A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) [Argentina] Entrevista con Alicia Zarate: proyecto "Agua ¿ Oro Azul?".

Date Sun, 4 Sep 2005 18:05:53 +0200 (CEST)


El agua, indispensable a la vida, fue convertido rápidamente en los
ultimos años en un gran negocio, principalmente de las grandes
multinacionales. Y está desapareciendo. La escasez del agua en escala
mundial representa una de las amenazas ecológicas, económico y política
más grandes del siglo 21. Y és esta trama capitalista que la artista
plástica de la Argentina, Alicia Zárate, viene denunciando en los ultimos
cinco años, con el proyecto "Agua¿ Oro Azul?". Recientemente ella estaba
en la Europa divulgando este trabajo, e en la vuelta concedió a ANA la
entrevista a seguir, donde habla del agua, ecología, anarquía, cuerpo,
simplicidad...

Agência de Notícias Anarquistas > Hace pocas semanas que volviste de
Europa, no? En qué ciudades estuviste presentando el proyecto "Agua¿Oro
Azul?"

Alicia Zárate < Hace un mes y medio regresé, mucho antes de lo previsto,
porque fui para quedarme 1 año y no soporté. Con "Agua ¿Oro Azul?" estuve
en Huesca, Barcelona, Milán, Campobasso, Estocolmo, Sandviken.

ANA > Y cuál es el balance que haces de todo eso?

Alicia < Todavía estoy tratando de reflexionar en torno al tema. Tengo una
mezcla de ideas y sensaciones. Quizás esta conversación contigo me ayude a
ponerlas en orden. Llegué a la conclusión de que el umbral de tolerancia
al maltrato es más elevado que el nuestro. No sé si ello se debe a la
tradición judeocristiana, o sea, aceptación del sufrimiento como expiación
de los "pecados", o de desconexión con el cuerpo. El cuerpo es objeto de
manipulación, de consumo. Desnaturalización simple y llana. En Italia,
mi visita coincidió con la muerte del papa y un referendum por la
fecundación asistida. El nivel de tolerancia, lo vi, por ejemplo,en
Barcelona, durante una performance en el Kabaret Overt. Los clientes
enredados con un hilo de algodón y con trocitos de basura atados a sus
manos, sentado/as o de pie, aceptaban pasivamente la situación. Pasé
veinte minutos enredándolos y dándoles basura. En algún momento alguien
reaccionaría. Nada. Recuerdo las imágenes y me resultan surrealistas.
Finalmente, cuando me acerco a enredar nuevamente a una mujer, ésta me
dice amablemente: ¿me puedo rebelar? ¡¿Te imaginas a alguien pedir
permiso para rebelarse?! - No - respondí. y ¡aceptó mi negativa!.
¡Todavía no puedo creerlo! Los dejé enredados y me fui. Además mi tiempo
se había terminado. Seguían otros poetas visuales. En Buenos Aires, con
la misma performance la gente reaccionaba, y algunos muy enojados. Antes
la hacía vestida de negro, con el rostro cubierto, hasta que un grupo de
chicos dijeron: ¡hay que matar a la araña! ¡Mirá lo que hace!¡nos destruye
todo! Confieso que me asusté, cuando vi como se cruzaban miradas y
decididos a que no siguiera enredando a nadie. Aquí por lo menos todavía
tenemos capacidad de reacción

ANA > Hay receptividad respecto del tema entre lo/as anarquistas europeo/as?

Alicia < Les interesa como algo que le pasa a los otros y no en su propio
lugar -como al resto de las personas. Hay compañero/as y grupos que se
ocupan y ponen el cuerpo en acciones, pero son muy pocos -como en todos
lados. Es muy humano, mientras el problema no se presente, se mira hacia
otro lado o se deja su consideración para más adelante, cuando ya es
tarde. En Huesca, por ejemplo, un grupo de jóvenes anarquistas muy activo
se ocupa del tema de los transgénicos, pero los OGM ya están. Hay grupos
pequeños, pero todavía se trabaja sin potenciar la tarea del otro. En
Suecia encontré mayor interacción entre anarquistas y grupos afines,
ambientalistas, trabajadores, desocupados. Los compañeros de Sandviken,
200 km al norte de Estocolmo me sorprendieron por la actividad que
desarrollan en un lugar que a primera vista no pasa nada.

