A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) Entrevista: Anarquismo en Bielorrusia [en]

Date Sun, 13 Nov 2005 05:10:32 +0100 (CET)



La Federación Anarquista británica recientemente acogió un encuentro de la
Internacional anarquista, la IFA. Dos compañeros, Pauluk y Marina, de la
Federación Anarquista Bielorrusa, una organización que solicitaba su
ingreso en la Internacional, acudieron al encuentro y expusieron la
situación de su país durante la Feria del Libro Anarquista de Londres.
El colapso de la Unión Soviética ha dejado paso a otro régimen opresivo,
haciendo que la actuación abierta del anarquismo sea extremadamente
difícil.

La entrevista se centra en la historia del anarquismo en Bielorrusia a
través de las experiencias personales de estos dos compañeros. Aporta
elementos para la comprensión de la situación de los anarquistas en los
países ex-soviéticos y muestra cómo las ideas y las prácticas anarquistas
emergen en lugares donde no había una fuerte tradición anarquista previa.
La labor de nuestros compañeros también ilustra cómo la gente en
situaciones diferentes toma las ideas anarquistas y las hace suyas a
través de iniciativas creativoas e imaginativas.

ORGANISE: ¿Cómo tomateis contacto con el anarquismo? ¿cómo os
involucrasteis en el movimiento libertario?

Pauluk: Estoy en el movimiento anarquista desde 1994. Todo el mundo en la
Unión Soviética, tarde o temprano, oía hablar del anarquismo. Durante
nuestra infancia, veíamos películas sobre la Guerra Civil y siempre había
anarquistas en ellas. La propaganda los retrataba negativamente. Pero tuvo
un efecto contrario al deseado. Los anarquistas eran presentados como
gente que, en medio de la lucha entre Rojos y Blancos, bebía y bailaba.
¡Así que desde nuestra infancia teníamos la idea de que los anarquistas
eran gente divertida!

Me impresionó vivamente la situación crítica vivida en el momento del
cambio de régimen. Lukashenko, el presidente actual, se sirvió del
movimiento democrático para auparse al poder y a partir de entonces
comenzó con la represión. Por eso retuve la impresión de que el quid de la
cuestión no estribaba sólo en el movimiento democrático, sino que se
trataba de algo más profundo. Así que empecé a investigar dónde se hallaba
la raíz del problema. Leí acerca del anarquismo y a fines de 1994
simpatizaba con las ideas anarquistas.

ORGANISE: ¿Cómo aprendiste sobre anarquismo en Bielorrusia? ¿Qué leiste?

Pauluk: Lei sobre anarquismo en la biblioteca, allí había libros de gente
como Kropotkin. Pero no mucho más. No tuvimos contacto con otros
anarquistas ni occidentales ni orientales. Ni siquiera había demasiados
contactos entre anarquistas bielorrusos.

ORGANISE: ¿Había en ese tiempo una federación anarquista?

Pauluk: Sí, ya en 1992, fundada por 8 personas. Aún se hallan involucrados
6 de sus fundadores. En 1994, eran cerca de 20, pero en sólo dos ciudades
del país, por lo que no oí nada sobre anarquismo por mediación suya, sino
a través de los libros.

ORGANISE: ¿Cómo se desarrollaron las cosas desde entonces?

Pauluk: En octubre de 1994 los estudiantes organizaron algunas acciones
contra la subida del precio del pan y de la leche. Hubo un happening
callejero con el lema "Gracias, Presidente, por el pan y la leche". Fue la
primera gran manifestación organizada contra el Presidente, que llevaba en
el cargo dos meses. Tras la organización de ese acto estaban anarquistas y
de ese modo me puse en contacto con otros libertarios y a fines de ese año
ya era un anarquista convencido.

ORGANISE: ¿Quiénes eran esos otros anarquistas? ¿Formaban parte de la
federación?

Pauluk: Sí, eran del grupo de Minsk.

ORGANISE: ¿Qué te atrajo de las ideas anarquistas?

