(no subject)

a-infos-request@tao.ca
Sat, 25 Jan 1997 16:31:31 GMT


(EST) From: counter@francenet.fr Received: from [193.149.100.60] (pppA206.francenet.fr [193.149.100.60]) by logatome.micronet.fr (8.7.5/8.7.3) with SMTP id QAA07430; Sat, 25 Jan 1997 16:29:43 +0100 (MET) Date: Sat, 25 Jan 1997 16:29:43 +0100 (MET) X-Sender: counter@mail.francenet.fr Message-Id: <v01510101af0fa64c7a91@[193.149.100.21]> Mime-Version: 1.0 Content-Type: text/plain; charset="iso-8859-1" Content-Transfer-Encoding: quoted-printable X-Mailer: Eudora F1.5.1 To: a-infos@lglobal.com Subject: (ca) Los Sin Papeles de Francia : una lucha ejemplar Sender: a-infos-request@tao.ca Precedence: bulk Reply-To: a-infos-d@tao.ca

A AA AAAA The A-Infos News Service AA AA AA AA INFOSINFOSINFOS http://www.tao.ca/ainfos/ AAAA AAAA AAAAA AAAAA

Los Sin Papeles de Francia : una lucha ejemplar -----------------------------------------------

El pasado mes de noviembre, Gloria Benavides y Javier Elorriaga visitaron =46rancia en representacio'n del FZLN y del EZLN. El objetivo de su visita era de explicar la situacio'n de la lucha zapatista y de ampliar los lazos de solidaridad. En esta gira se produjo un encuentro con los "sin papeles", movimiento de inmigrados en lucha por el reconocimiento de su derecho a vivir y trabajar en Francia. A pesar de su aparente "marginalidad", los sin papeles han desarrollado una lucha ejemplar, organizando a uno de los sectores de la sociedad francesa m=E1s perseguidos y, por lo mismo, mantenidos en el olvido. En estas p=E1ginas presentamos dos textos que nos hablan de la lucha de los sin papeles. El primero es un recuento de la lucha de uno de los colectivos de sin papeles. El segundo es una cro'nica del encuentro entre los representantes zapatistas y los sin papeles en el Teatro del Odeo'n, el pasado 11 de noviembre. Quienes preparamos este documento participamos en el Comite' de solidaridad con los pueblos de Chiapas en lucha de Paris.

LOS SIN PAPELES : PRIMERAS ENSENANZAS --------------------------------------

Por Madjigue`ne Cisse' Vocera de los Sin papeles de Saint-Bernard

=BFDe do'nde venimos nosostros, los sin papeles de Saint Bernard? Es una pregunta que se nos hace a menudo y que es pertinente. Nosotros mismos no nos dimos cuenta de inmediato del intere's de esta pregunta. Pero desde el momento en que intentamos proceder a la "inspeccio'n del sitio", la respuesta fue muy esclarecedora : todos nosostros somos originarios de las antiguas colonias francesas ; hay sobre todo originarios de paises de Africa del Oeste, esencialmente de Mali, de Senegal, de Guinea y de Mauritania. Entre nosotros hay tambie'n algunos magrebinos (tunecinos, marroquies y argelinos), un zaireno y una pareja de haitianos.

Asi, no es un azar si nos hemos encontrado en Francia : nuestros paises han mantenido relaciones con Francia durante siglos. Hay entre nosotros muchos Saninke' (1) y se dice a menudo que los Saninke' son un pueblo viajero. Es un gran pueblo que se agrupo' en el Imperio de Mali y que fue dividido entre cinco y seis paises diferentes : acaso e'sta es la razo'n que explica que ellos experimenten constantemente la necesidad de ir m=E1s all=E1 de las fronteras. Y por supuesto, cuando se trata de expatriarnos, en la mayoria de los casos para encontrar trabajo, es normal que nuestras miradas se vuelvan hacia Francia: es el pais que conocemos, del que hemos aprendido la lengua, del cual hemos, en alguna medida, asimilado la cultura.

