A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) [Mexico] La Sexta, "esfuerzo nacional" por alzar un dique contra el capitalismo

Date Tue, 4 Apr 2006 05:12:04 +0200 (CEST)


LA JORNADA Lunes 3 de abril de 2006

Afirma que la clase política actual no es alternativa para la
reconstrucción del país
La Sexta, "esfuerzo nacional" por alzar un dique contra el capitalismo:
Marcos
"El EZLN no descansará hasta que sean reconocidos los derechos y cultura
indígenas"
HERMANN BELLINGHAUSEN ENVIADO
Nurio, Mich. 2 de abril. Al iniciar la reunión de la otra campaña en esta
comunidad purépecha, el delegado Zero caracterizó la Sexta declaración de
la selva Lacandona como "esfuerzo nacional" por alzar un dique contra al
capitalismo. En los pueblos indios, afirmó, "está la posibilidad de
construir una realidad diferente para nuestra Nación". Subrayó que poseer
"otra relación con la naturaleza", como es el caso de los pueblos
indígenas, es lo que podría evitar el avance de la destrucción neoliberal.

Las dos reuniones indígenas de la otra campaña en Michoacán (Ostula y
Nurío) han suscitado los discursos más contundentes del subcomandante
Marcos sobre la "guerra de conquista alocada" del Estado mexicano y sus
socios capitalistas contra los pueblos. También se escucharon algunos de
los discursos e informes más fuertes e implacables hasta ahora dichos por
representantes purépechas, wixaritari, nahuas, ñañhús y
chichimeca-guachichiles, miembros del Congreso Nacional Indígena (CNI) en
su región Centro-Pacífico. Y una denuncia contra la policía y el gobierno
estatal, en boca del propio delegado Zero.

Este recordó que después de su alzamiento los zapatistas "no sólo
encontramos la solidaridad de mucha gente, sino sobre todo la
identificación plena con el movimiento indígena, que no nació con la lucha
el primero de enero de 1994; ya llevaba mucho tiempo luchando por sus
derechos y su cultura. Desde aquel Foro Nacional Indígena, que luego se
convirtió en el CNI, empezamos a caminar con los pueblos indios".

Dijo que mientras el EZLN tenía dificultades para entenderse con la
izquierda, el movimiento urbano y la sociedad civil, que les reclamaban
"no seguir su modo", con los pueblos indios hubo identificación respecto a
la lucha por la autonomía y la relación con la naturaleza. "Por eso
hicimos una gran lucha nacional junto con todos los pueblos indios,
apostando a que la clase política entendiera la necesidad de que la
bandera incorporara a los pueblos indios. Confiamos en que los sectores
que se dicen progresistas o democráticos dentro de la clase política iban
a entender, y podríamos unirnos con otros movimientos para lo que nos
propusimos desde un principio: la liberación de nuestro país."

Reconoció que los acuerdos de San Andrés no fueron construidos sólo con
las demandas del EZLN. "Contaron con la participación de los pueblos que
ya estaban en resistencia. La mesa de San Andrés significa la imposición
del modo indígena sobre el gubernamental. En San Andrés, gracias a la
sabiduría de estos pueblos, pudo construirse un consenso. Los acuerdos
incorporaron las principales demandas de los pueblos indios y marcaron el
punto de arranque para la reconstrucción de su lugar en la nación
mexicana. Entonces se planteó el eje central de los acuerdos de San Andrés
y de la lucha de los pueblos indios: el derecho a la autonomía y a la
libre determinación, que significaban un golpe frontal a los planes
capitalistas neoliberales. Que la decisión sobre la tierra y los recursos
naturales es de las comunidades y no de quien tiene dinero para
comprarlas."

A pesar de que se dio un gran movimiento nacional y "que ninguna otra
iniciativa de ley ha tenido el apoyo de la ley Cocopa, la clase política
cerró filas en torno al gran capital, sabiendo ya que esa ley impediría
que se apoderaran de los recursos que hay en tierras indígenas. Se vio la
traición que conocemos, y que fue encabezada, entre otros, por el hoy
gobernador de Michoacán, Lázaro Cárdenas Batel", quien, añadió, "ha
medrado con el apellido de su abuelo".

Marcos reveló que desde hace tres o cuatro años el EZLN empezó "a seguir
de cerca el repliegue del CNI, y prácticamente sólo la región
Centro-Pacífico lo mantuvo con vida en reuniones y discusiones, y
alentando los movimientos de autonomía y libre determinación que se
estaban gestando. Aunque el movimiento indígena pasó a segundo plano o
desapareció de la opinión pública, estos compañeros siguieron adelante y
gracias a ellos estamos todavía aquí".

Los zapatistas concluyeron que no era posible conseguir las demandas
indígenas sólo con la fuerza de los pueblos indios y con la simpatía
inestable de la sociedad civil. "Digo inestable, porque en algunos
sectores sigue habiendo la esperanza de que la clase política dará alguna
solución. De ahí que sectores de la sociedad civil que antes apoyaron la
demanda por los derechos y la cultura indígena, ahora hayan declinado a
favor de la falsa esperanza de que un gobierno de izquierda -dicen- va a
resolver lo que no se resolvió antes."

