A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) Un mes de la represión en San Salvador Atenco

Date Tue, 6 Jun 2006 10:54:05 +0200 (CEST)


Entrega Marcos informe a ONG de derechos humanos

HERMANN BELLINGHAUSEN
Al cumplirse un mes del ataque policiaco a Atenco, el subcomandante Marcos
entregó un informe sobre esos hechos a la Comisión Civil Internacional de
Observación para los Derechos Humanos (CCIODH), y contó a grandes rasgos
la lucha del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), en lo que
fue más bien un sobrio homenaje a los luchadores atenquenses y su estatura
moral, la cual han intentado demoler ante la opinión pública los voceros
gubernamentales, mandos policiacos y muchos comentaristas. Tras resistir
el intento del gobierno por despojar de sus tierras a los pueblos de
Atenco en 2001 para construir un aeropuerto, el FPDT "siente el deber" de
hacer presencia en las luchas de los demás. "Invariablemente, va al frente
su líder moral, Ignacio del Valle. Llegaban ellos, casi en una rutina de
solidaridad, llevando sus machetes y cantando. Nunca intentan dar línea a
nadie, se circunscriben a decir 'no están solos'. El hecho de que Del
Valle marche al frente de sus compañeros muestra el nuevo tipo de líder
que no manda, sino va con la gente. Con nosotros los zapatistas también
llegaron varias veces los del FPDT. Iban acompañados por otros movimientos
que luchaban por sus propias cosas. Siempre hablábamos de su victoria".

Según Marcos, los argumentos en pro del aeropuerto "son joyas de la
estupidez gubernamental". Recuerda que ante ello, "los del FPDT
discutieron hasta dónde estaban dispuestos a llegar. 'Hasta la muerte',
dijeron. Desde entonces hicieron una estrategia de solidaridad, y el
machete pasa a ser su símbolo, como el pasamontañas en vez de las armas
para nosotros", agregó. "Para los de arriba el machete no es instrumento
de trabajo, sino una amenaza, y los llaman 'macheteros'. Ahora que los y
las habitantes de Atenco levantan sus machetes es para decir esto somos y
queremos seguir siendo. La derrota en el México de abajo es es el destino
casi exclusivo de cualquier lucha. Y el apoyo de las organizaciones de
izquierda es mediante un cálculo político. '¿De qué me sirve apoyar esta
lucha?'. Atenco recibió la solidaridad de grupos, pero no fue visible. Los
medios por su parte se centraron en el 'fracaso del gobierno para llevar
adelante un proyecto de desarrollo'".

Recordó que el FPDT llegó a distintos lugares durante el recorrido de la
otra campaña por el sur de México. Citó en particular Jalapa del Marqués,
Oaxaca, donde la reunión era sólo con los tres adherentes de la Sexta
Declaración de la Selva Lacandona que había en ese poblado. Allí llegaron
los del FPDT, con sus machetes. El hecho de que fuera la asamblea a la que
llegaron a apoyar habla de su deber ético. No ganaban nada con apoyar a
ese grupo".

El delegado Zero reseñó el paso de la otra campaña por Atenco a fines de
abril. Recordó haberles dicho: "Ustedes optaron por seguir en la lucha en
vez de quedarse en sus tierras con lo ganado, y lo arriesgaron por un
movimiento que tenía todo en contra, la otra campaña. Por el deber,
palabra que no entiende la izquierda institucional". Pocos después, cuando
el delegado Zero había llegado al valle de Chalco, América del Valle (hija
de Ignacio) acudió al lugar "y nos informó en la reunión de la amenaza de
desalojo a los floristas, adherentes de la Sexta en Texcoco. Y comunicó la
decisión del FPDT de apoyarlos. El 1º de mayo marcharon con nosotros".
Marcos recordó que el día 3 recibió una llamada informándole del desalojo
inminente de los floristas, y que el FPDT ya estaba allí.

