A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement

The First Few Lines of The Last 10 posts in:
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007 | of 2008 | of 2009 | of 2010 | of 2011 | of 2012 | of 2013

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) Castroburguesía: la “jimagua” de la boliburguesía

Date Mon, 11 Nov 2013 09:37:10 +0100


Múltiples indicadores estadísticos, reportes de prensa, anuncios
oficiales, hechos innegables, rumores confirmados y cualquier otra
fuente que se considere (ver por ejemplo las webs Red Observatorio
Crítico de Cuba, Havana Times, Café Fuerte y Economía Cubana) parecen
confirmar que el Estado cubano ha emprendido la vuelta al redil del
capitalismo con predominio – o al menos fuerte presencia - de la
empresa privada, habida cuenta del callejón sin salida al que llegó en
su ensayo de capitalismo burocrático centralizado por más de cinco
décadas.

Ese modelo socio-económico en buena medida pudo mantenerse tanto
tiempo, primero por el respaldo que venía del imperio soviético hasta
el inicio de la década de 1990, y luego – entrando al S. XXI – por el
soporte financiero de un gobierno venezolano que ha gozado del lucro
rentista petrolero más cuantioso en la historia del país, lo que
permitió que se llegase a subsidiar a la economía y al Estado cubano
por montos de magnitud equivalente a los que en su momento se recibían
de la Unión Soviética. Por supuesto, antes y ahora el gobierno
castrista ha procurado ser discreto en cuanto a difundir cifras que
evidencien esa condición parasitaria de la cual ha dependido su
sobrevivencia, sigilo que han compartido sus benefactores. Pero no han
faltado investigadores que han expuesto una realidad que pese a los
disimulos no puede borrarse, siendo muestras recientes de trabajos
esclarecedores y ricos en datos, extraídos de las maquilladas
estadísticas oficiales, los de Carmelo Mesa-Lago
<http://bit.ly/X4GXRn>, Rolando H. Castañeda <http://bit.ly/GIOq6N> y
Emilio Morales <http://cafefuerte.com/cuba/economia-y-negocios/2775-cuba-la-crisis-en-venezuela-y-el-fantasma-del-periodo-especial/>.

Tiburones infestando el “Mar de la Felicidad”

A pesar de los juramentos de “fidelidad al socialismo” y a las
promesas reivindicando “una revolución sin vuelta atrás”, demasiados
signos anuncian que las empresas privadas avanzan en Cuba para
convertirse en factor esencial para la economía y la sociedad, de un
modo equivalente a lo sucedido en lugares como Vietnam o China, que no
por casualidad hoy se promocionan desde la propaganda oficial como
modelos de futuro deseable. Ahora bien, ello requiere la existencia de
propietarios de capital, tanto transnacionales como origen local, por
lo que es obvia la pregunta: ¿de dónde emergerán esos empresarios
cubanos si por tantas décadas el Estado proclamó su empeño por evitar
al capitalismo privado?



La respuesta sale rápido, tanto de la experiencia de lo ocurrido con
los viejos regímenes del capitalismo burocrático reconvertidos al
neoliberalismo como de lo que a ojos vistas sucede en la isla: es
desde las élites del poder estatal, a quienes el socialista
antiautoritario cubano Pedro Campos llama la buro-burguesía
<kaosenlared.net/america-latina/item/61582-la-encrucijada-cubana.html>,
donde se gesta el núcleo básico de los nuevos capitalistas privados,
pues tienen a su disposición las herramientas de poder político y
financiero, legales y (supuestamente) ilegales, para facilitar su
viraje de “luchadores abnegados por la revolución socialista” a
“capitanes de la libre empresa”. Sobre cómo va ahora mismo ese feliz
pasaje de buro-burgueses estatistas a castroburgueses privatistas,
veamos parte de una crónica reciente de Iván García
<www.desdelahabana.net/la-high-society-verde-olivo>, quien reseña lo
que sucede en La Habana con esos altos cargos a quienes él etiqueta
como “la high society verde-olivo”:
«En el siglo 21 son empresarios de éxito. Los diversos ‘business’
montados con socios capitalistas se nutren de miembros de las fuerzas
armadas y el ministerio del interior. Igual que la ‘industria’ nacida
a partir del incremento de las remesas familiares enviadas del
exterior. La nueva burguesía criolla apuesta hoy por el mundo de los
negocios. Asesorar a los camaradas venezolanos y conseguir cargos en
embajadas europeas. Ya los Ladas rusos no están de moda. Ahora se
presume con un Audi o jeep Hummer. El béisbol nacional les aburre. Por
la antena satelital prefieren ver en vivo juegos de las Grandes Ligas,
partidos de fútbol de la Champions o play-offs de la NBA. Jugar golf o
cazar torcazas en un coto exclusivo. Cenan como si vivieran en Londres
o París. Tienen internet en casa y por Skype hacen videoconferencias
de trabajo o charlan con sus hijos en la Florida. Vástagos de estos
nuevos ricos han estudiado o estudian en universidades de Estados
Unidos o Europa. Otros, más parecidos a su tiempo que a sus padres,
prefieren vivir en el exilio. De noche, la élite burguesa se mueve por
los restaurantes donde mejor se come en La Habana y por las discotecas
de pegada. Visten ropa de marca, tal vez facturada en lúgubres
maquilas de Bangladesh. Usan perfumes franceses y relojes suizos. De
día participan en actos revolucionarios con guayaberas blancas.»

