A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Trk�_ The.Supplement

The First Few Lines of The Last 10 posts in:
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Trk�
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007 | of 2008 | of 2009 | of 2010 | of 2011

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) ¡Abajo la nueva guerra en el Norte de África!

Date Tue, 22 Mar 2011 20:51:36 +0100


La intervención “humanitaria” de los estados de la OTAN en Libia con
el propósito, esencialmente, de suministrar asistencia militar a una
de las partes de una guerra civil local, ha demostrado una vez más
que: no existen “revoluciones” en el Norte de África y Oriente Medio.
Hay solamente una lucha testaruda y amarga por el poder, los
beneficios, la influencia y el control sobre los recursos petrolíferos
y las áreas estratégicas. --- El profundo descontento y las protestas
socio-económicas de las masas trabajadoras de la región, generados por
la crisis económica global (ataques a las condiciones de vida de los
trabajadores, aumento del paro y la pobreza, profusión de empleo
precario) son usados por los grupos políticos opositores para dar
golpes de estado, destronar la tiranía de dictadores corruptos y
seniles y ocupar su lugar. Movilizando a los parados, los trabajadores
y los pobres como carne de cañón, las facciones descontentas de la
clase dirigente los distraen de sus demandas económicas y sociales,
prometiéndoles “democracia” y “cambio”. De hecho, la llegada al poder
de este bloque variopinto de “diputados comunes” de la élite
gobernante, liberales y fundamentalistas religiosos, no traerá a los
trabajadores ningún cambio a mejor. Conocemos bien las consecuencias
de la victoria de los liberales: nuevas privatizaciones,
fortalecimiento del caos de los mercados, emergencia de los próximos
billonarios y aún mayor pobreza, sufrimiento y miseria de los
oprimidos y los pobres. El triunfo de los fundamentalistas religiosos
significaría el crecimiento de la reacción clerical, la supresión
despiadada de mujeres y minorías, y el deslizamiento inevitable hacía
una nueva guerra árabe-israelí, cuya crudeza nuevamente descansaría en
los hombros de las masas trabajadoras. Pero incluso en la opción
“ideal” de establecer regímenes de democracia representativa en los
países del Norte de África y Oriente Medio, la gente trabajadora no
ganará nada. El trabajador, dispuesto a arriesgar su vida por la
“democracia” –es como un esclavo dispuesto a morir por su “derecho” a
elegir amo. La democracia representativa no merece una gota de sangre
humana.

En la lucha que, por el poder, se despliega en la región, los estados
europeos de la OTAN y los Estados Unidos han tomado, aún más
abiertamente, partido por los grupos políticos opositores, con la
esperanza de que la victoria de estas fuerzas y el modelo de
“democratización” del su dominio político, les traerá nuevos
beneficios y privilegios. Apoyando la “democracia” en Túnez y Egipto,
ellos esperan fortalecer allí su influencia, liberar a sus
“inversores” capitalistas de la corrupción de los dictadores, y tomar
su parte en la próxima privatización de la riqueza de los clanes
dominantes. Ayudando a la oposición liberal, monárquica y
fundamentalista religiosa, que actúa en conjunción con una serie de
antiguos oficiales del régimen de Gadafi, esperan tomar el control de
las ricas reservas petrolíferas. Junto con ellos, algunos estados
árabes entran en pugna por la influencia, ya que tienen sus propias
ambiciones en la región.

Los poderes-que-son una vez más van con bombas y misiles a “salvar”
las vidas del pueblo y “liberarlo” de las dictaduras, matando a la
gente. Los gobiernos de los países de Europa Occidental y EEUU, son
mentirosos e hipócritas: ayer ayudaban a los dictadores, los abrazaban
y les vendían armas. Hoy demandan que se vayan los dictadores,
“escuchando las demandas del pueblo”, pero no dudan en suprimir las
protestas de la población de “sus propios” países, ignorando
completamente sus demandas. Cuando la vasta mayoría de los habitantes
de Francia o Gran Bretaña, Grecia o España, Portugal o Irlanda dicen
que no quieren pagar de su bolsillo la ayuda estatal a los bancos y
las empresas, y demandan la cancelación de las medidas de austeridad,
las pensiones antisociales y las reformas laborales, las autoridades
responden que en democracia “no gobierna la calle”.

Una intervención “humanitaria” da a los gobernantes de Europa
Occidental y Estados Unidos una gran oportunidad de distraer a la
población de los países-en-su-poder de las consecuencias de la crisis
actual. La “corta y victoriosa” guerra para “salvar al pueblo y la
democracia” está diseñada para hacer que los trabajadores europeos y
norteamericanos se olviden de las políticas antisociales de gobiernos
y capitalistas, y experimenten de nuevo el orgullo de sus “humanos” y
“justos” gobernantes, en una próxima edición de la “sagrada alianza”
entre opresores y oprimidos.

Llamamos a los trabajadores del mundo para que no apoyen un fraude
“democrático” y “humanitario” y para que se opongan firmemente a la
nueva escalada de la barbarie capitalista en el Norte de África y
Oriente Medio.

Si pudiéramos llevar nuestra voz a los oprimidos y pobres explotados
de la región, por encima de distancias de miles de kilómetros y
barreras de lenguaje, les animaríamos a retomar los motivos económicos
y sociales y los temas iniciales de sus protestas, a rebelarse, a
seguir con las huelgas y manifestaciones contra los bajos salarios,
los altos precios y el desempleo, por la emancipación social –pero no
para permitirles involucrarse en juegos políticos de una lucha de
poder entre diferentes facciones de la clase dirigente.

Llamamos a los trabajadores de Europa y América para que salgan a las
calles a protestar contra la nueva guerra “humanitaria” en interés de
los estados y los capitalistas. Llamamos a las Secciones de la
Asociación Internacional de los Trabajadores para que aumenten su
agitación internacionalista y anti-militarista y para que inicien
manifestaciones y huelgas anti-guerra.

¡ABAJO LA GUERRA!
¡ABAJO TODOS LOS ESTADOS Y EJÉRCITOS!
¡NI UNA SÓLA GOTA DE SANGRE POR LA DICTADURA O LA DEMOCRACIA!
¡NO A TODOS LOS GOBIERNOS Y “OPOSICIONES”!
¡POR LA SOLIDARIDAD CON LA LUCHA DE LA GENTE TRABAJADORA POR SU
EMANCIPACIÓN SOCIAL!
¡VIVA LA AUTO-GESTIÓN GENERAL DE LA GENTE TRABAJADORA!


Confederación de Anarcosindicalistas Revolucionarios,
Sección de la AIT en la Región Rusa

www.aitrus.info
_______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
De, Por y Para Anarquistas
Para enviar artículos en castellano escribir a: A-infos-ca@ainfos.ca
Para suscribirse/desuscribirse: http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
Archivo: http://www.ainfos.ca/ca


A-Infos Information Center