A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) LA CAMPANA Nº 9 - EDITORIAL

From a-infos-ca@ainfos.ca
Date Wed, 12 Jan 2005 10:42:07 +0100 (CET)


______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
http://www.ainfos.ca/
http://ainfos.ca/index24.html
_______________________________________

La Asociación Pro Derechos Humanos (APDH) de Andalucía presentó a
principios de año un Informe sobre la Inmigración Clandestina durante
2004 en aguas y territorio fronterizos españoles, cuyas conclusiones
resultan sobrecogedoras. El año que acaba de terminar, con cientos de inmigrantes muertos de frío
y asfixia en su haber, fue el que se cobró mayor número de vidas humanas
de los últimos ocho, al menos las 289 víctimas mortales documentadas. Se expresa así el carácter homicida de la frontera política
europea-africana, en el tramo español - marroquí, que también el año
anterior se había cerrado con una estimación de 400 muertos, tras haber
sido encontrados más de 200 cadáveres. El escalofriante balance de APDH reseña un total de 289 muertes
documentadas, una estimación por información directa de los compañeros de
infortunio de medio centenar de desaparecidos, y la presunción más que
justificada de haberse superado ampliamente los 500 inmigrantes muertos,
la mayor parte en aguas de las Islas Canarias. Resulta desesperante que cada año, desde hace más de diez, tengamos que
repetir lo mismo y soportar cada vez los mismos silencios e
indiferencias, tanto por parte de los gobernantes y políticos como de la
sociedad en general. Las autoridades estatales, valiéndose de las
sucesivas Leyes y normas (de Extranjería) y de sus vigilantes brazos
punitivos, vienen matando cada año a centenares de desesperados, de
personas que intentan dejar atrás quién sabe que temibles infiernos. Con ocasión del naufragio de una barquichuela cargada de inmigrantes
marroquíes ocurrido el 4 de octubre de 1996, en el que perdieron la vida
27 de los 28 tripulantes, escribimos: “No el mar, la frontera los mató
... Hemos de aprender a reconocer en esos puntos de concentrada tensión,
en esas pateras, en esas minúsculas manchas sobre un mar de rápidas
corrientes y fuertes vientos, la representación de un estado de ánimo, la
escenificación de un drama, de una tragedia de la que somos parcialmente
responsables, autores y público. Los gobiernos español y europeo, en
nuestro nombre, organizan el espectáculo, fijan las normas, escriben el
guión, construyen el accidente final, para que después asistamos a la
representación, achacando al destino la suerte de los desgraciados
destinados al papel de víctimas ... Nuevas pateras seguirán la ruta de
aquél punto que el 4 de octubre se perdió en la linea del horizonte. Su
dibujo no será ya una mera representación de objetos, sino la
representación de un crimen alevoso. El crimen que los llamados ricos del
mundo cometen con los marcados para pobres” ... Y las nuevas pateras siguieron llegando ... y con ellas también los
muertos y los sobrevivientes ... En la miserable jerga de los políticos y sus propagandistas del coro
mediático, tantas muertes y desgracias son “el lamentable pero necesario
precio que impone la beneficiosa regulación estatal del trasiego
internacional de personas en función de los intereses económicos de los
más poderosos”. En cualquier caso, la muerte de unos miles de
desgraciados, representa la garantía de que empresarios y ejecutivos del
capital dispondrán para sus campos y talleres de los brazos y cuerpos
esclavizados de cientos de miles de personas, ellas sí vivas, aunque
sometidas y permanentemente chantajeadas para que no les quede otro
remedio que aceptar condiciones de trabajo intolerables y salarios
insuficientes. En el juego sangriento del dinero y la economía suya, es
decir, en el reino del sometimiento del trabajo al capital, la patera que
se hunde y la patera que alcanza la playa son la misma. Además, quienes
han de llorar y sufrir la tragedia, al igual que los sobrevivientes,
humanamente significan nada, son unos nadie, para quienes se lucran de
las muertes y del sudor ajenos. No habiendo excusa para esa criminal conducta, se la disfraza y la
camufla. A ese crimen, a esa multitud de crímenes, continuamos
obscenamente llamándolo “el drama de la inmigración clandestina”,
mientras el gobierno español se disponía a reafirmar la Ley de
Extranjería -aprobada inicialmente por el Partido Popular con el apoyo
del PSOE- y aprobar el nuevo Reglamento que la desarrolla, publicado en
el BOE el pasado viernes, 7 de enero. Si aquella Ley era siniestra, ¿que
puede esperarse del Reglamento que la hará más efectiva, vigoriza sus
lamentables principios y despliega su articulado? La Ley de Extranjería y su Reglamento recién aprobado buscan reforzar aún
más el siniestro papel del estado español como guardián de la Europa
fortaleza, ladrona y expoliadora, frente a la miseria y desesperación
mundiales. Incluso la apertura por tres meses de un proceso de
normalización para la “regularización extraordinaria” de unos pocos
cientos de miles de trabajadores inmigrantes que actualmente se
encuentran en situación irregular (bajo selección de los empresarios), no
significa otra cosa que un nuevo intento de equilibrar la actual relación
entre el empleo irregular y el regular, sin, por supuesto, tener en
cuenta al millón largo de trabajadores indocumentados a los que se
impedirá normalizarse ni tampoco las lamentables condiciones de trabajo,
salario, habitación y desprecio institucional que se verán obligados a
aceptar los normalizados.




*******
****** Servicio de noticias A-INFOS *****
Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
unsubscribe a-infos
subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)



A-Infos Information Center