A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Trk�_ The.Supplement

The First Few Lines of The Last 10 posts in:
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Trk�
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) [Oaxaca] Comunicado de VOCAL

Date Tue, 31 Jul 2007 16:57:29 +0200 (CEST)



El clima de violenta y brutal represión continúa en Oaxaca. Las
corporaciones policíacas represivas y el ejército mexicano mantienen sus
operativos de hostigamiento, acoso e intimidación, con una estrategia que
intenta sembrar el temor mediante la violación cotidiana de los derechos
humanos y civiles, las detenciones arbitrarias, las desapariciones
forzadas, las torturas y violaciones y los asesinatos. El tirano intenta
imponer su visión del mundo a todxs lxs oaxaqueñxs y proteger sus
intereses y los de sus esbirros, sin respeto alguno a las opiniones, la
cultura y la vida de las mayorías.

Forma parte de la estrategia el auto de formal prisión que acaba de
dictarse a un grupo de compañerxs nuestros, con cargos tan infundados como
los que se hicieron a centenares de compañerxs que las autoridades se han
visto obligadas a dejar en libertad: María Guadalupe Sibaja, Silvia
Gabriela Hernández, Belem Areli Hernández, Isabel Martínez Hernández, Juan
Diego García y José Francisco García Martínez. También están en esa
situación Eliel Miguel González Luna, Jorge Luis Martínez, Olivo Martínez
Sánchez, Julio Alberto Ortiz López y Gonzalo González López, profesores de
la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

Ulises Ruiz constituye un ejemplo extremo y aberrante de una situación
característica del momento actual en el país y en el mundo: las políticas
neoliberales sólo pueden aplicarse por la fuerza, mediante el empleo de
los cuerpos policíacos y militares y la complicidad de los partidos
políticos. Los diputados y los jueces, lo mismo que los funcionarios del
gobierno, se subordinan servilmente y sin dignidad alguna a los dictados
del tirano. Sostienen así el reino de la sinrazón y la represión, en que
la sangre del pueblo sigue corriendo.

El 5 de agosto se llevarán a cabo elecciones para diputados locales. En
muchos pueblos circula aún la esperanza de que en esta coyuntura sería
posible llevar al Congreso a representantes honestos que pudieran ocuparse
de los cambios que hacen falta. Un grupo importante de organismos civiles
ha propuesto reformas legales que traigan al Estado instrumentos de la
democracia participativa, como la revocación del mandato, la iniciativa
popular, el referéndum, el plebiscito y el presupuesto participativo. Se
trata de esfuerzos legítimos que no deben despreciarse. El voto de castigo
que se aplicó el año pasado fue una prueba de la capacidad de nuestro
movimiento de concertar la voluntad popular, dando un uso eficaz a la
trinchera electoral.

En el momento actual, sin embargo, estas actitudes nos plantean el riesgo
de caer en ilusiones contraproducentes. Basta ver los nombres de los
candidatos a diputados para darse cuenta de la distancia que existe entre
los partidos políticos y los intereses populares. Están ahí conocidos
delincuentes y personas destacadas por su incompetencia. En todos los
partidos hay personeros de Ulises Ruiz, que aprendió del voto de castigo
del año pasado y ahora decidió protegerse interviniendo en las
candidaturas de todos los partidos. En vez de contribuir a los cambios
profundos que hacen falta en Oaxaca, abandonarse a la ilusión electoral se
está convirtiendo actualmente en un obstáculo adicional. La actitud
ingenua de pensar que el voto instalará en el poder a representantes de
los intereses del pueblo nos distrae de las tareas que debemos realizar y
nos despoja de la capacidad real de decidir por nosotrxs mismxs nuestro
destino.

Necesitamos, en estas condiciones, retomar los verdaderos principios
democráticos: que seamos nosotrxos mismxs quienes hagamos las propuestas y
que sea nuestra voz la que dicte el rumbo y tome las decisiones, desde lo
nuestro, desde la comunión y la solidaridad que está en las raíces del
pueblo oaxaqueño, desde el espíritu fraterno y comunitario que nos ha
caracterizado.

Desde hace más de un año, el gran movimiento social en que se ha empeñado
el pueblo de Oaxaca ha roto con todo tipo de prejuicios y ha traído
grandes innovaciones a la lucha social y política. La ocupación pacífica
de los medios de comunicación públicos y privados, las barrikadas, los
medios libres, las asambleas regionales, los ayuntamientos en resistencia,
el municipio autónomo de San Juan Copala, el sistema de intercambio con
monedas sociales impulsado por la Iniciativa Ciudadana, la Asamblea
Popular de Colonias de Oaxaca, son apenas unos cuantos ejemplos de las
innumerables iniciativas que ha tomado directamente la gente, sin
necesidad de esperar indicaciones o decisiones del consejo estatal de la
APPO, que se ocupa básicamente de la coordinación de las grandes
movilizaciones cuando hacen falta.

Para realizar una transformación verdaderamente profunda necesitamos
seguir manteniendo el espíritu de cambio que ha sido uno de los aportes
más valiosos de este movimiento de movimientos. En nuestros propios
espacios, en la acción cotidiana de cada persona, en nuestra colonia,
barrio, comunidad, centro de trabajo o escuela, en cada uno de los
espacios en que actuamos, necesitamos incidir para conquistar auténtica
autonomía. Es la autonomía por la que luchan los pueblos indígenas desde
hace 500 años, la que se hizo evidente desde 1995 cuando se mostró
públicamente que 417 de los 570 municipios decidieron que su destino
político estuviera ligado a sus propios "usos y costumbres", a la
comunalidad y a la libre determinación. Es la autonomía y el pleno
reconocimiento por el que seguimos luchando, para defender a la Madre
Tierra y proteger nuestros territorios y culturas.

Los pueblos y comunidades de Oaxaca han mostrado por siglos que la
convivencia pacífica y solidaria y la armonía convivial entre los
diferentes no son una utopía. Son la forma en que natural e históricamente
se expresa nuestra voluntad. La división y la confrontación, que lleva a
la violencia entre los pueblos, nacen de un modo de vida impuesto por el
dinero y el capital y de un sistema de gobierno despótico, no de nuestras
tradiciones y costumbres políticas.

Hemos resistido por más de 500 años lo que se nos ha tratado imponer.
Hemos sido capaces de mantener vivo lo nuestro. Hemos hecho frente a la
represión y la violencia del Estado, a pesar de su ferocidad. Nuestro
movimiento de movimiento ha demostrado que la inmensa mayoría de lxs
oaxaqueñxs estamos unidxs en la defensa de nuestra cultura y en la lucha
por una vida justa y digna que hasta ahora se nos ha negado.

No estamos dispuestos a resistir otros 500 años. Ha llegado la hora de
transitar a nuestra liberación y tomar la iniciativa. Es el momento de la
acción autónoma y libertaria, desde todos los rincones de Oaxaca.

Voces Oaxaqueñas Construyendo Autonomía y Libertad (VOCAL)

_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
http://ainfos.ca/ca


A-Infos Information Center