A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) 80º aniversario de la muerte de Ricardo Mella [pt]

Date Sun, 25 Sep 2005 22:09:10 +0200 (CEST)



Ricardo Mella En el 80º aniversario de su muerte

por Fernando J. Almeida

El 7 de Agosto de 1925, moria en la ciudad gallega de Vigo, el gran
activista e intelectual libertario Ricardo Mella y Cea, un hombre
respetado, no sólo por correligionários y trabajadores, sino también por
todas las clases sociales y adversarios ideológicos.

EL JOVEN REPUBLICANO

Ricardo Mella nacIÓ, en el año 1861, en seno de una modesta família de
artesanos. El padre, José Mella Buján, sombrerero de profesión, era un
ferbiente militante del republicanismo federal, tan influenciado por el
socialismo proudhoniano. Mella era el mayor de cuatro hermanos, en una
familia en que la madre ? Dolores Cea Fernandez ? educará a los hijos en
un profundo respeto por los principios de amor paternal y filial. A su
vez, el padre influenciaria a Ricardo en el respeto por los ideales
republicanos y democráticos y por su máximo representante y difusor,
Francesc Pi i Margall. Mella mantuvo intacta su fé republicana, durante la
juventud en Vigo, su ciudad natal, cuando esta poco antes pequeña villa
gallega iniciava una expansión que, en breve, la transformaria en una
floreciente ciudad portuária y mercantil. A los 16 años , el joven Mella
ingresava en el partido de Pi i Margall, convirtiendose, casi en seguida,
su secretario, para defender frente al Estado Español un estatuto
republicano federalista, que contemplaba la autonomia
político-administrativa de Galiza. Empleado en una Agência Marítima,
temprano percivio las dificuldades sufridas por el pueblo gallego, forzado
a la emigración, devido a las parcas condiciones de vida y subsistencia.
El protagonismo político y evolución ideológica se vuelven flagrantes, a
partir de 1881, cuando los diversos grupos republicanos intentevam la
unidad contra los gobiernos conservadores de Sagasta. Ricardo Mella se
convierte en colaborador del diario ?La Verdad?, portavoz del sector
democrático (radical) del republicanismo, donde denuncia las acciones poco
claras y fraudulentas del Marqués José Elduayen, el cacique local de Vigo,
representante del conservadorismo del poder central, en Madrid. Consigue,
inclusive, denunciar la participacióno del corrupto Marqués en avultado
desfalco en el Banco Nacional de Espanha.

EL GRAN Y FECUNDO DESTIERRO

El diario "La Verdad? era un periódico vocacionalmente para la baja
política, cuyo objectivo era substituir el caciquismo
monárquico-conservadorpor otro caciquismo de cariz republicano-liberal.
Esta orientación disgusto profundamente a Ricardo mella, que buscaba
nuevos horizontes para o su activismo político-social. El 31 de Julio de
1881, Mella integra, en Vigo, la redacción de ?La Propaganda?, de carácter
obreirista, que defiende la entrada de los obreros en la Política, en
nombre de la ?Libertad y Trabajo, Democracia y Justicia?. El diario se
presentar al Congreso Obrero de Barcelona (1881), donde se funda la
Federación de los Trabajadores de la
Región Española y se marca el giro del proletariado del Socialismo y
Republicanismo hacia el Anarquismo. Este cambio es seguido, con
entusiasmo, por Ricardo Mella que, mientras tanto, se habia vuelto un
lector atento y apasionado de la ?Revista Social?, órgano libertario
madrileño, dirigido por Serrano Orteiza. Mella diria a la ?Revista
Blanca?, el 5/10/1902. ?Era Federal a los 22 años, la Revista Social me
decidio por el Anarquismo?.
Su activa lucha, en prol del proletariado, lleva a Mella frente a los
tribunales y, en Abril de 1881, la Audiéncia Territorial de Coruña lo
condena a cuatro años e tres meses de destierro y a una multa de 625
pesetas, que se transformarian en tres años y siete meses de destierro y
200 pesetas de multa, en Noviembre de 1882.
El destierro, ampliado voluntariamente por Mella, acaba por serle útil y
bastante fértil en enseñanzas. Aunque lejos de las luchas del proletariado
gallego, Ricardo Mella pasaria a conocer, intimamente, las condiciones
organizativas y la acción de los trabajadores madrileños y andaluces.
En Madrid, Ricardo Mella trava amistad con el notário Serrano Oteiza,
director de la ?Revista Social?, que se convierte en su suegro, a través
del matrimonio con su hija, Esperanza Serrano Rivera, con el anarquista
desterrado. Esperanza se vuelve su compañera de toda una vida y madre de
sus doce hijos.
Durante su gran y fecundo destierro, Mella también pasa por Andalucia,
donde se liga, militantemente, al movimento libertario del campo andaluz.
Aqui fundo diarios, vivo la experiéncia societária del campesinado, en
lucha contra el despotismo gubernal, capitalista y latifundiário. Es
también en Andalucia que se vuelve topógrafo, de reconocido valor
profesional.

