(ca)ACCION URGENTE. MUMIA ABU-JAMAL!

Darrin Wood (dwood@encomix.es)
Mon, 23 Jun 1997 20:11:47 +0200 (MET DST)


A AA AAAA The A-Infos News Service AA AA AA AA INFOSINFOSINFOS http://www.tao.ca/ainfos/ AAAA AAAA AAAAA AAAAA

NUEVO AMANECER PRESS - EUROPA Darrin Wood, Director. dwood@encomix.es

***************************** =20

!!!!!!!!!!!ACCION URGENTE!!!!!!!!!!!!!!!

NECESITAMOS SOLIDARIDAD CON PRESO POLITICO Y EX PANTERA NEGRA CONDENADO A MUERTE: MUMIA ABU-JAMAL

El 26 de junio es la fecha para la ultima vista oral en la lucha de Mumia Abu-Jamal para conseguir un nuevo juicio. Sus amigos y familia cree que puede ser la *ultima* vez que Mumia=20 aparece en los juzgados por mucho tiempo. Es urgente que la gente se=20 movilizan el d=EDa 26 para mostrar su apoyo para Mumia y en contra de la brutal pena de muerte en los Estados Unidos. Todos los dem=E1s apelaciones han sido rechazados y, ahora, su defensa cuenta con neuvas revelaciones=20 de un testigo que presionado por la policia a mentir en contra de Mumia en su primer juicio. Personas de todo el mundo van a Filadelfia para acompa=F1ar Mumia el d=EDa 26 y mostrar su apoyo. Incluso el ex-lider de las Panteras Negras, Geronimo ji-jaga Pratt, quien acaba de salir de la carcel despues de 27=20 a=F1os por crimen que no cometi=F3. Geronimo est=E1 libre, =A1No dejamos= que matan a Mumia y que dicen dentro de 27 a=F1os que fue un "error"! Necesitamos que todo el mundo se pone en contacto con los medios de comunicaci=F3n, que llaman a emisoras de radio, que escriben cartas al=20 director de los periodicos, que presionan a politicos para apoyar Mumia en= =20 conseguir un nuevo juicio. Por favor, envia cartas y declaraciones en=20 castellano a:

Darrin Wood Nuevo Amanecer Press - Europa Fax: (34) 976 39 54 34 correo electronico: dwood@encomix.es

NAP-Europa se compromete a traducir todo y enviarlo todo a los=20 defensores de Mumia en los Estados Unidos. Si escribes en ingles, envia=20 todo a:

INTERNATIONAL CONCERNED FAMILY & FREINDS OF MUMIA ABU-JAMAL Fax: (en EE.UU.) 215 476 7551, o, 203 846 1937 correo electronico: mumia@aol.com

RECUERDA que este es la *ultima oportunidad* antes de que el=20 Tribunal Supremo de Pennsylvania decide si van a otorgar un nuevo juicio a Mumia Abu-Jamal. Thomas Ridge, el gobernador del estado de Pennsylvania, ha afirmado que si el Tribunal Supremo niega la petici=F3n por un nuevo= juicio que va a firmar la orden de ejecuci=F3n contra Mumia. La vida de Mumia est= =E1 en peligro!

=A1Que la red Intergalactico Por la Humanidad y Contra el=20 Neoliberalismo se moviliza!

- Darrin Wood (director, Nuevo Amanecer Press - Europa)

********************************

DESDE LA GALERIA DE LA MUERTE... MUMIA ABU-JAMAL (por Darrin Wood, publicado en EL VIEJO TOPO, septiembre 1996)