El tiempo del Neocolonialismo ---------------------------

Hemos oido decir, incluso de parte del gobierno france's, que la solucio'n seria acabar de raiz las razones de la inmigracio'n, es decir, ayudar a los paises en vias de desarrollo a fin de hacer posible que las personas encuentren en su propio pais el trabajo que necesitan. Esta es una buena idea. Pero no es en absoluto lo que Francia hace en Africa. Los gobiernos de Francia jam=E1s han buscado verdaderamente que sus ex-colonias devengan realmente independientes ; por el contrario, Francia ha aplicado formas m=E1= s sutiles de dominacio'n y de explotacio'n. En Senegal, las inversiones francesas no se realizan en los sectores que se deberia promover y desarrollar, sino en aquellos que ya son rentables: las conservas de pescado de Tatar pertencen a franceses; France Telecom y EDF-GDF (Electricidad y Gas de Francia) invierten tambie'n en los sectores con altas tasas de rentabilidad.

En el fondo, est=E1n las politicas de ajuste estructural que estrangulan poc= o a poco a nuestros paises : se nos presta dinero a condicio'n de que nos hundamos en el modelo occidental y neoliberal de desarrollo. Por supuesto, ello no funciona; poco a poco nuestros paises se ven considerablemente endeudados. Y los gobiernos no pueden a la vez reembolsar los intereses de la deuda y financiar, por poco que tengan la intencio'n, una politica de desarrollo.

Y repito, por poco que tengan la intencio'n. En efecto, es cierto que existen dirigentes africanos corrompidos que desvian el dinero de la ayuda y se retacan con ella los bolsillos. Simplemente, es preciso anadir que lo hacen a la vista y con el conocimiento de sus consejeron franceses, le'ase, con su complicidad: ello es, de alguna manera, las pequenas propinas por sus buenos y leales servicios. Porque Francia nunca ha dejado de estar presente, de aconsejar a los dirigentes africanos, de sugerirles las politicas a aplicar. Desde hace de'cadas vivimos en una situacio'n neocolonial, usurpando el nombre de "paises independientes".

No es gratuito que exista a=FAn una base militar en Dakar y otra en Gabo'n. Es el eje'rcito france's que, hace algunos meses, sometio' los motines de Bengui. Es preciso decir que m=E1s all=E1 del periodo colonial, Francia tien= e una so'lida tradicio'n en la materia. Fue ella quien se encargo' de reprimir el movimiento de revuelta de la juventud y de los sindicatos en mayo de 1968. Esto es un episodio poco conocido en Francia, pero nuestro movimiento de mayo en Senegal duro' cinco meses, de febrero a junio. Y si el eje'rcito france's no hubiese intervenido, probablemente el poder habria sido derribado bajo la presio'n combinada de la Unio'n nacional de trabajadores senegaleses y del movimiento de la juventud. El eje'rcito france's no se ocupa para nada de "acabar la raiz de las causas de la inmigracio'n". =A1El est=E1 ahi para proteger intereses econo'micos muy real= es, que son a la vez los del neocolonialismo france's y los de las burguesias africanas!

Democracia y autonomia ----------------------

La lucha nos ha ensenado muchisimas cosas. Nos enseno' en principio a ser auto'nomos. Ello nunca ha sido sencillo. Hubo asociaciones que vinieron para apoyarnos pues tenian la costumbre de ayudar a los inmigrantes en lucha. Ellas tenian tambie'n la costumbre de hacer el vinculo entre los inmigrantes en lucha y los poderes p=FAblicos y, de hecho, de dirigir m=E1s = o menos la lucha. Se nos decia, "bueno nosotros, la asociacio'n, hemos hecho una cita para explicar e'sto o aquello", y entonces era necesario que les dije'ramos : "pero si nosotros mismos lo podemos explicar muy bien". El reflejo (la reaccio'n espont=E1nea) no es de hacer auto'nomas a las gentes sino de hablar en su lugar.

Si nosotros no hubie'ramos obtenido nuestra autonomia, no estariamos aqui ahora,dado que fueron muy numerosas las asociaciones que nos explicaban que nunca lograriamos ganar, que no tendriamos e'xito en la batalla de la opinio'n p=FAblica pues la gente no estaba lista para escuchar nuestro discurso.

