A - I n f o s

a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **
News in all languages
Last 30 posts (Homepage) Last two weeks' posts Our archives of old posts

The last 100 posts, according to language
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Catalan_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement

The First Few Lines of The Last 10 posts in:
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_
First few lines of all posts of last 24 hours

Links to indexes of first few lines of all posts of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007 | of 2008 | of 2009 | of 2010 | of 2011 | of 2012 | of 2013 | of 2014 | of 2015 | of 2016 | of 2017

Syndication Of A-Infos - including RDF - How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups

(ca) FAI, Tierra y Libertad #343 - El atentado del Amalthea

Date Sat, 11 Mar 2017 10:15:53 +0200


1908 fue un año de gran agitación y conflicto social en Suecia. A principios del siglo XX era uno de los países europeos con mayor conflictividad social. En los talleres, en las fábricas, en los cafés y en los hogares obreros sólo se hablaba de una cosa: hacer una gran huelga general que fuera el punto de partida de una revolución. ---- Las huelgas en los puertos suecos comenzaron con la de Gotemburgo el 20 de junio de 1908. Inmediatamente se unieron los puertos de Helsingborg, Malmö y, poco a poco, los demás puertos del país. La reacción de la patronal ante la huelga obrera fue contratar a cerca de 3.000 esquiroles para poder mantener los puertos abiertos. De estos tres mil esquiroles, mil eran traídos de Inglaterra. ----No era la primera vez que se usaba a obreros ingleses para reventar una huelga. El verano anterior, en 1907, la patronal rompió una huelga en el puerto de Norrköping. Estas personas eran una mezcla de delincuentes habituales y trabajadores. Muchos de ellos pertenecían a una organización de esquiroles llamada Strikers Federation con sede en la ciudad inglesa de Hull.

En Malmö, la población se había posicionado tan a favor de los huelguistas que aquéllos tenían que vivir en un barco, el Amalthea. La policia, que patrullaba el puerto, se encargaba de protegerlos en el barco y en el trabajo. Algunos de estos esquiroles iban armados.
Los trabajadores del puerto imprimieron un panfleto en inglés e invitaron a los esquiroles a la Casa del Pueblo. La idea era explicar a los ingleses cuál era la situación, por qué se hacía huelga y pedirles que no fueran traidores de clase. Se les llegó a ofrecer el pago del billete de vuelta a Inglaterra. Había en Malmö cerca de un centenar de esquiroles ingleses, solo tres aceptaron el ofrecimiento. El resto se rio de los obreros suecos imitando el gesto de limpiarse el culo con el panfleto informativo que les habían dado. Algunos de los esquiroles llegaron a disparar, en otra ocasión, contra una manifestación obrera.
Los ánimos estaban muy crispados en la ciudad. La huelga en el puerto coincidió con una profunda crisis en el sector de la construcción dónde miles de trabajadores estaban en paro. Entre estos estaban los veinteañeros Anton Nilsson y Alfred Stern -carpinteros- y el albañil Algot Rosberg. Los tres pertenecían a la agrupación Ungsocialisterna, una organización de ideas socialistas antiautoritarias.

El atentado

Para los tres parados la situación estaba clara: los obreros estaban perdiendo el conflicto. La única forma de ganarlo era expulsando a los esquiroles del puerto. Decidieron que los expulsarían con una bomba. Una bomba destinada a asustarlos y a echarlos de Malmö.

Robaron dinamita de una cantera en Klagshamn y, con la ayuda de otra persona, compraron mecha y prepararon una bomba de un kilo de dinamita metido en una caja de lata. La noche del 11 de julio quedaron de acuerdo en que Anton Nilsson sería el encargado de colocar la bomba. Según Nilsson mismo -en un libro que escribió sobre los hechos- tuvo problemas para encontrar un bote. Finalmente, encontró uno que hacía aguas. Con difícultad puso la bomba pegada al casco del barco. Volvió a tierra y la policia le empezó a perseguir por el muelle apenas se oyó la detonación.
La detonación fue tan fuerte que según la memoria popular despertó a toda la ciudad y se oyó en la ciudad de Lund (a unos 22 kilómetros de Malmö). A pesar de la persecución policial, Anton Nilsson logró escapar.
Desgraciadamente se dejó una nómina a su nombre en el bote. Con las prisas y los nervios durante la colocación de la bomba no se dio cuenta de que se le había caído. Fue detenido y, junto a él, Alfred Stern y Algot Rosberg. En ningún momento se confesaron autores del atentado. Finalmente, otro "compañero" de su agrupación informó a la policia que les había oído hablar del atentado.
En la explosión murió uno de los esquiroles y 21 de ellos resultaron heridos. Siete de ellos con gravedad. La reacción de la sociedad oficial sueca fue unánime. Los hechos se condenaron. El rey Gustavo V fue a visitar a los heridos para ofrecerles su apoyo, dinero y distintos obsequios. Toda la buena sociedad de la ciudad de Malmö acompañó al féretro del esquirol el día de su entierro. Los socialdemócratas -en otoño de aquel año había elecciones- condenaron el atentado calificándolo de "asesinato cobarde".
Los esquiroles pidieron ser repatriados. En cuanto se pudieron fletar barcos para ello se cumplieron sus deseos.