Pauluk: Teniendo en cuenta que llegué al movimiento anarquista desde la
democracia, me atrajo el hecho de que me parecía que sólo el anarquismo
era verdaderamente democrático. La democracia de la que hablaban los
demócratas no era más que una mentira, una ilusión. Había leído acerca de
otras ideas izquierdistas, como el trotskismo o el maoísmo. Entre estas
ideas, el anarquismo era lo único que me entraba en la cabeza.

ORGANISE: Maryna ¿cuándo empezaste a considerarte anarquista?

Maryna: Es difícil precisarlo porque yo era muy joven cuando la Unión
Soviética se colapsó. Me interesaba el movimiento punk. Parecía natural el
rechazo hacia lo que teníamos en el país. Entonces conocí a Pauluk y lo
que pensaba adoptó un nombre: anarquismo. Eso era lo que había estado
buscando, eso era lo que quería. Fue en 1998 cuando me empecé a implicar
en manifestaciones estudiantiles.

[La mayoría de las siguientes preguntas las contestaron conjuntamente
Maryna y Pauluk tras comentarlas previamente entre ellos]

ORGANISE: ¿Cuántos anarquistas hay en Bielorrusia?

Es difícil precisarlo, porque no tenemos como vosotros la figura del
afiliado. La participación en nuestra federación se demuestra únicamente
con la participación en sus actividades. Estará en torno a los 200.

ORGANISE: Tras vuestras actividades estudiantiles ¿a qué os dedicasteis?
¿Os involucrasteis más en la federación?

La federación consiste en una serie de diversas iniciativas.

ORGANISE: ¿Como en Polonia?

Sí, parecido, pero en Polonia tienen más grupos locales. Es a causa de la
historia de Polonia el que haya relaciones entre anarquistas de diferentes
ciudades. La federación bielorrusa también tiene secciones locales, pero
el trabajo se desarrolla en torno a campañas. Una de ellas fue la campaña
anti-partidista. El propósito de esta iniciativa fue evitar que la gente
joven se enrolara en partidos políticos, que los utilizaban como mano de
obra barata. Organizamos diversas actividades humorísticas, ?happenings?
callejeros, cachondeándonos de todos los partidos políticos, tanto de los
gubernamentales como de los de la oposición.

ORGANISE: ¿Por qué pensáis que el humor es una buena arma?

Nos arriesgamos porque no lo habíamos hecho antes, no sabíamos a dónde
íbamos a llegar, pero llegó al punto de que el movimiento empezó a crecer.
Pero no fue algo que inventáramos nosotros, lo tomamos de una iniciativa
polaca que tuvo lugar bajo la dictadura, cuando organizaron muchas fiestas
callejeras y happenings.

ORGANISE: ¿Influyeron en vosotros fiestas callejeras occidentales como el
Reclaim the Streets?

No, sólo de Polonia. Leímos sobre los happenings polacos en los
periódicos. En los 90 hubo carencia de información, era difícil de
conseguir. Pero hoy es fácil conseguir información a través de internet.
Las cosas que hicimos atrajeron a mucha gente, sobre todo a jóvenes.
Salimos mucho en la prensa, que comentaba la última acción divertida de
los anarquistas. La gente se interesaba cada vez más, pensando que los
anarquistas tenían que ser gente muy divertida.

Maryna: recuerdo que estuve implicada en el movimiento de oposición
nacionalista durante algunos meses y en uno de los mítines el líder
comentó cómo habían desarrollado una acción y los anarquistas se habían
mantenido en un bloque aparte. Estaban hambrientos y los anarquistas les
dijeron que llevaban varios bocadillos y les ofrecieron de ellos. El líder
estaba tratando de ridiculizar este hecho, pero mostró que los anarquistas
llamaban la atención de todo el mundo, también la de otros movimientos
políticos.

ORGANISE: ¿Qué sucedió después de estas acciones iniciales?

