A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) CGT Pontevedra: Al bosque gallego lo han convertido en una inmensa pira

Date Sat, 2 Sep 2006 10:29:35 +0200 (CEST)


CGT Pontevedra
Sábado 2 de septiembre del 2006.

En la concentración habida en Pontevedra el día 11 de agosto pasado (y en
las sucesivas) la CGT difundió el siguiente manifiesto:

ANTES DESTRUYERON EL MONTE,
AHORA LO QUEMAN
POLÍTICA FORESTAL AL SERVICIO DEL CAPITAL: DEVASTACIÓN AMBIENTAL

Ahora, tal y como sucedió el pasado año y venía sucediendo durante todos
los anteriores, los incencios forestales carbonizan decenes de miles de
hectáreas de bosque gallego. Decenas de montes ardiendo. Miles ya
ardieran, en los últimos 20 años a una media de 25.000 hectáreas anuales.

Desde que el capitalismo más voraz se hizo dueño del monte gallego,
coincidiendo con la instalación de Celulosas en al ría de Pontevedra, pero
también de otros consorcios madereros y de tableros en distintos lugares
de Galicia, se hicieron desaparecer de nuestro bosque sus árboles propios,
para ser sustituidos masivamente por otras especies más ?rentables?, sobre
todo eucalipto y pino.

Claro está que esta ?rentabilidad?, sin otra consideración social que la
meramente dineraria a corto plazo y brutalmente capitalista a favor de muy
concretos grupos e intereses privados, en realidad termina siendo ruinosa
para Galicia y para todos y todas los gallegos. Ya que exige despreciar la
riqueza nataural del bosque autóctono, terminar con el patrimonio forestal
natural, degradar el entorno, desertizar el rural, acabar con la
diversidad biológica, reducir el suelo fértil a una capa cada año más
estrecha ... y, con todo eso, construir una inmensa pira inflamable a la
espera del chispazo que desencadene en cada ocasión el gran incendio.

Ya que hubo un tiempo en que Galicia poseía un vasto, hermoso y fértil
bosque atlántico, las masas forestales que ahora se queman pertenecen a un
bosque al que previamente se degradó y empobreció, hasta el punto de
transformarlo en esta inmensa pira, que hoy contemplamos con
desesperación.

Lo que en estos últimos años transforma cada chispa original, intencionada
o no, en un devastador incencio no es solo ni principalmente la voluntad
del incendiario o del pirómano, que también, si no los intereses
económicos -y políticos que les sirven- que vienen reduciendo el
patrimonio natural gallego a la penosa situación actual. Sin duda,
localizara a los pirómanos e incendiarios y extinguir los fuegos activos
es, en estos momentos, lo urgente. Pero, desenmascarar de inmediato a los
delincuentes que fabrican cada día y desde los despachos oficiales la
desgracia actual es lo preciso. Las masas forestales que ahora se queman
pertenecen a un bosque al que previamente se había degradado y
empobrecido, convirtiéndolo en una inmensa pira presta a inflamarse con
cualquier chispa.

Estamos cansados de ver como se destruye repetidamente nuestro país, en
aras de los intereses del Capital y de los grupos políticos que
servilmente se le someten. Estamos hartos de tanta marea negra y de tanta
ceniza gris. Estamos cansados de tanto petróleo y de tanto eucalipto. De
tanto Prestige y tanto Ence. De tanto Caixa Galicia y tanto Gobierno. De
tanto capitalismo y tanto Estado, ambos perfectamente inútiles para
organizar con justicia la vida social.

Solo habrá un modo eficaz de atajar los incendios que asolan Galicia desde
hace décadas. En primer lugar y antes que nada, afanándose por controlar y
apagar los que hoy están activos. Pero enseguida y sin pausa, denunciando
la complicidad de los sucesivos gobiernos gallegos -de los anteriores y
del actual- con aquellos intereses industriales y financieros que, en
definitiva, les dictan la funesta política forestal que han de aplicar.

De la misma manera que defendemos y exigimos una sanidad y enseñanza
públicas, también exigimos que el reconocimiento de la propiedad privada
de los montes implique, antes que ninguna otra cosa, que su explotación se
haga en condiciones tales que respeten su utilidad social, garanticen un
medio ambiente sano y aseguren el disfrute común del patrimonio colectivo.

CGT Pontevedra, 11 de agosto de 2006


_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca


A-Infos Information Center