A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) (Buenos Aires) SOBRE EL ABORTO... (Grupo Libertad)

Date Sat, 4 Nov 2006 08:51:46 +0100 (CET)


SOBRE EL ABORTO...

Legalización
PARA EL SEÑOR, TODO EL MUNDO

Habría que decir que partimos de la conclusión de que la solución de las
problemáticas actuales de la humanidad, de la tragedia y de los
sufrimientos sistematizados producidos por la existencia de una clase
social privilegiada e impuesta por sobre el resto, se encuentra en la
destrucción, mental e institucional, de todas las estructuras que crean
y recrean al presente sistema social a través de la Revolución
anárquica. Y decimos que partimos de una conclusión porque, al contrario
de ser un axioma o dogma desde donde se deducen proposiciones, llegamos
a esa afirmación tras innumerables y anónimas experiencias históricas
que persiguieron salidas que terminaron por reafirmar la negación
original. La dimensión ética hace un principio del fin de la experiencia
y el fluir del devenir un punto de partida del de llegada. La cuestión
de distinguir a los principios de la finalidad es la explicación de una
totalidad y no habilita la independencia de sus partes. ?No se
encuentra otra salida a la sociedad presente que por la puerta ferrada
de la revolución. Es el dilema. O pasamos por ahí o continuamos
golpeando los muros con la cabeza?*. La puerta de salida es una sola,
tras la cual se abren las posibilidades de la humanidad desencadenada.
Tras las otras hay abismos, fauces o nuevos claustros, más o menos
decorados. Por el contrario la Ley, es decir, los códigos,
reglamentaciones e instituciones que establecen los poderosos para
controlar y garantizar la explotación de la sociedad y la naturaleza,
como hija devenida que es de la idea de Dios -dogma absoluto-, al igual
que su progenitor, es creada y recreada como causa no causada, como
verdad axiomática desde donde se desprenden, por lógica deductiva, todas
las preposiciones que demarcan los límites entre lo prohibido y lo
permitido, estableciendo las formas del permiso y del castigo y
definiendo lo justo y lo injusto. Como Dios: dentro de ella todo, fuera
de ella nada. Producto histórico de la conquista y supremacía de un
sector social sobre otro, posee carácter expansivo y tendencia
totalizadora que va adueñándose, a la par de sus fuerzas armadas, de los
espacios vírgenes que se le presentan como vacíos de poder. Y como todo
ejército que avanza encuentra resistencia a su marcha, también
encuentra, como resultado del miedo y la
desesperación, por un lado, y del deseo de conservar ciertos privilegios
y niveles sociales, por el otro, un consenso que presenta a los dichos
espacios vírgenes como espacios vacíos de poder, susceptibles de estar a
merced de supuestos males mayores. Es decir se presenta a la Ley y a su
fuerza como garantía de vida y de convivencia, y a la ausencia de jueces
y verdugos como un desamparo.
Dentro de la demarcación que dictaminan los poderosos a través de sus
reglamentos, entre la obligación, el permiso y lo vedado: la
legalización -la gracia concedida- de acciones antes reprimidas o
ignoradas, no por ser el resultado de una lucha y de reclamos, significa
una conquista parcial y progresiva sobre el sistema de privilegio sino,
por el contrario, significa una conquista más de los poderosos porque
avanzan sobre cuestiones antes marginales de su dominio y por la
inclusión, ideológica e institucional, de los sectores e individuos
movilizados. Esto independientemente del beneficio concedido, porque por
propio mecanismo de concesión y por el interés que la motiva, el mayor
beneficio es acuñado por los dueños de la sociedad que, principalmente,
se legitiman como tales. La Ley implica la existencia de quienes
acaparan las riquezas y de toda su comitiva de gobernantes, diputados,
senadores, jueces, fiscales, abogados, policías, carceleros, junto con
toda la red administrativo-represiva de congresos, municipios,
tribunales, cárceles, comisarías... La Ley es la cadena, acudir a su
refugio es forjarla; caer en su amparo es elevar y fortificar los muros
que tapian la puerta ferrada de la Revolución.

A.G.

* Rodolfo González Pacheco, del cartel EL SEÑOR TODO EL MUNDO

-------------------------------------------------

ABORTO: CONTROL Y DESESPERACIÓN

No planteamos soluciones para el sistema social imperante, planteamos
problemas. En otras palabras, la solución de la variedad que manifiesta
la problemática social pasa por la abolición del Estado y de la
explotación del Hombre por el Hombre.

