A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) [Chile] La vivienda digna y los libertarios

Date Sat, 4 Mar 2006 01:27:20 +0100 (CET)



Un proyecto de sociedad; un programa revolucionario es posible cuando
existe un movimiento social poderoso y autónomo, porque ese programa se
construye entre todos y todas. Ese movimiento ya ha comenzado a
levantarse, dando sus primeros pasos, ejerciendo sus primeras medidas de
fuerza. Y seguirá tomando sentido, con cada nuevo luchador social que
nace.

LA VIVIENDA DIGNA Y LOS LIBERTARIOS

En este país, que quiere mostrase ?en vías de desarrollo?, las necesidades
más básicas no son satisfechas para una gran mayoría de la población:
salud, educación y vivienda son un privilegio; una mercancía que está al
alcance de los que tienen el dinero suficiente para comprarlos. Y como los
que tienen trabajo ganan sueldos miserables, soportando toda clase de
abusos patronales y la inestabilidad laboral, son muy pocos los que tienen
el privilegio de acceder a estos derechos.

De aquí se desprende un problema que atraviesa a toda la sociedad: el
problema de la vivienda. Por un lado están los que se han endeudado por
años y que no pueden pagar, teniendo que soportar amenazas de remate y
pagando intereses para las empresas de cobranza, y por otro lado, los que
sin más que decir, no tienen casa propia, teniendo que gastarse las tres
cuartas partes de su sueldo en arriendo o convirtiéndose en allegados de
amigos o familiares, generándose un sin fin de problemas de convivencia y
la calle se convierte en el patio de nuestros hijos.

Nosotros, Comunistas Libertarios, creemos que la solución esta en nuestras
manos: somos los trabajadores y pobladores, que con organización y lucha,
podemos generar una solución frente al problema de los allegados y
deudores habitacionales.

Con movilización, con la unidad de los que luchan y con perseverancia,
obligaremos al Estado a que cambie sus políticas habitacionales, para que
suelte los recursos necesarios, para satisfacer las necesidades de los
trabajadores y pobladores, ya que sólo la acción directa y la construcción
de poder popular sirven a nuestra clase para conquistar viviendas dignas,
y una vida digna.
La deuda habitacional, ese dolor de muela que llega hasta los huesos.
En al mayoría de los casos, para acceder a una vivienda, se requieren dos
requisitos básicos: tener un ahorro previo en el banco y ser sujetos de
crédito. Esto significa, que además de ahorrar por años para acceder a una
vivienda, se requiere tener trabajo estable y un sueldo que supere el
mínimo, para así poder endeudarse con el banco durante diez, veinte o
treinta años. Esto, obliga a miles de personas a mentir al momento de
conseguir un crédito hipotecario sobre su real sueldo, sacando papeles
notariales que ?acrediten? que ganan lo suficiente para ser sujetos que
pueden pagar una deuda, y como al banco en realidad no le interesa si esto
es real a no, entrega el crédito, ya que tiene la seguridad de que la ley
hará que esta persona pague como sea, aunque sea rematando su vivienda.
Además, hay que recordar que quienes acceden a una vivienda SERVIU, en
realidad no se endeudan con éste, sino que todas las deudas que los
chilenos tienen con el SERVIU, pasan a ser deudas con los bancos....y los
bancos no perdonan.

Es en ese momento, cuando el endeudado queda sin trabajo y no puede pagar,
cuando el sueño de una vivienda se convierte en una pesadilla, ya que
comienzan las amenazas de remate. En estos casos, a los pobladores se les
ofrecen sólo dos alternativas: o pagan o se quedan en la calle.

Es aquí cuando aparece la siniestra presencia de una empresa de usureros
que cobra las deudas: INVERCA (Ingeniería e Inversiones Catenaria
Limitada), quien sin más miramientos es capaz de echar a la calle a una
familia sólo porque no tiene el dinero para pagar.

