(cast) 20 an~os... siga la utopia

esperanto (lingvoj@lds.co.uk)
Wed, 15 May 1996 07:09:50 +0200


DESALAMBRAR No 3
Marzo 1996
Casilla de Correo No 18
CP 1871
Buenos Aires
ARGENTINA
----------------------------
20 ANOS NO ES NADA
LA UTOPIA CONTINUA

Ya han pasado 20 an~os de aque-
llos momentos en que una gran parte
de nuestra sociedad esperaba que los
militares los liberaran de ese caos en
que habi'a cai'do el gobierno "constitu-
cional". Por su parte, los militares, que
supieron hacer el trabajo psicolo'gico
que permitio' crear ese clima, tambie'n
se habi'an preparado para esa circuns-
tancia.
Tenemos claro que la situacio'n
vivida no era ajena a todo lo que esta-
ba sucediendo en el resto de los pai'ses
de latinoame'rica, que por otra parte fue
-como lo es actualmente- la dirigi-
da desde los centros de poder a partir
de la llamada crisis del petro'leo"
(1972/73)en la que sobraban petrodo'-
lares en la plaza financiera internacio-
nal. A partir de e'sta la metodologi'a a
usarse fue homoge'nea en toda la regio'n.
El pinochetazo de Chile, las Fuerzas
Conjuntas en Uruguay, que asumieron
el poder a partir de 1973, iniciaron una
oleada de violencia como no se conoci'a
por de'cadas en nuestra regio'n. Segui'an
al pie de la letra las instrucciones de la
llamada "Doctrina de la Seguridad
Nacional" y esta sirvio' de fundamento
a toda esa represio'n que nos toco' su-
frir, primero a trave's de las AAA que
prepararon el terreno para la interven-
cio'n directa de los militares quienes cul-
minaron con el terrible genocidio que
costo' la vida a ma's de 30.000 seres hu-
manos, obreros y obreras, estudiantes,
padres y madres de familia. Cientos de
nin~os fueron secuestrados o tambie'n
asesinados. La desaparicio'n se transfor-
mo' en la metodologi'a diaria, con la par-
ticipacio'n directa de las distintas fuer-
zas armadas y policiales; todo un apa-
rato de represio'n al servicio de los in-
tereses financieros que con sus negocia-
dos y gracias a los testaferros locales,
practicamente nombrados o
promocionados por ellos mismos, pro-
vocaron el terrible incremento de las
deudas externas de los pai'ses de estas
regiones, facilitando en esta forma una
nueva forma de dominacio'n y explota-
cion.
No tenemos que profundizar de-
masiado para darnos cuenta que el lla-
mado por de estabilizaci@nl como an-
tes lo fue el plan austral, son nudos del
mismo alambrado que el sistema va
tejiendo para encerrar al pueblo @ evi-
tar que su movilizacio'n ponga en peli-
gro el proyecto de dominacio'n.
Con so'lo ver los sucesos de La
Plata en febrero, o los de Ezeiza y San-
ta Fe en marzo, para no alejarnos y ha-
blar de Jujuy, Santiago y muchos ma's
que se fueron sucediendo a lo largo de
estos =FAltimos an~os. Podemos ver clara-
mente que la represio'n violenta es la
respuesta del sistema a toda moviliza-
cio'n y que e'sta es la respuesta del pue-
blo que espontaneamente se rebela ante
las injusticias y las imposiciones de sus
opresores.
Como sucedio' hace 20 an~os, el
pueblo sigue rebela'ndose, y el sistema
se defiende invirtiendo enormes capi-
tales, no en la creacio'n de bienestar,
sino en adquirir aparatos cada vez ma's
sofisticados para reprimir. Por otra par-
te quieren demostrar a la poblacio'n que
las adquisiciones se van a utilizar y que
no tienen ning=FAn problema en mostrar
abiertamente que la represio'n tambie'n
puede ser enmascarada (con ma'scaras
en la cara no metafo'ricamente) con au-
tos sin patentes o no identificados
como en las peores e'pocas de los Falcon
Verdes, (que jama's reconocieron), pero
ahora reconocie'ndolos descaradamen-
te. Asi', los secuestros de personas, al-
Junas de las cuales no aparecen ma's
omo en el caso del estudiante de pe-
riodismo de La Plata Miguel Bru o, en
otros, donde aparecen sus cuerpos en
alg=FAn terreno baldi'o o despue's de un
enfrentamiento" con la polici'a.
Todo esto para justificar una re-
nresio'n que permita seguir actuando,
con total impunidad, a los funcionarios
que hacen sus grandes negociados fa-
militando, a corporaciones multinacio-
ales adquirir empresas que dan sucu-
lentas ganancias a costa de pre'stamos
clue sigue adquiriendo el Estado y que
deberemos pagar entre todos nosotros.
@s por este motivo que, a esta altura,
no quedan practicamente bienes socia-
les (vulgarmente llamadas empresas
del estado) que vender y la deuda si-
gue incrementandose a cada viaje del
sen~or ministro para mantener la conver-
tibilidad y la estabilidad, tan necesa-
rias para que este gobierno siga soste-
niendo su imagen exterior y al mismo
tiempo el apoyo intemo de los grandes
empresarios que hacen los negocios y
de muchi'sima gente que, al verse em-
baucada con los cre'ditos y las facilida-
des de pago en cuotas, temen que se
pierda esa estabilidad y esa con-
vertibilidad.
Por lo tanto, represio'n, ajuste,
modernizacio'n, desarrollo, crecimien-
to, estabilidad, son todos te'rminos uti-
lizados para nombrar una sola cosa,
explotacio'n y dominacio'n de los pue-
blos por parte de los privilegiados de
turno y de los que detentan el poder
que en este momento esta' globalizado
y no sectorizado ni parcializado a un
determinado pai's. Los pulpos financie-
ros se esta'n distribuyendo el mundo y
ellos son los que determinan las econo-
mi'as regionales. So'lo la accio'n directa
de los pueblos puede limitar ese poder
y esa accio'n directa se debe reflejar en
la creacio'n de espacios libres que per-
mitan desalam@rar este mundo que
cada vez ma's se va cercenando en sus
potencialidades al no tener una oposi-
cio'n radical al sistema y al dejarnos ve@-
der los productos inventados por el sis-
tema, con distintos nombres, para con-
quistar, sobre todo, nuestra voluntad y
con ella lo ma's sagrado que tiene el ser
humano, su libertad para lograr un
desarrollo pleno.
Hoy, como hace 20 an~os, el ajuste
no se frena, por lo tanto la resistencia y
la creatividad tampoco. A pesar de
todo, la utopi'a sigue viva.
La ecologi'a esta' a la orden del di'a,
por eso nosotros defendemos la consig-
na utopica que proponemos como
generalizadora.=20

POR UNA SOCIEDAD
SIN CONTAMINACION MILITAR.

FREEDOM PRESS
http://www.lglobal.com/TAO/Freedom