ANA > En América Latina, en el mundo anarquista, hay una discusión con
respecto al agua, actividades... o es cosa "solo de ecologistas",
especialistas, técnicos...

Alicia < En esta Tierra Fecunda -conocida como América Latina- no hay
discusión, y muy pocas actividades sobre el tema entre ácratas, sí entre
algunos compañeros interesados en la ecología, Luis Sabini Fernández, por
ejemplo. O grupitos de jóvenes que trabajan con entusiamo y hacen
acciones, pero aislados entre sí. En general, no se relacionan las luchas
por el agua, la tierra, la ecología con la anarquía. La cuestión del
agua empezó a tratarse en la década del 70 por especialistas, siguió el
movimiento verde que luego se transformó en partido político en Alemania y
en otros países europeos, y ya conocemos la historia... ahora son
burócratas que reparten el mundo sentados en la mesa de negociaciones con
los señores de la guerra. Esos movimientos surgieron desde los
especialistas, de los técnicos. El tema quedó concentrado en ONGs
sostenidas, en su gran mayoría, con fondos de las empresas contaminantes y
destructoras de ecosistemas, como forma de limpiar la imagen. En los
pueblos periféricos como esta Tierra Fecunda, la India, Las Filipinas -
por citar algunas regiones- los movimientos ecologistas surgen como
respuesta a la agresión que sufren, a su estilo de vida. Asistimos a un
enfrentamiento entre el antropocentrismo depredador y la cosmovisión
holística, pero no se discute al autoritarismo, ni al estado. Queda en la
disyuntiva: privado o estatal. Y es allí donde los ácratas nos debemos
una reflexión conjunta, un espacio en el que se intercambien conocimientos
y se debata seriamente, sin recetas, ni etiquetas, y ofrecer una
propuesta, o tan solo nuestros debates, pero no quedarnos sin intentar
comprender.

ANA > En la actualidad, diversas empresas extranjeras controlan la
explotación de los ríos brasileños para la producción de energía, y muy
pronto podrán controlar el uso de los ríos para riego, transporte y
abastecimiento de agua. ¿En la Argentina pasa lo mismo?

Alicia < En la Argentina, en el resto del continente, en el planeta,
ocurre lo mismo. Aquí, las empresas no son sólo extranjeras, sino que en
muchos casos participan capitales argentinos. Es una trama muy compleja.
Estamos hermanado/as por la explotación para satisfacer a la metrópolis.
Al río de la Plata y al Paraná se los draga para que puedan entrar los
buques de gran calado, en vez de construir embarcaciones respetando al
río. No se toman en cuenta sus características, sino los puertos y ríos de
la metrópolis. Pero a la naturaleza no se la puede dominar. En Rosario
-mi ciudad natal, se "recuperó" la ribera del Paraná para la ciudad
siguiendo el diseño y tecnología aportadas "generosamente para estrechar
los lazos de amistad entre la Argentina y España" por el gobierno español,
ribera a la que se llama Parque España. A unos 10km río arriba se
construyó el puente Rosario-Victoria, pese a la objeción fundamentada de
los vecinos y de los ambientalistas. Se dilapidaron millones de dólares en
nombre del "progreso y de la hermandad entre los pueblos de
latinoamérica", por una cuestión electoral. Hace dos meses, a causa del
dragado, el río cortó y se llevó parte de la barranca que sostiene al
Parque España. No hubo víctimas porque fue en la madrugada de un día
laborable. Allí hay centros culturales muy modernos, muy "primer mundo".

