Sobre el MRTA y la toma de la embajada de Japon en Peru

Poder Obrero Peru (pop@mailhost.pi.net)
Sun, 5 Jan 97 16:27:02


@@@@@ IIII II II IIII III III @@@ @ @@@ II II II II II II II I @@ @ @ @@ II III II II II II II @ @ @ @ II II III III II II II @ @ @ @ II II II II II II II @ @@@@@@@@@ @ II II II II II II II @@ @@ II II II II II II II @@@ @@@ II II II II II II I II @@@@@ IIII II II II III III

- The alternative newsservice - http://www.tao.ca/wind/ainfos.html

PODER OBRERO PERU

Posición de los trotskistas del Perú ante la toma del MRTA de la embajada japonesa en Lima

El martes 17 de diciembre a las 8 :20 pm en una audaz acción militar un comando del MRTA tomó como rehenes a medio millar de asistentes a una recepción en la residencia del embajador japonés en el Perú. Dentro de éstos se encontraban más de una docena de embajadores, connotados empresarios, vari os militares asociados con la lucha contra-subversiva, magistrados y tres ministros (incluyendo el canciller). Este hecho ha alterado la casi sepulcral paz que caracterizaba a la situación política peruana, sólo alterada por la fallida recolección de firmas de la mojigata oposición y el apresamie nto y posterior liberación del Gral. Robles.

En los últimos meses la popularidad de Fujimori ha venido decreciendo. El Perú es uno de los países mas caros del hemisferio, los sueldos mensuales no alcanzan ni para cubrir los costos familiares de unos cuantos días y encima la mayoría nacional está desempleado o subempleada. La principal carta de presentación del gobierno era el haber supuestamente obtenido la pacificación en base a la derrota del "terrorismo". La captura de la embajada nipona puso al Perú en el centro de la noticia mundial y ha evidenciado que, pese a la censura de la prensa burguesa, en el país sigue existiendo un cl ima de guerra interno.

La burguesía ha puesto el grito en el cielo. Gran parte de la élite peruana ha sido capturada. Pese al masivo patrocinio de sus medios de comunicación, la marcha por la paz fue mas pequeña que la marcha contra la amnistía a los militares asesinos. El embanderamiento de casas es un fenómeno que so lo se da en los barrios de clase media o alta, pero no así en la mayoría de las casas de las zonas populares y las barriadas. Ese hecho refleja un contraste social.

Las mayorías populares no apoyan la acción del MRTA pero tampoco se solidarizan con los ricos rehenes. Los llamados a la unidad nacional no han encontrado eco en los pobres. Mientras la primera dama entrega pavos navideños o comidas especiales a los capturados en la embajada y los medios de comu nicación muestran su preocupación porque los rehenes no tienen agua o luz, las mayorías nacionales saben que deben sobrevivir a diario en peores condiciones. En todas partes se escucha el "vox populi" que combina una oposición a una solución violenta con el sarcasmo hacia quienes por primera vez están padeciendo un poco de las condiciones en que viven el grueso de los peruanos.

La clase obrera no se identifica con el MRTA. Este es un movimiento pequeño burgués que con métodos voluntaristas, propios de las ansias de figuración de esta clase, pretende suplantar la lucha de las masas. Sin embargo, levanta banderas de rebelión antiimperialista y nuestro deber es defenderlo frente a nuestro enemigo común: el estado burgués. Este estado y su gobierno no tienen derecho a criticar la moralidad de los actos del MRTA, ya que estos son extremadamente pacifistas comparados con los de su ejército y policía. El escuadrón de la muerte llamado "Grupo Colina", protegido y alenta do por este gobierno hambreador y asesino, es culpable de hechos mucho más sanguinarios, y está libre y premiado por la impopular ley de amnistía.

Los trabajadores debemos estar por la liberación de todos los luchadores populares presos políticos de este gobierno y por el juicio a todos sus esbirros torturadores y asesinos, pero el método correcto es el de la huelga y la acción directa de masas. La toma de la embajada fue realizada por una élite completamente divorciada del movimiento de masas. En sus proclamas no apelan a la movilización de los trabajadores y sus demandas solo apuntan a sus intereses partidistas (fondos, presos o legalización).

El movimiento obrero peruano ha sufrido una significativa derrota. El stalinismo electoralista (IU) y el militarista (MRTA y SL) han sido grandes responsables de ellos. Ambas versiones del stalinismo plantean la necesidad de un gobierno con los capitalistas nacionales y se oponen a la revolución de los consejos obreros y campesinos. Los stalinistas parlamentaristas han terminado justificando privatizaciones y represiones. Los stalinistas militaristas han coadyudado en desmovilizar y desmoralizar a la clase y han provocado a la represión.

El MRTA pretende demostrar a la burguesía que no es un movimiento tan malo y sanguinario como el PCP/SL y que es posible legalizarlo. Los medios de comunicación reaccionarios no se cansan de insistir que el MRTA es responsable del rapto y asesinato de varios empresarios. Los trabajadores no se solidarizan para nada con las victimas de la clase dominante. Sin embargo, deben plantear su propia independencia de clase ante esas acciones que tratan de demostrar a los explotados que el camino no pasa por sus propias movilizaciones sino en confiar en vanguardias aisladas y putchistas.

El MRTA no defiende la democracia obrera. Los revolucionarios nos oponemos al asesinato perpetuado por la dirección del MRTA sobre diversos disidentes tupacamaristas. Sin embargo, no podemos dejar a los militantes del MRTA o del PCP/SL en las mazmorras de la burgués porque éste no tiene derecho a juzgarlos. Este estado que mata de hambre a las grandes mayorías no tiene ninguna potestad para enjuiciar la rebelión, use ésta los métodos que use.

