A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement

The First Few Lines of The Last 10 posts in:
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007 | of 2008 | of 2009 | of 2010 | of 2011 | of 2012 | of 2013 | of 2015 | of 2016 | of 2017

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) lasoli.cnt.cat: [OPINIÓN] DE ESCUELAS Y ADOCTRINAMIENTOS por Xavier Diez (en)

Date Mon, 23 Oct 2017 11:43:51 +0300


Desafortunadamente, aquellos que desde hace décadas no nos creíamos la Transición, los hechos nos dan la razón: la democracia española es una farsa. El hecho de que no viéramos ningún juicio de Nüremberg, ningún proceso de desnazificación nos muestra que el franquismo, durante algunos años, se retiró de la escena pública para mantenerse discretamente moviendo los hilos en los espacios estratégicos del estado. Más adelante, hacia mediados noventa, con la generación de Aznar, se empezaron a desacomplejó y poco a poco, se fueron colocando en el centro del escenario, acompañados de pequeños imperios mediáticos que amplificaban su discurso. ---- Con una ultraderecha dispuesta a recuperar el espacio perdido, era obvio que necesitaba generar un relato que sumas cierta masa social. El nacionalismo, donde el interés se articula con la emoción es una fórmula exitosa para cohesionar un colectivo determinado a revertir realidades en un ejercicio de reaccionarismo. Y lo que necesita todo nacionalismo, es buscar un antagonista. El minimilitarisme teatral de Gibraltar, Peregil, u otras aventuras coloniales del brazo de Bush y Blair no tenía demasiado recorrido, aparte de parecer ridículo. Había que ir a las esencias, y la idea de enemigo interior, mezclado con un anticatalanismo endémico en la cultura política hispánica ofrecía una oportunidad única. En la caduca mentalidad imperial y colonial, atacar civiles desarmados,

El relato era simple y de matriz religiosa. Cataluña era diferente, y se había alejado de la ortodoxia española y eso era intolerable. Como los judíos alemanes, sospechosos de no ser suficientemente alemanes, los catalanes somos sospechosos de no ser suficientemente españoles. Esto no podía ser de maner un proceso natural. Del mismo modo que sólo una conspiración judeomasónica y marxista explicara que la clase trabajadora se negara a ser tratada en la misma lógica feudal que "Los Santos Inocentes", había que buscar responsables externos a esta herejía. No había que pensar demasiado: los medios de comunicación y la escuela catalana, con su sistema de inmersión lingüística. Las campañas comenzaron pronto, a finales de los noventa, y se intensificaron la década pasada, en la lucha electoral por el control de las instituciones. La obsesión por la presencia del catalán,

Sin embargo, la realidad ha sido otra. Como ya defendí en mi libro "Anatomía de una Ruptura" y decenas de artículos publicados desde hace una decena de años, en que la comparación entre España y Turquía era recurrente, el alejamiento de Cataluña respecto al régimen del 78 no tiene que ver con cuestiones nacionales, sino con aspectos de cultura política. Cataluña ha hecho su propia evolución como democracia occidental (y capitalista) de acuerdo con parámetros continentales, mientras que España ha propiciado una involución respecto el franquismo. El deseo de romper con el estado no es para construirse nacionalmente (al fin y al cabo, nuestra es una sociedad identitariamente diversa), sino como acto de seguridad democrática. El régimen español no es de fiar, como confirman las circunstancias.

El sistema educativo, contrariamente a lo que muchos piensan o sueñan, no tiene la capacidad de modelar los marcos mentales de nuestros alumnos. Todos aquellos que nos hemos dedicado años, no tardamos en saber que hay agentes mucho más poderosos que el aula: la familia, los medios de comunicación, el star system, y sobre todo, la realidad inmediata. La mayoría del independentismo organizado es abastecido por gente que conoció la escuela franquista y el castellano (y que como yo, tuvieron que aprender fuera de la institución todos los conocimientos vetados por la escuela). Sin embargo, para los franquistas de hoy, es el culpable ideal: es identificable, goza de suficiente prestigio social, es considert como un pilar de la sociedad, ya pesar de la deriva neoliberal de los últimos años, mantiene cierto espíritu democrático y de compromiso social . Ahora se reproduce el esquema mental del primer franquismo. El "muera la inteligencia" de Millán Astray concretado en el asesinato de miles de maestros, aún hoy en las cunetas españolas. Un "muera la inteligencia" que contrasta con los elementos identitarios que conforman, ayer y hoy, el imaginario de los más reaccionarios: la veneración por la fuerza, los toros, el gregarismo, la ignorancia, la versión más reaccionaria de la religión .

En los últimos días esto se ha concretado aún más en un campaña mediática al más puro estilo orwelliano. No olvidemos que los grandes grupos de comunicación están vinculados en el Ibex 35, que son, al fin y al cabo, los beneficiarios y responsables reales del régimen. Y esto ha entrado en el campo de la amenaza política, a base de denuncias instigadas por partidos supremacistas como C 's o el propio PP. El trauma que supuso la irrupción de la brutalidad policial en las escuelas el 1 de octubre impactó sin duda en los niños, muchos de los cuales vieron como sus padres o sus abuelas habían sido golpeados de manera vergonzante por querer votar , o habían hecho destrozos en las instalaciones y el mobiliarios. Al día siguiente, muchos quedaban asombrados. Sin embargo, la ofensiva del estado también trató de intimidar maestros y escuelas a base de denuncias y falsas acusaciones por las actividades en defensa de la paz y la no violencia hechas en las escuelas. Después de la violencia física, viene la psicológica. El objetivo es aterrorizar a la comunidad educativa. Los instrumentos son los partidos políticos, ya menudo el lumpen que se deja contaminar por esta orgía de nacionalismo banal y extrema derecha que tanto gusta a cierto garrulisme de suburbio. Vienen días muy duros en los que la victoria de la decencia será a base de dignidad y resistencia. ya menudo el lumpen que se deja contaminar por esta orgía de nacionalismo banal y extrema derecha que tanto gusta a cierto garrulisme de suburbio. Vienen días muy duros en los que la victoria de la decencia será a base de dignidad y resistencia. ya menudo el lumpen que se deja contaminar por esta orgía de nacionalismo banal y extrema derecha que tanto gusta a cierto garrulisme de suburbio. Vienen días muy duros en los que la victoria de la decencia será a base de dignidad y resistencia.

http://lasoli.cnt.cat/19/10/2017/opinio-descoles-adoctrinaments/
_______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
De, Por y Para Anarquistas
Para enviar artculos en castellano escribir a: A-infos-ca@ainfos.ca
Para suscribirse/desuscribirse: http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
Archivo: http://www.ainfos.ca/ca
A-Infos Information Center