A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) España: Comunicado de la Secretaría de Mujer de CGT

Date Sun, 26 Nov 2006 11:32:30 +0100 (CET)


ROJO Y NEGRO DIGITAL: Comunicado de la Secretaría de Mujer de CGT en el
Día Internacional Contra la Violencia de Género

Gabinete de Prensa Confederal CGT <prensa@cgt.org.es>

Edición Digital de Rojo y Negro, órgano de expresión de la Confederación
General del Trabajo (CGT)
"¡Hostias, qué violencia! Vaya cruz que nos cayó"
Secretaría de la Mujer CGT
Sábado 25 de noviembre del 2006.
En este día, 25 de noviembre, mujeres de todos los países y pertenecientes
a diversos colectivos queremos recordar al mundo que la violencia de
género es, aún hoy, una de las mayores lacras que arrastran todo tipo de
sociedades, sea cual sea su régimen político, su confesión, y sus
costumbres.

Digámoslo clara y contundentemente, la violencia contra las mujeres es una
violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales y el
mayor mecanismo de control que los distintos poderes han utilizado a lo
largo de la historia para ?ponernos en nuestro sitio?, imponiendo a la
mujer una situación de subordinación respecto al hombre; es la
persistencia del funcionamiento patriarcal enquistado en nuestra sociedad
y en nuestras costumbres.

Muchos son los factores que mantienen la violencia contra las mujeres,
pero algunos de ellos han tenido un peso específico en la historia. Un
peso que ha sido determinante para invisibilizar esa violencia,
encubriéndola, justificándola y dándole un barniz moral que no tiene.

Uno de esos poderes de peso emana de ?dios?. El menosprecio a las mujeres
se ha sustentado y argumentado desde las religiones monoteístas, la
misoginia de la que hacen gala todas ellas, es la consecuencia lógica del
desprecio a la inteligencia, al conocimiento y a la libertad. En nuestra
cultura, donde persiste la dominación y la pugna por el poder de una de
estas religiones, las mujeres hemos sabido bien lo que es sufrir la
ignorancia y el desprecio, su omnipresencia y su discurso manipulador de
conciencias han sido la ?cruz? de las mujeres.

A lo largo de siglos y siglos, su cruz (su símbolo), ha sido nuestra
?cruz?. En nombre de ella y de su dios, lanzaron al lado oscuro a los
saberes y a la cultura popular, ligados especialmente con lo femenino y de
la que las mujeres eran las mejores guardianas; nuestras antepasadas,
sanadoras, sabias, que vivían en unión con la naturaleza -para utilizarla
y preservarla, no para destruirla- pasaron a ser las brujas viejas, feas y
malas, que encarnaban al mal. Las cosas no han cambiado mucho, para la
curia vaticana las mujeres continúan encarnando lo malo, lo sucio, y nos
?queman?, simbólicamente esta vez, en sus pastorales, y lo hacen junto a
nuestra dignidad y nuestros derechos como personas y ciudadanas.

Para las religiones monoteístas, las mujeres no somos personas sino en
relación al mundo de lo masculino. Sólo somos madres, esposas, somos
siempre ?las otras?.
Las mujeres no tienen derechos por sí mismas, sino mediante ellos. Nuestra
es la culpa, el ?pecado?, así llaman al conocimiento, a la curiosidad; al
motor del cambio social. Y es que el miedo mueve a los ignorantes a la
violencia, y de eso sabe mucho la Iglesia.

La Iglesia Católica, representada en España por la Conferencia Episcopal,
sitúa la raíz de la violencia machista en los avances de los derechos de
las mujeres, asocian revolución sexual (liberación sexual) y violencia de
género -la última, por supuesto, consecuencia de la primera-. Les preocupa
enormemente nuestro ?sexo?, pero poco les preocupa que su política de no
uso del preservativo tenga graves consecuencias sobre la salud pública,
particularmente sobre el contagio del SIDA que amenaza a millones de
personas, especialmente a las mujeres. La misma Iglesia que cuenta con una
larga lista de delitos sexuales a la espalda, tiene la soberbia y el
atrevimiento de decirnos como vivir nuestras vidas y nuestra sexualidad,
de disculpar a los agresores, a los que durante siglos les han
proporcionado la coartada perfecta, buscando ?el mal? de este mundo en
algo tan hermoso, natural, y utópico como la LIBERTAD.

Pero cada poder tiene sus aliados, el mismo gobierno bajo el que se aprobó
una Ley Integral contra la Violencia de Género, ley que tuvo el acierto de
señalar a la educación como un elemento básico en la lucha contra la
violencia de género, ha obviado de forma lamentable la profunda relación
que hay entre el papel que asigna la religión a las mujeres y las
situaciones de violencia a las que se ven sometidas cada día, y ha
mantenido la injerencia del dogma religioso en la escuela; la misma
Iglesia que no se avergüenza de recordar a la mujer que "en lo
más profundo y originario de su ser, existen por razón y en razón del
hombre?, aprovechando el respaldo del gobierno, pretende inculcar ese
dogma en nuestros niños y niñas, también a través de la escuela pública,
disfrazado de valores universales y de ?buena educación?.

El mismo gobierno, que recogió la reivindicación feminista de contar con
una Ley Integral (aunque ya fue desdibujando su idea original en su
elaboración parlamentaria y en su posterior puesta en marcha, perdiendo
fuerza y efectividad) ha dejado fuera una reivindicación fundamental de
éste movimiento, la apuesta por una escuela coeducativa, base de una lucha
eficaz contra la violencia de género; es decir, una educación que nos
reconozca libres e iguales, una educación que sólo puede darse en el
contexto de una escuela laica, una escuela que garantice que no se
vulneren los derechos de las mujeres.

No queremos olvidar tampoco que la política de recorte de prestaciones
sociales, de especulación con las necesidades de vivienda, de cierre de
fronteras, está apuntalando fuertemente la violencia de género.

Es urgente decir BASTA, ya es suficiente, no vamos a COMPARTIR NADA con
quienes ejercen el control y la violencia contra las mujeres, tampoco con
aquellos que permiten que se ejerza la violencia impunemente, dándoles la
absolución. Son necesarias acciones inmediatas para parar esa violencia:

- evidenciando las escaseces de una ley dotada de insuficientes recursos
económicos, que no es contra toda clase de violencia de género y que se
basa fundamentalmente en el incremento de las penas.

- cuestionando las actitudes trasnochadas y los dogmas de fe, cómplices
de esta violencia, que alientan y refuerzan en las mujeres la sumisión y
la pasividad ante las agresiones.

Pero también es necesaria esa carrera de fondo que proporciona la
educación en la igualdad y el respeto a la libertad, una educación que por
su propia definición no puede admitir intrusismos de las religiones que
nos han hecho llevar una ?cruz? tan pesada a las mujeres, que nos
domestican para el sacrificio, siempre sin sentido, y para la falta de
autonomía y de decisión sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas.

Queremos dejar atrás este valle de lágrimas..., que es su mundo, y
construir otro que sea propio, lleno de risas, sin cruces que llevar a
cuestas, un mundo sin violencia de género.

_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
http://ainfos.ca/ca


A-Infos Information Center