Es importante, al momento de denunciar el despojo de los ricos hacia los
trabajadores, mencionar a los responsables de la miseria con nombre y
apellido. En este caso es Sergio Solís, ?quien figura entre los contados
amigos del mandatario? (fuente: revista Qué Pasa, abril del 2003), es
quien está ligado a esta empresa de cobranzas. Su relación con el servicio
estatal data de los años 80, cuando en plena dictadura trabajó como
consultor de MINVU. Solís, además de ser presidente de la empresa
inmobiliaria Gala, integra varios directorios, entre ellos, el de la Feria
del Disco y el diario Le Monde Diplomatique.

Como hemos visto, el gobierno deja sin alternativa a los 260.000 deudores
habitacionales. que no pueden pagar. Pero frente a este robo, los deudores
han creado otra alternativa: la lucha y la organización. Es así como desde
las poblaciones más pobres de este país, se ha creado el movimiento de los
deudores habitacionales, que ha dado más de un dolor de cabeza al
gobierno, doblándole la mano.

Es aquí donde la acción directa se hace presente: como forma de protesta
los deudores concurrieron en muchas comunas a las oficinas de INVERCA a
pagar sólo mil pesos mensuales de dividendo, con pancartas y con marchas,
con barricadas, con las propias asambleas, tomándose edificios públicos y
estructuras de la señalética del tránsito, hasta llegar a tomar la
determinación de realizar una serie de huelgas de hambre. De esta manera,
con perseverancia (y con muchos pobladores detenidos) han logrado doblarle
la mano al gobierno, ya que éste al fin de ha decidido a dar solución, en
parte, a este problema.

De esta manera se frena la prepotencia de los ricos que quieren hacer lo
que se les ocurre. Pero todavía queda mucho camino que recorrer, ya que
del total de los deudores, sólo se ha dado solución a un 60%. El otro 40 %
no debe esperar.

Los allegados

Todo quien viva o haya vivido de allegado sabe lo que significa tener que
vivir amontonado, sin el espacio necesario para que los niños se
desarrollen en forma sana, sin la intimidad que toda pareja requiere. Pero
parece que los señores del gobierno no tienen idea de este problema, por
que sus políticas habitacionales no hacen más que dar parches para una
gran herida que requiere cirugía. Más encima, haciéndose el favor a sí
mismos, ya que es Estado se ha convertido en un clase en sí, le hacen el
trabajo a los grandes empresarios expulsando a los más pobres fuera de las
grandes ciudades.

A este proceso de expulsión de los que no tienen la plata suficiente para
comprar, le han llamado ?Reforma Urbana?, en la cual nos dicen que existen
tres grandes agentes: El Ministerio de Vivienda y Urbanismo, la empresas
consultoras y los municipios en conjunto con la ciudadanía. Sin embargo
vemos que a nadie se le ha consultado sobre esta reforma; a ningún
trabajador se le pregunta dónde le gustaría vivir.

Las únicas soluciones habitacionales (con casas de 28 metros cuadrados y
mal construidas) se están entregando fuera de las grandes ciudades, como
es el caso de la región metropolitana y la VIII región.
En este caso existen cuatro grandes responsables del problema de los
allegados: el Estado, las empresas constructoras y los dueños de los
grandes terrenos. El Estado, porque se ha desligado de la responsabilidad
que tiene (mientras exista) con la vivienda y al trabajo, limitándose a
entregar subsidios que no alcanzan a cubrir el precio de los terrenos
urbanos. Las empresas constructoras, por que se han convertido en un
verdadero monopolio, acordando (como clase) los precios de las viviendas,
construyendo viviendas con precios que no están al alcance de un sueldo
mínimo. Por otra parte están los otros responsables, los terratenientes,
dueños de los grandes terrenos, que especulan con los precios de los
terrenos, vendiéndolos a precios exorbitantes o simplemente cuando el
Estado sube los subsidios habitacionales, ellos suben el precio de la
tierra.

Sumándose a esta lista está la banca privada: quienes están por sobre la
línea de pobreza y no son indigentes (gracias a los inadecuados sistemas
de medición de la pobreza) deben endeudarse, permitiendo que los
trabajadores que no ganan un sueldo requerido por la banca y ser sujeto de
crédito tengan que mentir sobre su verdadera situación parta acceder a
créditos bancarios, encontrándose en el futuro con deudas impagables e
intereses usureros.