ANA > En forma reciente recibí una información sobre la hidropiratería en
la Amazonia brasileña. O sea robo de agua dulce del río Amazonas (la
Amazonia es la región con mayor reserva de agua dulce en el mundo) por
parte de buques extranjeros. Conocía casos de biopiratería en esa región,
pero enterarme del tráfico de agua dulce es alarmante. Esa historia y
otras más sobre el controle de los recursos hídricos por parte de los
poderosos, corrobora una tesis de que la cuarta guerra mundial será por el
control del agua, o todo no es más que una fantasía de ecologistas?

Alicia < Llegan muchas noticias de diferentes partes de la región al
respecto. Es necesario corroborarlas, para no alarmarse sin fundamentos.
Aunque la experiencia me indica, que por no escuchar a los habitantes del
lugar, sus aparentes fábulas, se permite la masacre, tal como ocurrió en
el ingenio azucarero Ledesma durante la dictadura militar; y en forma
reciente la destrucción de ecosistemas, muertes y desapariciones de
personas, por ejemplo, en Pascua Lama. También hay formas sofisticadas de
llevarse el agua. En la carne congelada por ejemplo: el 70% de la carne es
agua, que no regresa al ecosistema donde se encontraba. También contaminar
las regiones periféricas para mantener ecológicamente saludable a la
metrópolis.

ANA > ¿Quieres decir que el agua congelada en la carne también se trafica?
Con el agua dulce del Río Amazonas ocurre exactamente eso, según algunas
denuncias ambientalistas.

Alicia < No me enteré que ocurra algo similar en esta región, pero es muy
posible. No sé si se trafica o no. En los alimentos frescos y bebidas
que se exportan, se va agua potable y minerales que no vuelven al lugar de
origen, ni se pagan en ese concepto. Según una evaluación de especialistas
ambientalistas con la introducción de transgénicos esto se agravó en los
últimos 20 años, lo que era bosque nativo y pradera natural fértil, ahora
es tierra agotada, muerta. La superficie de este desastre sigue
extendiéndose. En la Argentina, la soja transgénica extrae los minerales y
el agua como si fuera una bomba de succión y deja la tierra yerma. Para
volver a sembrar en el mismo campo se agregan grandes cantidades de
minerales. El precio que se paga por quintal de grano -para alimentar el
ganado de la metrópolis- es muy inferior al que el agricultor paga en
fertilizantes (minerales) y está tan hábilmente montada la trampa, que no
pueden salir.

ANA > En Italia, estuviste en contacto con el proyecto "Le Cucine del
Popolo"?

Alicia < Si, con los compañeros de Reggio Emilia. Me gusta esa región, su
espíritu. Es un lindo proyecto. Se conecta con la vida, con los sentidos,
el placer del encuentro, del intercambio. Es lo más cercano que encontré a
las tradiciones de algunos pueblos originarios, el respeto por el
alimento, la conexión con la tierra. Me hubiese gustado asistir a la
inauguración (31 de octubre de 2004) de ese proyecto político cultural,
interdisciplinario, que supera las etiquetas y los "ismos" que nos
dividen. Se construyó desde abajo, totalmente autogestionado, organizado
sin fines de lucro, como forma de volver a la cocina social. Participaron
16 grupos no solo anarquistas, sino por afinidad, en la comisión
impulsora del proyecto, y 6 emprendimientos agricolas que proveyeron los
alimentos, elementos de cocina, lugar de reunión. "Zero in condotta"
publicó un libro muy interesante con las recetas, las historias, que
trataré de traducir apenas disponga de tiempo. Merece ser divulgado y...
contagiarse. (risa)

ANA > Te pusiste en contacto con otras experiencias de relaciones de
resistencia agroecológica, o grupos autogestionarios de consumo en Europa?

