A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) [Mexico] Instalará la APPO plantones afuera de cárceles de Oaxa ca

Date Thu, 28 Dec 2006 19:25:11 +0100 (CET)


"La Jornada", edición del 28 de diciembre de 2006.

1.Oaxaca:

- Instalará la APPO plantones afuera de cárceles de Oaxaca.
- Miembros de la APPO protestan en Bucareli para exigir liberación de
presos políticos.
- "Dijeron que iban a tirarnos al mar", testimonio de detenidos en Oaxaca.

******************************
OAXACA
******************************

Reanudarán las movilizaciones en enero próximo

Instalará la APPO plantones afuera de cárceles de Oaxaca

OCTAVIO VELEZ CORRESPONSAL

Oaxaca, Oax., 27 de diciembre. El Consejo Estatal de la Asamblea Popular
de los Pueblos de Oaxaca (APPO) acordó esta noche la instalación de un
plantón ante penales de la entidad a partir de este jueves, y efectuar
nuevas movilizaciones en enero de 2007.

El vocero de la alianza de organizaciones, Florentino López Martínez,
informó que el máximo órgano de dirección de la APPO determinó establecer
campamentos de denuncia frente a los reclusorios femenil y regional de
Tlacolula de Matamoros y Miahuatlán de Porfirio Díaz, para exigir la
libertad de aproximadamente 100 "presos políticos y de conciencia", que
fueron detenidos por la Policía Federal Preventiva el pasado 25 de
noviembre, y por policías locales en días posteriores.

La protesta se realizará junto con miembros del Comité de Familiares de
Desaparecidos, Asesinados y Presos Políticos de Oaxaca (Cofadappo).

Mencionó que posteriormente, el 6 de enero entrante, se realizará una
movilización de niños, hijos de seguidores de la APPO y de "presos
políticos", así como una colecta y entrega de juguetes.

Días después se desarrollará un foro nacional e internacional en contra de
la represión y por el respeto a los derechos humanos, así como un
encuentro sobre los mismos temas con personalidades de México y el mundo.

López Martínez dijo que la primera protesta masiva de 2007 se programó
para el 27 de enero, para "seguir demandando la destitución" del
gobernador Ulises Ruiz, la salida de "las fuerzas de ocupación" de Oaxaca
y la libertad de todos los presos.

http://www.jornada.unam.mx/2006/12/28/index.php?section=politica&article=006n2pol

Miembros de la APPO protestan en Bucareli para exigir liberación de presos
políticos

Incumple SG acuerdo con maestros de Oaxaca

FABIOLA MARTINEZ

La Secretaría de Gobernación (SG) no ha cumplido a cabalidad la minuta
firmada hace dos meses con el magisterio oaxaqueño, con base en la cual,
Carlos Abascal Carranza, entonces titular de la dependencia, logró el
regreso a las aulas de más de 70 mil trabajadores de la educación en
aquella entidad.

Tras la jornada de violencia del pasado viernes 27 de octubre, previo a la
llegada al estado de fuerzas federales, la SG prometió la liberación de
cuatro presos: Erangelio Mendoza González, ex dirigente del magisterio
oaxaqueño; Germán Mendoza, del Frente Popular Revolucionario; Ramiro
Aragón, biólogo, y Catalino Torres Pereda, líder del Comité de Defensa
Ciudadano (Codeci).

Las cuatro organizaciones anteriores participan activamente en la Asamblea
Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) por lo que, en ese momento,
consideraron la excarcelación como una "moneda de cambio" para desactivar
este movimiento, a partir del regreso a clases.

En efecto, el lunes siguiente ­como resultado de una negociación política­
salieron tres, pero el cuarto, Catarino Torres, campesino chinanteco de la
región del Papaloapan, permanece en el penal federal El Altiplano, antes
La Palma.

Ayer, un grupo de integrantes y simpatizantes de la APPO se manifestó en
la SG para exigir la liberación de Torres, petición que no encontró
interlocutor, toda vez que la mayoría de los funcionarios ­incluido el
titular de la dependencia, Francisco Ramírez Acuña­ tomaron unos días de
descanso.