"Les hicimos saber que iríamos, pero del otro lado (del teléfono) nos
dijeron que no, que estaban buscando arreglo." El recorrido de la otra
campaña siguió en La Merced y Tepito, adonde nuevamente llegó América del
Valle, como enlace del FPDT. "Vimos en una televisión la imagen del
policía golpeado en el suelo. Los locutores insistían que eso no era
posible. Que la autoridad tenía que poner orden al costo que fuera.
Durante el mitin en Tlateloco supimos del ataque en Texcoco y dimos el
primer informe de que hubo una muerte. Los medios electrónicos lo
minimizaron. Decidimos no creer en otra información que no fuera la de los
compañeros. Allí empieza el ataque en Texcoco y damos la alerta roja.
Llamamos a bloqueos de carreteras el día 4 y nos enteramos de la policía a
Atenco. El 5 hacemos una marcha de Chapingo a Atenco, que empieza con mil
personas y termina con más de 5 mil. Sabemos que hay muchos detenidos,
pero todavía no sabíamos lo que les estaban haciendo".

Al concluir la narración, el delegado Zero entregó a la CCIODH un informe
escrito y dos videos. En uno, el policía caído es golpeado por la gente;
en otro se ve la golpiza policial al dirigente telefonista Jorge Salinas.

http://www.jornada.unam.mx/imprimir.php?fecha=20060605&nota=015n1pol.php&seccion=nota

Por presunción de inocencia, demanda la liberación inmediata de los
encarcelados

La policía se excedió de fuerza en Atenco, concluyen observadores
internacionales

"No se pueden poner en duda los testimonios de mujeres violadas", dice la
CCIODH

VICTOR BALLINAS

Al presentar ayer su informe preliminar sobre el operativo policiaco en
San Salvador Atenco, los días 3 y 4 de mayo pasado, la Comisión Civil
Internacional de Observación por los Derechos Humanos (CCIODH), sostiene
que "se probó" que hubo exceso de fuerza pública, una grave vulneración
masiva de derechos humanos, que incluyeron violaciones y agresiones
sexuales contra mujeres detenidas, torturas, la muerte de un menor y la
muerte cerebral de un estudiante. "Querían quebrar la identidad de las
personas, al humillarlas y torturarlas sicológicamente", sostiene el
informe.

La CCIODH demandó los ceses inmediatos del comisario general de la Agencia
Estatal de Seguridad, Wilfrido Robledo Madrid; del comandante David
Pintados Espinos, máximo responsable policial del operativo de la policía
estatal; el comisionado -responsable del operativo por la Policía Federal
Preventiva- Alejandro Eduardo Martínez Aduna, y el jefe del estado mayor
de la PFP, el general de brigada Ardelio Vargas Fosado.

De igual forma demandó la libertad inmediata de las personas detenidas en
los penales de Santiaguito y La Palma, con base en el principio de
presunción de inocencia, y consideró inaplazable la revocación de las
medidas de expulsión acordadas contra cinco extranjeras -dos españolas,
dos chilenas y una alemana- detenidas en el operativo referido.

No basta "con la aceptación de las autoridades" de que se cometieron
excesos o abusos policiales, porque ello no implica una asunción
suficiente de las responsabilidades por el Estado, aseguró la CCIODH. "Se
debe identificar, procesar y sancionar a las autoridades federales y
estatales que, por omisión o por acción, participaron en la elaboración o
planificación del operativo, así como en su ejecución", abundó.

Sostiene que "tenemos indicios de que militares en activos participaron en
el operativo; eso es muy grave, lo estamos investigando, hay la
presunción, y por lo menos sabemos y estamos documentando un caso, que de
comprobarse sería gravísimo".

En el informe preliminar la CCIODH consideró que las fuerzas policiacas no
se condujeron dentro del marco del estado de derecho, conforme a lo
dispuesto por la Constitución mexicana, los tratados internacionales
suscritos y ratificados por el país, las leyes y reglamentos aplicados.
Los abusos policiales representaron una grave vulneración masiva de
derechos humanos: detenciones arbitrarias, allanamientos de morada
injustificados, actos de tortura, graves atentados a la libertad sexual,
incluidas las violaciones sexuales, vulneración de los derechos de los
procesados que estuvieron incomunicados y sin saber de qué se les acusaba.