En los últimos días, tras tomar carácter público y mediático, una
sucesión de casos que resumen la criminalidad y el dolor que produce
cotidianamente la civilización burguesa, motivaron la discusión en torno
a la legalización del aborto. Ante lo delicado y trágico de los casos
puntuales se nos agotan las palabras. Nuestro posicionamiento es ante
las implicancias de la discusión, ante las situaciones creadas de
desesperación social y ante el marco de un creciente consenso. La
oposición de la oficialidad de la Iglesia católica, y de los sectores
que responden a ella, contra los métodos anticonceptivos y abortivos, si
bien tiene peso -y lo han demostrado en algunos de estos casos- no tiene
la misma fuerza ante esta cuestión como la tenía décadas pasadas. Frente
a la agudización de los conflictos sociales y ante las evidencias ya
establecidas, la Iglesia católica ha debido, a condición de no perder
influencia y espacios de Poder, adaptarse a los reclamos de
actualización. El reconocimiento del genocidio indígena y la
Inquisición, la aceptación de las teorías científicas y la participación
activa en ellas, como así también la tolerancia y permisividad en
cuestiones civiles como son el divorcio o los casamientos entre
individuos del mismo sexo, etc.; son elementos de dicha adaptación ante
las trasformaciones y necesidades históricas. Estas adaptaciones nunca
fueron inmediatas ni sin contradicciones internas, ni significan un
progreso ni una
mejora ya que son funcionales a la perpetuación institucional y
religiosa. Los cambios de posición de la Iglesia ante determinadas
cuestiones se suceden desde sus orígenes. En relación con la cuestión del
aborto el rechazo eclesiástico actual data de mediados des siglo XIX;
anteriormente era permitido y no era condenado. En el siglo IV la Iglesia
condenaba el aborto sólo si la concepción era producto de un adulterio,
no así al provocado dentro del matrimonio. Para los principales teólogos
de la Iglesia, como Santo Tomás de Aquino y San Agustín -como Aristóteles
antes-, el feto no adquiría el alma hasta pasado más de un mes de
gestación y solo era condenable el aborto cuando se realizaba pasado ese
umbral. En la actualidad un nuevo cambio de posición es esperable, sino
de la oficialidad por lo menos desde algunos sectores, si se tiene en
cuenta el creciente consenso social al respecto y las exigencias
políticas y demográficas que demandan su despenalización. De hecho hay
amplios sectores católicos organizados a favor del aborto. El Poder no es
uniforme, tiene internas y disputas, sectores más democráticos o más
conservadores, reaccionarios y progresistas; izquierdas y derechas que
canalizan las diferentes tendencias en la misma órbita estatal.
La cuestión del aborto y la anticoncepción está enmarcada en el problema
actual que afrontan los capitalistas y sus representantes ante la
explosión demográfica mundial. Los 6 o 7 mil millones de habitantes que
tiene el planeta sumado a los casi 95 millones que se agregan
anualmente, millones subalimentados y desnutridos, millones
potencialmente peligrosos por constituir un sobrante del mercado
mundial, son una amenaza que ya sienten en oleadas de inmigrantes desde
las zonas periféricas hacia los centros de opulencia, como son Europa y
EE.UU. Los inmigrantes son concentrados en campos de detención cuando
las fortificaciones son franqueadas o, ya establecidos, producen
estallidos como los ocurridos en Francia. El gobierno norteamericano
está impulsando la construcción de un muro altamente tecnificado que
recorrerá kilómetros en la frontera con México, porque los actuales
alambrados y patrullas no dan abasto. El terrorismo religioso y la
delincuencia se acrecientan como
respuesta desesperada ante la situación social creada. Sumada a la
depredación ambiental que necesita la producción capitalista y la
consecuente disminución y encarecimiento de los recursos naturales, el
hacinamiento y la insuficiencia de los paliativos de la dádiva y la
caridad, junto a la amenaza de reducción de los privilegiados niveles de
vida de las clases opresoras, se le presenta al sistema el imperativo de
plantearse algunas formas de control demográfico, como prevención de
futuras y presentes crisis. Esto no quita que los mecanismos de control
demográfico no dejen de tener reticencias y oposiciones desde sectores
internos del Poder. Pero son muchos los gobiernos que han despenalizado
el aborto y los que impulsan campañas de educación anticonceptiva. En la
China maoísta desde la década del ´70 el gobierno estableció un estricto
plan de planificación familiar, basado en premios y castigos, cuando no
es directamente forzado, a fin de reducir su tasa de crecimiento
poblacional. Abortos, abandono de criaturas e infanticidio femenino como
resultado.
Los burgueses son los primeros interesados en este tipo de controles,
son ellos los financistas del barco-clínica que recorre las costas de
los países que no tienen el aborto legalizados; son ellos los que
sostienen las ONG´s que costean las intervenciones y promueven campañas.
En Argentina el actual ministro de salud, Ginés González García, es
partidario de la despenalización junto con varios integrantes del medio
artístico, intelectual y político que incluye a diputados de distintos
partidos que impulsan varios proyectos de ley sobre el tema. Hay más de
200 ONG´s locales participando en la campaña pro legalización. El debate
ampliamente difundido en todos los medios de difusión, de un tema que
hasta hace poco era un tabú, muestra el nivel de consenso que va
adquiriendo la cosa. Al debate sobre el aborto se suma, no casualmente,