A Catarino Torres originalmente se le acusó de despojo y robo calificado,
robo específico de vehículo, privación ilegal de la libertad y motín.
Sobre el primer delito, el juzgado segundo de lo penal del fuero común,
con sede en Tuxtepec, le dictó libertad absoluta; del segundo también se
le dictó libertad por desvanecimiento de datos para procesar. Ambas
resoluciones ocurrieron el 21 de noviembre pasado, fecha prometida por la
SG para liberarlo.

En el caso de privación ilegal de la libertad, cuyos ofendidos fueron
Edgar Guzmán, delegado de la Sagarpa en el estado, y otros, el juzgado
cuarto de distrito, con sede en Oaxaca, fijó fianza de 20 mil pesos, la
cual se pagó el 28 de noviembre.

Sin embargo, en el cargo de motín "en perjuicio de la sociedad, el
delegado estatal de la PGR en Oaxaca, el Ministerio Público de Tuxtepec,
la Agencia Federal de Investigaciones de Tuxtepec y el defensor público
federal adscrito al Ministerio Público de Tuxtepec", la juez fijó una
fianza, pero al informarle al fiscal, éste se inconformó, con el argumento
de que el campesino chinanteco "es dirigente de una organización y un
delincuente de alta peligrosidad que representa un riesgo para la
sociedad".

Por lo anterior, un centenar de representantes de diversos grupos
simpatizantes de la APPO exigieron a Gobernación la liberación de "todos
los presos políticos" y, en el caso particular de Catarino Torres, el
cumplimiento de la minuta con el magisterio. "El acuerdo, por supuesto,
fue político y firmado por Carlos Abascal", dijo Gudencio Torres, quien
encabezaba diversas organizaciones, como el Frente Popular Francisco Villa
"México Siglo XXI" y el Sindicato Mexicano de Electricistas, entre otros.

Minuta incumplida

Aunque el dirigente de la sección 22 del Sindicato Nacional de
Trabajadores de la Educación, Enrique Rueda, ha afirmado que en el
transcurso de enero llamará a una asamblea estatal (máxima instancia de
decisión del gremio en Oaxaca), integrantes del sindicato anuncian que
reclamarán a su líder el visto bueno para el regreso a clases sin vigilar
el cumplimiento del acuerdo con el gobierno federal.

Además del preso no liberado, tampoco se ha pagado a familiares de caídos
en los más de siete meses de conflicto en aquella entidad.

Por supuesto, no se ha cumplido la principal demanda enarbolada por la
APPO, incluido el magisterio, respecto a la salida del gobernador Ulises
Ruiz.

Tampoco se ha aclarado el monto de los recursos aprobados para iniciar la
homologación salarial de los trabajadores de la educación en todo el país,
y aspectos secundarios, como la entrega a la sección 22 de un inmueble
ubicado en Huatulco.

De igual forma, "no hay certeza respecto a la manera en que se discutirán
reformas legislativas, institucionales y administrativas" encaminadas a la
transformación profunda de la entidad.

En la última fase de negociación con la SG, en octubre pasado, el
magisterio propuso la instalación de seis mesas especiales que evaluarían
las medidas de distensión para Oaxaca, mismas que iban desde la liberación
de presos y cancelación de órdenes de aprehensión, hasta crear un
fideicomiso en favor de las familias de "nuestros muertos y heridos", así
como castigo a los culpables de los hechos de represión.

http://www.jornada.unam.mx/2006/12/28/index.php?section=politica&article=007n1pol

Golpes, humillaciones y amenazas de la PFP, constante en documento de la
Limeddh

"Dijeron que iban a tirarnos al mar", testimonio de detenidos en Oaxaca

Alberto Santiago Pérez, de 59 años, fue detenido el pasado 25 de noviembre
junto con sus dos hijos

VICTOR BALLINAS

Detenciones ilegales, golpes, humillaciones, amenazas y malos tratos
contra mujeres y hombres detenidos el pasado 25 de noviembre en Oaxaca son
documentados por la Liga Mexicana de Defensa de los Derechos Humanos
(Limeddh), por medio de los testimonios de varios de los encarcelados, en
los cuales se da cuenta de los abusos que sufrieron por elementos de la
Policía Federal Preventiva (PFP). Los testimonios de Edith Coca, Níckel y
Alfredo Santiago Rivera, y Alberto Santiago Pérez revelan esas vejaciones.

