A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) [México] Discurso pronunciado en la Otra Campaña por u n compañero

Date Tue, 9 May 2006 09:05:43 +0200 (CEST)



Discurso pronunciado en el I encuentro de la región norte de la Otra
Campaña por el Compañero Anarquista Carlos Rivera. Apodaca, N.L, México.

Buenas tardes Compañeras y compañeros de la Otra Campaña. Antes de iniciar
mi intervención, quiero agradecer y felicitar a las y los compañeros de la
coordinación estatal de nuevo león, el espacio que han abierto para el
libre debate de las ideas, que desde mi muy particular punto de vista,
considero indispensable para lograr una unificación real y no ficticia.

Bueno, pues conociendo el poco tiempo que tenemos para exponer un tema tan
amplio como lo que son el Capitalismo y el Neoliberalismo, me apresuro a
iniciar con una probable afirmación controversial. El capitalismo y el
neoliberalismo son un pleonasmo, o en otras palabras, el capitalismo y el
neoliberalismo son la misma mierda, solo que llamada de diferente forma.
No es una diferencia estructural cualitativa, lo que ha hecho que se le
llame de diferentes formas a un mismo sistema económico y político, sino
que han sido los oportunistas y los pequeños propietarios, los que han
querido hacernos ver las bondadosas diferencias entre el capitalismo y el
neoliberalismo. Pero estas supuestas bondades que nos han querido hacer
ver, no son y no pueden ser, para el pueblo, otra cosa que una sentencia
de muerte.

Me explico:

El Capitalismo, como bien sabemos, nació de entre las ruinas del
feudalismo y al igual que este ultimo, el capitalismo es una sociedad de
clases, es decir, el capitalismo mantiene la división y el antagonismo
entre opresores y oprimidos, entre dirigentes y dirigidos.

En la actual sociedad burguesa, estos dos bandos antagónicos son: por un
lado la burguesía, es decir, la clase capitalista, hombres y mujeres
propietarios de los medios de producción, que viven de la explotación del
trabajo ajeno o de la especulación de sus capitales. Por el otro lado se
encuentra: el proletariado, en su sentido mas amplio, es decir, todas esas
masas populares, que al no poseer medios de producción se ven obligados a
vender su fuerza de trabajo al mas bajo precio, como única forma de
subsistencia.

Decíamos, pues, que el capitalismo nació de entre las ruinas del
feudalismo, destruyo ese viejo mundo y construyo uno nuevo, basado en los
avances tecnológicos y la apertura de nuevos mercados, remplazando así la
tracción animal y humana, con la mecánica y las maquinas de vapor,
generando a su vez los grandes centros de trabajo, es decir, las fabricas,
relegando a los artesanos y pequeños propietarios a condiciones marginales
y generando una nueva clase, la clase de los desposeídos, los
desheredados: los obreros.

El origen del capitalismo se remonta a finales del siglo XVIII, dos hechos
históricos, dos revoluciones, dieron origen al mundo de la civilización
burguesa, es decir, al mundo actual, estos hechos históricos son: lo que
conocemos bajo el nombre de ?Reforma?, es decir, la revolución religiosa
del siglo XVI y la gran revolución política francesa del siglo XVIII. Como
vemos, la civilización burguesa es, pues, fruto de un largo proceso de
desarrollo de los modos de producción y de una serie de cambios políticos,
que dieron como resultado final, la conquista de la hegemonía mundial, en
manos de la clase capitalista.

¿Pero que significo el triunfo de la burguesía sobre el sistema político y
el modo de producción feudales? En primera instancia, sin duda, significo
el progreso de la sociedad. La burguesía conspiro, organizo y dirigió el
movimiento revolucionario. Fue ella quien tuvo el valor de rebelarse
contra toda autoridad y dirigió toda su fuerza en contra de la nobleza y
puso sobre la mesa de los acusados al Papa y a los reyes, en resumen,
lucho contra la iglesia y su oscurantismo y contra el Estado feudal.