Aseveró que "al revisar el auto de formal prisión de los consignados en
todos, y cada uno de ellos, las imputaciones son de orden genérico, no hay
concreción, no se indica qué hizo cada uno de los consignados; entendemos
que por la cantidad de personas es difícil, pero ello es fundamental en un
estado de derecho; por ello decimos que deben quedar en libertad, porque
sólo debe haber prisión cuando se presuma que los presuntos pueden evadir
la acción de la justicia, y no es el caso".

La CCIODH informó que hicieron 173 entrevistas con mujeres violadas y
agredidas sexualmente; con familias cuyas casas fueron cateadas
ilegalmente; con personas golpeadas y detenidas, pero que ya están libres;
con los detenidos en Santiaguito; con funcionarios de la CNDH, con
funcionarios mexiquenses, con alcaldes de Texcoco y San Salvador, pero "no
nos fueron concedidas todas las entrevistas solicitadas con el gobierno
federal y estatal; también se nos negó la entrada a La Palma".

Los integrantes de la CCIODH, entre quienes se encuentran abogados,
sicólogos, antropólogos, médicos, siquiatras, periodistas, entre otros,
destacaron que "resulta poco creíble que los mandos policiacos no tuvieron
conocimiento de lo que estaba ocurriendo, sobre todo por la magnitud e
intensidad de las violaciones a los derechos humanos. Hubo una operación
indiscriminada de detenciones en varios lugares, incluso distantes de
donde ocurrió el enfrentamiento".

En el caso de las agresiones y violaciones sexuales a mujeres,
sostuvieron: "los testimonios de las mujeres tienen valor jurídico, fueron
hechas las pruebas sicológicas y los testimonios de todas coinciden en el
modus operandi; no hubo contradicciones, y hay daños probados. No se
pueden poner en duda esos testimonios", sostienen.

Este informe y el documento final serán presentados a la Organización de
Naciones Unidas, a organismos internacionales de derechos humanos, a
gobiernos de la Unión Europea, a los parlamentos de España, Barcelona,
Italia y de otros países, además de que se entregará al gobierno de México
y a organizaciones civiles internacionales y nacionales.

http://www.jornada.unam.mx/imprimir.php?fecha=20060605&nota=014n1pol.php&seccion=nota

Los poco más de 100 manifestantes no alteraron el orden público

Marchan en Atenco para exigir alto a la represión y libertad para presos

RENE RAMON CORRESPONSAL

San Salvador Atenco, Mex., 4 de junio. Al grito de "¡A un mes de la
represión, seguimos en pie!", habitantes de este municipio y simpatizantes
del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) marcharon este
domingo por la carretera federal Texcoco-Lechería para exigir al gobierno
un alto a la represión.

El contingente de unas 100 personas, en su mayoría mujeres, niños y
personas de la tercera edad, todos vecinos de este municipio, caminó unos
cuatro kilómetros sobre esa autopista y por pueblos de Texcoco y de este
municipio.

A diferencia de otras ocasiones, en la marcha no participó ninguna de las
organizaciones sociales solidarias con la liberación de los detenidos en
los operativos de hace un mes, radicadas en otros municipios y en el
Distrito Federal.

La gente, que se hizo acompañar de una camioneta con altavoz, partió antes
del mediodía de la cabecera municipal de Atenco. Recorrió el camino
interno que comunica a todos los pueblos de la región y pasó por la
explanada de Acuexcomac.

Los simpatizantes del FPDT abandonaron el camino local, salieron a la
carretera federal Texcoco-Lechería y enfilaron de regreso a Atenco. Tras
caminar poco más de un kilómetro, la concentración reingresó al camino
rural a través de la calle Fresnos.

Empuñando su machete exclamaban "¡delatores!", "¡delatores!",
"¡delatores!", justo cuando pasaban frente a las viviendas de quienes
identificaron como las personas que presuntamente señalaron a la policía
las moradas de la gente que simpatiza con este movimiento social y
campesino.

