A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement

The First Few Lines of The Last 10 posts in:
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007 | of 2008 | of 2009 | of 2010 | of 2011 | of 2012 | of 2013 | of 2015 | of 2016 | of 2017

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) Sobre los sucesivos ataques a la F.O.R.A., a la SROV Capital y a sus activistas

Date Tue, 11 Apr 2017 10:55:05 +0300


El pasado 24 de marzo de 2017, aproximadamente a las 15:30 hs, un activista de la Sociedad de Resistencia de Oficios Varios Capital (SROV) adherida a la Federación Obrera Regional Argentina (F.O.R.A.) fue agredido por una mujer. En el marco de la movilización convocada por Encuentro, Verdad y Justicia a 41 años del último golpe militar de Estado, el activista estaba repartiendo volantes en la esquina de Rivadavia y Paraná donde estaba concentrada la columna de la F.O.R.A. cuando en fila india circulaba un grupo compuesto por aproximadamente siete jóvenes mujeres. Una de ellas, ubicada más o menos en el medio de la fila, murmuró "no acepto volantes de encubridores" y enseguida la joven que encabezaba la fila se volvió hacia nuestro camarada e intentando arrebatarle los materiales de difusión que llevaba consigo le gritó "encubridor, encubridor". Frente a ello el compañero tomó con fuerza los volantes que repartía y le preguntó qué le pasaba, por qué lo calumniaba. Inmediatamente la joven reaccionó propinándole dos escupitajos seguidos: uno impactó en su rostro, otro en su remera. Ante la actitud desafiante de las jóvenes y frente a transeúntes atónitos que presenciaban la situación, nuestro compañero retrocedió cuatro pasos hasta donde estaba el conjunto de camaradas de la F.O.R.A. y comentó la situación con algunos afiliados de la SROV Capital.

No es la primera vez que personas afiliadas a la SROV Capital son atacadas, ya vienen acumulándose aisladas pero sucesivas agresiones. Sin embargo, a principios de 2017, luego de algunos debates en torno de estas situaciones -sobre todo una en particular acontecida a finales de 2016-, se decidió que apenas volviese a suceder este tipo de agresiones, redactaríamos y publicaríamos un comunicado para dar a conocer la verdad de los hechos.

La agresión inmediatamente anterior

El primer fin de semana de diciembre de 2016, en el Parque Lezama de la ciudad de Buenos Aires, se desarrollaron unas "Jornadas anárquicas". La SROV Capital fue invitada a participar por medio de una mesa de difusión de nuestras propuestas. Estábamos en ese marco de "camaradería libertaria" cuando un grupo de personas comenzó a insultar y a hostigar a un compañero y a una compañera (ésta acompañada de su hijo de 8 años de edad) afiliados a la SROV de Capital, acusándolos a ellos y a nuestra organización de "machistas" y "encubridores de abusadores". Pese a la solidaridad recibida de parte de una amplia mayoría de camaradas allí presentes que no pertenecen a la F.O.R.A., para evitar seguir siendo agredidos por el grupo de personas referido, los compañeros decidieron irse de la plaza. Pero, no contentos con la agresión hacia esos dos camaradas y por lo tanto hacia la F.O.R.A., el grupo agresor inmediatamente acusó a la Biblioteca Popular José Ingenieros y a la agrupación Insumisas de ser encubridores y de pertenecer a la F.O.R.A., pese a que no hay ninguna relación orgánica entre la F.O.R.A., la Biblioteca José Ingenieros e Insumisas. Lo llamativo es que la misma persona que acaudillaba a la patota que a los gritos y de manera exaltada profería esas mentiras formó parte de Insumisas y de la F.O.R.A.... ¡y de estas organizaciones se alejó por voluntad propia vociferando difamaciones!