Del verde-oliva a Armani, con escala en Caracas

Por supuesto, habrá quien rechazará tal descripción pues debe ser obra
de un lacayo del imperialismo y la derecha exiliada de Miami, igual
que lo asomado en los artículos "El lujo en Cuba" de Alejandro
Armengol y "Vuelve el ‘glamour’ a La Habana" de Sandra Weiss (ambos
accesibles vía Internet), pero resulta que en su esencia concuerdan
con lo que afirma una declaración emitida por un vocero de las Fuerzas
Bolivarianas de Liberación
<laguarura.net/2013/06/18/replica-al-g2-cubano>, grupo venezolano
pro-chavista, que se reclama dentro de la más estricta ortodoxia
marxista, leninista y guevarista, haciendo gala de sus añejas
relaciones con el gobierno cubano. En ese documento, se refiere cómo
llegan de Cuba «los burócratas del partido, los asesores y
representantes de compañías que vienen hacer negocios, a vendernos a
sobreprecio todo lo que nuestra economía de puerto importa para
satisfacer las necesidades del país,» quienes «cada vez hablan menos
de política, del compromiso con la construcción del socialismo, de
luchar por los derechos del Pueblo, de organizar la clase obrera, de
enfrentar la corrupción, de impulsar el desarrollo industrial del
país. Cada vez hablan más de negocios, de comprar en el exterior a
través de las empresas de sus testaferros las mercancías que luego sin
concurso ni licitación le venden al Estado, bueno, mejor dicho,
prácticamente es de lo único que hablan.» Así mismo, como ejemplo de
negociados de corrupción en Venezuela donde se han envuelto los
burócratas cubanos, desde las FBL destacan: «El de los paneles
solares, que fueron comprados en Francia y revendidos a exorbitantes
precios en Venezuela. O el tufillo de PDVAL, en el que buena parte de
los alimentos que se perdieron fueron vendidos por empresas
relacionadas a dirigentes cubanos. O, etc., etc., etc.»

Este rezongo de camaradas da una pista valiosa de lo que queremos
destacar aquí: la renta petrolera venezolana está sirviendo a las mil
maravillas para que esa burocracia en tránsito a burguesía lleve a
cabo su caribeña “acumulación originaria de capital”, con una
velocidad y comprendiendo montos que serían impensables dentro de los
limitados recursos a exprimir de la desprovista economía cubana. Para
hacerse una indicación cuantitativa de a qué aludimos, citemos al
trabajo de Castañeda antes referido:
«Cuba recibe ayuda económica de Venezuela a través de tres
canales principales. Haciendo un estimado de esos tres canales se
puede calcular en más de US$8.000 millones. (1) Unos US$1.018 millones
de la mitad de la factura petrolera por la venta de unos 93.000 bd a
US$60 el barril a 25 años con 2 años de gracia y 1% de interés … (2)
Unos US$2.000 millones de los acuerdos de inversión en proyecto de
desarrollo. (3) Unos US$5.000 millones que Cuba recibe en pagos
excesivos por el personal de la salud en Venezuela. … En el 2009 esos
US$8.000 equivalen a más del 14% del PIB cubano, casi 3 veces las
exportaciones de bienes y más 66% de las importaciones de bienes,
utilizando los estimados de esas tres variables del Country Report del
EIU de mayo del 2009. Para Venezuela, utilizando estimados Country
Report del EIU de junio del 2009, corresponden al 2.8% del PIB, al 15%
de las exportaciones de bienes y de los gastos corrientes del gobierno
central.»

Añadiremos lo que se dice en el texto de Emilio Morales: «Hoy
[refiriéndose al año 2011] la economía de la isla tiene una gran
dependencia de la ayuda venezolana (42.29 % de las exportaciones y
28.42 % de las importaciones)». Siendo así, es claro que en el último
decenio ha llegado a Cuba (y continuará llegando mientras gobierne el
chavismo) una parte de esa cuantiosa renta petrolera que ha servido
para que se enriquezcan los parásitos de la boliburguesía venezolana,
quienes no han dudado en favorecer con una adecuada porción a esos
serviciales compinches ahora en tránsito a castroburgueses.

¿Capitalistas?: ¡en los cuarteles más que en Miami!

