A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) [OSL argentina] Encuentro Nacional de Mujeres

Date Wed, 5 Oct 2005 14:26:51 +0200 (CEST)


Cada Encuentro Nacional de Mujeres nos llena de expectativas y desafíos
para compartir entre miles de mujeres, algunas organizadas en espacios
sociales y otras no, pero todas reuniéndonos para participar y generar un
acontecimiento social y político que tiene dimensiones poco frecuentes en
otros ámbitos. Cada año el Encuentro tiene características distintas, que
se van delineando por la coyuntura que nos va tocando vivir en cada
momento, por el lugar en el que se realiza, por quiénes participan en cada
año, por cómo están nuestros colectivos y movimientos. Este año tenemos el
XX Encuentro de Mujeres. Veinte años de reunirnos, de conocernos, de
trasladarnos por el país para escuchar las voces de otras, de compartir
experiencias entre todas, de ir tejiendo lazos, de aprender, de decidir
cuáles son nuestras prioridades, de ir constituyendo un movimiento, de
nutrirlo, de hacerlo crecer. Los números redondos siempre mueven a hacer
balances y veinte años son muchos, aunque a veces no parezcan nada.

A lo largo de estos años el Encuentro fue creciendo y cambiando. Fue
creciendo en número, porque cada año somos más, llegando a unas veinte
mil. Fue creciendo en la profundidad de los debates, en qué temas se
tratan en los talleres y cómo se los discute. Y también fue creciendo en
diversidad: si en los orígenes las que participaban de los Encuentros eran
mujeres más o menos vinculadas al feminismo, más o menos de una misma y
determinada extracción socioeconómica, hoy el encuentro está poblado de
diversidad, convocando a mujeres que vienen de situaciones muy diferentes
y que tienen también proyectos y compromisos diversos.

El Encuentro creció y cumplió buena parte de sus propósitos, proveyendo un
ámbito que potenció la toma de conciencia y la organización de las mujeres
en torno de sus demandas específicas de género. Sin embargo, esos logros
comienzan a mostrar un límite para el Encuentro tal como lo conocemos. Hay
quienes dicen, a partir de la naturaleza no resolutiva de los talleres,
que el Encuentro no sirve, que resulta indispensable fijar una agenda
única a la que se ajusten todas las participantes del encuentro,
organizadas o no. Ciertamente, el Encuentro tiene sus fallas. Sin embargo,
dado que la realidad de las mujeres trabajadoras sigue siendo de
explotación y opresión cruzadas, superpuestas y multiplicadas en este
sistema sexista, homofóbico y capitalista es fundamental darnos este
espacio de reflexión y crítica de nuestra situación en la sociedad, en el
trabajo, en la salud, en nuestros vínculos amorosos y familiares y acerca
de la defensa y el respeto de nuestros derechos. En todo caso, una de las
tareas que debemos darnos es la de criticarlo para mejorarlo, la de
encontrar colectivamente la forma de hacerlo más fuerte, más útil para
cambiar la situación en que nos encontramos. Cada encuentro tiene la
potencialidad de discutir necesidades y vivencias en común que debemos
empezar a unificar a lo largo del año y sumarlas a la acción concreta.
Cada día que soportamos la violencia sexual, el maltrato, los embarazos no
deseados, la muerte por aborto clandestino, la superexplotación a la que
somos sometidas, menor salario por igual trabajo, marginación de nuestras
necesidades específicas en salud cuando no están directamente vinculadas
con la reproducción, necesita de la unidad de nuestras fuerza y del
trabajo profundo de las organizaciones donde nuestra clase se organiza.