El origen de las difamaciones

La mencionada persona que en Parque Lezama guió al grupo de difamadores es una exafiliada a la SROV Capital. En enero de 2016, la entonces afiliada -junto con un grupo externo a la SROV- protagonizó una campaña de maledicencias contra nuestra organización gremial en general y hacia algunos activistas en particular. Según esta ahora exafiliada, a mediados de 2015 un afiliado había acosado a otra afiliada de la F.O.R.A. El incidente ocurrió no en una instancia orgánica de nuestra organización (asamblea, plenario, etc.) sino en una informal celebración donde también estaban presentes afiliados y afiliadas de la F.O.R.A. Varios meses después de esa informal celebración (es decir, en enero de 2016), la entonces afiliada se presentó en una asamblea con una declaración -firmada por ella y otras afiliadas- donde se describía cómo un afiliado (ahora expulsado) se había comportado violentamente y acosado a una afiliada. Ante la denuncia, la asamblea decidió tratar el tema en una próxima asamblea extraordinaria. Dicho y hecho: a las pocas semanas se trató orgánicamente la denuncia presentada por las camaradas. En esta asamblea extraordinaria, del grupo que presentó el documento surgieron posturas contrapuestas: mientras unas afiliadas pretendían "purgar la organización de cualquiera que tenga tintes machistas", otras se oponían tajantemente a ese planteo proponiendo, en cambio, generar un espacio donde abordar la problemática. Luego de más de ocho horas de debate, se decidió no expulsar al afiliado denunciado y generar un espacio de reflexión en torno de cuestiones de género, coordinado por compañeras y compañeros de nuestra organización familiarizadas/dos con la problemática; de este espacio debía participar de manera obligatoria el trabajador denunciado y también se alentaba la participación de la mayor cantidad de compañeros y compañeras afiliados/das posible. No todos/as los/as afiliados/as quedaron conformes con esta resolución, sobre todo la joven que en diciembre de 2016 en Parque Lezama lideraría el ataque a la afiliada y al afiliado, quien en la asamblea extraordinaria amenazó con llamar... ¡a la policía!

Del referido espacio de reflexión no participaron la joven afiliada ni el afiliado acusado. Y en el transcurso de un brevísimo tiempo, la joven no sólo dejó de venir a las asambleas y se desafilió por propia voluntad de la organización sino que comenzó a fogonear difamaciones vía Internet y hostigamientos a compañeros y compañeras afiliados/das a la F.O.R.A. (e incluso a personas no afiliadas), entre ellos el referido ataque acontecido en diciembre de 2016 en Parque Lezama. Entre otros ataques, la joven habría estado detrás de las bombas de pintura que estallaron en la fachada de nuestro local del barrio de La Boca y que arruinaron el mural realizado hace unos años por un camarada italiano, además de publicar en Internet fotografías e información personal de compañeros/ras afiliados/das a nuestra organización junto con blasfemias varias, entre ellas que la F.O.R.A. encubría a un "abusador y golpeador" porque en nuestra federación hay "misóginos y burócratas". Mientras esta joven fogoneaba esos ataques, la SROV Capital decidió no responder a ninguna agresión (ya sea física o verbal, en la vía pública o en el ciberespacio) porque aún considerábamos que los ataques quizás obedecían a pasajeras implosiones de ira.

Respecto del entonces afiliado denunciado por varias afiliadas, se le reiteró en distintas oportunidades que debía participar del espacio de reflexión alrededor de cuestiones de género, pero el trabajador no sólo no participó de ese espacio sino que por voluntad propia dejó de participar activamente de la organización; finalmente, semanas previas al ataque que sufrimos en diciembre de 2016 en Parque Lezama, el trabajador tuvo intención de volver a participar activamente de nuestra organización, por lo que fue informado de que debía presentarse ante la Asamblea, donde se hablaría de la denuncia en su contra: al no presentarse y reiterar en los hechos una vez más su falta de interés, la asamblea de trabajadores y trabajadoras afiliados/das a la SROV Capital decidió expulsarlo de la organización.

Tanto el trabajador expulsado por la SROV Capital como la activista que se autoexcluyó de nuestra organización, revelaron su incapacidad de abordar colectivamente y autónomamente los problemas suscitados por medio de mecanismos asamblearios propios de esta agrupación gremial de personas trabajadoras antiautoritarias, antiestatistas y anticapitalistas. No somos ingenuos ni autosuficientes, por eso no negamos que las presiones reformistas, autoritarias, paternalistas, machistas y otras -propias de la sociedad capitalista y a la vez patriarcalista en la que convivimos- se exteriorizan no sólo en manifestaciones/expresiones individuales de afiliados/das sino orgánicamente como organización. Así, al ser conscientes de ello, una vez planteada la denuncia de acoso, no desacreditamos la misma ni cuestionamos la credibilidad de las denunciantes y pusimos en funcionamiento un espacio de reflexión donde fueron invitados el trabajador denunciado, las trabajadoras que hicieron la denuncia y el conjunto de afiliados/das de la SROV Capital para dilucidar, reflexionar y llegar a conclusiones o soluciones de manera colectiva. Lamentablemente, ni uno ni otras (aunque sí varios/as otros/as afiliados/das) asistieron al mencionado espacio.