Dentro del Estado cubano - y en vistas a sus funciones de vigilancia,
control y represión - nadie como los cuadros dirigentes del Ministerio
del Interior y de las Fuerzas Armadas para tener ventajas en la pugna
por salir adelante en la carrera por los dólares y para “resolverse”
en el nuevo escenario. Especialmente bien ubicados estarían los
milicos, sobre quienes nos dice un reportaje aparecido en la edición
en castellano de Le Monde diplomatique
<www.lemondediplomatique.cl/Cuba-los-frijoles-y-la-reforma.htm>:
«Aun cuando no está disponible ninguna cifra oficial, se dice que
el Ministerio de Defensa (MINFAR) controlaría más o menos directamente
el 50% de la economía cubana. ... Celebradas por The Economist
[Londres, 3/8/2006] como los “pioneros del capitalismo cubano”, las
Fuerzas Armadas se presentan como un laboratorio para la
“modernización” de la sociedad cubana.»

Para profundizar en este punto, remitiremos a tres textos interesantes
y documentados sobre la estructura empresarial que se ha constituido
desde el aparato de seguridad y el ejército cubano, cómo se conforma y
quienes la dirigen: <ctp.iccas.miami.edu/FOCUS_Web/Issue46.htm>;
<cubadata.blogspot.com/2006/02/military-involvement-in-cuban-economy.html>;
y <www.thecubanhistory.com/2013/04/green-businesses-in-cuba-cimex-s-a-los-negocios-verdes-de-cuba-el-cimex-s-a>.

Concluyamos reafirmando nuestra convicción en cuanto a que, sea bajo
las rudas botas de la burocracia o las refinadas zapatillas de la
castroburguesía, nada bueno puede esperar ese pueblo cubano obligado
por unos u otros a andar en chancletas, para quien la alternativa real
frente a la opresión, la explotación y la desigualdad está en
organizarse para la acción directa, el apoyo mutuo y la autogestión.


Anexo - Empresas cubanas activas en Venezuela
(Lista parcial, pues habrá otras sobre las que no obtuvimos información)

- CUPET: integrante del consorcio mixto VENANGOCUPET (con las
petroleras estatales de Angola y Venezuela) que recibió un bloque de
la Faja del Orinoco.
- GeoMinSal: área de geología, minería y salinas.
- FARMACUBA: comercializadora de productos farmacológicos.
- LABIOFAM: distribución de productos para nutrición, veterinaria y
fitosanidad (dirigida por sobrino de los Castro).
- CATEC: comercialización de productos y servicios para el agro.
- ASPORT: opera vía la empresa mixta ASTIMARCA y de Puertos del ALBA
S.A. (51 % de capital venezolano y 49 % cubano), monopolio que
controla los puertos del país.
- Internacional Marítima: asociada con PDVSA, a través de la empresa
naviera mixta TransALBA.
- Cubana de Aviación S.A.: transporte aéreo
- Cubatur: agencia de viajes.
- Cubacontrol S.A.: supervisión y asesoría para importaciones, en
particular de alimentos.
- Alimport: comercialización de alimentos.
- Banco Exterior de Cuba: opera dentro del sistema bancario local
desde 2005, con el nombre de Banco de Exportación y Comercio.
- ALBET Ingeniería y Sistemas S.A.: compañía de informática. Recibió
en 2007 la concesión para emitir la cédula venezolana.
- COPEXTEL: comercialización de software y hardware.
- ACITED: impresos de seguridad.
- ETECSA: telecomunicaciones; asociada a CANTV en la empresa mixta
Telecomunicaciones Gran Caribe S.A.
- EcoSol Energía: relacionada a la fabricación nacional de paneles
solares (¿serán los mismos cuya importación fraudulenta denuncian las
FBL?).
- Técnica Hidráulica S.A.: vía Consorcio Aguas del Valle, registrado
en Colombia y del cual es uno de los propietarios, recibió el contrato
para el Sistema de Riego Yacambú, en Lara.
- SOCIVIRECA: sector de la construcción.
- Caribbean Overseas Constructions S.A.: curiosa “compañía privada”
cubana, asociada a un banco estatal venezolano en la empresa mixta
Constructora del Alba Bolivariana C.A.
- Laboratorio Latinoamericano para la Protección contra los Virus
Informáticos: seguridad informática *
- HCSM: importadora de productos medicinales *
- Corporación de Servicios de Holguín: área de software *

* Compañías que, según se señala en
<blogs.eluniversal.com/blogs/sobre-la-marcha/130528/venezuela-tomada-por-cuba-2003>,
habrían sido las primeras en establecerse en Venezuela y son manejadas
por el G2 cubano.

http://periodicoellibertario.blogspot.com/2013/11/castroburguesia-la-jimagua-de-la.html
_______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
De, Por y Para Anarquistas
Para enviar artículos en castellano escribir a: A-infos-ca@ainfos.ca
Para suscribirse/desuscribirse: http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
Archivo: http://www.ainfos.ca/ca


A-Infos Information Center