Alicia < Hay varias experiencias diseminadas por Europa, no pude ir a
conocerlas, pero me fui encontrando con compañeros que estuvieron o
estaban en algún proyecto u organizándose para empezarlo en lo inmediato.
Me quedé con ganas de ir a Urupia, pero tuve la fortuna de estar en
Libera en Módena, La Torchiera en Milán. En Italia especialmente, la
tradición de autogestionar sus propios alimentos está muy arraigada. Forma
parte de su cultura reunirse a hacer el aceite de oliva, el vino, la salsa
de tomate, en familia o con amigos. Y los grupos autogestionarios trabajan
sobre esos aspectos que aún perviven.

ANA > ¿Qué es "La Torchiera"?

Alicia < Es un espacio autogestionado muy activo en la periferia de Milán.
Allí funciona un bar, restorán, espacio de debate, música, exposiciones.
Todos los años, en el mes de julio, se realiza "Julio Libertario". Son
tres días de encuentro de los libertarios y abierto al público. Los
alimentos, publicaciones, se hace por autogestión, también.

ANA > ¿Piensas que la ecología sigue siendo considerado un tema
"secundario" por los colectivos y organizaciones anarquistas en América
Latina? Si miramos el "mapa libertario"en nuestro continente, observamos
que, en realidad, no hay grupos de "anarquistas verdes" organizados, sino
básicamente personas preocupadas por ese tema, en la lucha...

Alicia < No sé si secundario... diría que no ven la conexión con la
anarquía. Observo mucha resistencia a tratar el tema. Resulta muy difícil
correrse del lugar desde donde pensamos, del lugar seguro de la "verdad"
conocida... y ésa justamente es la trampa que nos tiende la dominación.
En la Argentina, los movimientos ecologistas empezaron a surgir con fuerza
entre los vecinos afectados por un problema ambiental, de contaminación,
ante el hecho concreto -tarde muchas veces- y el movimiento asambleario a
partir de diciembre 2001, sirvió de contagio al resto del país. Quizás
las individualidades anarquistas preocupadas por el tema, y comprometidas
en la lucha ecológica, debamos reflexionar junta/os e intentar hacer
evidente el nexo entre anarquía y ecología. Los "anarquistas verdes"-no me
gustan las etiquetas, la uso solo para poder aclarar al lector- estamos
con nuestros vecinos, pero prácticamente sin contacto entre nosotros. El
nexo entre anarquía y ecología lo veo en la biodiversidad. En un
ecosistema se da una relación armónica, solidaria,en la que todas las
especies y elementos son indispensables. A su vez, la existencia de ese
ecosistema es posible porque existe otro con otras características, y así
sucesivamente. Es la interrelación que propicia la vida. ¡Es maravilloso!
En la anarquía son necesarias todas las personas, todas las voces, con sus
saberes, experiencias, sentimientos y miedos. Si, miedos, dudas. Observo
pudor en comunicar nuestras dudas, temores, miedos, a nuestros
compañera/os; y eso es un error porque justamente son indicadores de que
algo no anda bien, su discusión nos fortalecería, me parece.
Colectivamente superaríamos al autoritario que toda/os llevamos en
nosotra/os misma/os -de otra manera no podríamos reconocer el
autoritarismo que nos rodea- Uf! y da un trabajo impedir que crezca!
(risas)

ANA > Un ecologista, un anarquista... debería ser más consciente, o
sensible para comprender la "fantástica simplicidad" de la vida? A veces
observo que muchos anarquistas son conscientes, pero incapaces de sentir y
percibir esa fuerza de la simplicidad. No sé... (risas)

Alicia < No sé Moésio. "Cada uno es como su madre lo parió" decía mi
bisabuela india. (risas) Somos nada más que humano/as y, querramos o no,
anarquistas y/o ecologistas llevamos y cumplimos mandatos inconscientes
de la cultura en la que crecimos o vivimos. Identificar y reconocerlos
en nuestra propia persona, en nuestros actos, es una tarea harto difícil;
desobedecerlos más aún, porque significa exclusión de la familia, amigos,
grupo o colectivo- inclusive anarquista. Desobediencia significa soledad.
Vivir sencillamente en armonía con los ciclos naturales, se hace cada vez
más difícil. Los pueblos que se atreven a defender esa simplicidad sufren
represión brutal inclusive por parte del Estado, como ocurre a lo largo de
la cordillera de los Andes y en diferentes puntos del planeta, también
dentro de los llamados países del primer mundo. Pero merece hacerse el
esfuerzo, la fuerza de la simplicidad es enorme, gratificante.