el de la educación sexual -es decir, anticonceptiva- en las escuelas, no
sin oposición de los sectores más conservadores, sectores estos
bastantes desacreditados desde los generadores de la opinión pública.*
Los sectores pudientes pueden costear abortos en clínicas o centros
especializados a un precio al que no accede la mayoría. Las prácticas
rudimentarias y caseras producen altos índices de mortalidad o lesiones
en mujeres que no tienen acceso a esos lugares. La intención de los
sectores del Poder de legalizar las intervenciones y prevenciones,
independientemente de una circunstancial sensibilidad y humanismo
promovido, es controlar el aumento de la pobreza por su peligrosidad
potencialidad, porque los sectores privilegiados no corren riesgos en
abortos ilegales. Esto no quita la necesidad real ni el problema, ni la
sensibilidad e intenciones de quienes se suman al movimiento de
legalización. Lo que decimos es que el aumento del consenso al respecto
del tema se inscribe en la lógica y funcionalidad del sistema. El mismo
tema se refleja en la campaña a favor de donación de órganos. La
insistencia del Estado en este tema no significa que a los poderosos les
duela la muerte que ellos provocan, sino que necesitan de un mercado de
donaciones, legitimado y consensuado, para que ellos puedan tener a su
disposición un reservorio de órganos, que somos nosotros, como parte de
sus recursos. Repetimos que esto es así más allá de la problemática de
cada uno, y que el sistema utiliza esa problemática personal, el dolor y
los sufrimientos, para generar mecanismos que lo favorecen. El creciente
consenso a favor de la legalización del aborto se relaciona con los
movimientos feministas que se vienen desarrollando desde la década del
´60 que aparecieron en los países de mayor opulencia económica. En este
respecto hay que destacar la funcionalidad de dicho movimiento. Cuando
el machismo era funcional al sistema de estratificación social éste era
incentivado y promovido. En la actualidad, cuando el capitalismo
vislumbró y necesitó incorporar, en grado mayor a lo que lo hacía, a la
otra mitad de la población -el genero femenino- para su explotación; el
machismo como mentalidad dominante es motivado a reducirse. Esto no sin
contradicciones ni sin obstáculos, pero, como tendencia, es evidente la
participación cada vez mayor del género femenino, tanto en las esferas
de la administración y represión, como en las de trabajo. La
participación de la mujer a través de voto en las elecciones
gubernamentales, instaurado en la década del ´50 en este país, no puede
verse como una conquista del género sino como su inclusión en los
mecanismos del dominio democrático. La manifestación de dicho proceso de
inclusión creciente se ve hasta en la lengua española donde, desde un
amplio espectro político hasta en el ?movimiento? anarquista, se aplica
una dedicada discriminación genérica del lenguaje. La utilización
extendida de un nuevo ?esperanto? -de equis y arrobas- es una muestra.
Toda esta situación cultural alentada desde publicidades y desde la
enseñanza, sumado a una postergación del matrimonio en relación con la
edad en que se daba en las generaciones pasadas, posibilitada por una
relativa independencia laboral y económica, promociona que sean los
sectores medios y altos los más receptivos del feminismo y quienes sean,
por motivaciones entre ellas económicas, quienes reduzcan los
nacimientos o directamente los anulen. Motivaciones económicas
diferentes de las presiones de supervivencia que acorralan a quienes
están sumergidas en la miseria. Esta inclusión del género femenino en
las posiciones sociales junto con las implicancias culturales que lo
posibilitan contribuye, en relación con el tema de la legalización del
aborto, a establecer los preceptos argumentativos de la campaña pro
legalización. Uno de los principales argumentos esgrimidos enuncia que
la decisión de interrumpir el embarazo corresponde enteramente a la
mujer porque la gestación se produce en su cuerpo: la exclusividad de la
decisión me parece discutible. En la misma línea lo que se reclama es el
derecho de decidir, pero como el reclamo está dirigido al Estado se lo
legitima como tal en tanto es éste quien debe tomar la decisión que
concede el derecho. La idea de que es el Estado, es decir la Ley y la
policía, quien debe garantizar la libertad de decisión es la máxima de
la mentalidad estatista -opresiva- de que el Poder instituido es el
regulador de la sociabilidad. Al mismo tiempo se promueve que sea el
Estado y la legalidad quienes definan
el concepto y los límites de la humanidad, conceptualización hasta ahora
patrimonio exclusivo de la Iglesia, que ésta disputa y que se pretende
transferir al gobierno laico.
Las situaciones desesperantes son las causas de las salidas desesperadas
(ver ¡Libertad! N° 33 ?Infanticidio?). El aborto y el infanticidio son
los crudos mecanismos de control demográfico que acechan desde los
orígenes de la humanidad. Las bandas humanas de cazadores/recolectores
primitivos que aumentaban su población y veían amenazados o reducidos
sus niveles de vida, ante la merma de los recursos disponibles, se veían
obligados a estas prácticas como último recuso. Para ello la selección
cultural promovía mecanismo psicológicos y mentalidades que
posibilitaran estas acciones y atenuaran los sufrimientos al
realizarlas. El hecho de que se estableciera como mal menor, ante las
desgracias que se avendrían en caso de no practicarlos, fue motivo de
que haya sido una práctica tan extendida, en tiempos y en lugares.