Pero si la burguesía se armo de valor y triunfo, no fue sino por que
contaba con el apoyo del pueblo, pues ni la burguesía, ni el proletariado
eran concientes aun del abismo que los separaba. Lucharon juntos, en
beneficio exclusivo de la burguesía, quien sin dudarlo y por la fuerza
misma de las cosas, tomo el poder que había arrebatado a la nobleza feudal
y de esta forma se estableció como clase dominante, soltando
inmediatamente la bandera del progreso humano.

Una vez en el poder, la clase capitalista no dudo un solo instante, en
poner en practica y a ?full? todos los principios y modos, que garantizan
su mas absoluta prosperidad y entonces su grito de guerra ?Libertad,
Igualdad y Fraternidad? se convirtió una vez mas en una bella ilusión.

Pero analicemos ahora cuales son los principios y modos capitalistas. El
sr. Adam Smith, que es, sin duda, uno de los primeros economistas en
sintetizar y describir los principios económicos del capitalismo, en su
obra ?Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las
naciones? escrita en 1776, busco demostrar que la búsqueda de la ganancia
personal podía dar como resultado colateral, el beneficio y la mejoría de
la sociedad. Para Smith, la formula interés personal + propiedad privada +
competencia, daba como resultado: el bienestar de la sociedad.

En otras palabras, Adam Smith, sostenía que la competencia privada, libre
de toda regulación, produce y distribuye mejor la riqueza que los mercados
controlados por los gobiernos. De esta premisa podemos disgregar las
características básicas del sistema capitalista, que son las siguientes:

1. Los medios de producción, entiéndase, la tierra, la maquinaria y toda
herramienta necesaria para producir los bienes, son PROPIEDAD PRIVADA, es
decir, se encuentran legalmente en las manos de unos pocos, que hoy
conocemos como empresarios o patrones.

2. La actividad económica es organizada y coordinada por la interacción
entre productores en los mercados.

3. El control del sector publico, sobre el sector privado debe ser mínimo
o mejor aun, no debe ser. La actividad del Estado y del gobierno debe de
reducirse a hacer legal y garantizar la propiedad privada de los medios de
producción y a lo más debe garantizar el cumplimiento de los contratos, es
decir, debe fungir como intermediario entre las pugnas inter-burguesas.

Estos tres puntos, que dan forma al sistema capitalista, pueden ser
resumidos, como han sido resumidos ya, en la otra campaña, en unas mantas
que he visto han sacado en otras partes de México y aquí mismo en
Monterrey, que dicen: ?La ley básica del capitalismo es Tu o Yo, nunca Tu
y Yo?. Esa es, pues, compañeras y compañeros, la esencia más pura del
capitalismo, pero esta esencia, este principio burgués, puede resumirse
aun más, puede resumirse a una sola palabra: INDIVIDUALISMO.

Pero pasemos ahora a los hechos, conozcamos lo que en la práctica ha
conseguido el actual sistema económico y político, llamado capitalismo. Lo
que voy a mencionar ahora, son datos del informe sobre el desarrollo
mundial del 2000-2001 realizados por el Banco Mundial.

Una quinta parte de la población mundial, es decir, 1,200 millones de
personas, sobreviven con un dólar diario y 2,800 millones de personas, con
tan solo poco más de dos dólares al día. Cada día, en este mundo
capitalista, mueren 30 mil niños de hambre y 800 millones de personas
padecen subalimentación crónica. Existen 100 millones de niños que viven
en la calle y 250 millones son obligados a trabajar. Durante los últimos
40 años, las diferencias de riqueza entre los 20 países más ricos y los 20
más pobres del mundo se han duplicado. La economía modelo del capitalismo,
es decir, nuestro vecino del norte, EE. UU, cuenta con 38 millones de
personas que viven en la pobreza y mientras todos esos millones sobreviven
a muy duras penas, los tres magnates de Microsoft tienen más dinero que
todo el presupuesto que EE. UU destina a programas contra la pobreza y la
marginalidad.
Las 200 personas mas ricas del mundo, según la revista Forbes, poseen mas
riqueza que el Producto Interno Bruto (PIB) conjunto de EE. UU, China,
Japón, India y Alemania.