ANA > Hablando de simplicidad, ¿en tus andanzas por Europa observaste
mayor brutalidad en los pueblos blancos, instruidos y llamados
civilizados? ¿Sería absurdo para un anarquista gritar "liberémonos de los
pueblos civilizados de Europa? (risas)

Alicia < Me llamó la atención y me conmocionó la desconexión con la
Naturaleza, su maltrato. Arboles mutilados -me pregunto de dónde viene esa
costumbre de podar árboles. Muebles de madera maciza en la basura! Esa
madera proviene de un árbol al que le llevó su tiempo y esfuerzo crecer,
consumió agua, etc. Cientos de imágenes de destrucción vienen a mi mente.
El aumento del consumo de alimentos industrializados; el desperdicio en
envoltorios -packaging le dicen- y de materia prima: cuero, madera,
alimentos en cantidades enormes; el aplanamiento de montañas para
construir carreteras, o llevar las piedras y mármoles para satisfacer el
ego del que paga; la manipulación de la Naturaleza y del cuerpo humano. La
discriminación, los controles, todo videovigilado, es alucinante; por
momentos me parecía estar viviendo"1984" de Orwell o el film "Brazil" de
Terry Gilliam. La historia europea es una sucesión de guerras, el nivel y
calidad de brutalidad es diferente del que sufrimos en esta
región del mundo.
No es el color de la piel, ni una región del mundo, sino el pensamiento,
Moésio. Yo gritaría "¡liberémonos del antropocentrismo!" " ¡Seamos indios
blancos!" "Recuperemos la poesía!" Afinemos nuestro cuerpo como órgano de
percepción. Poesía entendida como momento de sinceridad, de ingenuidad
que nos permite ser.

ANA > A lo largo de la entrevista, te refieres con frecuencia al cuerpo, y
el cuerpo es más o menos 80% agua. Y luego hablas de miedos, de deseos. En
fin ¿el cuerpo habla? (risas)

Alicia < Sí, nuestro cuerpo es aproximadamente 80% agua, por eso no
debemos dejar en manos de otros parte tan importante de nuestra propia
vida. Y debo confesarlo Moésio: soy acaparadora de agua, porque no soy
piel y huesos. (risas) El cuerpo, nuestro cuerpo es todo un tema. Es
territorio de batallas científicas, políticas, religiosas. Se lo tortura,
"desaparece" desconoce, manipula, usa, se lo transforma en objeto de
consumo. Algunas culturas cubren totalmente al cuerpo de la mujer; allí
está el miedo del varón ante su propio deseo. Nuestro cuerpo es una
complejidad maravillosa, un órgano de percepción, conocimiento,
comunicación, y goce. La desconexión con la naturaleza; considerar
enfermedad, lo que en realidad es una función natural o de autodefensa,
han ido atrofiando la sensibilidad y el saber reconocer qué nos pasa. Para
todo se imponen medidores: temperatura, hora, polen, si va a llover, o
nevar. Para la vida diaria no lo son, no lo eran. La mayoría de los que
viven en las grandes y contaminadas ciudades, tiene desajustado su reloj
biológico, atrofiada la capacidad sensorial. Como a los pollos, los tienen
iluminados día y noche para que consuman. Y si se va a un hospital de una
gran ciudad de "primer mundo", el médico sentado frente a la pantalla de
la computadora, saluda como trámite, e ingresa los datos personales,
síntomas, pulsa un botón, saca la hoja de la impresora, firma y deriva al
especialista. Y con el especialista ocurre lo mismo. Ni siquiera hay
contacto visual con la persona, una palabra; no tienen tiempo. ¡Son
autómatas! ¿Qué vida es ésa, la del médico y la de la persona que acude a
su consejo? Al cuerpo se lo considera maquinaria y no parte de una
persona. A esa desconexión me refiero también.

