A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) [México] El EZLN desecha toda posibilidad de diálogo c on el gobierno foxista

Date Sat, 28 Jan 2006 23:54:57 +0100 (CET)



Marcos visita en Tabasco a dos presos políticos zapatistas y exige su
liberación

El EZLN desecha toda posibilidad de diálogo con el gobierno foxista

El delegado Zero planteó ayer a indígenas, en el municipio tabasqueño de
Tacotalpa, la necesidad de no depender de dádivas gubernamentales

Tacotalpa, Tab., 26 de enero. Por medio del subcomandante Marcos, el EZLN
reafirmó que no va a dialogar con el gobierno de Vicente Fox "porque no
hay solución, y que va a seguir luchando por la liberación de estos
compañeros y de todos los presos políticos" en el país.

"Sólo puede entrar él", dijo el oficial responsable del acceso a los
locutorios de la cárcel pública municipal de Tacotalpa, sin pronunciar el
nombre del visitante, aunque evidentemente lo esperaba. "Y tres
acompañantes", agregó, franqueando el paso a miembros de la caravana y a
un representante del Comité Popular Ciudadano. Bueno, lo esperaba toda la
corporación policiaca de Tacotalpa, y si a esas nos vamos, buena parte de
la población.

Grupos especiales de custodios vigilaban desde las torres del penal. La
expectación era intensa. Desde la ciudad de Villahermosa, bajo una intensa
lluvia (que causó el accidente de un automóvil -que fue golpeado por un
tráiler- en el cual viajaban jóvenes seguidores de la otra campaña), el
subcomandante Marcos llegó a la cabecera municipal de Tacotalpa, seguido
por una larga caravana de vehículos, muchos de ellos con informantes y
agentes gubernamentales, con un gran número de periodistas locales, ade-
más de nacionales y de los vecinos estados de Veracruz y Chiapas.

Frente a la cárcel aguardaban al delegado Zero centenares de indígenas y
no indígenas, demandando la libertad de "don Pancho" y "don Angel", a
quienes se acusa de un asesinato que no cometieron, pues se ha demostrado
que no se encontraban en el lugar ni a hora de los hechos, hace ya una
década, en los tiempos en que arreciaba la guerra de los paramilitares en
Tila, de donde son originarios los reclusos.

El delegado Zero descendió de su vehículo con aplomo y se dirigió a las
rejas, rodeado herméticamente por decenas de indígenas tabasqueños que
parecían hechos de una pieza. Una reja le franqueó el paso y Marcos caminó
entre varios policías armados un tanto atónitos.

Se respiraba una seriedad generalizada. Fue perceptible la preocupación de
los tabasqueños reunidos durante el tiempo que Marcos permaneció en el
penal. Un alivio alegró su salida, con un papel en una mano, y pocos pasos
más adelante, con un micrófono en la otra.

Y así fue como el subcomandante Marcos ingresó a una cárcel tabasqueña,
pero sólo de visita. Y aunque cubrió ciertas formalidades para ingresar al
penal, fue de hecho un acto público, una movilización de centenares de
personas. Indígenas la mayoría.

"Les quiero decir unas palabras de lo que hablamos ahorita. Vine a hablar
con estos dos compañeros presos zapatistas, don Francisco Pérez Vázquez y
Angel Concepción Pérez Gutiérrez. Vine a traer un mensaje del Comité
Clandestino Revolucionario Indígena, Comandancia General del EZLN, y les
vine a decir que el gobierno de Vicente Fox había ofrecido la liberación
de todos los presos zapatistas a cambio de que se tomará la foto el
subcomandante Marcos con el comisionado de la paz, Luis H. Alvarez, y
nosotros nos habíamos negado, y por eso seguían como lo que son, presos
políticos, rehenes del gobierno, que quiere usarlos para obligarnos a
dialogar". Después de permanecer casi una hora dialogando a solas con los
dos zapatistas, campesinos choles, recluidos aquí desde hace nueve años y
medio, el subcomandante Marcos abandonó la cárcel de Tacotalpa, y
trepándose en la defensa de una camioneta de carga, informó de su
encuentro con ellos.

"Les traje el mensaje de los compañeros comandantes y comandantas, y les
ofrecí que se dieran de baja como zapatistas, que dejaran la lucha para
que no pudieran usarlos como rehenes políticos. Los dos compañeros, padre
e hijo, don Panchito Pérez Vázquez y Angel Concepción, se negaron. Dijeron
que van a seguir de zapatistas y están dispuestos a seguir en la cárcel y
no ser usados como instrumento de presión para obligar al EZLN a
dialogar".

El proceso que se sigue en contra de estos campesinos chiapanecos y
rebeldes en territorio tabasqueño "está lleno de irregularidades y trampas
de la justicia. Es la misma historia que viven miles de indígenas en todo
México. No se les respetan sus lenguas y se les fabrican delitos para
simular que en éste país hay justicia", expresó el subcomandante Marcos.

"Ante estos dos compañeros, presos políticos, el EZLN está reafirmando
ante el gobierno de Vicente Fox que no va a dialogar porque no hay
solución, y que va a seguir luchando por la liberación de estos compañeros
y de todos los presos políticos que hay en este país, compañeros y no
compañeros de los que están en la otra campaña o no están, porque sabemos
que en el gobierno eso hacen con los luchadores sociales".

