A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) Mexico , Alianza Comunista Libertaria: Las Elecciones son cuest ión de los patcuestión de los patrones

Date Sun, 6 Nov 2005 22:03:45 +0100 (CET)


Larralde - Alianza Comunista Libertaria
acl_cri-a-yahoo.com.mx

¡Más de 13 mil millones de pesos para mantener la desigualdad social!
La clase trabajadora debe de reunirse, de organizarse, de discutir y
debatir sobre sus problemas mas concretos e inmediatos, así como de las
cuestiones sociales de importancia que la involucran como clase, y además,
debe de tomar acciones con respecto a lo debatido, en pocas palabras, los
trabajadores deben de hacer política. Sin embargo, hay que dejar algo muy
claro: Hay de política a política.

La cuestión política va fuertemente ligada a la cuestión económica, de
hecho, todo programa o proyecto político está determinado por la
organización económica de la sociedad. La política que estamos
acostumbrados a ver día a día, es la política de los parásitos políticos
profesionales, que compiten por medio de partidos para tomar el poder
político por un periodo determinado de tiempo.

Pero lo verdaderamente importante de todo esto, es que toda esa política
es llevada a cabo en medio de ciertas condiciones económicas que rigen a
toda la sociedad. Toda esta política de procesos electorales y partidos
políticos se desarrolla sobre la base de la explotación económica de una
clase sobre otra y mientras la sociedad se encuentre organizada de tal
manera, en la que unos poseen exceso de riquezas y la gran mayoría solo
cuente con el trabajo de sus brazos para poder, a duras penas, ganarse la
vida, podremos asegurar que ni la supuesta mejor propuesta política,
acabará con los problemas reales de la clase proletaria.

Veamos todo esto analizando las elecciones presidenciales en México el
siguiente año.

La relación estrecha entre la explotación capitalista y el sistema electoral.

Desde hace ya algunos meses, en México han comenzado a operar fuertemente
las campañas electorales, los precandidatos de los diferentes partidos han
gastado ya millones de pesos en propaganda en medios de comunicación, y lo
que han gastado hasta el día de hoy, es sólo un porcentaje mínimo,
comparado con lo que gastarán durante el año siguiente.

Podemos afirmar, seguros de que no hay ningún riesgo de equivocarnos, que
para nuestros fines, como lo son el triunfo de la clase trabajadora y la
de toda la humanidad oprimida junto con ella, ni un solo peso de esas
exuberantes cantidades que se gastan, servirá para conquistar dichos
fines. Gane quien gane en las próximas elecciones, algo está asegurado de
antemano: La explotación y la desigualdad quedarán en pie.

¿Pero entonces, por que es que el Estado y la burguesía (a través de todas
sus organizaciones patronales) invierten tantos recursos en el
mantenimiento y el perfeccionamiento del sistema electoral, si realmente
las elecciones no cambian absolutamente nada de fondo? Ah, es que
precisamente es eso lo que a los señores burgueses les interesa, que no
cambie absolutamente nada, por eso es que invierten miles de millones de
pesos en fomentar la ?lucha? electoral, porque mientras las cosas sigan
establecidas como hasta hoy, tendrán garantizado el derecho de explotar el
trabajo obrero, del cual generan sus altísimos márgenes de ganancia, o
para expresarlo de una manera mas sencilla, sus riquezas.

Lo mas absurdo de toda ésta historia, es que todo el circo electoral,
enfocado a engañar a la clase trabajadora, es mantenido con los impuestos
que pagan los propios trabajadores al Estado. Quizás haya alguien que nos
diga qué éste argumento no es totalmente valido, ya que también la clase
de los privilegiados y explotadores paga impuestos. Es cierto, ambos, los
patrones que viven gracias a su propiedad, y los proletarios que viven
gracias al propio trabajo de sus brazos, pagan los impuestos
correspondientes, la gran diferencia está en que mientras la clase
dominante de los patrones contribuye a mantener su propio sistema
?democrático?, el proletariado, la clase de los trabajadores de las
ciudades y de los campos, paga con sus impuestos un sistema que está
completamente en contra de él.

El sistema de ?democracia representativa?, que se ejerce a través del
sufragio electoral, es el sistema por excelencia de la clase dominante
empresarial, puesto que con este sistema, encubren la verdadera dictadura
de su clase parasitaria sobre la clase de los trabajadores.