Al decidir no sólo luchar con los pueblos indios, sino en unidad con otros
sectores, "los zapatistas supimos que seríamos abandonados por esa gente,
cosa que ocurrió, y que además íbamos a recibir un ataque de medios de
comunicación, que también sucedió, y se iba a abrir la posibilidad de un
ataque militar". Entonces "empezamos a trabajar para despedirnos. Era
necesario que el EZLN se desprendiera de las comunidades, de tal forma que
el previsible fracaso de lo que iba a ser la Sexta no implicara costos a
los pueblos. Nuestro fondo de guerra fue dedicado totalmente a la
consolidación de los municipios autónomos rebeldes zapatistas y a alentar
la sociedad entre ellos y el germen de las Juntas de Buen Gobierno. Nos
preparamos como para el primero de enero de 1994, de tal forma que las
comunidades sobrevivieran sin perder el apoyo conseguido con su
alzamiento".

El eje de la Sexta "es identificar al responsable del dolor de los pueblos
indios, el mismo que se encarga de impartir el dolor para obreros,
campesinos no indígenas, estudiantes, maestros, empleados y sectores que
se sintieron identificados con el zapatismo. La clase política actual no
representa una alternativa para reconstruir al país, sino que es una
simulación para continuar con la destrucción. El EZLN llama la atención
sobre las prácticas que han hecho los partidos políticos, particularmente
ese partido engañabobos que es el PRD, que ha construido su endeble
autoridad moral en la esperanza de sectores de la sociedad civil que
olvidan propositivamente la historia de este partido, de sus legisladores
y de lo que ha hecho para destruir al movimiento indígena y los sectores
más olvidados y explotados".

Así, "sobrevino la ruptura con la clase política y particularmente con la
llamada izquierda electoral y los intelectuales que usufructúan su
cercanía. Eso significaba que el EZLN iba a perder a casi todos los
simpatizantes que tuvo durante 12 años", expuso Marcos. Por eso, explicó,
"desde hace tres años empezamos a deslindarnos con prudencia y radicalidad
respecto a la clase política, incluyendo a la izquierda parlamentaria.
Cuando estuvimos listos, lanzamos la alerta roja, hicimos la última
consulta dentro de las comunidades para ver si están dispuestas a seguir.
La mayoría dijo que sí, y empezamos a encontrar gente humilde y sencilla y
fuerzas políticas de izquierda que no creen que el capitalismo se puede
humanizar más que desapareciéndolo".

La Sexta representa dos problemas. Uno, "que si hablamos con nuestro modo
indígena despertaremos simpatía, caridad o lástima, pero nunca el
reconocimiento como compañeros. Necesitamos encontrar fuerzas políticas y
colectivos que aprendan a vernos como diferentes y como compañeros. Aquí
se abre el otro problema: en esta lucha los únicos que no van a titubear
son los pueblos indios". Adelantó que los otros sectores podrán encontrar
en el camino "las sillas que les va a ofrecer el sistema. Los únicos que
no van a encontrar sillas para sentarse son los pueblos indios, porque su
planteamiento central de autonomía, libre determinación, tierra y
territorio significa el golpe mortal del sistema capitalista, al escamotar
su fundamento, que es la propiedad privada y el criterio de ganancia.

"Difícilmente podrán encontrar en las declaraciones de principios de
fuerzas radicales de izquierda que participan en la otra campaña una
mención sobre los pueblos indios. A diferencia de los pueblos, que no
batallan para incorporar estos 'otros', esas fuerzas no nos ven todavía.
Les hemos dicho que a la hora que ganemos, porque vamos a ganar, si sigue
pendiente nos volveremos a alzar ahora contra ellos. El compromiso del
EZLN, venimos a decirlo aquí en la casa del purépecha, es que no
descansaremos hasta que sean reconocidos los derechos y la cultura indígena."

Invitó a los presentes "a no terminar hasta que terminemos, a no dejar
nada en paz hasta que seamos reconocidos como pueblos indios. Y los
invitamos juntos a desafiar incluso a quienes dentro de la otra campaña o
simulando posiciones progresistas nos siguen viendo como objeto de
caridad, de risa o simpatía".

Al concluir la reunión, el subcomandante Marcos denunció que la caravana
fue agredida "por el gobierno de Lázaro Cárdenas Batel. Esta agresión, que
paradójicamente ocurre en un estado gobernado por el Partido de la
Revolución Democrática, que tanta esperanza provoca en los intelectuales,
es de las más graves que ha recibido la otra campaña".

El sábado, alredededor de las 22 horas, "10 compañeros y compañeras
adherentes de la otra campaña de las organizaciones Partido de los
Comunistas, Frente Popular Francisco Villa Independiente, colectivo Radio
Pacheco, compañeros de la Casa del Estudiante Efrén Capiz y compañeros de
la comunidad de Tingambato, y compañeros de la Casa del Estudiante Carlos
Marx, de Uruapan, sufrieron una agresión en la carretera Buenavista-Los
Reyes por tres patrullas de la Dirección General de Seguridad Pública, con
números 00012, 00595 y 00596, con 15 elementos de la policía que los
encañonaron, los obligaron a tenderse en el suelo y fueron cateados, con
insultos. Posteriormente fueron abordados por policías con uniforme de la
policía estatal y les fueron revisadas todas sus pertenencias,
argumentando que portaban armas y que había una denuncia de que estaban
deteniendo gente en la carretera y la estaban asaltando".

http://www.jornada.unam.mx/2006/04/03/016n1pol.php

_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca


A-Infos Information Center