Marcos manifestó que tanto Francisco Pérez Vázquez como Angel Concepción
Pérez Guiérrez "están presos por luchar por la tierra y siguen presos por
ser zapatistas".

Denunció que "detrás de su captura y su encarcelamiento están el ex
gobernador de Chiapas y autor intelectual de la masacre de Acteal, Julio
César Ruiz Ferro, y el ex gobernador de Tabasco y ahora candidato
presidencial del PRI, Roberto Madrazo Pintado".

Ante centenares de personas que coreaban "¡Presos políticos libertad!", el
subcomandante Marcos acusó: "Esas dos personas se pusieron de acuerdo e
hicieron un conflicto de límites entre los dos estados para asegurar que
un hecho delictivo que se cometió en Chiapas fuera aparentemente resuelto
en el estado de Tabasco".

El delegado zapatista también afirmó que en el problema de tierras "que
originó el proceso de esta situación están involucrados parientes de
Roberto Madrazo Pintado, y se sabe que hizo un acuerdo no sólo para dejar
impune su apropiación de tierras ejidales y comunales, sino también como
un símbolo de represalia y actitud ante los indígenas que luchan por sus
derechos.

"El día de hoy, delante de ellos y delante de ustedes, reafirmamos que
esos compañeros son presos políticos y vamos a luchar por su libertad."

Antes de bajar de una tribuna improvisada, el subcomandante notificó que
el Comité Popular Ciudadano de Tabasco, que sigue el caso directamente,
"tiene toda la información de las irregularidades".

Cabe señalar que la permanencia de estos indígenas choles en prisión
significa que el gobierno de Vicente Fox no ha cumplido con las demandas
planteadas por el EZLN al principio de su gobierno, que incluían la
liberación de todos los presos políticos zapatistas y el cumplimiento de
los acuerdos de San Andrés.

La caravana de la otra campaña reanudó la marcha para internarse en la
sierra del sur de Tabasco, donde la población predominante es chol y
chontal, cruzó el caudaloso río Oxolotlán y llegó al poblado Francisco I.
Madero, primera sección, para encontrarse con más de un millar de
indígenas que le expresaron sus quejas, demandas, necesidades y dolores,
en un tono que no ha sido la constante de la otra campaña, pero que
tampoco es la primera vez que se presenta.

Hicieron uso de la palabra representantes de 14 comunidades de la región.
Muchos de ellos, "educados" en las mañas y prácticas clientelares del PRI
(que gobierna el estado y el municipio de Tacotalpa), cayeron en la rutina
de pedir caminos, puentes, tierras, drenaje, viviendas, clínicas, la
clausura de empresas que producen agroquímicos y fertlizantes, tarifas de
electricidad justas. Un hombre, de plano, le pidió que intercediera ante
el Presidente de la República para que les cumplieran con los "programas"
prometidos.

El presentador del concurrido acto, un chol de edad y gran claridad,
replicó a los indígenas que el subcomandante Marcos "no viene a traer
dádiva ni pedir voto; viene a pedir conciencia de lo que hay que hacer
verdaderamente". Les planteó: "Hermanos, ya no debemos esperar que otro
nos lo arregle, tiene que hacerse dentro de la comunidad. Nos están
cambiando las leyes que protegen los derechos de la gente. Debemos hacer
nuevas leyes".

Entonces tomó la palabra el jefe rebelde y dirigió uno de los más extensos
y directos discursos que ha dicho en toda la otra campaña. Un Marcos poco
conocido hacia fuera. Didáctico, muy indígena de tono y lenguaje, contó
cómo le hacen los pueblos zapatistas ante los mismos problemas que le
acababan de relatar los indígenas de la sierra.

Los hombres y mujeres escuchaban con una atención llena de sonrisas,
asentimientos y sorpresas. Resultaba obvio que nunca habían oído un
discurso así; que a pesar de su vecindad geográfica y cultural, no tienen
claro cómo funcionan los pueblos de la resistencia zapatista. Y a la vez
se reconocían en cada episodio de la vida cotidiana indígena que Marcos
describía con sencillez elocuente.

El delegado Zero habló luego de la manera en que se hizo la guerra en
1994, la elección del camino pacífico para encontrarse con la sociedad
civil, la recuperación de tierras en manos de los finqueros, el rechazo a
las "inversiones" gubernamentales, el desencanto por los partidos
políticos que hacen promesas y sólo saben subir al poder. Reseñó las
experiencias de los acuerdos de San Andrés, la Marcha del Color de la
Tierra, el papel de los ancianos, las mujeres y los comandantes indígenas
zapatistas.

Al final, el delegado Zero no los apresuró. Les dijo que se tomen su
tiempo para decidir si van a unirse a la otra campaña, pero les dejó muy
claro: "El gobierno no tiene palabra, no cumple. Hay que hablar con los
que son como nosotros, indígenas y no indígenas, y resolver nuestros
problemas sin pedir nada".

HERMANN BELLINGHAUSEN para "La Jornada"

_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca


A-Infos Information Center