(Cast) CNT y la universidad de Granada

esperanto (lingvoj@lds.co.uk)
Mon, 8 Apr 1996 23:45:23 +0200


CNT - MARZO 1996
c/ Molinos, 64. 18009 Granada
Tel 958 - 22 01 19
=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=3D=
=3D=3D=3D=3D=3D

CONFLICTO DE LA CNT EN LA=20
UNIVERSIDAD DE GRANADA

Redaccio'n
Granada
La lucha continuada de la seccio'n
sindical de Universidad de la CNT de
Cranada ha empezado a dar resultados
positivos. Lo que comenzo' como un
conflicto localizado ha alcanzado a toda
lageografiaconfederal. La CNT grana-
dina en pleno y los sindicatos y confe-
deraciones regionales handemostrado
con su incondicional apoyo co'mo la
solidaridad y la contundencia de la
accio'n directa sorrarmas eficaces para
los trabajadores.
Las =FAltimas acciones
Tras los sucesos que desencadena-
ron la negativa de la-gerencia universi-
taria a reconocer los derechos de la
seccio'n sindical de @NT y la represio'n
al delegado de funcionarios Fernando
Dorado (ver CNTs Anteriores) los
compan~eros del sindicato de ensen~an-
za organizaron una amplia campar@la
informativa y vindicativa. Panflctos,
carteles, ruedas y notas de prensa,
pliegos de firmas, etc. comienzan a
circular entre el personal universitario
que supera las 4.000 personas entre
laborales, docentes y funcionarios. La
lucha se pre@enta de@igual entre un
gigante de gran poder econo'mico y
presencia social y politica en nuestra
ciudad como es la Universidad, y los
compan~eros de la Confederacio'n. El
resto de sindicatos representados en la
institucio'n acade'mica (CCOO, UGT@
@JSO@ independientes, CIPLU, CSlF,
y CG@) apoyan mediante escritos a
Fernando Dorado -ma's adelante se vera'
hasta do'nde mantienen @u apoyo- y los
diarios IDEAL y La Cro'nica convier-
ten sus secciones de cartas al director en
untablo'ndedifusio'ndiariadere'plicas,
contrarre'plicas, acusaciones y mani-
fiestan su adhesio'n plasmando sus fir-
masenpliegosatalefectoconfecciona-
dos. El rectorado devuelve los golpes y
avisa personalmente a los currantes
=ABque ha tomado nota>@ sobre tal o cual
actodcapoyoomanifestacion.Flclima
se enrarece y la amenaza, cl rumor
propalado interesadamente, la falacia
hacen efecto entre los ma's medrosos.
Mientras tanto, Fernando lleva desde
el 13 de diciembre suspendido de em-
pleo y sueldo. En plena campan~a elec-
toral la asamblea de IU manifiesta su
apoyo a Fernando Dorado. Pero la
situacio'n no cambia. El rectorado sigue
en sus trece: hay que pasar a la accio'n.
Tras una reunio'n mantenida con
los sindicatos se acuerda realizar una
concentracio'n de apoyo ante el edificio
el rectorado (Hospital Real). CNT y
CGT convocan una asamblea para ese
i'ay horaafin deprotegera losconcen-
@-ados de posibles represalias labora-
.es. El gerente responde a las convoca-
@rias desautoriza'ndolas.
Y llega el encierro
El mie'rcole@ se produce la concen-
@acio'n. Unas cincuenta personas de
CNT, CIPLU y CGT hablan con la
nrenSa@ extienden sus pancartas y
luestran su apoyo. A continuacio'n
suben hasta el salo'n rojo, antesala del
-@ctorado, se fotografian alli'. Antes,
lan sido entregados en el registro gene-
ral los pliegos de firmas. Ya en el salo'n
@jo los miembros de CNT (la mayori'a
le los concentrados) manifiestan su
intencio'n de permaneceralli' hasta ob-
tener una cita con el rector. Despliegan
una i nmensa pancarta en la fachada con
@llema =ABcontra la represio'n sindical y el
@errorismo rectoral: accio'n directa@>.
entanas y salones son decorados con
anderas rojinegras y una veintena de
compas toman el salo'n noble vigilados
ltentamente por la Inmaculada Con-
cepcio'n, un cristo de Malleu, los asis-
tentes al entierro de Felipe el herrnoso
varias decenas de serios y @raves
rostros de rectores de tan rancia insti-
tucio'n. Hasta bien entrada la tarde no
lay novedades. Los encerrados salen y
entran con entera libertad y reciben
=FAltiples visitas de compan~eros del
indicato. La CGT hara' su primer y
ico acto de presencia en el encierro
@ara manifestar su apoyo que luego no
,e concretara', si bien destacamos el
intere's de Manolo y Leandro de la
@entral antes citada. A media tarde
Iparece el vicerrector Jose' Luis
Gonza'lez visiblemente contrariado.
:)ferta una cita para el di'a siguiente con
I rectore invitaaabandonarel encierro
@ pasar a otra dependenc ia donde no se
les vea. Los encerrados manifi'estan su
intencio'n de permanecer alli' hasta que
@e produzca la entrevista y asi' ocurre.
El secretario del comite' nacional de la
CNT se pone en contacto telefo'nico
con el vicerrector, secundando y apo-
yando la accio'n de los compas. La
noche y el rigor del clima -han desco-