Para dar solución a esta demanda, históricamente han sido los comités de
allegados los que han dado respuesta a este problema. así podemos
encontrar en los años 30` la primera toma de terrenos, realizada
principalmente por familias obreras provenientes de las salitreras del
Norte, la cual dio como resultado la creación de la población La Legua. Ha
sido de esta forma como los pobladores han construido gran parte de las
grandes ciudades, participando en organizaciones populares de lucha
directa. Mientras el Estado sólo reaccionaba frente a los hechos
consumados con las llamadas operaciones sitio, entregando principalmente
casetas sanitarias y regularizando los sitios tomados.

Esta dinámica se dio así hasta la llegada de la ?democracia?, ya que fue
en este período cuando los aparatos del gobierno comenzaron a intervenir a
estas organizaciones, apadrinándolas, quitándoles fuerza, neutralizando a
gran parte del movimiento popular.

Sin embargo, desde hace algunos años, en pleno siglo XXI, han ido naciendo
nuevos comités de allegados para la lucha, que poco a poco comienzan a
encontrarse y articularse, creando la unidad de los sin casa; una unidad
que no nace de la alianza de partidos políticos, sino que se da en la
base, en la asamblea y en la pobla.

Estos nuevos comités de allegados, conformados por las más variadas formas
de pensamiento tienen muy claro que la solución no va a caer del cielo, ya
que en las eternas esperas en las postulaciones mediante los mecanismos
formales que ofrece el gobierno, pueden pasar cinco o diez años de espera.
El nuevo movimiento de los sin casa tiene claro que sólo con organización
y lucha se consiguen las cosas. Combinando los históricos métodos de lucha
como la marcha y la toma de terreno con nuevos métodos, tales como la toma
de edificios públicos y la toma simbólica de viviendas, se va construyendo
pueblo consciente.

A diferencia del movimiento de deudores habitacionales, los allegados no
han podido articularse como un bloque fuerte........pero en eso están.

Frente al eterno problema de la expansión de la ciudad, los gobernantes
han sido incapaces de dar una respuesta con sentido común, ya que ha sido
la lógica del dinero y del mercado la que ha imperado. Sólo la
articulación de las distintas organizaciones podrá imponer a la burguesía
una verdadera reforma urbana, una nueva forma de organizar el espacio en
la ciudad, para que se construyan viviendas dignas. Y se conforme así, un
nuevo tipo de población, donde no haya hacinamiento, donde existan grandes
espacios sociales donde las familias y los niños y niñas puedan vivir
dignamente.

¿Qué aprendizaje sacamos de esta lucha?

Es en nuestra activa participación en estas organizaciones populares,
cuando nuestra militancia cobra sentido, ya que somos parte de los
pobladores que luchan por una vida mejor.

Como Comunistas Libertarios, creemos que la mejor forma de dar conducción
al movimiento de pobladores es participando codo a codo en estos espacios,
siendo parte de estas experiencias, porque aquellas dueñas de casa que dan
la cara, aquellos vecinos que se van comprometiendo en la lucha, son
nuestras madres, nuestros padres, nuestros hermanos. Es de esta manera que
vamos sacando aprendizajes de la sabiduría popular, de la militancia
social y de nuestro norte político: una sociedad Comunista y Libertaria.

Una forma razonable de ir dando continuidad a esta pelea es aprovechando
el aprendizaje político que logramos cada día. De esta manera podemos
confirmar en la práctica que las salidas electorales no nos sirven, ya que
sólo han servido para justificar y perpetuar un sistema inhumado. Vemos
que aquellos partidos de izquierda, que pueden tener muy buenas
intenciones, sólo malgastan esfuerzos militantes en las campañas
electorales; si toda esa energía se aprovechara para levantar movimiento
popular......otro gallo cantaría.

Un proyecto de sociedad; un programa revolucionario es posible cuando
existe un movimiento social poderoso y autónomo, porque ese programa se
construye entre todos y todas. Ese movimiento ya ha comenzado a
levantarse, dando sus primeros pasos, ejerciendo sus primeras medidas de
fuerza. Y seguirá tomando sentido, con cada nuevo luchador social que
nace.

Arriba los que luchan!!
_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca


A-Infos Information Center