A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement

The First Few Lines of The Last 10 posts in:
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) [Buenos Aires] Salió el N° 42 de la pu blicación ¡LIBERTAD!

Date Wed, 9 May 2007 17:10:00 +0200 (CEST)


PUBLICACIÖN ANARQUISTA LIBERTAD

Está en los quiscos de diarios de Buenos Aires el N° 42, mayo-junio, de
la publicación ¡LIBERTAD!. Para quién desee recibir el formato
electrónico comunicarse a publicacion_libertad@yahoo.com.ar.

SALUD, TIEMPO EN QUE NUESTRO SILENCIO SERÁ MÁS FUERTE QUE NUESTRAS VOCES
QUE HOY SOFOCAN CON LA MUERTE
A. Spies

En 1995 en Ushuaia es muerto por la policía el obrero de la construcción
Víctor Choque en medio de una represión contra las movilizaciones. En
1997 es muerta Teresa Rodríguez, empleada doméstica, en Cutral-Co,
durante la represión a la pueblada desatada a partir de una lucha
docente y que amenazaba con extenderse. En Corrientes, en 1999, la
gendarmería mata a Mauro Ojeda, changarín, y a Francisco Escobar,
cartonero, en el desalojo del puente interprovincial. En Salta, en 2000
es asesinado en la ruta 34, durante el aplastamiento de las rebeliones
de General Mosconi y Tartagal, Aníbal Verón, trabajador mecánico
despedido. Unos meses antes, en la misma provincia, son apresados,
torturados y muertos por la policía los jóvenes Orlando Justiniano y
Matías Gómez, secuestrados mientras juntaban leña para llevar a un
piquete, y echados los cuerpos en una ruta de Jujuy, con la intención de
simular un accidente. También en Salta son muertos a manos policiales
los jóvenes Oscar
Barrios y Carlos Santillán en la represión contra los cortes de ruta. En
2001, 31 muertos en todo el país en la represión del 20 de diciembre. En
2002, Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, caen por las balas
policiales durante el desalojo del Puente Pueyrredón. En 2003, durante
una movilización popular, es muerto Luis Marcelo Cuéllar, en Jujuy.
Hoy, en abril de 2007, en Neuquén, el docente Carlos Fuentealba es
muerto por el disparo de un cartucho de gas lacrimógeno. Un tiro en la
nunca realizado por un miembro de elite de la policía, de los grupos
especiales, en cuya foja de servicio se destacan las torturas a
detenidos y los disparos contra manifestantes el día que fue muerta
Teresa Rodríguez.
Hay que hacer un esfuerzo para no ver en esto la esencia represiva de
una institución, que no depende de políticas determinadas, ni de
funcionarios de turno, ni de dictaduras, ni de democracias, ni de
izquierdas ni de derechas. Es un carácter intrínseco, inherente a la
institución misma y a la mentalidad que la sostiene. No es reformable,
no es moderable. No es cuestión de abuso, si no de uso. El policía que
truncó la vida del docente, que dejó a sus hijitas sin sus
irremplazables caricias, a sus compañeros sin su empuje, a su compañera
a merced de los políticos, no necesitó balas de plomo ni perteneció a la
generación de mercenarios entrenados en la dictadura. Cualquier excusa
resulta un blanqueo criminal.
La función es mantener a raya a quienes se propasen o amenacen con
propasar lo permitido y tolerado por la Ley. Y la permisividad no
depende de buenas o malas voluntades, sino de intereses.
Si ayer fueron necesarios 30 mil masacrados para abonar con el miedo a
las generaciones víctimas de la democracia, como los romanos que
bombardeaban las ciudades sitiadas con cabezas cortadas para generar el
terror, hoy los militantes asesinados son puestos en las picas
mediáticas ante la población. Y el efecto cumplido es la pacificación y
el refuerzo de la gobernabilidad cuando la indignación se canaliza
dentro de los mismos mecanismos que garantizan la opresión y la
represión, cuando se llama a la paz y al diálogo, iglesia mediante.
Dichos mecanismos contemplan la depuración para la estructura del
elemento señalado como desmedido, refinando y legitimando la función
institucional. Un ejército que se perfecciona con los caídos que envía
al frente, constantemente repuestos y renovados.
Y por mantener a raya están también los desesperados que diariamente son
suprimidos cuando intentan tomar algo de las vidrieras prohibidas. Los
anónimos, los sin rostro, que no tienen ningún reclamo salarial que
hacer, ni ruta que cortar, porque no les dejaron nada para pedir ni
camino que andar. Y los que desaparecen del mundo diariamente, en
silencio o con un gemido ahogado por los altavoces del Poder, no valen
siquiera el plomo de los sicarios, quedan a la ?buena de Dios?,
reducidos a nada, ni a estadística.
Pero ante una protesta social que amenace profundizar y romper los
cercos de lo inmediato, que extienda su mano hasta las fortalezas y que
?puede atacar las casas de los funcionarios?, como dijo Sobisch,
necesita de un coto que la policía no satisface; necesita de sindicatos
y de dirigentes, de diplomáticos gremiales, de políticos del trabajo, de
profesionales del arreglo, que por esa posición, se entienden con los
patrones y los verdugos, adquiriendo invariablemente intereses propios.
Este es el vallado que condena un potencial desborde al posibilismo
político, sumando muertos y desesperanzas.
La docente Marina Schifrin fue detenida por manifestar en una ruta de
Río Negro y condenada a tres meses de prisión, una de los 5 mil
procesados por conflictos sociales. El juez sostuvo que «la única
expresión legítima de la voluntad popular es el sufragio, mientras que
las reuniones multitudinarias -en plazas o lugares públicos-, las
encuestas, las huelgas u otros medios de acción directa -vayan o no
acompañadas por las armas- no reflejan realmente la opinión mayoritaria
del pueblo; sino a lo sumo la de un grupo sedicioso».
El Estado es ?la opinión mayoritaria del pueblo?; es el ?pueblo legal?
contra el pueblo real, sometido, usado. La acción directa, acompañada,
es el único medio que posibilita terminar con el ?pueblo legal? y
abrirnos paso hacia la fuente y el alba...

?...tiempo en que nuestro silencio será más fuerte que nuestras voces...?

El Grupo Editor_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
http://ainfos.ca/ca
A-Infos Information Center