En los Estados Unidos m=E1s de 3.000 hombres, mujeres y adolescentes est=E1n a la espera de ser ejecutados por el Gobierno, ya sea en la silla el=E9ctrica, en la c=E1mara de gas o por inyecci=F3n letal. Para hacernos= mejor una idea de lo que esto significa cuantitativamente, pensemos que=20 ejecutando a un preso por d=EDa se tardar=EDa diez a=F1os en matar a todos= los actualmente condenados. Uno de los casos m=E1s controvertidos entre los presos condenados a=20 muerte es el de Mumia Abu-Jamal. Cuando fue detenido en diciembre de 1981, Mumia Abu-Jamal era el presidente de la Asociaci=F3n de Periodistas Negros= de Filadelfia, y una prestigiosa revista de esta ciudad lo hab=EDa destacado= como una de las personas a seguir por su labor period=EDstica en la radio. Sus= =20 reportajes radiof=F3nicos se caracterizaban por su esfuerzo por dar a= conocer los sucesos narrados desde la perspectiva de todos los implicados en los=20 mismos, lo que pronto le valdr=EDa el sobrenombre de "la voz de los sin= voz". Abu-Jamal fue condenado a muerte en junio de 1982 por la muerte de un polic=EDa en la ciudad de Filadelfia en diciembre de 1981. Mumia, que= por aquel entonces ganaba la vida trabajando de noche como taxista, vio en la=20 calle como un polic=EDa golpeaba con una linterna a su hermano. Al salir en defensa de =E9ste, fue asimismo golpeado y, de repente, se produjo un= tiroteo, a resultas del cual result=F3 muerto el polic=EDa y Mumia gravemente herido. Numerosos testigos vieron a una tercera persona alejarse corriendo del= lugar, pero ninguno de ellos "pudo" comparecer a juicio (por presiones) o si lo=20 hizo fue cambiando en contra de Abu-Jamal su testimonio inicial. El objetivo de la acusaci=F3n y del juez Albert Sabo, ayudante durante 16 a=F1os del sherrif de Filadelfia, fue desde un principio hacer cargar a= =20 Mumia Abu-Jamal con la responsibilidad de la muerte del polic=EDa, m=E1s por sus ideas y por su labor period=EDstica que por las pruebas que se ten=EDan= en su contra. Su juicio estuvo plagado de irregularidades y de decisiones controvertidas por parte del juez Albert Sabo, personaje que se ha ganado una triste fama como el juez que m=E1s gente ha condenado a muerte en los=20 EE.UU. S=F3lo dos testigos acusaban a Mumia del hecho, puesto que la mayoria de los testigos hab=EDan descrito en sus declaraciones a alguien= completamente distinto a Mumia como el autor de la muerte del polic=EDa. En mayo de este= a=F1o (1996) una de las testigos contra Abu-Jamal admiti=F3 que minti=F3 durante= el juicio por presiones de la polic=EDa. Mumia vio denegada a =FAltima hora, con el proceso de selecci=F3n del jurado ya en marcha, su petici=F3n de defenderse a s=ED mismo y se vio= obligado a aceptar un abogado novato asignado de oficio y que intent=F3 en varias=20 ocasiones renunciar a la defensa. Tuvo en su contra un jurado de mayor=EDa blanca claramente adverso y apenas si cont=F3 con recursos econ=F3micos, 150 dolares, para fincanciar la defensa (informes de bal=EDstica, de forenses, desplazamiento de los testigos, etc.). Otro aspecto a destacar del juicio fueron los argumentos a los que recurri=F3 el fiscal, el cual, ante la debilidad de las pruebas obtenidas,= se dirigi=F3 al jurado en los siguientes t=E9rminos: "Si deciden absolver al=20 acusado y =E9ste queda en libertad, ni el juez ni yo mismo podremos hacer ya nada en este caso, que quedar=EDa definitivamente cerrado; en cambio, si el= =20 veredicto es de culpabilidad, el reo contar=E1 a=FAn con m=FAltiples= oportunidades