A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) [Francia] La lucha contra la precariedad

Date Sat, 8 Apr 2006 19:06:48 +0200 (CEST)



El 16 de enero de 2006, el primer ministro Villepin anuncia la creación de
un nuevo contrato de trabajo, el Contrato Primer Empleo (CPE, Contrat
Première Embauche). Este contrato se dirige a los jóvenes, entre los que
el paro alcanza al 40 por 100 en algunos barrios, uno de los más
importantes de Europa. Este contrato permite al patrón despedir al
trabajador en un plazo de 24 meses sin tener que justificar la razón. Es
una novedad en el derecho laboral francés: instauraría una diferencia de
derechos entre jóvenes de menos de 26 años y el resto. El CPE permite
también al empresario anular el contrato y proponer uno nuevo idéntico a
la misma persona, lo que hace durar la precariedad del puesto de trabajo.
Además de la dificultad de los jóvenes para encontrar un alquiler con este
tipo de contrato tan inseguro, se instaura una competencia nueva entre
trabajadores con contrato clásico, normalmente mejor protegidos, y los
jóvenes con el CPE.

De manera global, este contrato es una nueva tentativa de generalizar la
precariedad, inscribiéndola entre los derechos laborales, sin poner
remedio a las dificultades de los jóvenes. Resulta una continuación de las
recientes medidas del gobierno, como la rebaja en la edad de los
aprendices o el Contrato de Nuevo Empleo (CNE, Contrat Nouvelle Embauche)
que instaura un período de prueba de dos años antes del contrato
definitivo. Este contrato ya impedía a los asalariados hacer huelga, estar
enfermos, quedar embarazadas? durante dos años, de lo contrario?

Algunos días después del anuncio del CPE, aparece la protesta, tímida. Los
estudiantes son los más decididos, ya que serán los primeros afectados por
estos contratos. Tienen lugar las primeras manifestaciones y el movimiento
desemboca el 7 de febrero en una jornada nacional de manifestaciones y de
huelgas en el mundo laboral y en las universidades. Las vacaciones de
invierno no interrumpieron la protesta. No obstante, el gobierno hace
adoptar el CPE el 10 de febrero, gracias a su mayoría parlamentaria. Los
días siguientes, continúan las manifestaciones y son ocupadas las
universidades. El 7 de marzo, una nueva jornada de acción moviliza a cerca
de un millón de personas que manifiestan su rechazo a el CPE. El 9 de
marzo, la Cámara de Diputados aprueba definitivamente el CPE, cuando la
cólera estalla por todas partes. Las huelgas se multiplican en el sector
de la enseñanza, en apoyo a los estudiantes, y ahora le toca el turno de
la ocupación a los liceos de todo el país. El 16 de marzo, nueva
movilización nacional de estudiantes, esta vez también los de enseñanza
media, fortísima. Por todas partes se producen incidentes como respuesta a
la inflexibilidad del gobierno de revisar su postura, o para responder a
los grupos de extrema derecha que intentan "liberar las universidades de
izquierdistas" con armas. El 18 de marzo, más de un millón de personas se
manifiestan en Francia, 60 facultades son ocupadas o cerradas. La
movilización no decae, al contrario. En el momento de escribir estas
líneas, todas las organizaciones sindicales de trabajadores y estudiantes
convocan a una nueva jornada de acción el 28 de marzo. A la espectativa,
las coordinadoras de estudiantes en huelga, las oganizaciones sindicales
de enseñanza media y de estudiantes convocan a la huelga general y al
bloqueo de los liceos y las universidades.

El fin de un período de fracasos

Este movimiento es continuación de una protesta social que parece
acelerarse en Francia. El 4 de octubre de 2005, las huelgas y
manifestaciones fueron la respuesta contra la precariedad y por el
mantenimiento de los servicios públicos. Semanas más tarde, los jóvenes de
los suburbios dejaban estallar su cólera y su desesperación y se
enfrentaban a las autoridades en la calle. Y ahora son los estudiantes
acompañados de los asalariados. Esta situación, que no tiene nada que ver
con el Mayo del 68 ni con ningún proceso prerrevolucionario, obliga a
constatar que la conciencia social no ha muerto. Las reivindicaciones van
en aumento: manifestaciones, asambleas generales de estudiantes? enlazan
ahora con la precariedad general, o con los efectos de la represión
sufrida por los jóvenes de los suburbios en 2005. La solidaridad se
establece en temas concretos o a través de reivindicaciones más globales.

Por regla general, los estudiantes son muy celosos de su independencia. En
ocasiones rechazan la relación con los trabajadores sindicalistas.
Desconfían de las organizaciones políticas y sindicales y han creado su
coordinadora nacional. Tienen razón: el movimiento de rechazo al CPE está
muy asimilado sindicalmente por los partidos de izquierda y de extrema
izquierda. El objetivo de estos representantes sindicales de los partidos
gubernamentales de la izquierda es orientar a la opinión pública (opuesta
al CPE en un 68 por 100) contra el gobierno de cara a las elecciones de
2007. De ahí, la necesidad de controlar el movimiento que parece tímido
ante la incapacidad de los sindicatos a la hora de convocar una huelga
general indefinida para obtener la retirada del CPE.

Este endurecimiento del movimiento es deseado por gran parte de la opinión
pública. En primer lugar por los estudiantes que están en lucha desde hace
cinco semanas, igualmente por un numero creciente de gente que no entiende
la negativa de Villepin a retirar el proyecto. Desgraciadamente, las
burocracias sindicales, en sus precauciones para no desestabilizar el
orden social desigualitario, rechazan participar en el combate decisivo.
La base crítica de los sindicatos mayoritarios, los sindicatos
alternativos SUD y CNT francesa, con el apoyo de los anarquistas, no
bastan para invertir los términos. El gobierno se niega a dar marcha
atrás, por lo que se ha entablado una guerra social de desgaste. Sin
embargo, la victoria es necesaria contra el CPE, pero también porque de lo
contrario, un nuevo período de depresión y desánimo profundos se
apoderaría otra vez de las capas más combativas del sindicalismo y la
militancia. Este sueño social de 2005 y 2006 es la continuación de una
sucesión de años negros donde han sido numerosos y sin respuesta adecuada
los retrocesos sociales, como si los explotados ya no creyeran en su
capacidad de hacer cambiar las cosas?

¡No es una revolución!

No obstante, hay mejores perspectivas. Como siempre en las luchas largas,
las conciencias colectivas maduran deprisa; aparecen las contradicciones
de los políticos, el aprendizaje de la democracia directa, las prácticas
autogestionarias y colectivas, la afirmación de la autonomía, los debates
ideológicos sobre los aprovechados y las víctimas de la precariedad? se
difunden. La nueva generación se está politizando notablemente. Muchos de
ellos son sensibles a ideas que abren perspectivas combativas
anticapitalistas y libertarias.

De momento, los anarquistas y anarcosindicalistas están presentes, en la
medida de sus posibilidades, en ese vasto movimiento de rechazo. Insisten
y participan en la creación y comunicación entre ellos de asambleas
generales, en la autogestión y la independencia de las luchas, en
sensibilizar a la población a favor de la huelga general ilimitada, en
participar en las manifestaciones sobre sus propias ideas clave: la huelga
general contra el capital que explota y el Estado que vigila y reprime, y
la autogestión de los medios de producción, de distribución y de
educación.

Daniel
(FA Francia, Bélgica)

Publicado en "Tierra y libertad", abril de 2006
_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca


A-Infos Information Center