Hoy dia vemos los resultados : de Act UP (asociacio'n de lucha contra el SIDA) al Festival de cine de Douarnenez, hemos ganado un respaldo extremadamente diverso, incluyendo los lugares m=E1s reconditos de Francia. Poco a poco, masas de gentes han comprendido que nuestra lucha plantea cuestiones que van m=E1s all=E1 de la "regularizacio'n de los sin papeles". Paulatinamente nuevas cuestiones han emergido: "=BFEst=E1 usted de acuerdo e= n vivir en una Francia donde los derechos fundamentales del ser humano son pisoteados?" "=BFEst=E1 usted de acuerdo en vivir en una Francia donde las libertades democr=E1ticas no son respetadas?".

Y aprendimos que si realmente queriamos ser auto'nomos, era preciso que aprendie'semos la democracia. Era preciso que nosotros mismos tom=E1semos nuestras decisiones, que ellas fueran realmente nuestra representacio'n y que no pudiesen ser puestas en duda desde el exterior. Era preciso que nosotros respet=E1semos esas decisiones y que en consecuencia, aprendie'semo= s a hacerlas respetar y a aplicarlas nosotros mismos. Ello lo aprendimos en seis meses, y , sin la lucha, no lo habriamos aprendido en diez anos.

Esto no fue sencillo. Al inicio no era obvio que se debian realizar asambleas generales, no era obvio que las mujeres debian participar en ellas, no era obvio el nombramiento de delegados. Tomemos por ejemplo el papel de las familias, que la prensa ha contribuido a hacer evidente. Al principio, cuando las "familias" se reunian, eran sobre todo los "jefes de familia" quienes tendian a expresarse. Habia un "espiritu de jefe", como el jefe del canto'n o el jefe del pueblo en Africa.

Asi, la referencia a "las familias" devino la referencia a "la familia", la familia africana muy ampliada, el=E1stica. En esta etapa, por lo dem=E1s, ha= bia problemas que perduraban. Por ejemplo, en un momento dado, hubo la proposicio'n de elegir un presidente. De hecho, la idea era que nos dieramos un "jefe de familia", un hombre por supuesto, quien estaria situado por encima del colegio de los delegados y quien se le otorgarian todos los poderes. Afortunadamente, ello no se realizo'.

Nosotros elegimos delegados. En un inicio, habiamos elegido diez. Actualmente so'lo somos cinco. Cada vez que hay un problema se realiza una asamblea general, y sucede que los sin papeles dicen : no queremos m=E1s a tal o tal otro delegado, e'l no hace su trabajo. Asi de los diez delegados elegidos al iniciar el movimiento, so'lo quedamos dos : todos los otros han sido relevados paulatinamente. Y en la =FAltima asamblea general, la gente h= a dicho que queria so'lo cinco delegados, que ello bastaba ya que, de todas formas, eran los =FAnicos que trabajan.

El papel de las mujeres ---------------------

En esta lucha, las mujeres han jugado un papel extremadamente importante. Y ello no era f=E1cil, pues al principio parecia un hecho que las mujeres no participarian a la asamblea general : =A1no era necesario ya que el marido estaba ahi! Ellas no so'lo no tenian derecho a intervenir, sino que ni siquiera tenian el derecho de escuchar lo que se decia en la asamblea general.

Dos o tres mujeres comenzaron a imponer su presencia en las asambleas generales. Despue's comenzaron a intervenir. En un tercer momento, tuvieron lugar reuniones entre mujeres. Entonces, los hombres estaban realmente perplejos ; nos veian como si estuvieramos urdiendo, tramando, organizando un complot. Merodeaban por las reuniones para tratar de saber lo que ahi se decia. Y de hecho, esas reuniones dieron una gran fuerza a las mujeres y les permitieron jugar un papel importante en la conduccio'n de la lucha.