Níckel narró las violaciones a sus derechos desde el momento en que fue
capturado: "Me llamo Níckel Santiago Rivera, me detuvieron el 25 de
noviembre entre las 7:30 y 8:30 de la noche; junto conmigo capturaron a mi
papá, Alberto Santiago Pérez, y a mi hermano Alfredo Santiago Rivera. Nos
encontrábamos en nuestro domicilio, cuando a mi papá le dio dolor de
estómago y se tomó una pastilla, pero como es alérgico a ese medicamento,
se le enrojecieron las piernas, le dio comezón y le brotaron ámpulas
grandes en las piernas.

"Por ello, determinamos bajar al centro en el coche de mi hermano para
comprar la medicina. Dejamos el coche en un estacionamiento, como a la una
de la tarde; luego fuimos a comprar el medicamento, y como a las dos, nos
fuimos a comer al mercado 20 de Noviembre. Entre las tres y las siete de
la noche vimos ropa en las tiendas, y después decidimos ir por el coche,
pero el estacionamiento estaba cerrado.

"Decidimos entonces tomar un camión, pero tampoco había servicio de
transporte, por lo que seguimos caminando, y cuando dimos vuelta en la
calle Héroes de Chapultepec, en sentido contrario a nosotros venía
corriendo un grupo de jóvenes. Ahí fuimos interceptados por tres
camionetas de la PFP. De cada una bajaron aproximadamente seis policías, y
sin decirnos que estábamos detenidos, nos indicaron que nos tiráramos al
piso con las manos en la cabeza y boca abajo. Ahí nos golpearon con
macanas y fui pateado en la espalda y las piernas.

Dos lesiones que sangraban...

"Después nos llevaron en la batea de una camioneta, acostados con la cara
viendo hacia el piso; así nos tuvieron a siete personas. Mi papá iba
conmigo en la misma camioneta, pero tenía dos lesiones que le sangraban,
una en la parte media de la nariz y otra arriba de la mejilla izquierda.
Nos llevaron a rendir declaración en la cárcel de Miahuatlán, ahí me
despojaron de mi teléfono celular, cinturón, agujetas, tenis y un juego de
tres llaves. Después nos llevaron ante el agente del Ministerio Público, y
posteriormente nos sacaron a un patio donde nos dieron de comer.

"Luego nos reunieron y nos llevaron en dos grupos. En total eramos 51. Nos
llevaron en un helicóptero a una pista donde nos esperaba otro avión, que
nos llevó a Nayarit; ahí nos bajaron, nos interrogaron, todo ante una
cámara de video. Esos datos ya nos los habían pedido antes dentro del
avión. Luego nos subieron a un autobús que nos llevó al Cefereso número 4
Noreste de Tepic, Nayarit. En todo el trayecto nos tuvieron agachados con
esposas en la manos. En el Cefereso nos colocaron hincados con la cabeza
abajo, nos pidieron los zapatos para que los olfateara un perro, luego los
calcetines.

"Más tarde, desnudos, nos revisaron y nos preguntaron si teníamos alguna
enfermedad de transmisión sexual o crónica. Me dieron un uniforme beige.
Luego me pusieron con la cabeza agachada en una máquina, como una lámpara
negra, a la que antes hicieron que mirara. Me raparon y nos pasaron a un
cuarto donde nos tomaron huellas digitales en cada dedo, las palmas y las
orillas de la mano, y sólo ambos pulgares en cuatro ocasiones. En el
trayecto a la celda 23 pasillo B me dijeron que yo era líder de la APPO, y
que en este lugar no había líderes. En la celda hay vigilancia con cámara
de circuito cerrado y micrófonos; escuchan y ven todo, incluso cuando
dormimos. Me intimidan sicológicamente diciéndome que en el celular tengo
el número de Radio Universidad, que soy líder de la APPO"