La explotación económica, basada en la propiedad privada de los medios de
producción, acompañada de una forma política parlamentaria, con la
competencia entre partidos políticos en elecciones, es la combinación
perfecta para los patrones, ya que la dominación queda perfectamente
encubierta; se les dice a los explotados, a través de una campaña
ideológica en los medios de masivos de comunicación (en manos también de
burgueses) que cuentan con la perfecta ?libertad? de elegir a sus
?representantes?. Como vemos, la clase dominante cuenta con muy buenas
razones (para sus intereses de lucro, obviamente) para bendecir la farsa
electoral.

El gran revolucionario internacionalista Miguel Bakunin, decía que los
gobiernos surgidos del sistema parlamentario electoral eran demasiado
peligrosos, en tanto que se nos presentan como la mas pura expresión de la
?voluntad popular?. También, con respecto al sufragio universal, el
compañero Bakunin decía: ?Lo que afirmamos es que el sufragio universal,
considerado en sí mismo, y obrando en una sociedad sobre la desigualdad
económica y social, no será nunca para el pueblo más que una trampa; que
de parte de los demócratas burgueses no será nada más que una odiosa
mentira, el instrumento más seguro para consolidar, bajo una apariencia de
liberalismo y de justicia, en detrimento de los intereses y la libertad
populares, la eterna dominación de las clases explotadoras y posesoras?.

Dentro del panorama político burgués en México, existen ciertos partidos
políticos que se autoproclaman como los representantes de la clase
trabajadora y de las masas pobres del campo y la ciudad. Estamos hablando
del PRD y del PT; pero muy lejos de representar al campo de los oprimidos,
estas agrupaciones son perfectamente funcionales al capital, compuestas
por elementos completamente comprometidos con el funcionamiento del
sistema capitalista. Andrés Manuel López Obrador, quien sin duda es el
favorito para vencer en las elecciones presidenciales, ha logrado ganarse
la simpatía de sectores de la clase trabajadora, a lo que nosotros
declaramos que es un gran error de la clase ir detrás de un político
abiertamente patronal, que en cada oportunidad que tiene, deja
perfectamente en claro su buena relación con empresarios, entre ellos el
mas rico de Latinoamérica, Carlos Slim.

Hay dos grandes razones para afirmar que los partidos mencionados no
representan opción alguna para la clase trabajadora y los oprimidos. La
primera es que su programa político es completamente compatible con la
existencia del capitalismo, pues no plantea la destrucción de la base de
la explotación y de todas las desigualdades: la propiedad privada. La
segunda razón, es que la liberación total de los trabajadores, no es una
cuestión de partidos políticos, sino de su propia acción revolucionaria
como clase social con el poder necesario para eliminar la explotación y la
dominación del hombre por el hombre del mundo entero; explotación y
dominación que defiende y sostiene el Estado.

¿Política burguesa ó Política Revolucionaria de los explotados? ¿Qué
camino seguir?

Pero ahora preguntémonos, ¿De todo lo anterior debemos de deducir que,
como las elecciones burguesas son una trampa para los trabajadores, la
clase proletaria debe de alejarse de la política, debe darle la espalda?
No, absolutamente no. Como dijimos claramente en el primer párrafo de éste
documento: Hay de política a política. Lo que nosotros afirmamos, es que
la clase trabajadora debe de alejarse por completo de la política
electoral burguesa, que la desvía del camino de su verdadera y plena
liberación. Como decimos más arriba, ni las elecciones mas libres y
democráticas del mundo, pueden acabar con la inmensa pobreza que existe en
la sociedad, por la sencilla razón que se hacen en medio de la mas graves
condiciones de explotación y desigualdad económica.

El camino a seguir de la clase obrera, campesinos pobres, y en general de
todas las masas excluidas del campo y la ciudad, es auto-organizarse, de
manera completamente independiente de sus explotadores y opresores, no
entrar en su juego, ni jugar con sus reglas, porque ese juego y esas
reglas no son mas que un montón de trampas. En otras palabras, los
trabajadores pueden y deben hacer política, pero una política
revolucionaria, no para conquistar los puestos del gobierno, sino para
transformar radicalmente el sistema económico, por un sistema nuevo, que
le brinde a cada quien la oportunidad de desarrollarse en todos los
ámbitos de la vida y le garantice el bienestar.

Esa política verdaderamente revolucionaria, de los trabajadores empleando
la solidaridad de clase, es la que necesitamos, porque es la única
política que puede generar un cambio real, para acabar con la pobreza y
con las clases sociales. Como perfectamente lo dijera Bakunin: ?¿Quién
puede dudar que de esta organización cada vez más amplia de la solidaridad
militante del proletariado contra la explotación burguesa debe surgir y
surgirá efectivamente la lucha política del proletariado contra la
burguesía??

http://www.comunismolibertario.cjb.net


_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca


A-Infos Information Center