de realizar apelaciones que podr=EDan resolver el caso en su favor, con lo= que la decisi=F3n de ustedes no ser=E1 concluyente." Era como decir que, si el jurado albergaba alguna duda sobre la culpabilidad del reo, no deb=EDa tener ning=FAn remordimiento en declararle culpable, puesto que dejaban la puerta abierta a que fueran los tribunales de apelaci=F3n los que tomaran la decisi=F3n definitiva. Otro de los argumentos de que se vali=F3 el fiscal, finalmente, para solicitar la m=E1xima pena, fue el de que en el estado de Pensilvania no se= =20 hab=EDa producido ninguna ejecuci=F3n desde el a=F1o 1962. Por cierto, la= primera ejecuci=F3n desde entonces tendr=EDa lugar en mayo de 1995, cuando estado de Pensilvania puso fin a la vida de Keith Zottlemeyer. Una de las pruebas m=E1s "contundentes" empleadas contra Mumia=20 Abu-Jamal fue la de su pertenencia a los Panteras Negras cuando contaba 16 a=F1os. Desde que se pronunci=F3 la condena en sus contra, Mumia emprendi=F3 una larga y, de momento, infructuosa batalla legal para conseguir la revocaci=F3= n de su condena y la celebraci=F3n de un nuevo juicio. Todas las apelaciones= le han sido denegadas; una de ellas, fundamentada en el hecho de que hab=EDa= sido condenado por sus creencias pol=EDticas, fue rechazada sin explicaci=F3n= alguna en 1990 por el Tribunal Supremo. Y esto a pesar de que este mismo tribunal hab=EDa revocado la condena a muerte de David Dawson, convicto por violaci= =F3n y asesinato en el estado de Delaware, cuya apelaci=F3n guardaba un= paralelismo legal evidente con el caso de Mumia, puesto que durante el juicio hab=EDa=20 salido a relucir que Dawson era miembro de la "Aryan Brotherhood", la=20 Hermandad Aria, una organaizaci=F3n neo-nazi implantada dentro de las= c=E1rceles. Podr=EDamos deducir que ser neo-nazi es eximente suficiente para=20 recibir la ayuda del Tribunal Supremo, pero desde luego no lo es pertenecer a una minor=EDa =E9tnica. Esto no resulta sorprendente en un pa=EDs donde= m=E1s del 40% de los presos que aguardan su ejecuci=F3n son negros, a pesarde que s=F3= lo un 12% de la poblaci=F3n es de origen afroamericano. Aunque la sentencia de muerte contra Abu-Jamal se dict=F3 en 1982, no fue hasta el 1 de junio de 1995 cuando el gobernador de Pensilvania, Thomas Ridge, firm=F3 la orden de ejecuci=F3n por inyecci=F3n letal. El gobernador= fij=F3 la fecha de ejecuci=F3n para el 17 de agosto de ese a=F1o, pero una masiva campa=F1a de solidaridad con Mumia tanto a nivel nacional como internacional consigui=F3 paralizar su puesta en pr=E1ctica y salvarle, de momento, la= vida. La firma de la orden de ejecuci=F3n por parte de Thomas Ridge suscit=F3 una nueva pol=E9mica, puesto que esta firma se produjo unos d=EDas antes de= que los abogados de Mumia presentaran un nuevo recurso el d=EDa 5 de junio,=20 recurso que paralizaba la ejecuci=F3n de la pena y del que el gobernador= hab=EDa tenido noticias por medio de la intervenci=F3n ilegal de la correspondencia= de Mumia con sus abogados. Tal como afirma Rachel Wolkenstein, una de las=20 abogadas que forman el equipo de defensa de Mumia, "la orden ten=EDa la=20 intenci=F3n no s=F3lo de acabar con la vida de Jamal, sino para parar la=20 recusaci=F3n de su condena". Wolkenstein denuncia, adem=E1s, que "el=20 Departamento de Correcciones intercept=F3 comunicaciones entre el Sr.