Hoy y mañana, acorralados por la miseria, el hambre y las enfermedades;
ante el frío, el hacinamiento y los basurales; en las calles, bajo los
puentes, en las plazas; en asentamientos, villas y conventillos;
mendigando o arrastrando carritos, alimentándose de la basura; en
cárceles, en comisarías y en contenedores; en campos, minas y fábricas:
no apuntamos ni señalamos contra las salidas desesperadas. Apuntamos y
señalamos contra los mayores criminales de la historia: la burguesía y a
su sistema.

A.G.

* No tengo la disposición de considerar la insensibilidad, las mentiras
y las posiciones reaccionarias de los sectores fascistas que se oponen
al aborto y a la anticoncepción.

-------------------------------------------------

PRECEDENTES Y PRESENTES DEL CONTROL DE LA DESESPERACIÓN

En el libro ?La Alemania nazi?, (Alianza Editorial,1972, pag. 243), E.
Colotti recoge el discurso de Hitler sobre los territorios sometidos al
poder alemán, que dice así: ?He leído recientemente en la prosa de un
señor doctor que convenía evitar la venta y el uso de los productos
anticonceptivos en los territorios ocupados. Si algún imbécil intentara
poner en práctica este proyecto, no dudaría en aporrearlo. Dada la
proliferación de los indígenas, hemos de considerar como una bendición
que las mujeres y las muchachas practiquen el aborto en gran escala.?