nectado la calefaccio'n y fuera hay va-
rios grados baj o cero- se combaten con
buen humor, comida abundante (gra-
cias Pablo y Lola por vuestros
pastelitos), vino de la tierra, bailoteo y
fandangos. El personal de vigilancia
universitaria ha sido reforzado con
guardiasjurados de una empresa priva-
da, pero no hay problemas. El compa-
n~ero Paco Garrido conquista el mundo
entero y el Valencia recibe cinco goles
de parte del equipo de Jes=FAs Gil. Llega
la man~ana y el cafe' con leche. El rector
se niega a recibir a los compan~eros. Se
les comunica que el encierro es objeto
de delito, que la pancarta es injuriosa y
que no ceden en nada. Los encerrados
tampoco lo hacen. Para entonces toda
Granada conoce el encierro a trave's de
la prensa y la radio. El cerco de vigilan-
cia se endurece y se comunica a los
encerrados que a partir de ahora no
podra'n ni salir ni entrar del salo'n rojo.
Tambie'n amenazan con desalojar
policialmente. La vigilanciade losguar-
das jureles es varias veces burlada, se
aprovisiona de abundante comida, lec-
tura, etc. a los encerrados. La direccio'n
de la empresa Seguridad Alhambra se
entrevista con IOs encerrados y se sua-
viza el cerco parapolicial. Por la tarde
variasdecenasdemilitantesdeCNTse
concentran en el exterior del edificio
con banderas y pancartas. Penetran en
el interioryaccedena lasdependencias
del rectorado para entrevistarse con los
compan~eros ahora casi sitiados. El abo-
gado Javier Galech esta' presente por si
fueran necesarios sus servicios. Una
vez que se constata que los encerrados
se encuentran en perfectas condicio-
nes y altos de moral y provisiones se
procede a continuar con la concen-
tracio'n reivindicativa. En esos mo-
mentos aparecen tres furgonetas de
la polici'a nacional y varios coches
cedulares. Son los momentos mas
tensos. Los estudiantes del instituto
de formacio'n profesional situado
frente al rectorado increpan a los
polizontes. Existe el temor entre los
compan~eros de que se produzca el
desalojo por la fuerza como se ha
amenazado desde el rectorado varias
veces. Se mantiene una conversac io'n
con el responsable del piquete
antidisturbios. No habra' desalojo.
Es de noche y los compan~eros pasan
su segunda noche en el salo'n rojo.
La man~ana del di'a 23 se presenta
soleada. Los compan~eros tomansu ha-
bitual cafe' calentito con bollos que
siempre I lega puntual . En el curso de la
man~anavaaproducirseel relevode los
encerrados como se acordo' la noche
anterior. Se debe actuar ra'pidamente y
sin despertar sospechas. La moral si-
gue bien alta, pero hay cierto nerviosis-
mo. Seg=FAnacuerdode laasambleade la
seccio'n de Universidad, el secretario de
accio'n sindical de la Federacio'n Local
hace unas gestiones telefo'nicas con el
rector. Al mismo tiempo, el gerente
visita a los encerrados en postura in-
flexibte. Un portavozde los encerrados
sale para conocer co'mo van las gestio-
nes. Fuera todo esta' preparado para
sustituira los ocupantes del salo'n rojo.
En estos momentos -sobre las 12 de la
man~ana- el rectoraccede aentrevistar-
se con la CNT y discutir todo lo que
planteen el pro'ximo martes a las 18.00
horas. Se ha cumplido el acuerdo adop-
tado por la seccio'n y los compan~eros
abandonan el encierro. Prensa, radio y
televisiones locales siguen aireando el
tema. Hay revuelo en el local de CNT
delaAvenidadelaConstitucio'n.Todo
sigue en el aire.
Durante el fin de semana se sigue
=ABcalentando=BB el ambiente hasta que el
martes 27 se produce la entrevista.
Tras una hora y media de reunio'n el
rectorado se compromete a aceptar la
acreditacio'n de un delegado sindical
con todas las garanti'as recogidas por la
ley, ma's tantos como la CNT elija para
su funcionamiento interno. La cuenta
electro'nica, el correo interno, el local
sindical, el derechoa la informacio'nde
la empresa quedan aceptados verbal-
mente hasta que la CNT elabore sus
demandas por escrito para que se les
responda de manera oficial.
Igualmente, la seccio'n sindical debe
documentar los casos de coacciones
que se han producido para que sean
@ubsanados. Se informa por parte del
rectorado (en la reunio'n esta'n presen-
tes Lorenzo Morillas, rector, el
vicerrectory el gerente) de la situacio'n
en la que se encuentran los expedientes
de Fernando Dorado que quedan redu-
cidos a cuatro. Tambie'n se sabe que la
instruccio'n de estos sera' todo lo breve
que los plazos legales permitan. La
delegacio'n sale con la boca seca, infor-
ma a los compan~eros y al sindicato. Asi'
queda la cosa. Ahora comenzara' la
segunda parte de la campana de apoyo
a Fernando Dorado.

FREEDOM PRESS
http://www.lglobal.com/TAO/Freedom