=20 Weinglass (otro de los abogados de Mumia), yo mismo y Jamal, que=20 conten=EDan informaci=F3n detallada, extremadamente confidencial, sobre la= =20 estrategia de la defensa". Todo hace pensar, pues, que el gobernador se=20 quiso adelantar a la defensa con la firma de la ejecuci=F3n para el d=EDa 1= de junio. El estado de Pensilvania fue declarado culpable recientemento por la actuaci=F3n irregular de sus funcionarios de prisiones. El encarcelamiento de Mumia no signific=F3, sin embargo, el final de su actividad period=EDstica de denuncia. Desde la galeria de la muerte continu=F3 con la misma, centr=E1ndose -por motivos obvios- en sacar a la= luz las infrahumanas condiciones de vida en las c=E1rceles estadounidenses y, principalmente, en la galer=EDa de la muerte, y en poner en evidencia el car=E1cter racista del sistema judicial en EEUU, sobre todo por lo que se refiere a la aplicaci=F3n de la pena de muerte. Sus escritos fueron publicados en numerosas revistas y diarios, y tambi=E9n continu=F3 colaborando con diferentes emisoras de radio= independientes y en la red de radios p=FAblicas, donde su programa "En vivo Desde la= galeria de la muerte" pronto tuvo gran audiencia, hasta que las presiones pol=EDtica= s obligaron a la cadena a su suspensi=F3n. La actividad period=EDstica siempre fue una fuente de problemas para Mumia Abu-Jamal, y la que continu=F3 en la c=E1rcel le vali=F3 un sinf=EDn= de represalias. El valor testimonial y el =E9xito de los escritos de Abu-Jamal llevaron a la publicaci=F3n en forma de libro de una selecci=F3n de los= mismos bajo el t=EDtulo "Desde la galer=EDa de la muerte". La propia publicaci=F3n= del libro en primavera del 95 en EEUU le vali=F3 a Mumia un mes en celda de aislamiento (poco antes de la fecha fijada de ejecuci=F3n) por "mantener relaciones profesionales il=EDcitas fuera de la prisi=F3n". Entretanto, el= libro ha sido traducido numerosos idiomas y en el Estado espa=F1ol han sido las editoriales Virus (en Catalu=F1a) y Txalaparta (resto del Estado) las que= han editado este compendio de art=EDculos de Mumia. Casi todos los grandes canales de televisi=F3n y periodicos se hicieron eco de la publicaci=F3n del libro y del caso. Un cr=EDtico de "The Boston Globe" afirm=F3 que en los ensayos de Abu-Jamal "resuena la fuerza moral de la <Carta desde la c=E1rcel de Birmingham> de Martin Luther King, pero con la intensidad pol=EDtica de los escritos de Antonio Gramsci". Por el momento, sus defensores siguen haciendo lo indecible por conseguirle un nuevo juicio. Aunque su ejecuci=F3n fue, finalmente, aplazada el a=F1o pasado, =E9sta no ha sido cancelada. Mumia sigue escribiendo art=EDculos desde sus celda en la galer=EDa= de la muerte, sorteando obst=E1culos, censuras y presiones para impedir la publicaci=F3n de los mismos. Sigue luchando por s=ED mismo y por todos los= dem=E1s a los que da voz en sus escritos, porque tiene muy presente el triste sino de un condenado a muerte: "Esto no es vida, es una pantomima de vida. Todos los dem=E1s en la c=E1rcel tienen una fecha (de libertad)... puede que sean treinta a=F1os, puede que sean veinte, pero ven la luz al final del t=FAnel.= En la galer=EDa de la muerte no se vislumbra una luz al final del t=FAnel. S=F3= lo el exterminio."

RADIO TOPO 50.080=20 APARTADO DE CORREOS 6.032 ZARAGOZA (ESTADO ESPANOL) PHONE NUMBER: +34-976-291398 E-MAIL: 325029@euesz.unizar.es http://www.geocities.com/CapitolHill/2838/topo.html

****** A-Infos News Service ***** News about and of interest to anarchists

Subscribe -> email MAJORDOMO@TAO.CA with the message SUBSCRIBE A-INFOS Info -> http://www.tao.ca/ainfos/ Reproduce -> please include this section