Entre otras cosas, un grupo contracultural influenció al movimiento que
organizaba acciones contra el militarismo. Se creó en 1995 y ya a fines de
ese año estaban en contacto con la Federación anarquista y participaban en
sus acciones. En aquel tiempo, las tres ciudades de Minsk, Hroda y Homel
eran la base de la Federación. Hubo muchas campañas emprendidas por la
Federación, por lo que es difícil enumerarlas todas. Una es el grupo
sindicalista. Organizaron huelgas, como la de los tranvías, publicaron un
montón de propaganda y convocaron un día de solidaridad con los parados.
Estos días de acciones siempre acababan con la detención de los
participantes. Muchos activistas perdieron sus empleos a causa de ello. Es
difícil continuar siendo un sindicalista sin un sindicato. No encontraron
trabajo y el gobierno comenzó a presionar a los sindicatos para que no
practicaran más sindicalismo. ¡Uno de ellos acabó de concejal!

ORGANISE: ¿Qué nos podéis comentar sobre vuestro periódico?

Hubo varios periódicos con anterioridad al actual. Se nos ocurrió sacar un
periódico a raíz de nuestra campaña anti-partidista. Como una continuación
de nuestra labor de descrédito de toda autoridad.

ORGANISE: ¿Continuasteis adelante con las fiestas callejeras y los
?happenings??

A finales de 1998 se hizo cada vez más difícil hacer acciones porque el
presidente sacó un decreto por el que podías ser detenido por participar
en estas acciones. Nosotros continuamos organizándolas pero no de un modo
tan frecuente como antes. Así que las teníamos que reemplazar con algo.

ORGANISE: ¿De dónde sacasteis la idea del periódico?

La tuvimos siempre en mente porque habíamos sacado ya otros antes, así que
la idea nació de modo natural. Y cuando salió el primer número nos dimos
cuenta de que habíamos dado en el clavo porque se hizo tremendamente
popular.

ORGANISE: ¿Principalmente entre la gente joven?

No, se hizo popular entre todo el mundo interesado por la política. Con el
periódico, todos los políticos supieron de nuestra existencia. Primero fue
un pequeño periódico, pero tras un año lo registramos oficialmente.
Celebramos así su primer año de vida. El nombre del periódico, ?Navinki?,
es el de un hospital psiquiátrico y también significa ?noticias breves?.
El principal periódico se llama ?noticias? a secas, así que se trata de
una doble broma. Nuestra petición de registro fue rechazada porque las
autoridades dijeron que tenía el nombre de un hospital psiquiátrico.
Creamos un pitote a través del periódico, les entró miedo y aceptaron
nuestro registro.

ORGANISE: ¿Cuál era su tirada? ¿Lo vendíais?

Unas 10.000 copias. Primero fue mensual y luego semanal. Pero su
circulación bajó porque algunos circuitos se nos cerraron. También tuvimos
el problema de que los distribuidores oficiales sólo repartían nuestro
periódico en pequeñas cantidades. Las redes de distribución privadas a
menudo temían trabajar con nosotros por miedo a la represión.

ORGANISE: ¿Qué ocurrió con el periódico?

Maryna: Fue cerrado por las autoridades. Por escribir sobre el Presidente
y ?atentar contra la moral pública?. Pauluk fue enjuiciado y condenado a
pagar 700 euros. No los pudo pagar. De modo que fueron a casa de sus
padres y les embargaron bienes.

ORGANISE: ¿Qué hacéis ahora?

Publicamos una revista ilegal, porque de ese modo puedes publicar lo que
te plazca.

ORGANISE: ¿Cómo de grande es vuestro movimiento actualmente?

La cosa está en que no tenemos afiliación, así que es difícil de estimar.
Cuando la gente no está a gusto con el trabajo de un grupo, pueden unirse
a otro o crear una iniciativa propia y trabajar independientemente.

ORGANISE: ¿Habéis sido capaces de mantener el interés entre los jóvenes a
medida que se hacían adultos y se acentuaba la represión?