ANA > Realmente el cuerpo es un misterio, principalmente el de las
mujeres. Son las mujeres las únicas que chorrean "agua roja"! En ese
contexto, ¿cómo interpretas la frase de Raymond Aron: "La totalidad de las
causas que determinan la totalidad de los efectos supera la comprensión
humana"?

Alicia < Pese al avance de las ciencias, el cuerpo sigue siendo un
misterio, no solo el de la mujer. La vida es un misterio. La muerte es un
misterio. Se podrá manipular genéticamente, hacer fertilización asistida,
ser cuidado por robots, chatear por Internet, pero el ambiente que se
genera con la presencia y/o el contacto de los cuerpos es insustituible.
Una mano en un hombro en un momento de dolor, alivia mucho más que
cualquier medicamento. No es lo mismo escuchar música in vivo, que mirar
un concierto por televisión, o escucharlo en un equipo de música. Esta
conversación virtual, tendría otra magia si estuviésemos charlando cara a
cara. Sí, hay causas que superan la comprensión humana, o quizás la de
nuestra cultura. Realmente es un misterio y prefiero poner el cuerpo.
(risas)

ANA > ¿En qué etapa está el proyecto de construcción del "centro de salud
autogestionaria"? En Europa estuviste cambiando figuritas (informaciones)
con lo/as compañero/as de la red "Sumendi"?

Alicia < Ya se formó un grupo estable para impulsar una red de salud
autogestionaria. Se decidió que no sea centro, sino trabajar en forma
horizontal descentralizada, cada grupo de afinidad en su lugar, ser una
especie de transgénico de cucaracha y lombriz, cucaracha porque muta para
adaptarse al momento, y lombriz porque cada parte tiene vida propia (como
funciona una red en el Uruguay, pero no de salud). Se redactó un
manifiesto que sirve de base. Los compañeros de Sumendi, nos apoyan con
los materiales y la red que ya está organizada en España, compañeros de
Francia nos han enviado bibliografía y hasta medicamentos homeopáticos,
en Italia y en Bélgica también me encontré con personas que tienen la
misma inquietud. La idea es que cada uno, trate de autogestionar su propia
salud, y compartir experiencias y ayuda mutua. Es largo de contar.

ANA > Hace un tiempo me presentaste un escultor francés que iba a hacer
una exposición, y confieso que quedé extasiado con la foto de la escultura
del folleto de divulgación, esa imagen de peces, movimienot de las mareas,
senos, piernas... explotando de un rostro. Cuenta algo respecto de este
artista... (risas)

Alicia < ¡Para eso es el arte Moésio! ¡Quedaste extasiado inclusive sin
presencia humana, solo con la imagen! (risas) Se trata de Reinaldo, un
escultor argentino, que vive en París en una comunidad de artistas. Se
fue, o tuvo que irse, en los años 70. Sus obras están cargadas de
metáforas, humor, y realizados con mucho oficio. En la librería Público,
en París, se exhiben obras de él.

ANA > Alicia, tengo otras preguntas, pero la entrevista ya es muy extensa,
dejaremos aquí. Algunas puertas se han abierto con tus respuestas,
permitamos que las personas, entren, pregunten, se pregunten... Eso es
todo, gracias por la entrevista, deja un mensaje para quien llegó hasta
aquí... (risas)

Alicia < Espero que entren, pregunten, se pregunten y no se vayan a los
portazos. (risas) Gracias y los espero en la vida.

Alicia Zárate: zaratea2002@yahoo.com.ar

agência de notícias anarquistas-ana

_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca


A-Infos Information Center