El juicio fue poco más que una farsa. El conocido abogado liberal Carl Romanus, que se encargó de su defensa, no mostró ningún interés en prepararla. Según él no valía la pena ya que los tres acusados estaban condenados de antemano. Hay que decir que él fue el único abogado que se prestó a defenderlos. Un ejemplo de que Romanus no iba mal encaminado fue cuando, durante el juicio, el juez preguntó a Algot Rosberg si se arrepentía del crimen cometido y éste respondió: "No me arrepiento de nuestra acción. Me duele que haya muerto una persona. No era nuestra intención". En el acta del juzgado sólo se apuntó la primera parte de la respuesta: "No me arrepiento de nuestra acción".
Anton Nilsson y Algot Rosberg fueron condenados a muerte mientras que Alfred Stern fue condenado a cadena perpetua y a trabajos forzados. La sentencia fue recurrida en el Tribunal Supremo y éste cambió la condena a muerte de Algot Rosberg por trabajos forzados y cadena perpetua. Se aconsejó a Anton Nilsson que pidiera clemencia al rey, cosa que hizo después de dudar un tiempo. Su condena fue cambiada a la misma que la de sus dos compañeros, cadena perpetua y trabajos forzados.

La campaña por su liberación

A pesar de la condena oficial y las duras palabras de los socialdemócratas la percepción era otra entre los trabajadores. Rápidamente se inició una campaña por la liberación de los "hombres del Amalthea". Una campaña que duraría 9 años y cuya alma mater fue el editor anarquista Axel Holmström.
A lo largo de la geografía sueca y noruega se sucedieron las reuniones y las manifestaciones para pedir su libertad. En diversos países europeos y en norteamérica se hicieron actos de solidaridad. En los Estados Unidos se llegaron a hacer 600. El editor Axel Holmström coordinó toda la campaña. Daba conferencias -unas 560-, apoyo material a los encarcelados y se dedicaba a editar panfletos y libros sobre los "hombres del Amalthea".
Una prueba de la enorme solidaridad y apoyo que despertaban fue lo que sucedió cuando Anton Nilsson fue enviado a la prisión de Härnösand en abril de 1907. Los trabajadores de Härnösand y los pueblos conlindantes enviaron un ultimatum al director de la prisión para que liberara a Anton Nilsson antes de las cuatro de la tarde del Primero de Mayo. De lo contrario, sería liberado con violencia. Unas 10.000 personas, en una ciudad de 9.000 habitantes, cercaron la prisión el Primero de Mayo. La defensa de la prisión consistía en 200 soldados armados con bayonetas y 40 ametralladoras. Desde la prisión telegrafiaron desesperados a Estocolmo para pedir ayuda. La respuesta de la capital fue enviar al popular orador y héroe de la clase obrera Ivar Weneström para calmar los ánimos. Cosa que finalmente se consiguió.

Los "hombres del Amalthea" fueron constantemente trasladados de prisión en prisión por miedo a una fuga. Llegaron a recorrer prácticamente todo el país. En algunas de las prisiones fueron maltratados y apaleados. En una de las ocasiones uno de ellos fue apaleado por poseer un libro del peligroso Ferrer Guardia. Hubo distintos intentos de liberarlos. Finalmente, fueron puestos en libertad por el gobierno el 26 de octubre de 1917.

Tanto Algot Rosberg como Anton Nilsson han dejado testimonio escrito sobre los hechos.
En 1987, con motivo de cumplir 100 años, Anton Nilsson fue entrevistado por un periódico. Ante la pregunta del periodista si no se había arrepentido de usar dinamita contra los esquiroles contestó: "¿Crees que me tendría que arrepentir? ¿Por qué no le haces esta pregunta a la patronal que es la que tendría que pedir disculpas por sus acciones?"

Albert Herranz

http://www.nodo50.org/tierraylibertad/343articulo7.html
_______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
De, Por y Para Anarquistas
Para enviar artculos en castellano escribir a: A-infos-ca@ainfos.ca
Para suscribirse/desuscribirse: http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
Archivo: http://www.ainfos.ca/ca
A-Infos Information Center