Esta es, compañeras y compañeros, la realidad del sistema capitalista, el
abismo que crece día a día, entre millones de seres humanos que son
arrojados a la más absoluta miseria, mientras un puñado de privilegiados,
se llenan los bolsillos y viven a costa del sufrimiento y la desgracia del
resto del mundo.
Hasta aquí hemos visto, que tras más de dos siglos de dominio del
capitalismo, como sistema político y económico, este no ha sido capas, de
dar a la humanidad, ni Libertad, ni Igualdad, ni mucho menos Fraternidad,
ha sido incapaz de dar los medios materiales que garanticen a todas y
todos una vida Digna, Justa, Libre, Feliz. Hemos visto también los
razonamientos filosóficos y los principios del sistema capitalista, pero
no hemos tocado hasta ahora las condiciones de vida concretas de la clase
trabajadora, sino que solo hemos visto, sus lamentables consecuencias.

Hablemos, pues, de cómo nace, en los hechos, el sistema capitalista. El
capitalismo nace en los hechos con la expansión y desarrollo de la
industria. La gran industria creo el mercado mundial, preparado ya, de
antemano, por el descubrimiento de América. El mercado mundial, propicio a
su vez, el desarrollo de todos los medios de transporte que a su vez,
propicio el auge de la industria y con el auge de la industria vinieron
las jornadas laborales de 12 a 18 hrs., la explotación infantil, la
insalubridad y la peligrosidad de las fabricas. La industrialización y la
explotación del mercado mundial, dieron un carácter universal a la
producción y el consumo de todos los países.

Estas nuevas condiciones, generaron nuevos críticos de la economía
política, primero fueron los socialistas utópicos; los Saint- Simón, los
Owens, los Fouriers, etc. después la escuela mutualista de Proudhon,
después la escuela alemana, de Marx, Engels y Lasalle, después la escuela
latina y eslava antiestatista de Bakunin. Todos ellos desarrollarían una
crítica filosófica, política y económica del capitalismo. Después
aparecerían también las ?trade-union?, o sea, los sindicatos, en pocas
palabras, una critica abierta y una acción directa en contra del sistema
capitalista había nacido o mejor dicho, la guerra abierta se empezaba a
gestar.

Para no hacerles tan largo el cuento - a demás de que el tiempo no me lo
permite- , las luchas del proletariado revolucionario iniciaron y fueron
creciendo, fueron avanzando a lo largo y ancho de Europa y con el
crecimiento y el avance, vinieron los primero sustos de la clase
dominante, es decir, de los burgueses, de los capitalistas.

Entonces llego la coyuntura del 48-49 y la burguesía timorata, se vio en
la obligación de buscar una forma de detener el avance del proletariado
revolucionario y así, con el miedo como principal razón, vio la luz, el
llamado ?Estado de bienestar?. No existe, economista o historiador
burgués, que se atreva a eliminar de entre las causas que dieron origen al
estado de bienestar, el avance de las luchas del proletariado y no se
atreven por que esa es la principal, por no decir, la única causa que dio
origen al llamado estado de bienestar.

Este cambio forzado, de una economía de libre mercado a una economía
mixta, se dio relativamente pronto por una sencilla razón. La burguesía,
en su avaricia, en su codicia, en su inalcanzable saciedad, simplifico
tanto las contradicciones clasistas, que el proletariado pronto tomo
conciencia de que el Estado, no es sino el instrumento legalizador y
represor de la burguesía y por ende, el Estado no podía sino significar su
miseria, su opresión y su explotación y entonces a tan evidente verdad, el
proletariado no podía concluir otra cosa, mas que esta: su lucha era
necesariamente contra el Estado y el Capital.