El ambiente en las plazas públicas y calles de las comunidades de este
municipio localizado en la región de Texcoco fue de tranquilidad; la
mayoría de la gente realizó sus actividades cotidianas e inclusive en la
iglesia del Divino Salvador se quemaron toritos con motivo de la
asignación de las mayordomías religiosas.

Los del FPDT, por su parte, continuaron con su recorrido por los pueblos
de Magdalena Panoaya y San Miguel Tocuila, en Texcoco. "¡No estamos todos,
faltan los presos!", gritaba la gente quienes portaban playeras blancas
con la foto de América del Valle en el dorso.

Después regresaron al plantón permanente que mantienen en la Casa del
Comisariado Ejidal y en el Auditorio Emiliano Zapata de San Salvador
Atenco; en este último lugar, por la tarde, los ejidatarios y demás
simpatizantes de este movimiento efectuaron un acto político-cultural.

Ahí llamaron a la población a sumarse a la lucha por la liberación de los
20 hombres y siete mujeres recluidos en el penal estatal de Santiaguito y
por los tres líderes del FPDT remitidos al penal de máxima seguridad de La
Palma, y conformaron dos comisiones para las actividades de este lunes.

La primera, saldrá a las 5 horas rumbo al penal de Santiaguito, donde
habrá audiencia para todas las personas que enfrentan la acusación de
ataques a las vías de comunicación como delito no grave y también para las
que lo enfrentan con agravante.

La segunda comisión permanecerá en el pueblo, pues tiene en agenda una
reunión con el alcalde Pascual Pineda, a quien, por escrito, vecinos y
delegados municipales de Acuexcomac y Atenco pidieron que exija al
gobierno estatal el retiro de los elementos de la ASE que efectúan
rondines "de intimidación" en sus comunidades.

http://www.jornada.unam.mx/imprimir.php?fecha=20060605&nota=013n1pol.php&seccion=nota

La entidad, en vías de convertirse en importadora de alimentos, señalan
académicos

Las remesas, un paliativo para el empobrecido campo de Chiapas

Los envíos son 400% superiores a lo que deja el cultivo de café, pero no
reducen la pobreza

ANGELES MARISCAL CORRESPONSAL

Tuxtla Gutierrez, Chis., 4 de junio. La nueva industria de Chiapas es la
migración a Estados Unidos. Los migrantes chiapanecos ya subsidian al
campo y los miles de millones de pesos que cada año envían en remesas han
sido un paliativo para el descontento social y la lucha por la tierra.

A pesar de que los estudios sobre el impacto del fenómeno migratorio en
Chiapas -que se agudizó desde la década de los noventa- son recientes,
coinciden en que los ingresos por remesas no garantizan desarrollo
familiar ni comunitario.

Jorge López Arévalo, doctor en economía por la Universidad de Salamanca,
España, consideró: "La baja de los precios internacionales del café,
acompañada de las catástrofes naturales y los efectos negativos del
Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la política
neoliberal nos van a convertir pronto en importadores de alimentos y
exportadores de agricultores, de mano de obra barata".

Daniel Villafuerte Solís, ganador del Premio Nacional de Economía,
investigador del Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica
de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, coincide. "Las
consecuencias de este proceso (la migración) serán escasez de mano de obra
para cultivos como el café y la caña de azúcar. Las remesas subsidiarán
cada vez más la agricultura campesina. Se provocará una diferenciación
social entre las familias que reciben y las que no reciben remesas",
afirmó.

Para Germán Martínez Velasco, secretario técnico del Consejo Estatal de
Población, la migración no es mala, pues "de no haberse ido la población
el estado no recibiría remesas. La migración es una búsqueda de
oportunidades que sirve para reactivar el ingreso económico del hogar y
las condiciones económicas del estado".

Añadió que no hay cifras precisas de cuántos se van, regresan o mueren en
su camino a Estados Unidos, "porque como es algo que se hace a escondidas
no se ha logrado elaborar censos. El único parámetro para medir el
fenómeno son las remesas".

