A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) CNT-Bilbao: La libertad del individuo

Date Sat, 9 Dec 2006 19:15:20 +0100 (CET)



El género humano moderno se siente invadido por la angustia. Parafraseando
a Proudhon "Los dioses se han ido, el género humano no puede hacer otra
cosa que aburrirse y morir en su egoísmo".

Donde la opresión socio-laboral y la deshumanización estén presentes no se
puede hablar de derecho, progreso, prosperidad, solidaridad e incluso de
felicidad. Hoy en día no triunfa el hombre que ofrece resistencia, que
éticamente ansía la justicia, sino el que se deja llevar como un pelele o
el que se mueve por puro egoísmo, es decir, la ausencia total de
principios.

Al trabajador se le exige que sea un robot, que obedezca. El que quiera
dar un sentido a su trabajo, a su vida, tendrá que aceptar los riesgos que
ello conlleva. Esta actitud no es fácil, pero tampoco imposible.

Vivimos en una época de tiburones, gestores y liquidadores de empresas,
individuos éstos que serán tratados en su momento con el desprecio que
usaron ellos para con los demás.

El nuevo conservadurismo es un retroceso a los ideales decimonónicos del
capitalismo. El objetivo es el de reducir al máximo las conquistas
sociales de los trabajadores de hoy. La deslocalización de empresas, la
contratación de pseudo-economistas para elaborar estudios donde se reducen
costos en base a reducción de salarios y personal, es algo habitual.

Esta figura del liquidador es una nueva barrera entre la patronal y los
trabajadores, y sus elevados emolumentos los debe justificar a costa de
restringir gastos, y no nos referimos a la compra de bolígrafos, folios o
llaves inglesas. Es la nueva figura de la escuela manchesteriana. El
escudo que protege al empresario.

Esa es una táctica, la otra la atomización de la vida del trabajador, de
hacerle creer que su suerte depende no de la lucha de sus compañeros, sino
de su sentido de la competencia, de su individualismo, de su habilidad
para abrirse camino él solo.

Qué se persigue con esto. Está claro, el hombre vive en un mundo
insolidario y está expuesto a la mala fe de los demás; a cada instante
puede ser víctima de cualquier zancadilla o traición. Ahí es donde entra
en juego el capital y los que le sirven. Sembrar la discordia entre los
trabajadores. Detrás de los "buenos modales", se esconden con frecuencia
almas de rata.

A la tan manida frase "El hombre es un lobo para el hombre", podría
anteponerse la máxima de Spinoza "Es a los esclavos y no a los hombres
libres a quienes se recompensa por su buena conducta".

La implantación de la política del miedo en la empresa, el temor a ser
despedido, a renunciar a lo que legítimamente corresponde, es una
constante en la actualidad. Los trabajadores tienen que imponer la máxima
de cumplir con su deber, de separar lo justo de lo que no lo es, ya que su
conciencia moral les dicta esta norma. Que nadie les imponga un criterio
basándose en un principio de autoridad mal entendido que en numerosas
ocasiones esconde unas carencias de preparación y también psicológicas.

El principio de ayuda mutua, significa la superación del individualismo;
significa la lucha por un mundo humano, lo cual se puede aplicar
perfectamente al ámbito laboral.

La cooperación sustituye a la insatisfacción y ésta lleva al sentimiento
de protesta interior por toda la impotencia acumulada por sus condiciones
de trabajo y por la falta de reconocimiento a su labor.

La cooperación hace aflorar el sentimiento de rabia y la exterioriza, es
decir hace que sus problemas sean los de los demás y viceversa.

No hay peor situación que la protesta interiorizada, ya que se convierte
en una forma de miedo y resignación colaborando indirectamente al dominio
del capital sobre los trabajadores, siendo para éste más fácil llevar a la
práctica sus objetivos. Es una constante, la incomunicación entre los
compañeros anulará la consecución de objetivos, mientras que si la acción
a llevar es comunitaria, será más provechosa a la hora de conseguirlos.

¿Quiere esto decir que con asociarse, rebelarse, luchar contra la
injusticia está todo conseguido?. No, y por una razón muy simple. Si así
fuera hace años que las desigualdades hubiesen desaparecido. Es por lo que
no debemos desesperarnos ni trazarnos metas con fecha fija ya que si éstas
no se cumpliesen caeríamos en el fatalismo de que nada es posible fuera
del actual sistema.

Otra de las formas usadas por el sistema capitalista es la sociedad de la
acumulación de cosas. Sin pretender generalizar porque no es cierto; se
tiene una segunda vivienda, uno o mas vehículos, uno o más televisores,
padecemos de marquitis, etc? Y todo eso es falso, no es nuestro, es del
sistema financiero y de una sociedad de consumo que nos tiene atrapados.

Las consecuencias aunque no son visibles no por ello son menos
perniciosas. Nuestra pérdida de libertad, nuestra sumisión en el trabajo,
nuestra permanencia en la empresa más allá de lo justo, el pluriempleo, el
tráfico de drogas, la prostitución. Este y otros son el precio a pagar por
ser los "nuevos ricos".

¿Es posible salir de esta espiral?. Quizá para algunos sea demasiado
tarde, pero para otros me gustaría establecer alguna premisa, sin que esto
deba tomarse como un acto de prepotencia.

Hay que utilizar el cerebro, tener las ideas claras, cimentarlas,
cultivarse, intercambiar ideas y acciones, para que en la medida de lo
posible seamos cada vez menos manipulables, rechazando el catastrofismo de
que nada se puede conseguir, de que todo es utópico.

Estas falacias no solamente son inculcadas por el sistema sino por sus
voceros a los cuales la única iniciativa que les guía es la posible
recompensa que alguien considere puede merecer.

Algunos suelen decir que en la juventud está el porvenir. Ésta es una
forma sibilina de escabullirse puesto que la sociedad la componemos todos.
No se puede dejar al albur el futuro que pueda venir. Todos tenemos que
ser partícipes y uno de los sectores que más puede contribuir a ello son
los sectores productivos de la sociedad y que éstos tomen conciencia del
verdadero poder que tienen en sus manos.

L@s ciudadan@s debemos incidir no solamente en el ámbito en que trabajamos
adoptando posturas reivindicativas tanto sociales como laborales, sino en
todo lo que nos rodea, barrios, vivienda, cultura, medio ambiente, etc? No
se puede dejar en manos de los políticos con un voto cada cuatro años o
cuando corresponda.

Debemos ser partícipes y presionar hasta conseguir un modelo de sociedad
sostenible, real, no de palabras huecas y discursos melifluos, los cuales
sólo sirven para lavar la cara ante la opinión pública.

Y es evidente que debemos optar por esta opción, porque la segunda ya
vemos a dónde nos está conduciendo.

Bilbao, 7 de diciembre de 2006

CNT de Bilbao
_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
http://ainfos.ca/ca


A-Infos Information Center