Entonces la burguesía y su burocracia parasitaria inherente, se vieron
obligadas a darle una razón de ser al Estado, tenían que hacer creer al
proletariado que el Estado era necesario, más aun, tenían que hacer creer
al proletariado que el Estado era indispensable. Así Bismark dijo en el
parlamento en 1889 ?Enseñareis incluso al hombre común a ver al imperio
como una institución beneficiosa?. La tarea de la burguesía se convirtió
pronto ? si quería sobrevivir ? en hacer ver al hombre común, al Estado
como una institución beneficiosa. Fue de esta forma como inicio un proceso
de sustitución del Estado en si, es decir, del Estado Policial, en un
Estado disfrazado de algo mas, en un Estado social, en un ?Estado de
bienestar?

Poco a poco, el Estado fue extendiendo su actividad de simple legalizador
de la propiedad privada e interventor de pugnas interburguesas a
actividades en las áreas de educación, vivienda, sanidad, seguridad
social, etc.

Hay que dejar claro, que no fue una concesión bondadosa del sistema
capitalista, sino fue un arrebato dentro de la economía política, del
proletariado revolucionario o en otras palabras, no fue una concesión, fue
una conquista.

Decíamos, pues, que, aterrorizada, la burguesía se vio obligada a ceder
frente a su clase antagónica, el proletariado, algunas medidas, con la
única intención de NO perder su dominación sobre esta, así en Francia la
educación primaria se volvió obligatoria y gratuita en 1881, medida que
rápidamente se extendió a la mayoría del resto de los Estados europeos. En
Alemania, por ejemplo, en 1883 fue aprobada la ley de seguro de
enfermedad, en 1884 la ley sobre accidentes laborales y en 1889 la ley de
pensiones de vejez e incapacidad.

Todas estas nuevas tareas encargadas al Estado, trajeron, obviamente, un
aumento tanto en el número de burócratas, como en los costos del mismo
Estado. Los empleados del gobierno británico, por ejemplo, pasaron de 50
mil en 1881 a 116 mil en 1901. En Alemania, por su parte, el porcentaje de
trabajadores públicos en relación con el número total de trabajadores,
creció del 9,3% en 1895 al 10,6% en 1907. Esto se convirtió en una
constante en toda Europa y los costos del gobierno que habían permanecido
estables hasta entonces, se dispararon, por ejemplo en Alemania, el gasto
publico en relación con el PIB, paso del 10% al 14,9% entre 1881 y 1900.

A pesar de estas medidas, el avance del proletariado revolucionario no se
freno, aunque si fue en gran parte, desviado hacia tendencias que
conciliaron con la burguesía menos reaccionaria o que algunos llaman
progresista y dieron a luz una mezcolanza, conocida bajo en nombre de
social democracia y que aspira a un Estado Popular.

Estas desviaciones vieron su clímax en el socialismo de estado ? la URSS,
Cuba, China, Vietnam, etc.- que no es sino Capitalismo de Estado, que sin
duda preocupo a la burguesía mas clásica y la obligo a tomar medidas, que
ahora abarcaron desde la guerra abierta, la guerra fría y nuevas medidas
económicas encaminadas a frenar el capitalismo de estado.

Así para 1936 en plena efervescencia del movimiento proletario, tanto el
puro como el socialdemócrata y a nada de la gran depresión, el
Keynesianismo vio la luz. Una vez mas la burguesía, decíamos, buscaba
encarnizadamente detener el avance del proletariado y entonces el
británico John Keynes, creyó haber encontrado lo inencontrable, es decir,
la forma de evitar las crisis económicas inherentes al sistema
capitalista.

Keynes propone en pocas palabras, la intervención del gobierno, ya no solo
en cuestiones sociales, sino que ahora el gobierno tenía que participar
activamente en la economía. Las políticas keynesianas se aplicaron en
varios países industrializados, entre ellos en el Reino Unido en la década
de 1940 y en EE. UU con el presidente John F. Kennedy.

La economía se restableció, el capitalismo supero la peor crisis económica
en la historia mundial y el proletariado de a poco fue controlado por los
partidos socialdemócratas, es decir, fue controlado por la misma burguesía
y entonces esta ultima viendo que todo volvía a la tranquilidad se empezó
a cuestionar ¿Qué hago yo manteniendo a esos pobres diablos, dándoles
salud, educación, vivienda, etc.? ¿Qué sistema es este, donde la clase
dominante gasta miles de millones de pesos en sacar de la miseria a esas
masas populares?