EL PROFESIONAL COMPETENTE
En 1895, Mella regresa a Vigo, ya con aura de propagandista
extraordináriamente conocido y respetado en todo el medio ácrata,
socialista y obrero de la época. Regresa en un tiempo en que Galiza
asistia a la consolidación de las organizaciones proletárias, en que se
generaban graves tumultos campesinos y se registraban las primeras huelgas
revolucionárias. Como topógrafo, trabaja en los Ferrocarriles en
construcción, residiendo en Ponte-vedra, desde 1897. En esta ciudad
gallega se vincula a los jovenes y combativos redactores de ?La Unión
Republicana? y escribe en ?El Progreso?. Ricardo Mella colabora, entonces,
con republicanos, socialistas y autonomistas, interviniendo en los
Comícios de la Izquierda Obrera, en una acción unitaria de propaganda y
lucha. Se liga, de cuerpo y alma, a la organización
revolucionaria del campesinado gallego. En los inícios del siglo XX, está
en Astúrias, ejerciendo su actividad peofesional. Aquí convive con
Eleutério Quintanilla, y se presenta como un convicto pacifista, en todo
opuesto al atentado terrorista y al bandidismo social, tan del agrado de
ciertos medios anarquistas. Los acontecimentos de la Semana Trágica de
Barcelona (1909) lo hacen enveredar
por una febril etapa de periodismo crítico y de estilo literario
considerado como elegante, en las publicaciones ?Acción Libertária? y ?El
Libertario?, entre otras.
En 1901 regresa a Vigo, donde vivirá hasta el fin de su vida. Su
competéncia profesional convierte a Mella el gran responsable de la
organización e implantación de la red viária de tranvias de Vigo. Cuando
se concreta esta gran empresa, Ricardo Mella no puede rechazar su
nombramiento como Director-Gerente de la Compañia Vial, por él concebida y
realizada. Su modéstia y honestidad, delante de tal cargo patronal, lo
llevan a declarar a Abad de Santillán, en 1922, que estaba
acabado para la lucha y que su lugar pertenecia, de pleno derecho, a
sindicalistas como Seguí o Pestaña.

PRODUCCIÓN LITERÁRIA

La producción literária de Mella fue bastante fecunda, produciendo un
número indeterminado de articulos, más de 30 ensayos, que tuvieron
bastantes ediciones sucesivas (Ideário, Ensayos y Conferências, Mirando
hacia el Futuro-Páginas Anarquistas, etc.) Algunos de sus escritos
mereciron prémios internacionales. Fue traducido al italiano, holandés,
portugués, inglés, francés y sus obras fueron editadas en varios puntos
del globo, habiendo ediciones provenientes de Nueva York, Amsterdan,
Orléans, Porto, Prato, Buenos Aires, Montevideo y de múltiplas ciudades de
España. Mella fue traductor (y crítico) de obras de Bakunin, Kropotkin y
Malatesta. Señor de un estilo literário extremamente elegante, Mella fue,
sobretodo, el propagandista que lucho por el enoblecimento del lenguaje y
de la cultura de las clases trabajadoras. Es justamente considerado como
el último gran nombre del Anarquismo clásico español. En los momentos de
mayor confusionismo ideológico, Mella prefirio siempre el siléncio a la
palabra; pero eran siléncios ?sonoros?, dignos de ser escuchados. Por eso,
los más famosos libertarios de su tiempo tenian por él el más profundo
respeto. Fue
respetado, tanto por sus correligionários como por adversários
ideológicos, como es el caso del historiador Juan José Morato, que de él
trazó una importante Biografia (Lideres del Movimiento Obrero Español,
Madrid 1972). Morato es un conocido militante socialista.

LA MUERTE DE RICARDO MELLA
El 7 de Agosto de 1925, moria Ricardo Mella. La notícia llegó tarde a los
diarios de ese día; a pesar de eso, la ciudad de Vigo, de trinta y tantos
mil habitantes, se mobilizó para el funeral, de una forma espontanea y
emotiva. La circulación viaria paró durante días, el Ayuntamiento atribuyo
el nombre del fallecido a una Avenida, se construyo un monumento por el
más importante escultor gallego de la época, Asorey. Sus obras completas
fueron editadas por José Villaverde, en España; Argentina, el movimiento
sindical hacia otro tanto. Con sus própias expensas. Pedro Sierra y
Vladimiro Muñoz se convirtieron en sus más importantes biógrafos.
La fecha de su muerte, Ricardo Mella y Cea era el Director-Gerente de la
?Compañia de Tranvías Eléctricas de Vigo?, y su muerte fue sentida por los
trabajadores de la Empresa, que pararón el trabajo, en señal de respeto
por aquella insigne personalidad de la sociedad gallega y del movimiento
obrero español. Además, el homenaje se haría extensivo a toda la vida
viguense, cerrando fábricas, oficinas y stabelecimentos comerciales,
convirtiendose el homenaje en un auténtico festivo, en la ciudad gallega
de Vigo.

Del periódico A BATALHA (Nº 212)
Apartado 50085
1702-001 LISBOA

Extraído de Indymedia Barcelona

En portugués: http://www.ainfos.ca/pt/ainfos02866.html



_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca


A-Infos Information Center