En 1952, como resultado de la tercer Conferencia Internacional sobre
Paternidad Planificada realizada en Bombay, se crea la Federación
Internacional de Paternidad Planificada (I.P.P.F.). Fundada por
asociaciones de varios países del Primer Mundo y con sedes en otros
doscientos, es subvencionada por numerosos gobiernos y empresas
privadas, entre ellas: Fundación Ford, Fundación Rockefeller, Fundación
Bill y Melinda Gates, etc. Hasta la actualidad es una de las principales
y más fuertes organizaciones internacionales dedicadas al control
demográfico. A fines de la década del ´50, el presidente norteamericano
Eisenhower sentenció que si el número mundial de habitantes continuaba
multiplicándose se agudizaría el peligro de una revolución. En 1966 J.
D. Rockefeller impulsó junto con otros 30 líderes mundiales un documento
postulando que el crecimiento no planificado de la población mundial era
una amenaza para la paz. En 1972, por encargo del presidente R. Nixon,
una comisión especial al respecto elabora informes y diseña las
estrategias de control de la natalidad a aplicar por los EE.UU. en sus
zonas de influencia. En 1974, un nuevo encargo presidencial al consejero
de Seguridad Nacional, Herry Kissinger, manda elaborar un informe
secreto donde se profundizan los análisis y la preocupación por el
crecimiento demográfico, junto con la necesidad de accionar sobre los
países del Tercer Mundo para que estos reduzcan su crecimiento
poblacional.* En 1975 el presidente G. Ford eleva el informe a política
oficial de su administración, política que se mantendrá a través de los
sucesivos gobiernos; presionando, promoviendo y financiando
organizaciones y acciones para ese fin. A lo largo de las décadas se
crean una variedad de organizaciones a fin de promover el control
demográfico a través de ámbitos, políticos, culturales y sanitarios. En
1974 la O.N.U. organiza en Bucarest la Conferencia Mundial sobre
Población para coordinar acciones al respecto, que reafirmará en
siguientes encuentros. En 1984 el tema es tratado por el Banco Mundial.
En el mismo año la Conferencia Mundial de Población en México. En 1992,
en Río de Janeiro, conferencia de la O.N.U. En 1994 la Conferencia
Internacional sobre población y desarrollo en El Cairo. En 1994 el
embajador de EE.UU. en España afirma que sobran en el mundo 2.500
millones de personas, publicado en el diario El País del 9 de
septiembre. En 1996 la División de Población de la O.N.U. afirma una
tendencia de estabilización demográfica en los países opulentos mientras
anuncia el crecimiento para Asia, África y América Latina. El Premio
de Poblaciones de la O.N.U. de 2003 y director del Instituto Demográfico
en Washington, Werner Fornos, alerta sobre la vinculación entre la
explosión demográfica y el terrorismo. En 1997, la presidencia de
Clinton asigna fondos de casi $ 400 millones para organizaciones y
entidades internacionales de control demográfico. En 1967 un programa
de experimentación financiado por la Fundación Ford en Colombia fue
acusado de haber esterilizado a 40 mil mujeres. En Guatemala, a fines de
los ´60 miles de indígenas fueron asesinados por paramilitares y miles
de mujeres esterilizadas forzosamente. En el mismo país se sumaron
denuncias sobre esterilización forzada en 1984. En México, Bolivia y
Brasil, en la década del ´70, se repiten los casos por miles. En Brasil,
la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro reconoce el tema. El ex
Ministro de Sanidad de ese país, Alceni Guerra, denunció la
esterilización de 20 millones de mujeres. En Puerto Rico, en 1965, se
calcula que 1/3 de las mujeres del país han sido esterilizadas; en
Republica Dominicana en 1976 se calculan en 14 mil. En El Salvador en
1984, desde el Ministerio de Salud en conjunto con asociaciones
internacionales realizan campañas dirigidas a mujeres pobres presionando
la esterilización. En 1976, en la India, la cifra de mujeres
esterilizadas
es de 800 mil. El gobierno de Alberto Fujimori está acusado de haber
esterilizado al 30% de la población indígena de Perú en la década del
´90. Un informe del Comité de América Latina y del Caribe para la Defensa
de los Derechos de Humanos revela que para 1996 la meta del gobierno era
de 100 mil esterilizaciones,130 mil para 1997 y 165 mil para 1998,
llegándose a cumplir la meta propuesta para 1997. En 1998 la C.N.T. de
Palmas de Mallorca publica que en Indonesia le negaron a un pueblo la
construcción de una carretera argumentando que no todas las mujeres
participaban en el programa de control de natalidad. En 2003
organizaciones de derechos humanos denunciaron esterilizaciones forzadas
de mujeres de la etnia romaní en Eslovaquia. En 2004, desde la prensa y
funcionarios del gobierno chino se reconoció que en ese país, en la
provincia de Shandong, se produjeron alrededor de 7 mil esterilizaciones.
En 2003 el gobierno mexicano es acusado por asociaciones de derechos
humanos de obligar a mujeres indígenas a utilizar métodos anticonceptivos
bajo amenaza de retirarles los apoyos del Programa de Educación, Salud y
Alimentación. En 2005 el gobierno mexicano reconoce ante la O.UN. las
campañas de esterilización forzada cometidas en las poblaciones
indígenas.
Todas estas acciones fueron realizadas mediante engaños, presiones o a
cambio de dádivas. Desde los gobiernos se incentivó con beneficios a
funcionarios y empleados de las instituciones sanitarias para las
esterilizaciones de mujeres y de hombres, de estos últimos en menor
medida. Las cifras, más allá de ser aproximativas, y las diferentes
regiones dan una idea de la magnitud de las acciones de los poderosos
por frenar los peligros potenciales y reales del crecimiento poblacional
de las clases más oprimidas. En 1999 los delegados de Haití en el foro
de La Haya denunciaron que solo el 21% de las mujeres de ese país tiene
acceso al agua potable, mientras que el 88% tiene acceso a métodos
anticonceptivos. En Uganda el 34% tiene acceso al agua potable y el 82%
a anticonceptivos. En 1999 el Banco Interamericano de Desarrollo, desde
Estocolmo, promovió fondos por millones de dólares y condonaciones de
deudas a cambio de prácticas de reducción demográfica. En febrero de
2006 la Federación Internacional de Paternidad Planificada ha lanzado el
programa Fondos para el Aborto Seguro Universal, dedicado a asistir,
principalmente, a las mujeres pobres. En marzo de 2006 la directora
regional de esa entidad, entrevistada en el periódico uruguayo Brecha,
expone la problemática del aborto como cuestión de salud pública y como
necesidad de justicia social...

