A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement

The First Few Lines of The Last 10 posts in:
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007 | of 2008 | of 2009 | of 2010 | of 2011 | of 2012 | of 2013 | of 2015 | of 2016 | of 2017 | of 2018 | of 2019 | of 2020

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) lasoli.cnt.cat: EL DOMINGO DE LA IRRESPONSABILIDAD: VAMOS A MORIR TODOS - Rubén Flores

Date Fri, 1 May 2020 08:54:47 +0300


Parece increíble el impacto mediático de unas pocas fotos de la calle del domingo 26 de abril; los niños podían salir a la calle y la respuesta mediática ha sido generalmente: irresponsables, vamos a morir todos. ---- He visto las fotos y no son para tanto. Está claro que había gente que no seguía escrupulosamente las medidas de seguridad, pero es que no somos perfectos. Hacemos lo que podemos y es una situación difícil para todas, como para tener que sentirnos culpables por sentarnos en un banco o de estar a medio metro de otra persona: hay gente que lleva más de un mes sin contacto físico. Es terrible la superioridad moral que se ha visto en algunas personas mediáticas, desde un análisis simplista, con poder de influencia en el pensamiento colectivo. Desde diversos colectivos y grupos se ha hecho campaña contra la policía de balcón, pero por desgracia no parece haber calado mucho en la población general.

Me parece un acto tremendamente irresponsable culpar a la gente que sale a la calle, no sólo a las familias que salían la pareja con sus hijos, sino a quien "no tenía motivos" para salir. No iban chupando los pomos de las puertas, ni tosiendo a diestro y siniestro; salían de casa después de estar más de un mes encerrados, quizá no lo hicieron de manera perfecta, pero seguro que lo hicieron lo mejor que pudieron.

Marina Gracés anunciaba que si gana el miedo, ganaría la policía de balcón sobre las redes de apoyo mutuo, y que el control social será uno de los grandes ganadores de la pandemia. Pienso que deberíamos luchar enérgicamente contra el miedo para que no gane el control sobre nuestras vidas.

Desde el inicio de la crisis no se han tenido en cuenta los derechos de la infancia y la adolescencia, y a la que se iban avanzando las medidas del gobierno en esa línea ya se iban viendo actitudes nocivas, como en el caso del señalamiento a las personas con autismo cuando salían a la calle. Y es que es normal que nos de miedo la propagación del virus, pero se están produciendo muchas violencias y limitaciones de derechos que a veces no tienen ni siquiera que ver con el virus, sino con la falta de medios que llevamos arrastrando desde hace años, por vivir en una sociedad centrada en la protección de la economía sobre la protección a la vida.

Violencia intrafamiliar: Clima de tensión en las familias, por la situación laboral, por los procesos derivados del confinamiento...
Violencia de género: Mujeres que obligadas a ser sumisas por estar confinadas con su maltratador para evitar un mal mayor, mujeres asesinadas, el teléfono de atención a la mujer echando humo...
Autoviolencia: Intentos de suicidios diarios e intoxicaciones por sustancias.
Violencia en salud mental: se hace un grito a la responsabilidad individual pero no se están atendiendo como deben a las personas con trastornos mentales, dando pie a que se descompensen, por no hablar de las consecuencias mentales y emocionales derivadas de las situaciones que se viven en este estado de alarma; empezando por el personal que está trabajando en primera línea. Mención especial a la pérdida de derechos de la población psiquiatrizada, con ingresos involuntarios, medicalización forzada, contenciones mecánicas y una serie de abusos que también se cobran vidas. Se puede ver como las alas de psiquiatría de los hospitales tienen más afluencia estos días.
Violencia presxs: Violación de derechos humanos y abusos denunciados en varios medios.
Violencia contra personas sin hogar: Multas por no estar confinadas e incluso asesinatos de manos de algún "justiciero". Atención pésima a sus necesidades, que ya no eran buenas fuera del estado de alarma.
Violencia contra personas migrantes: Redadas racistas, acoso y controles poco aleatorios, de carácter racial hacia las personas racializadas y la población migrante.
Violencia laboral: Obligación de ir a trabajar siendo persona de riesgo, no teniendo las medidas de protección necesarias, abusos patronales, despidos libres, ERTEs que no se cobran... Empresas haciendo negocio de la crisis a costa de la clase trabajadora que muere.
Violencia institucional: Dejar todo el peso a las personas que trabajan en primera línea, sin los recursos necesarios ya sea de protección o para poder ejercer su trabajo (comedores sociales funcionando a más del 200%, redes de apoyo mutuo supliendo las carencias de servicios sociales) mientras se ponen medallitas de que todo va como un tiro para arriba.
Violencia policial: No son pocos los videos y testimonios de abusos policiales, el miedo extendido a toda la población, una media de 20,000 propuestas de sanción diarias, precarización de la vida.
Violencia habitacional: Sólo se han propuesto moratorias de pago, mientras hay familias que no cobran ni siquiera el dinero que deberían cobrar del Estado. No se ha hecho ninguna política social que pueda dar respuesta a las necesidades sociales, se han centrado en que «no se hunda» la economía del país. Intentos de desalojos ilegales con el apoyo de la policía.

Bien seguro que se queda alguna injusticia y abuso en el tintero pero la situación es compleja, muchas de las violencias y abusos anteriores se relacionan entre sí y se vive por lo general un clima de angustia generalizado, tanto por la situación actual como por lo incierto que es el futuro.

Violencias que son además foco de infección y propagación del virus, más que unas cuantas familias saliendo a la calle, y que no parecen tener tanto revuelo mediático; además son foco y propagación de injusticias y retroceso de derechos y libertades.

Nadie hasta ahora había vivido una pandemia. Es normal tener miedo, es normal tener ansiedad, es normal estar irritable. Nadie sabe qué es mejor o qué es peor, ya que muchos aspectos de la vida están interconectados, así que intentemos no criminalizar al vecino por salir de casa, preguntémosle qué tal está.

El control del virus es necesario para no saturar el sistema sanitario, las medidas que se están tomando van en esa línea, pero el confinamiento que estamos viviendo tiene afectaciones físicas y emocionales que hacen que nuestro sistema inmunológico se vea mermado, pudiendo no dar una respuesta suficiente para combatir el virus en caso de infección y teniendo que ser ingresado. Esto es un ejemplo de la complejidad del panorama, queriendo contener al virus se dan situaciones que te exponen más a él.

Luchemos para no retroceder en derechos y libertades, no seamos irresponsables. Matemos de una vez a la sociedad de control para construir una sociedad de cuidados, de apoyo mutuo, de solidaridad y de amor.

https://lasoli.cnt.cat/2020/04/27/opinio-el-diumenge-de-la-irresponsabilitat-morirem-tots/
_______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
De, Por y Para Anarquistas
Para enviar artculos en castellano escribir a: A-infos-ca@ainfos.ca
Para suscribirse/desuscribirse: http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
Archivo: http://www.ainfos.ca/ca
A-Infos Information Center