Cuando est=E1bamos en el barrio 15, en el Socorro Cato'lico, y que el cura d= e SOS-Racisme nos hizo la proposicio'n de entregar nuestros expedientes en el Ministerio del Interior (Gobernacio'n) y regresar a nuestras casas, los hombres estaban dispuestos a hacerlo pues tenian confianza en el cura. =46ueron las mujeres quienes se negaron. Ellas decidieron que no regresarian a sus casas y me encomendaron encontrar un local. Yo consegui una posibilidad de alojamiento en la "Casa de las Mujeres" (2) pero era no-mixta, so'lo era posible alojar a las mujeres. Ellas no lo pensaron demasiado. Ya que ustedes quieren regresar a la casa, dijeron a los hombres, nosotras tomamos nuestras cosas y vamos a instalarnos a la "Casa de las Mujeres". Entonces los hombres nos dijeron que entretanto habian pensado, que era preciso permanecer juntos y que ellos iban a encontrar un local suficientemente grande para todos.

De hecho, cada vez que el movimiento se sofocaba, las mujeres se reunieron y supieron encontrar iniciativas que permitieron relanzar la lucha. Hubo asi la marcha de mujeres del 11 de mayo, en el momento en que est=E1bamos en Pajol (3) y cuando ning=FAn medio hablaba ya de la lucha. Esta marcha desbloqueo' la situacio'n en relacio'n a la prensa. El 25 de junio, se produjo la ocupacio'n de la alcaldia del barrio 18 (de Paris) por parte de las mujeres que no habian prevenido a nadie : no fue por azar que el dia siguiente el Ministerio del Interior nos dio' los primeros resultados sobre los expedientes que habiamos entregado.

Es preciso decir que la combatividad de las mujeres tiene una larga historia en Senegal. A menudo se relata la lucha de las mujeres de los ferrocarrileros de Thie`s, cuando en 1947, un conflicto enfrenta a los ferrocarrileros de Dakar-Niger (4) contra la administracio'n colonial. La huelga es duramente reprimida y muchos ferrocarrileros en huelga son encarcelados en la prisio'n civil de Dakar. Las mujeres de los ferrocarrileros, malianas y senegaleses, organizaron entonces una marcha de Thie`s a Dakar para exigir la liberacio'n de los ferrocarrileros presos. Del mismo modo, fueron las mujeres senegalesas quienes impulsaron ampliamente las protestas contra el fraude electoral en 1988. Durante tres meses, de febrero a junio, hubo manifestaciones casi cotidianas. Una Coordinacio'n Nacional de mujeres de la oposicio'n fue creada y fue esta coordinacio'n la que lanzo' la mayor parte de las iniciativas, la que organizo' la mayoria de las manifestaciones.

De hecho, las mujeres senegaleses tienen no so'lo tradiciones de lucha sino tambie'n la tradicio'n de la autorganizacio'n. Ello est=E1 ligado un poco a la educacio'n que recibimos : en tanto que mujeres, estamos habituadas a arregl=E1rnoslas solas desde muy pronto, porque en nuestro pais, es la mujer quien maneja el hogar, quien administra la gran concesio'n (5). Las ninas pequenas, desde los ocho anos, se ocupan de sus hermanos menores, van al mercado, cocinan. Y ellas tienen un papel muy importante para tejer los lazos con las otras familias de la concesio'n.

La vocera y el celular -------------------

Cuando fui arrestada, depue's que los policias habian invadido Saint Bernard (una iglesia), dos suscesos me parecieron significativos. El primero, la manera en la que fui desnudada, por dos mujeres policias, delante de mi hija. Es claro que el objetivo que tenian era el de humillarme, de hacer que me desmoronase. Asi, me desnude' bajo sarcasmos y bromas m=E1s o menos equivocas : "la vocera ya no se hace la lista" e inclus= o "un brassier se pone al derecho y no al reve's" (cuestio'n a la que un hombre no hubiera pensado). Sin embargo, la naturaleza de las burlas, de los sarcasmos y de las provocaciones hablan tambie'n sobre el estado de espiritu de la policia : "Ah! Ah! La vocera ya no tienen su celular". El celular habia devenido el simbolo de la modernidad, al cual por supuesto, en tanto extranjera, en tanto africana, en tanto negra, como negrilla, yo no tenia derecho : "Ellos se acaban de bajar de los =E1rboles y ya tienen celulares en sus manos!".

