaoras prendieron con su flamenco y su hermosura gitana el tablao del estadio de futbol. Despu=E9s el rock, y lo que sea, para bailar hasta casi amanecer, cuando la extenuaci=F3n alcanz=F3 por fin a la fauna intergal=E1ctica. Al abandonar esta tarde la estaci=F3n de Utrera, no lejos de Sevilla, la sexta sede del Intergal=E1ctico condujo a bordo cientos de delegados= europeos y mexicanos para atravesar los inacabables campos planos de Andaluc=EDa y La Mancha. Era el =FAltimo cabo del hilo que teji=F3 la red posible, la punta= del nuevo hilo para la pr=F3xima red. Una l=EDnea de fuga y recomienzo. La locomotora apuntaba, tendida, hacia la puesta del sol sobre Castilla, en Aranjuez.

Col.lectiu de Solidaritat amb la Rebel.lio Zapatista

C/ de la Cera, 1 bis

08001 Barcelona

tel: 34-3-4422101 y 3290643

fax: 34-3-3290858

email: ellokal@pangea.org

http://www.pangea.org/encuentro</x-rich>

****** A-Infos News Service ***** News about and of interest to anarchists

Subscribe -> email MAJORDOMO@TAO.CA with the message SUBSCRIBE A-INFOS Info -> http://www.tao.ca/ainfos/ Reproduce -> please include this section