Así el FMI y el BM, empezaron a ?ayudar? a las economías débiles y a las
economías ?ex socialistas? con prestamos que tienen como corolario, la
aplicación de las llamadas ?reformas estructurales? en todos esos países.
En otras palabras, la burguesía quiere lo que le quitamos y entonces lo
primero que exige es que el gobierno saque las manos de la economía, o
sea, que privatice todas las empresas públicas, una vez que a privatizado
todas las empresas publicas, exige el abandono de las medidas sociales,
entiéndase, salud, educación, sanidad, vivienda, etc. Esto es lo que
conocemos como neoliberalismo.

Todo lo que he hablado hasta aquí, compañeras y compañeros, ha sido con la
intención de demostrar, que el capitalismo nació liberal, que su economía
política es el libre mercado. Esta es y será la esencia pura del
capitalismo y si en algún momento cambio, no es por que el capitalismo
busque diferentes teorías económicas, dentro de si, para solucionar las
estremecedoras cifras que mencione hace unos minutos. La historia lo único
que nos demuestra es la capacidad del capitalismo para mutar en
condiciones de peligro para su existencia.

Quien lucha solo contra el neoliberalismo es un burgués, un oportunista,
un timorato, que nos quiere engañar, que nos quiere hacer creer que el
único nuevo mundo posible, es el mundo del capitalismo menos explotador,
del capitalismo un poco mas humano, del capitalismo menos rapaz, nos
quieren, en pocas palabras, meter en un callejón sin salida para darnos
ahí, el tiro de gracia.

La lucha contra el neoliberalismo, solo se puede dar en una lucha abierta
en contra del sistema capitalista en cualquiera de sus mutaciones
defensivas. La única victoria real en contra del neoliberalismo, solo se
puede dar cuando acabemos con el capitalismo, ese sistema económico y
político mundial. La lucha contra el capitalismo es una lucha de clases y
por ende nuestro enemigo es el capitalista, el burgués, no importa si es
de México, de EE. UU, de Guatemala, de Cuba, de Francia o de donde sea, de
igual modo, nuestro único aliado es el pueblo sin importar de donde sea,
México, EE.UU, Guatemala, Francia, o de donde sea. Esta lucha, no puede y
no debe ser una lucha nacional ni por la conquista del poder político. La
lucha contra el capitalismo, debe ser una lucha internacional y por la
destrucción del poder político.

La explotación no se basa en medida del salario, los anticapitalistas no
podemos luchar por ?mejores precios para nuestros productos? ?en el caso
del campo- o por ?un salario más digno? en el caso de la ciudad, tenemos
que luchar por la eliminación de la contradicción capital/trabajo, en
otras palabras, tenemos que luchar por la eliminación del trabajo
asalariado y su corolario, la propiedad privada.

No puedo terminar esta intervención, con otra cosa, más que con la
conclusión de aquel gran revolucionario internacionalista ruso de nombre
Miguel Bakunin, en su texto titulado: el sistema capitalista.

?¿Queréis que los hombres no opriman a otros? Haced que no tengan nunca el
poder de oprimirlo. ¿Queréis que respeten la libertad, los derechos, el
carácter humano de sus semejantes? Haced que estén forzados a respetarlos:
No forzados por la voluntad ni por la acción opresiva de otros hombres, ni
por la represión del estado y de las leyes, necesariamente representadas y
aplicadas por hombres, los que los harían esclavos a su vez, sino por la
organización misma del medio social: organización constituida de modo que
aun dejando a cada uno el mas entero goce de su libertad no deje a nadie
la posibilidad de elevarse por encima de los demás, ni de dominarlos, de
otro modo que por la influencia natural de las cualidades intelectuales o
morales que poseen, sin que esa influencia pueda imponerse nunca como un
derecho ni apoyarse en una institución política cualquiera.?

Compañeras y compañeros, solo tenemos un camino, es necesario destruir lo
que es, para construir, lo que debe ser.
¡Gracias!
_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca


A-Infos Information Center