Inicialmente esta acción del MRTA buscaba la liberación de sus militantes presos, con lo que levantaban una reinvindicación progresiva, pero en estos momentos buscan, aparentemente, un acuerdo de paz. Si ésto se confirmara solo podríamos decir que el MRTA busca un capitulación "heroica" para di ferenciarse de la vergonzante capitulación del PCP-Sendero Luminoso de Gonzalo.

Diez Canseco y la izquierda reformista sostienen que el gobierno debe llegar a un entendimiento con el MRTA y ser complaciente con sus presos de la misma manera que decreto una amnistía para el grupo paramilitar Colina. Los explotados no pueden poner en el mismo saco a los terroristas de estado c on los rebeldes pequeño burgueses. El movimiento obrero debe luchar por el juicio a los primeros y por la libertad incondicional de los segundos. Solo tribunales obreros y populares tienen el derecho a juzgar POLITICAMENTE a los rebeldes que hayan cometido ataques contra los trabajadores.

Diversos rehenes liberados se muestran conciliadores con relación a sus antiguos captores. El presidente de la Asociación de Exportadores tajantemente desmiente que cualquier rehén haya sido torturado. Toledo compara las condiciones en las cuales están los altos mandos castrenses detenidos en la embajada con los de los presos del MRTA que apenas pueden tener media hora diaria de salida al sol, solo pueden recibir una visita de media hora al mes y no pueden tener acceso a periódicos o a la TV. El Fujimorismo que siempre puso muchos obstáculos al ingreso de la Cruz Roja internacional a las prisiones y a que esta entreviste a todos los presos, ahora debe valerse de sus servicios para que ésta supervigile diaria y personalmente la integridad física y psicológica de oficialistas que han ordenado torturas y matanzas.

El MRTA está buscando convencer a los amos del Perú de que ellos pueden reinsertarse al sistema de la misma manera que sus camaradas de Colombia y Ecuador o de los movimientos armados de El Salvador, Nicaragua y, en estos días, de Guatemala, lo han venido haciendo. Expreso y otros reaccionarios s ostienen que el MRTA esta en extinción y que por ello no se les puede dar el lujo de ofrecerles la legalización. Serpa es el único dirigente nacional que está libre en el Perú y esta sería una acción desesperada para llamar la atención.

Por el momento la tendencia mas probable es hacia una salida negociada. No se descarta una salida militar. Los EEUU y otras potencias han enviado comandos especiales y Rusia ha sugerido una fuerza multi-nacional de rescate. Una incursión militar podría tener un resultado contraproducente para el proyecto burgués de pacificación y atracción de capitales extranjeros. El MRTA no tiene una actitud agresiva y, en vez de tomar actitudes radicales como la de ir matando rehenes, soltó a la madre del presidente y trata de congraciarse con los rehenes. El Sábado 28 el enviado del gobierno y el jefe del MRTA tuvieron por primera vez y en directo una extensa entrevista. En su siguiente comunicado el MRTA ya no plantea el cambio de la política económica o la liberación de todos sus rehenes. Es probable que el comando tupacamarista termine soltando a los rehenes a cambio de su propia s eguridad, de cobrar cupos a personalidades detenidas, de mejorar condiciones de sus presos y de iniciar un proceso de conversaciones hacia su legalización.

Los marxistas revolucionarios no apoyamos la estrategia guerrillerista pero tampoco llamamos al MRTA o al PCP/SL para que depongan sus armas a las FFAA y al Estado capitalistas. Llamamos a los combatientes de ambos movimientos a que abandonen sus estrategias y a que supediten sus milicias a las labores de auto-defensa que sean decididas por las asambleas de base de los obreros y campesinos pobres.

La CGTP y las demás organizaciones laborales y populares han perdido iniciativa política. Sus burócratas se suman a los pedidos de paz y dialogo en base a un modelo neo-liberal perfeccionado. Los trabajadores debemos luchar por revitalizar nuestros sindicatos y por organizar la resistencia de las masas en el terreno de las movilizaciones a todos los ataques burgueses. Las organizaciones obreras y anti-imperialistas deben aprovechar de la coyuntura para organizar eventos y movilizaciones exigiendo la libertad a todos los presos populares, la estabilidad laboral, el pleno empleo y la defensa de las demandas sociales de los trabajadores. El estado de emergencia decretado por el gobierno sobre Lima y Callao busca evitar todo brote de movilización de masas y que el descontento silencioso y creciente de los pobres pueda causar una explosión espontanea. Debemos aprovechar que el gobierno esté golpeado y salir a golpearlo con más fuerza, no aceptemos el llamado a la unidad del gobierno, que nos llama a estar unidos cuando nos necesita para luego seguir golpeándonos con más desocupación y sueldos de hambre; tomemos ahora una vía independiente, unamos todas nuestras luchas contra el mismo enemigo.

* Aumento inmediato de sueldos y salarios que permitan cubrir la canasta familiar. * Escala móvil de trabajo por el pleno empleo. * Desconocimiento del pago de la deuda externa. * Unidad de las luchas sindicales, por un congreso de delegados de base elegidos y revocables que dirija la lucha de los trabajadores. * Libertad a los presos políticos antimperialistas.

Poder Obrero Sección Peruana del Comité de Enlace de Militantes por una Internacional Comunista Revolucionaria Lima, 30 de diciembre de 1996

-------------------------------------------------- --/\-- A-Infos A-Infos / / \ \ A-Infos A-Infos ---|--/----\--|--- A-Infos A-Infos \/ \/ /\______/\ http://www.tao.ca/wind/ainfos.html

To Subscribe to a-infos Send a message to majordomo@tao.ca With the message in the body: subscribe a-infos To Unsubscribe send: unsubscribe a-infos --------------------------------------------------