A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Trk�_ The.Supplement

The First Few Lines of The Last 10 posts in:
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Trk�
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007 | of 2008 | of 2009

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) [Colombia] La economía contra la vida

Date Mon, 7 Jun 2010 14:52:13 +0200


El presidente Uribe señaló, el 19 de mayo de este año, que Colombia estaba
experimentando un "crecimiento sorprendente en la economía" y que de seguir así, los
niveles porcentuales del PIB tendrían, en los próximos años, un incremento del 5 % y
el 6 %. Así mismo, en reiteradas ocasiones, ha señalado la importancia de generar
"confianza inversionista" por medio de la "seguridad democrática", con el objetivo
de "mantener un alto grado de inversión extranjera y buscar acceso a nuevos
mercados" para, de este modo, ir "reduciendo sostenidamente el desempleo y la
pobreza". Sin embargo, y a pesar de los pronósticos optimistas que continuamente dan
el gobierno y sus defensores, el "crecimiento económico" que viene experimentando el
país es, más que cualquier otra cosa, la producción exponencial de la pobreza, el
desplazamiento y la violencia así como también, la aceleración exacerbada de la
destrucción ecológica. El modelo económico colombiano, que requiere del uso
generalizado de la opresión y la brutalidad militar y paramilitar, está desligado de
manera radical de la sociedad a la cual debería servir y del mundo natural, del cual
depende necesariamente.

El PIB, por ejemplo, que tanto utiliza Uribe para señalar los avances de su
seguridad democrática, no nos dice nada sobre los altos niveles de inequidad social
del país. Los pobres son cada vez más pobres y son cada vez más, mientras que los
ricos son cada vez más ricos. En Colombia, donde la concentración de la riqueza es
tan grande, no resulta sorprendente que, junto a un PIB elevado los índices de
pobreza, indigencia y desempleo sean cada vez más altos. Las cifras aumentan y la
justicia social disminuye. Incluso aquellos que cuentan con empleo, en la mayoría de
los casos, carecen de condiciones dignas de vida: el gobierno concede privilegios a
los sectores más poderosos, que son una minoría, eliminando las garantías de la gran
mayoría que es el pueblo. El presidente Uribe y su gobierno, así como también el
candidato presidencial Juan Manuel Santos, consideran que el PIB es un indicador que
refleja el "avance" del "buen gobierno" y la "conquista de logros sociales muy
importantes en materia económica". Y sí, ha aumentado la inversión extranjera; y sí,
nuevos mercados han sido conquistados, pero también más de 22 millones de personas
viven en la pobreza y más de 7 millones en la indigencia o pobreza extrema. El
gobierno engaña con estadísticas que no reflejan la realidad, y a través de cifras
quiere seguir ganando votos para continuar manipulando y explotando al pueblo.

Otro aspecto en el cual se ve claramente la disociación del sistema económico actual
con la vida real, es el aspecto ecológico. Este gobierno, junto con los intereses
multinacionales, le ha puesto precio a todo. El llamado desarrollo, que concibe a la
naturaleza como un gran reservorio de recursos infinitos dispuestos a los intereses
del mercado, tiene como resultado la sobreexplotación de la naturaleza que además de
ser finita es, en su mayoría, no renovable. En los últimos años, el despojo ha
acelerado su ritmo, los niveles de contaminación han aumentado, la degradación de la
tierra es cada vez más crítica y los recursos naturales son cada vez más escasos.
Los defensores de este modelo económico siguen ignorando que se trata de un sistema
abierto de flujos energéticos no renovables. Los megaproyectos (como el IIRSA), las
multinacionales (como la AngloGold Ashanti) y algunas empresas nacionales (como
Argos de Colombia), son responsables del saqueo y de la destrucción natural y social
del país El crecimiento se mide sólo en el orden monetario que beneficia a los
grandes capitalistas, desconociendo el complejo mundo natural y finito del cual
depende.

No permitamos que este sistema sigua prolongando la degradación de la tierra, ni
tampoco que el pueblo continúe siendo engañado con unas cifras y unas vanas promesas
asistencialistas que tienden a agravar su situación de despojo y miseria.
Construyamos un poder que le permita al pueblo reconocer su potencialidad y conducir
sus acciones hacia un modelo económico sustentable a escala ecológica y social.



Extraido de ORGANIZACIÓN #12 (01.06.2010), Boletín de la Red Libertaria Popular
Mateo Kramer.

http://www.redlibertariapmk.org
_______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
De, Por y Para Anarquistas
Para enviar artículos en castellano escribir a: A-infos-ca@ainfos.ca
Para suscribirse/desuscribirse: http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
Archivo: http://www.ainfos.ca/ca


A-Infos Information Center