Según el funcionario, el dinero que mandan los migrantes se usa para
necesidades básicas: alimentación, salud, educación y compra de
electrodomésticos. En segundo término están las obras de mejoramiento de
vivienda y, en algunos casos, el ahorro. Así, "por más que una familia
tenga un migrante en Estados Unidos, esto no constituye una palanca para
salir de la pobreza".

En 2005 Chiapas captó 674.65 millones de dólares en remesas, casi 35 por
ciento más que en 2004, según el Banco de México.

El impacto de esos recursos es evidente: representan 12 veces más que lo
obtenido en 2005 por la producción de maíz, cuatro veces lo conseguido por
venta de café, diez veces lo que captó el turismo, seis veces lo que el
estado invirtió en sistemas de agua potable y 30 veces la inversión en
electrificación.

"Por un lado (el fenómeno) es positivo, porque permite la entrada de
recursos y por lo tanto la reproducción familiar, pero por otro es
altamente negativo, en tanto genera problemas ligados con la
desintegración familiar y por lo tanto modifica la vida comunitaria", dijo
Villafuerte.

Agregó que sostener la economía familiar con remesas implica que "la
agricultura está siendo subsidiada por las remesas, porque estos recursos
son transferidos al proceso productivo para adquirir insumos (semillas,
fertilizantes, insecticidas, pesticidas) y mano de obra".

Jorge López sostuvo que la migración "es el sector más dinámico de la
economía chiapaneca (...) Las remesas, además de mitigar la pobreza de
quienes las reciben, afectan positivamente a los indicadores económicos".

Ambos especialistas coincidieron en que la entrada de recursos coadyuvó a
contener la lucha por la tierra y el descontento social agudizado por el
alzamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Sin embargo, advirtieron que los ingresos por remesas no garantizan
desarrollo familiar ni comunitario. Basta observar la experiencia en
entidades de vieja tradición migratoria, como Zacatecas, Michoacán,
Guanajuato, donde aún existen desigualdad, pobreza y marginación, dijeron.

http://www.jornada.unam.mx/imprimir.php?fecha=20060605&nota=034n1est.php&seccion=nota

Buscan en el Coatán fierro viejo, arena, piedras y leña

Damnificados de Tapachula viven de pepenar escombros

RODOLFO VILLALBA SANCHEZ CORRESPONSAL

Tapachula, Chis., 4 de junio. Los estragos que dejó el ciclón Stan en
octubre de 2005 dejaron en crisis a miles de familias, que ante la falta
de empleos han vuelto a las zonas de riesgo para recolectar fierros
viejos, material pétreo o madera de árboles arrancados por la corriente.

Ejemplos de esta forma de supervivencia hay miles a lo largo del río
Coatán, torrente que debido a las lluvias que trajo Stan arrasó con miles
de viviendas, vehículos y cuanto halló a su paso. Hoy jefes de familia,
madres e hijos trabajan en las márgenes para sacar algún dinero de los
despojos que dejó la destrucción.

Maritza Mendoza recolecta desde hace casi cinco meses fierros viejos,
varillas de lo que alguna vez fueron casas arrasadas y que hoy son
escombros dispersos a lo largo del Coatán.

Aunque Maritza gana apenas 1.20 pesos por kilogramo de fierro, esto no la
desanima y dice que este dinero la ayuda a dar alimentación y vestido a su
familia.

También hay decenas de recolectores de piedras y arena. Por cada camión de
cuatro metros cúbicos obtienen 150 pesos. Emiliano García relata que ésta
ha sido su forma de sustento desde hace algún tiempo y cada día hace entre
cuatro y cinco viajes.

La familia de Felipe Gómez se gana el sustento y de paso limpia las zonas
afectadas. Con una motosierra cortan madera seca de árboles que el Coatán
arrastró durante el desastre y la venden como leña, principalmente a
panaderías tradicionales, pues no hay árboles que puedan utilizarse para
carpintería.

http://www.jornada.unam.mx/imprimir.php?fecha=20060605&nota=035n1est.php&seccion=nota






_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca


A-Infos Information Center