El segundo evento significativo es que fui inmediatamente presentada a los tribunales, aun cuando contaba con un titulo de estancia en Francia perfectamente v=E1lido. Se trataba de una nueva tentativa de reventar el simbolo que representaba una mujer africana, elegida como vocera por sus camaradas de lucha. Y para lograrlo, ellos estaban dispuestos a muchas transgresiones : ellos no respetaron las leyes que tanto gustan invocar.

Durante este periodo, nosotros teniamos muchas identidades a reformular. Por ejemplo, nuestra identidad como trabajadores. Asi, insistimos en realizar nuestra conferencia de prensa posterior al desalojo de Saint Bernard, en la Bourse du Travail (local sindical), con el fin de dejar muy claro que nosotros no so'lo somos extranjeros sino que somos tambie'n trabajadores, hombres y mujeres que trabajan en Francia. El objetivo de los ataques en contra nuestra es, por supuesto, el de precarizarnos (volvernos trabajadores precarios). Pero no somos los =FAnicos amenazados po= r la precarizacio'n : muchos trabajadores franceses est=E1n tambie'n en esa situacio'n. Nosotros insistimos en subrayar, por el sitio donde hicimos la conferencia, esta "comunidad social de destino". Es preciso anadir que actualmente nuestras relaciones con las organizaciones sindicales son muy buenas. Se ha organizado un sistema de "padrinaje" : los "sin papeles" de Saint Bernard han sido repartidos entre las organizaciones sindicales que los toman a su cargo y los invitan a expresarse en las empresas. Desde nuestra visio'n, esta implicacio'n de las organizaciones sindicales es fundamental para la lucha.

Nosotros tomamos conciencia tambie'n de la importancia de nuestra lucha a trave's de la solidaridad que encontramos de inmediato en nuestros paises (6). Nosotros pensamos que la lucha realizada en Senegal o en otras partes, contra los planes de ajuste estructural y la lucha que realizamos aqui, son una y la misma lucha. A 7000 kilo'metros de distancia, no es f=E1cil coordinarse, pero es necesario que nos preocupemos de manera constante por unir nuestros respectivos combates.

Integrarse, respetarse --------------------

En Francia, hasta ahora, est=E1bamos confrontados a dos destinos de la inmigracio'n : o bien participar al proceso de integracio'n republicana o bien, e'ramos ganado a expulsar del pais. En el centro de esta visio'n, estaba la nocio'n de "clandestinos" que transmite una carga negativa muy fuerte. Clandestino es aquel que se esconde, que se disimula, y si se disimula puede ser que a fin de cuentas, tenga algo que esconder. El france's que dice todo el tiempo que se debe luchar contra los clandestinos, la inmigracio'n clandestina, etc... tiene siempre a su lado un amigo inmigrado al cual conoce desde hace tiempo. El inmigrante que es rechazado es tambie'n el inmigrante que no es conocido. Nosotros nos hemos mostrado para decir "aqui estamos", para decir que no somos clandestinos sino simplemente seres humanos. Estamos aqui y desde hace mucho tiempo. Vivimos y trabajamos en este pais desde hace varios anos, pagamos impuestos y contribuciones. En los expedientes de las gentes de Saint Bernard hay comprobantes de pago (de salarios), declaraciones de impuestos, los titulos de estancia anteriores. Tambie'n est=E1n los pasaportes y las visas emitidas por los consulados (franceses) de nuestros paises de origen.

Al inicio de nuestra lucha, se intento' hacernos caer en la categoria de clandestinos, pero ello no es posible : las autoridades francesas nos conoces desde hace mucho tiempo. Actualmente, tenemos el sentimiento de que un paso ha sido dado : los medios de comunicacio'n no hablan ya de clandestinos sino de "sin papeles". El hecho de que se nos haya visto en la tele, que hayamos podido expresarnos en la prensa escrita, creo que ha ayudado a hacer ver que nosotros est=E1bamos aqui desde hace muchos anos, qu= e no hemos matado a nadie y que demandamos simplemente el papelito al que tenemos derecho para poder vivir decentemente.