En este sentido, una de las experiencias positivas de las que se pueden
tomar conclusiones y guías para lograr esa unidad en la acción que
propugnamos está vinculada al taller de Estrategias de acceso al aborto
seguro y la campaña por la despenalización y legalización del aborto que
está teniendo lugar desde el 28 de mayo. Las compañeras que lo generaron
hallaron la forma de excluir a quienes no son parte genuina del Encuentro,
las bandas de fundamentalistas católicas a quienes no mueve una fe que
haga del respeto por lo humano su centro, sino una odiosa voluntad de
poder de su corporación, vinculada a las clases privilegiadas y
explotadoras, que se pretende ejercer sobre todas nosotras. La campaña por
el derecho al aborto ha sumado a decenas de organizaciones de los ámbitos
más diversos y ha involucrado a cientos, miles de personas, mujeres y
varones en un claro e inequívoco reclamo por los derechos de cada una a
decidir sobre su propio cuerpo.

Sin dejar de lado los espacios más vivenciales, los talleres más
testimoniales, sin dejar de brindar un espacio donde mujeres de todo el
país que no pertenecen a ninguna organización tienen ocasión de
encontrarse con otras a compartir sus vivencias, experiencias e
inquietudes y sin tampoco tener que aferrarse a la consigna de establecer
una agenda única y obligatoria para todo el movimiento de mujeres o para
todas las mujeres que asisten al Encuentro, es importante que nos demos la
tarea comprometida, militante y creativa de ir generando estos otros
espacios donde alcanzar acuerdos, donde algunas de nosotras desde nuestras
distintas organizaciones podamos fijar acciones concretas en común,
avanzando en la discusión de nuestras diferencias mientras compartimos la
acción, con la certeza y la claridad de que el enemigo es poderoso y
necesita desunirnos, dispersarnos, enfrentarnos entre nosotras. Ese
enemigo poderoso, que cuenta con todos los recursos del capitalismo y del
patriarcado, va cambiando su apariencia, sus métodos y sus discursos a
medida que las y los explotadas/os y oprimidas/os avanzamos en nuestra
conciencia y organización.






Este gobierno de la transversalidad kirchnerista quiso hacernos creer,
cubriéndose de un tinte progresista, que daría respuestas a los sectores
más empobrecidos. A esta altura es claro que no lo hizo ni tiene intención
de hacerlo. Es claro también que no tiene derecho a autodenominarse "el
gobierno de los derechos humanos" una administración que desató la
represión hacia todos y todas los y las que luchamos por el cambio social,
que ha tenido hasta 50 presas/os políticas/os y que mantiene a más de 5000
luchadoras/es sociales bajo proceso judicial. No podía esperarse otra cosa
de un gobierno que es representante fiel de los intereses de la burguesía.
Tampoco puede esperarse que se haga eco de alguna de nuestras
reivindicaciones específicas como mujeres, como queda bien demostrado por
sus ambigüedades respecto del aborto: un ministro dice estar a favor y
otro le asegura a la Iglesia que el aborto no se va a legalizar en el
país. La senadora Cristina Fernández, esposa del presidente, le ha
repetido al Papa Ratzinger (el misógino y homofóbico redactor de todas las
encíclicas antimujeres del Papa anterior) que ella es peronista y está
contra el aborto. No se puede esperar nada de un gobierno que nombra al
frente del Consejo Nacional de la Mujer a un personaje como Pimpi Colombo
(fundadora y dirigente del Sindicato de Amas de Casa de la Argentina) y
que llegó al gobierno de la mano católico recalcitrante de Beliz. Colombo
fue legisladora de la Ciudad de Buenos Aires y en aquella oportunidad votó
en contra de los proyectos de educación sexual en los colegios y de unión
civil. La funcionaria opina que "en lugar de sacar de su casa a las jefas
de hogar que están percibiendo un ingreso para hacer una prestación (...)
habría que dejarla consolidando su familia. ¿quién podría afirmar que es
más importante cortar yuyos que esperar a los chicos que vuelven de la
escuela con la taza de leche?" (ver Página/12 08.03.04) ¿no es toda una
declaración de principios?