Alberto Santiago Pérez, de 59 años y profesor de educación primaria, padre
de Níckel Santiago, también, narró a la Limeddh las violaciones a sus
derechos. "Me encontraba mal de salud, por lo que salí con mis hijos
Alfredo y Níckel hacia el centro de la ciudad; de regreso, esperábamos un
autobús cuando en la calle Niños Héroes me golpearon en la cara con sus
macanas y en los pies con parte de los gemelos. Fueron dos policías
federales preventivos. Ya dentro de la camioneta me golpearon con toletes.
Nos llevaron a Miahuatlán y de ahí a Nayarit. Soy inocente de lo que me
imputan. "Acuso a los que me atropellaron física y moralmente. Estoy
lastimado en la cara y con hinchazones en los ojos. La PFP violó mis
derechos".

Otro de los testimonios es el de Edith Coca Soriano, de 30 años, bióloga y
estudiante de maestría en ciencia en productividad de egroecosistemas. "Me
detuvieron a un costado del Pochote, paralelo a Alcalá. Eran policías
vestidos de azul; uno me golpeó la cabeza, me tiró, me pateó y me
arrastró. Me gritaba, y luego me dejaron levantarme para subirme a una
camioneta. Dejaron de golpearme, pero a mis compañeras de a lado les
pegaban en la cabeza. Me quitaron mi celular, y en las camionetas nos
quitaron las mochilas; yo llevaba ahí una cámara digital. Nos llevaron al
llano, donde nos tomaron muchas fotos, nos pidieron nombre, dirección y
edad. Dimos como 10 veces los datos a diferentes personas.

"Después nos subieron a otras camionetas y nos llevaron a otro lugar que
no conocía, pero dijeron que eran los hangares. Nos preguntaron de nuevo
nuestros datos y nos amenazaron con que nos iban a violar. Descubrí que
son unos incultos, porque decían que sí queríamos que el Che fuera
presidente y que el socialismo ha fracasado en todo el mundo. Después nos
llevaron a un cuartel. Tuve miedo, pensé que ahí sí nos iban a violar o
torturar".

"De nuevo nos trasladaron. Un policía intentó tocarme los senos, pero
pegué los brazos a mi cuerpo y ya no insistió. Una vez que llegamos a
Miahuatlán supe que no nos iban a torturar. Me trataron bien, me dejaron
sacar mi suéter de la mochila porque hacia mucho frío; ya no estaba mi
cámara fotográfica. Un médico nos revisó y nos tomaron declaración
preparatoria, pero yo no declaré porque no había alguien de mi confianza
ni abogados de oficio. Nos dejaron hacer una llamada. Por la tarde llegó
la PFP y nos sacó del penal; ahí estaban los de derechos humanos del
estado entrevistando. Nos sacaron en helicóptero y cuando íbamos subiendo
nos dijeron que nos iban a tirar al mar.

"Llegamos de noche. Vi un edificio que decía Universidad California; no
supe dónde estábamos, nos pasearon en autobús y nos ordenaron que a todo
teníamos que decir: 'sí señor, no señor'; dijeron que estábamos en un
penal de máxima seguridad. Nos revisaron, nos desnudaron y nos tomaron
fotos. Yo estaba muy sucia, y me bañé. Me regañaron y por la madrugada nos
cortaron el pelo; me sentía muy mal porque hacía 12 años que no me lo
cortaba, y aquí, sin más, me lo mutilaron. Hasta el día siguiente nos
dieron desayuno y el agua que tomamos sale sucia de la llave. La estancia
está sucia y las carceleras nos insultan. Me acusan de sedición, daño a
particulares, a moteles de Oaxaca y al ADDO. Soy inocente. Nos humillan,
nos piden que nos bajemos la pantaleta y que nos alcemos la camisola, los
guardias nos ven, esto es una humillación..."

http://www.jornada.unam.mx/2006/12/28/index.php?section=politica&article=008n1pol


_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
http://ainfos.ca/ca


A-Infos Information Center