La joven y el grupo de personas que motorizan los ataques a la F.O.R.A. y a sus activistas demostraron con hechos que buscan perjudicar a nuestra organización, con el agravante de que utilizan métodos policiales propios del Estado, a saber: infamias, delaciones y ataques físicos.

Por el fin de las difamaciones y ataques

Hemos descripto someramente los ataques que padecimos durante casi todo el año 2016. La del 24 de marzo, es la primera agresión que sufrimos como organización en 2017. No vamos a tolerar que continúen los ataques sin reaccionar públicamente. Por eso decidimos dejar por escrito cómo se sucedieron los hechos para frenar esta ola de difamación.

La difamación es un perverso sistema de desacreditación que, como cualquier virus, se expande imperceptiblemente. Decimos "difamación" porque varias personas, ya sea reunidas o separadas pero lo suficientemente activas como para hacer circular una noticia apócrifa, atribuyen a una organización compuesta por decenas de personas una serie de mentiras con el fin de perjudicar nuestra reputación. La difamación toma otro cariz cuando se pasa a la agresión física. Difamaciones verbales y agresiones físicas pueden retroalimentar la escalada de violencia que venimos padeciendo. Este comunicado público pretende poner fin a las difamaciones y ataques contra nuestra sociedad de resistencia, contra nuestros afiliados y afiliadas y contra la F.O.R.A en su conjunto.

La F.O.R.A. está compuesta por agrupaciones gremiales de trabajadores y trabajadoras. A la F.O.R.A. puede afiliarse toda persona que no viva del trabajo ajeno ni esté empleada en una fuerza de seguridad, es decir, que no sea patrón ni policía. Por ende es probable que los métodos y ciertos aspectos de nuestra forma de organización -asamblearia, horizontal y federativa, que propicia la acción directa- les resulten llamativos a los trabajadores/as y activistas que no conocen exhaustivamente los principios antiautoritarios que practicamos. En consecuencia, es lógico que haya reticencias y hasta disidencias con respecto a planteos culturales que rompen con el sentido común establecido, y es por eso que constantemente los afiliados debemos abordarlos internamente para que la F.O.R.A. pueda abocarse a su actividad principal -la defensa gremial de los trabajadores/as- mientras paralelamente se van dando otros debates extragremiales en un marco de tolerancia y respeto.

Alertamos a la clase obrera y al movimiento libertario que estas sucesivas prácticas policíacas de baja intensidad parecen seguir al pie de la letra los once principios de la propaganda que el nazi Goebbels sintetizó como "miente, miente, que algo quedará".

¡Salud y emancipación social!

Sociedad de Resistencia de Oficios Varios Capital adherida a la F.O.R.A.
5/4/2017

Sociedad de Resistencia de Oficios Varios Capital adherida a la F.O.R.A.

5/4/2017

Esta entrada se publicó , el Jueves, 6 de abril de 2017 a las 11:12 horas y está guardada bajo General. En este momento no se permiten comentarios, pero puedes enviar un trackback desde tu propio sitio.

Sociedad de Resistencia de Oficios Varios Capital adherida a la FORA-AIT
Coronel Salvadores 1200, (C1167AHF) La Boca - 4303-5963
oficiosvarioscapital[a]fora-ait.com.ar

http://capital.fora-ait.com.ar/2017/04/sobre-los-sucesivos-ataques-a-la-f-o-r-a-a-la-srov-capital-y-a-sus-activistas/
_______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
De, Por y Para Anarquistas
Para enviar artculos en castellano escribir a: A-infos-ca@ainfos.ca
Para suscribirse/desuscribirse: http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
Archivo: http://www.ainfos.ca/ca
A-Infos Information Center