La política es precisa.

Aclaramos que no reivindicamos el crecimiento ilimitado de la población,
situación que es intolerable para toda sociedad humana y animal, y que
inevitablemente, de continuar, llega a un punto máximo de aumento,
autorregulándose al precio de sufrimientos y crueldades (ver ¡Libertad!
N° 17, ?Crecimiento demográfico, ecología y anarquismo?). En la sociedad
de la explotación del Hombre por el Hombre, los sufrimientos y
crueldades, son regulados por los administradores de la explotación.

A.G.

* Este informe secreto llamado National Security Study Memorandum 200
fue dirigido a distintos funcionarios del gobierno norteamericano en
abril de 1974 y hecho público en 1989. Transcribimos sólo algunas citas,
extraídas de Internet: -?Implicaciones del crecimiento de la población
mundial para la seguridad de los EE.UU. y sus intereses de ultramar.?
-?La economía de los Estados Unidos exigirá grandes cantidades de
minerales del extranjero, especialmente de los Países Menos
Desarrollados (PMD). Esto hace que Estados Unidos tenga un gran interés
en la estabilidad política, social y económica de los países
suministrantes. Donde quiera que una disminución de las presiones
demográficas pueda aumentar las posibilidades de dicha estabilidad, la
política demográfica se hace relevante para los suministros de recursos
y para los intereses económicos de los Estados Unidos.? -?Conflictos que
son a primera vista políticos tienen en realidad raíces demográficas.?
-?El desarrollo de un compromiso político y popular a escala mundial a
favor de la estabilización de la población, es fundamental para
cualquier estrategia efectiva. Esto requiere el apoyo y el compromiso de
líderes claves de los PMDs.? -?Existe también el peligro de que algunos
líderes de los PMD vean las presiones de los países desarrollados a
favor de la planificación familiar, como una forma de imperialismo
económico y racial.? ?Los Estados Unidos pueden ayudar a minimizar las
acusaciones de tener un movimiento imperialista detrás de su apoyo a
favor de las actividades demográficas, afirmando repetidamente que dicho
apoyo se deriva de una preocupación por: a) el derecho del individuo a
determinar libre y responsablemente el número y el espaciamiento de sus
hijos... y; b) el desarrollo fundamental, social y económico, de los
países pobres.? ?Relacionar las políticas de población y planeamiento
familiar con los mayores sectores de desarrollo: salud, nutrición,
agricultura, educación, servicios sociales, labores organizadas,
actividades femeninas y desarrollo de la comunidad.? -?Los programas
obligatorios pueden hacer falta y debemos considerar esas posibilidades
ahora.? -?Es muy necesario convencer a las grandes masas de que es de su
interés individual y nacional el tener, como promedio, solamente tres y
quizás sólo dos hijos... el foco obvio y creciente de la atención debe
ser cambiar las actitudes de la próxima generación.? -?Lo que es inusual
en el tema de la población es que este interés político externo debe
tener un horizonte temporal mucho más lejano que el de otros objetivos.?

-------------------------------------------------

Publicado en Publicación Anarquista ¡LIBERTAD!, N° 38,
septiembre-octubre de 2006. publicación_libertad@yahoo.com.ar



GRUPO ANARQUISTA LIBERTAD - PUBLICACIÓN ¡LIBERTAD!
www.geocities.com/grupo_libertad
Buenos Aires

_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
http://ainfos.ca/ca


A-Infos Information Center