A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) La huelga de la SAC asusta a patronal y sindicatos mayoritarios en Suecia

Date Mon, 20 Nov 2006 19:58:51 +0100 (CET)


Como ya sabemos, la SAC convocó a 2,5 millones de trabajadores para la
huelga del 15 de noviembre, el miércoles pasado. Esto creó una expectativa
entre todos los trabajadores en Suecia, y miedo entre la patronal y la
dirección de las centrales sindicales mayoritarias - LO y TCO. La LO incluso
llegó a mandar una carta a todas sus entidades organizativas, distanciándose
de la convocatoria de la SAC y de la huelga en sí como arma de lucha.
Incluso amenazó con sanciones a sus propios afiliados o secciones locales
que pensaban apoyar la huelga de la SAC.

Así, el lunes pasado, dos días antes de la huelga, SAC se vio obligado a
retirar la parte de la convocatoria que convocaba a afiliados de otros
sindicatos, manteniendo sólo la huelga para sus propios afiliados.

El día antes de la huelga, el jefe máximo de una de las patronales
importantes en Suecia, Almega, publicó un artículo de debate, ridiculizando
a SAC pero, al mismo tiempo, mostrando su miedo ante la huelga y sus
efectos. Afirmó que la SAC es tan pequeña que todos sus afiliados cabrían en
un tren de metro, y que todos los afiliados en Estocolmo cabrían en un coche
de ese tren.

Pregunto a uno de los afiliados en la sección de SAC de trenes y metros en
Estocolmo si es verdad que cabrían un poco más de 7000 personas en un tren
de metro:

"Eso es mentira -dice Jan Abrahamsson-. En cada uno hay 149 asientos, y ni
los 1400 afiliados en Estocolmo cabrían en un tren entero, si no los
meteríamos como sardinas en una lata....".

Con tanta ridiculización no se entiende el miedo que tiene la patronal por
una huelga de la SAC. Jan Abrahamsson dice, ya antes de la huelga, que iba a
ser un éxito y por eso la temen tanto, y nos explica:

"Hay tres cosas que les dan miedo, independientemente de si participamos
cuatro personas o tres mil en la huelga. Primero, el debate que esta huelga
ha creado en toda la sociedad de Suecia y sobre todo entre los trabajadores
afiliados a los grandes sindicatos reformistas. La actitud por parte de la
LO, con un total desprecio hacia la huelga en general y hacia SAC en
especial, ha creado una rabia entre los propios afiliados, y regiones
enteras de diversos sindicatos como Metal y la Minería dentro de LO ya están
pidiendo una convocatoria de huelga general por parte de la misma central.
Secciones dentro de LO también participaron en las manifestaciones de SAC en
varias ciudades. La tensión en la LO ya es tanta que la prensa está hablando
de una "rebelión" por parte de los afiliados de la LO.

Por tanto, el miedo que expresan los de la patronal y los burócratas
sindicales, no es tanto por los efectos de la huelga de SAC, que fueron
bastante pocos - trenes y buses que no llegaban, cartas que no fueron
distribuidas, máquinas cerradas etc., sino el efecto colateral, el ejemplo
de la acción, de la huelga.

La segunda es que la prensa ha seguido la huelga con muchísimo interés,
desde el asesinato del afiliado de SAC, Björn Söderberg, en 1999, no ha
escrito tanto sobre la central libertaria. Editoriales y artículos de debate
han apoyado la huelga, muchas veces con la esperanza de que ésta se difunda
más entre todos los trabajadores. Esta segunda razón ha creado una presión
fuerte sobre el gobierno, que ya ha rectificado en algunos aspectos la
propuesta que presentó el jueves pasado, 16 de noviembre. Fueron cambios
mínimos cuya intención era engañar a la opinión pública, pero nadie se deja
engañar ahora. Incluso en la prensa liberal más importante (DN), analizan la
situación y concluyen que la arrogancia del ministro laboral, Sven Olof
Littorin, se va a pagar caro en el gobierno.

La tercera es que la convocatoria central de la SAC ha intensificado las
actividades en las federaciones locales, los sindicatos y las secciones, la
participación ha aumentado mucho y los conflictos internos en la
organización que a veces parecen amenazar con partirla, se han dejado a lado
para trabajar con la huelga y las protestas".

Los afiliados de SAC fueron a huelga en varios sitios, e hicieron
manifestaciones en muchos sitios en el país. No logró parar todo un país,
pero el gran éxito de la huelga consiste en que encendió la chispa y
despertó la voluntad de otros trabajadores de usar el arma de la huelga para
combatir la reforma tan odiada



A parte de las huelgas en Suecia, también se hicieron concentraciones y
entregas de escritos (o intentos de de entrega - como en el caso de
Turquía), en otros países, como en Portugal, España, Francia, Polonia,
Irlanda, Grecia y Turquía. En algunos sitios de las protestas en Suecia,
también leyeron los comunicados internacionales de apoyo que SAC recibió de
muchos sitios.



Ronny Stansert
_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
http://ainfos.ca/ca


A-Infos Information Center