El hambre en el mundo hoy

MENDEZ=N%BASICA%UCV=INGENIERIA@fiucv.ing.ucv.ve
Fri, 6 Dec 96 09:02:11 EST


Subject: _ H a M b R e _ (Segun Malthus)
Date: Tue, 26 Nov 1996 06:02:27 GMT
Organization: Netcom

El fantasma de Malthus sigue rondando por el mundo. A pesar de que su
prediccion de una gran crisis de hambre parece haber sido constantemente
desmentida, su figura resurge siempre en los debates sobre la situacion
demografica y alimentaria del mundo. Esto ocurrio otra vez en la reciente
cumbre sobre la alimentacion convocada por la Organizacion de las Naciones
Unidas.

Malthus anunciaba a principios del siglo XIX que el crecimiento de la
poblacion seria mucho mas acelerado que el de la produccion de alimentos. Por
ello, para evitar la miseria progresiva de las clases m1s pobres habia que
limitar los casamientos y asi controlar su numero. La propuesta malthusiana
fue rebasada por el incremento de la productividad agricola desatada por la
Revolucion Industrial, y al parecer habria capacidad para generar suficientes
excedentes para alimentar a toda la poblacion.

En la decada de 1960 se publico el controvertido Informe del Club de Roma
en el que se enfatizaban los limites al crecimiento economico originados en
la dotacion de los recursos naturales. Otra vez las propuestas de
restricciones provenientes de la lucha entre la sociedad y la naturaleza
ocuparon el centro del debate.

Pero la vision de un constante progreso en la capacidad productiva rebaso
las consideraciones de aquel informe. Ahora, tal vez, una nueva modalidad del
debate provendra de la disputa sobre el desarrollo sustentable y las
advertencias de los ecologistas acerca de la depredacion de los recursos de
la Tierra.

En todo caso la lucha entre el hombre y los recursos a su disposicion se
plantea de manera recurrente y la vision malthusiana en sus diversas
versiones esta incrustada en la conciencia de la sociedad.

Se calcula que hay en el mundo alrededor de 800 millones de personas
cronicamente malnutridas, a las cuales hay que agregar una cantidad
indeterminada de los que padecen hambre.

Esto hace del asunto un tema politico central, puesto que el fin de este
siglo esta asociado claramente con la extension de la pobreza en grandes
areas del planeta. Los datos de la produccion de alimentos indican que desde
la decada de los 50 esta ha crecido de manera constante y mas rapida que la
poblacion. Si ello lleva a aceptar que las causas del hambre no son de indole
natural o tecnologica, entonces ese fenonemo tiene que ver con el hecho de
que los hambrientos y malnutridos son pobres.

Para algunos, como sabemos, esto es unicamente responsabilidad de los
involucrados y de los gobiernos que fomentan su actitud mediante programas
sociales y subsidios, los que en buena medida estan ya condenados a muerte
junto con la estructura del Estado de bienestar.Este argumento es muy
controvertido incluso en aquellos paises donde la red de proteccion social
existe, pero debe ser un mal chiste en muchos otros lugares donde los
conflictos sociales explotan por el control de los recursos, como ocurre en
el Africa del sub Sahara.

Si el tema es el de la pobreza, entonces es necesario combinar las
cuestiones asociadas con los recursos y los estimulos a la produccion y
aquellos vinculados con el acceso a esos recursos. A partir de ello se puede
repensar el problema de la distribucion de los alimentos. Los planteamientos
de Malthus parecieron tan azarosos a sus contemporaneos que llevaron a
Carlisle a calificar a la Economia Politica como una ciencia lugubre.

Pero a pesar de lo lugubre de la propuesta original de Malthus, en ella
pesaba una limitacion tecnologica que creaba la incapacidad de abastecimiento
de alimentos.

Hoy en cambio es claro que la pobreza es la condicion determinante de la
imposibilidad de cientos de millones de personas para alimentarse. No es un
asunto eminentemente productivo el que delimita el conflicto del hambre en el
mundo, sino uno derivado de las deficiencias del orden social.

Son esas contradicciones las que ponen en cuestionamiento las politicas
hoy llamadas globales y que crean fuerzas de desplazamiento muy grandes, sin
acciones complementarias de compensacion en un entorno de crecientes
desigualdades. Para algunos seguramente esto sera una manifestacion mas del
fin de la historia.

Leon Bendesky
"Otra vez Malthus"