A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) Comunicado de la Alternativa Comunista Libertaria del Líbano

Date Thu, 3 Aug 2006 17:57:53 +0200 (CEST)



Líbano se hunde otra vez en una guerra que no ve final. Los libaneses de
Hezbollah, movimiento político religioso chiita, secuestran a dos soldados
israelíes los que son traspasados el 12 de julio de 2006 tras las
fronteras del sur de Líbano manteniendo secuestrados a unos ocho soldados
israelíes. Israel puso en ejecución su plan de ataque preparado bien por
adelantado, igual como había ocurrido en 1982 cuando invadió al Líbano
bajo pretexto del asesinato del embajador de Israel en Londres.

Pero esta vez el ataque del ejercito israelí, es de una escala sin igual:
nunca antes visto en el Líbano. Puesto que son ataques aéreos y marítimos
por todas partes en Líbano. Pero realmente en todos lados: el aeropuerto,
los distritos de los suburbios meridionales de Beirut, bastión de
Hezbollah, los caminos principales que unen las ciudades y las áreas del
país, de los puertos, de los distritos residenciales, etc. El objetivo del
ataque es paralizar el país totalmente y sembrar el miedo, que no podría
ser realizado sin muertes civiles, contándose cerca de 180, en los ocho
primeros días del lanzamiento de esta guerra. Todo indica que no estamos
todavía ante el final del conflicto, puesto que los países occidentales
contactan a los Estados Unidos para requerir de los israelíes (!) el
permiso para la evacuación de sus ciudadanos (millares) cosa qué no
ocurrió con tal rapidez, ni siquiera en la guerra civil de 1975?

Este ataque se debe considerar bajo una perspectiva más general: esta
intervención, en nuestra opinión, se enmarca en el proyecto norteamericano
sobre el Medio Oriente. George W. Bush desea crear una gran zona que sería
favorable para él, incluyendo los países árabes e Israel, que podría poner
fin a mediano plazo al conflicto del Oriente Medio. Irán y Siria se oponen
a este proyecto, lo que es una buena cosa, por supuesto. Pero lo malo es
que estos países que apoyan Hezbollah y que luchan contra el proyecto de
Bush y del gobierno israelí son francamente reaccionarios en todos sus
planes.

Además Hezbollah (partido de Dios!!) es un partido que, a pesar de todo lo
que hizo para expulsar a Israel del sur del Líbano y a pesar del gran
número de mártires entregados para cumplir su deber religioso, en un viaje
directo hacia el Cielo, ?el paraíso de la miel y las mujeres?, no ha
logrado satisfacer, desde hace muchos años, las expectativas del pueblo
libanés. La obediencia a Irán del ?partido de Dios? es clara y
obstinadamente contraria a la libertad. Es simple: uno no puede vivir en
los distritos de Hezbollah. En las aldeas en donde éste domina, se
aconseja bajar el sonido de la música y no poner canciones para bailar la
danza el vientre. Este partido de la resistencia y del sacrificio, el
?partido del Dios? es ahora un partido insoportable: las mujeres desde
pequeñas se ven obligadas a vestir de negro, prohibe la venta de alcohol,
son cómplices indirectos de las intrigas de Siria (corrupción, dominio
sirio en todas las instituciones libanesas, etc.).

Así Hezbollah ha creado contra sí mismo una fuerte reación popular. Por
algunos meses, los grandes jefes políticos libaneses han buscado en el
parlamento (a través de reuniones para el diálogo nacional) una solución a
los problemas cruciales del país, dentro de los cuales se encuentran las
armas de Hezbollah. Hezbollah rechaza de hecho entregar sus armas al
ejército libanés y pretende constituirse así en un estado dentro del
estado. Con gran arrogancia el jefe de Hezbollah, Hassan Nasralla, lanza
amenazas violentas y medievales de cortar cabeza y brazos a quienes
intentaran quitarles las armas. No obstante, no ha hecho nada contra
Israel desde hace algunos años, salvo demandar la propiedad libanesa de
los campos de Chebaa. Hezbollah es temido por su fanatismo pero también
por su fama en ciertos sectores de la sociedad libanesa, debido a la
política de los ?mártires para la patria? que este promueve. Pero sin
Siria e Irán (especialmente sin el financiamiento iraní) no habría
Hezbollah

Desde el retiro humillante de Siria del Líbano, dos corrientes políticas
grandes fueron constituidas: la del 14 de marzo (fecha de la manifestación
inmensa que ocurrió luego del asesinato del ex-primer ministro Rafic
Hariri), y la del 8 de marzo, favorable a los Sirios, quienes se han unido
a la corriente cristiana del general Aoun luego que se hace merecedor de
la presidencia de la república. La corriente del 14 de marzo constituye de
hecho en nuestra opinión un movimiento relativamente ?revolucionario?,
mientras que en el del 8 de marzo encontramos solamente corruptos bajo la
supervisión siria y de los nostálgicos del pasado negro del Líbano. La
actitud escandalosa es la del partido comunista libanés. Con cierto grupo
de gente, nostálgicos en su mayoría del nasserismo árabe (nacional
populismo), constituyó una tercera corriente sin pena ni gloria y de muy
bajo perfil. Una escisión de ésta (Intifada de los comunistas), es muy
cercana a Al Badi Al Chououii Al taharruri (alternativa comunista
libertaria).

Así, de nuevo, la posición política que debe ser adoptada debe ser clara,
más allá de la denuncia de los ataques israelíes. Decimos no a Hezbollah
como partido reaccionario, religioso, pro-Iraní; y no al proyecto de Bush,
de Blair y de Chirac, que considera que estos ataques desproporcionados
(destrucción de Líbano para recuperar a los soldados) son una autodefensa
legítima en nombre de Israel; no a la actitud del consejo de seguridad de
la ONU, tímida y ambigua; no al gobierno incapaz libanés, débil,
contradictorio que pierde su tiempo mendigando ayuda, contando las
pérdidas, y mirando hacia las cortes internacionales.

Una gran reunión de una nueva izquierda, que comenzó a formarse con la
corriente del 14 de marzo, puede solamente, en nuestra opinión, hacer
avanzar las cosas. A la espera de esto, se hace necesario encontrar
alimentos y especialmente medicamentos para cerca de un millón de
libaneses que esta guerra ha desplazado. Por mientras, es necesaria mucha
fuerza para intervenir a favor de un indispensable alto al fuego, que
puede producirse solamente con la presión en contra de estas dos fuerzas
beligerantes contra las cuales todo el mundo grita: no les queremos.

Al Badil Al Chououii Al taharruri (Alternativa Comunista Libertaria),
LÍBANO, 17 DE JULIO, 2006.

_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca


A-Infos Information Center