Sabemos que no hay posibilidad de transformaciones radicales de parte de
la burguesía, porque iría contra sus propios intereses de clase parásita.
No hay tampoco posibilidad de que el patriarcado se venga abajo solo ni de
que sea derribado si no se logra que cada compañero de lucha contra la
explotación de clase tome conciencia de que el cambio social
revolucionario no estará completo mientras no eliminemos al patriarcado.
Es por esto que las anarquistas estamos convencidas de la necesidad de
integrar nuestra lucha de género a las de nuestra clase. La tarea
principal es construir organización en cada espacio donde las mujeres de
nuestra clase nos reunimos y actuamos. Cada espacio tiene su
particularidad y dinámica, sin embargo todas compartimos la misma realidad
profunda de opresión patriarcal.

Para que esta lucha sea una victoria es fundamental trazarnos ejes claros,
reivindicaciones realmente sentidas por el conjunto de las mujeres, con
una perspectiva política cuestionadora y constructora del cambio social.
Para esto debemos reivindicar los métodos históricos de nuestra clase: la
democracia directa y la acción directa, no confiarnos ingenuamente en
estrategias de lobby, de conversaciones con legisladores ni permitir la
burocratización de nuestros colectivos y agrupamientos, o que sectores
combativos del movimiento de mujeres sean frenados o reemplazados por ONGs
que a su vez son financiadas por el gran capital, que tiene interés en
permitir que cambien algunas cosas para que nada cambie realmente. El
protagonismo de las mujeres en la lucha por nuestra liberación no puede
reproducir la lógica del patriarcado ni utilizar las herramientas del
capitalismo: como decía la poeta negra lesbiana feminista Audre Lorde,
"las herramientas del amo nunca desmantelarán la casa del amo". La lucha
directa por nuestras reivindicaciones en un marco de unidad necesita del
aporte de toda nuestra fuerza. Surge como tarea prioritaria romper el
aislamiento, privilegiar los acuerdos a partir de los que podemos
construir práctica y política por sobre las diferencias que nos separan
restándonos fuerzas y poner de pie el movimiento de mujeres con una
perspectiva de clase.

Debemos multiplicar las experiencias de organización contra todas las
formas de opresión que soportamos, porque ya es tiempo de no soportarlas.
Hay que poner en primer plano nuestras reivindicaciones, nuestra salud,
nuestra educación a todos los niveles, el derecho a decidir sobre nuestra
sexualidad, a vivirla con placer y libertad, el derecho a la maternidad
como proyecto de vida y no como mandato, la lucha contra todas las formas
en que somos discriminadas, contra la desigualdad laboral, contra la
precarización y el desempleo, contra la explotación sexual, acabar con la
violencia, destruir las bases de nuestro sometimiento. No podemos dejar
pasar esta oportunidad de encontrarnos, de intercambiar experiencias y
luchas que se dan en cada región para plantearnos una perspectiva a nivel
nacional de lucha continua. No podemos agotar el movimiento de mujeres en
estos tres días, lo sabemos, nosotras y todas las que día a día resistimos
el avance del patriarcado y su mandato de opresión, humillación,
violencia. Sabemos que necesitamos un movimiento de mujeres fuerte y vivo,
que se nutra de nuestra capacidad de crear, de nuestra capacidad de
organizarnos, de unirnos, de encontrarnos, de nuestra combatividad, de
nuestra garra, de nuestra ternura, de nuestra diversidad, de nuestra
paciencia, de nuestra furia, de nuestra alegría y nuestras lágrimas. Un
movimiento que aprenda de su propia historia y de la historia de las demás
luchas con las que está entrelazado. Sabemos que es una lucha difícil,
dolorosa, que llevará todavía mucho tiempo. Sabemos también que nada podrá
detenernos. Porque queremos un mundo de libertad para nuestras hijas e
hijos, para nuestras hermanas y hermanos, para nuestras compañeras y
compañeros. Un mundo sin explotación capitalista ni opresión patriarcal.
Un mundo socialista y libertario.


ORGANIZACION SOCIALISTA LIBERTARIA argentina
Periódico anarquista EN LA CALLE
oslargentina@yahoo.com.ar

_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca


A-Infos Information Center