Desde mi punto de vista, nuestra lucha dice igualmente un cierto n=FAmero de cosas sobre la oposicio'n entre el modelo de la "integracio'n republicana" y el modelo que privilegia el respeto de las culturas de origen. Creo que nosotros hemos comprendido, y acaso hemos hecho comprender, que no se trata de oponer estos dos modelos sino de encontrar un equilibrio entre los dos. En mi caso, yo lo he comprendido al reflexionar sobre mis origenes, sobre la cultura de mi etnia. Soy de una etnia se're`re, mi nombre es tipicamente oualof y es un nombre tiado. En Africa, la mayoria de los nombres son cristianos o musulmanes. Cuando se es cristiano, uno se llama Paul o Jean y cuando se es musulm=E1n, uno se llama Ali o Mohamed. Un nombre tiado es el nombre de alguien que no es ni cristiano ni musulm=E1n. Nosotros hemos resistido a todos los intentos de conversio'n, asi sean del cristianismo o del Islam. Nuestra resistencia es a tal punto legendaria que si un se're`r dice a un peul o a un toucouleur que e'l (el se're`r) es musulm=E1n, tendr= =E1 respuestas de escepticismo del tipo : "Si, co'mo no, el Islam de los se're`rs, eh!" En sintesis, somos reclacitrantes, pero nuestra situacio'n nos ha ensenado a vivir en el pluralismo. Cuando uno desea vivir en un pais, existe un minimo no so'lo de reglas a respetar sino de esfuerzos a hacer : aprender el idioma, insertarse en el tejido social y asociativo del pais, o para los ninos, no contentarse con las estructuras comunitarias de escolarizacio'n sino ir a la escuela p=FAblica del pais donde viven y trabajan los padres. Por otra parte, es preciso que en el pais de recepcio'n haya un minimo de respeto a las culturas de origen (de los inmigrantes). Nadie obliga a los franceses que se intalan durablemente en Senegal a vestirse como se visten los senegaleses. Y no es por que vivimos en un pais donde las mujeres usan por su gusto pantalones, que es necesario decretar que las mujeres que utilizan pagne (especie de taparrabo) y panuelo no pueden integrarse. Se precisa, en suma, que un minimo sea so'lidamente instalado de ambas partes : un minimo de voluntad de integracio'n, un minimo de respeto de las culturas de origen. A partir del momento en que esos dos puntos de apoyo quedan firmemente establecidos, cada cual puede construir su equilibrio : e'ste no ser=E1 del mismo tipo para todo el mundo, pero se situar=E1 en esta via intermedia, que puede ser ampliamente consensual.

Aparecido en la revista francesa : Politique - La revue, no.2, octubre-diciembre 1996.

Notas -----

(1) Los sanike' est=E1n repartidos entre el Este de Senegal, Mauritania, Mali, Guinea, Costa de Marfil y Burkina Fassso.

(2) La Maison des Femmes es un lugar de reunio'n no mixto en Paris, creado por el movimiento de mujeres que acaba de celebrar su de'cimo aniversario.

(3) Se trata de locales desincorporados por la SNCF (la sociedad ferroviara), puestos a disposicio'n de los "sin papeles" por los ferrocarrileros de la CFDT.

(4) Es el tren que va actualmente de Dakar a Bamako.

(5) Se trata de un terreno sobre el cual varias familias viven juntas.

(6) Al menos de lado de los pueblos ; los gobiernos se han visto menos urgidos. Cuando Abdou Diouf, presidente de Senegal se decidio' a hablar, fue' para demandar que la ayuda a Senegal fuese aumentada.

------------------------- Diffusion : European Counter Network ECN - Paris e-mail: ecn@altern.org http://www.anet.fr/~aris/

***A-INFOS DISCLAIMER - IMPORTANT PLEASE NOTE***

A-Infos disclaims responsibility for the information in this message.

******** The A-Infos News Service ******** COMMANDS: majordomo@tao.ca REPLIES: a-infos-d@tao.ca HELP: a-infos-org@tao.ca WWW: http://www.tao.ca/ainfos/