Todo aquel que llega al movimiento es consciente de que puede haber
represión. Así que no lo descubren, ya lo saben cuando llegan. Hay
principalmente una cosa por la que perdemos compañeros: se van, por
diferentes motivos, principalmente problemas con las autoridades. Pero
mantienen el contacto.

Maryna: Mi opinión personal es que no hacen demasiado, Están demasiado
ocupados con otras cosas. Estamos en una fase en la que sólo tenemos gente
joven que esté activa, pero hay alguna gente que simplemente está en casa,
criando a sus chavales.

ORGANISE: ¿Cuál pensáis que es la principal actividad que desarrolláis
actualmente?

Ahora todas las iniciativas y el movimiento en su conjunto están
creciendo. Cuando alguien se acerca al anarquismo queremos que tenga la
oportunidad de implicarse en lo que prefiera. Estamos tratando de
construir algo más que una red, por lo que hemos organizado foros sociales
que puedan implicar a todo el mundo. Queremos que la gente vean que no
están solos y que el movimiento es muy amplio, un frente unido de lucha
contra el sistema. Y una persona puede encontrar su lugar en él. Es
difícil encontrar vías de intervención porque el Estado trata de
monopolizar todas las actividades. Intenta que la gente se organice sólo a
través de esas organizaciones estatales.

ORGANISE: ¿Qué pensáis de otras organizaciones que habéis conocido en el
extranjero?

Nuestros primeros contactos fueron con anarquistas rusos. Es curioso que
fueran anarquistas rusos quienes pusieran en contacto a los anarquistas de
Minsk y de Hroda. Por medio de nuestros contactos occidentales tenemos un
montón de información sobre el anarquismo en el mundo actual. Nuestro
anarquismo estaba basado en elk anarquismo histórico de Bakunin o
Kropotkin y no teníamos mucha información sobre lo que pasaba en
occidente. Teníamos noticias sobre la Revolución española pero no sobre lo
que pastoras la guerra, como el 68. Y cuando cayó el telón de acero, fue
un descubrimiento el enterarnos de lo que estaba pasando y por dónde iban
vuestros debates y vuestras ideas. Pero las cosas en occidente no se
parecen a lo que pasa en los países ex-soviéticos. Hemos notado que hay
largas discusiones teóricas, a menudo sobre pequeños puntos, mientras que
nosotros debatimos sobre temas más concretos. Nosotros queremos debatir
sobre temas que puedan hablarse con ?el hombre de la calle?. En Rusia
vemos que a menudo hay debates sobre quién es más anarquista.

Para concluir, diremos que esta entrevista muestra cómo las ideas y la
acción anarquista surgen en contextos muy diferentes. Para Maryna, el
anarquismo dio nombre a lo que ella ya pensaba. La decepción con la
democracia llevó a Pauluk a la biblioteca, donde encontró las ideas que le
ayudaron a entender lo que estaba pasando. Aunque en un principio no
tuvieron contacto con anarquistas de fuera de su país, su movimiento se
enriqueció al saber acerca de lo que estaba sucediendo en otros países. De
modo parecido, los compañeros de la Internacional hemos resultado
inspirados por el coraje, la imaginación y el compromiso de la Federación
Bielorrusa. Sus experiencias muestran lo importante que es el esparcir las
ideas anarquistas por el máximo de sitios posible. Hay millones de
personas que están buscando enfoques alternativos a las ideologías
políticas y religiosas que se les ofrecen. Debemos asegurarnos de que
entren en contacto con las ideas y la acción anarquistas para fortalecer y
enriquecer la lucha global por una sociedad nueva.

Puede contactarse con la Federación Anarquista Bielorrusa vía e-mail en:
anarchy@tut.by

---------------------

Entrevista publicada por "Organise" nº65, órgano de la AF británica
http://www.ainfos.ca/en/ainfos17269.html

Traducida al castellano por Manu García para A-infos

_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca


A-Infos Information Center