A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

[no subject]

From a-infos-ca@ainfos.ca
Date Sat, 5 Feb 2005 15:25:01 +0100 (CET)


______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
http://www.ainfos.ca/
http://ainfos.ca/index24.html
_______________________________________

Subject: LA CAMPANA Nº 12: MEMORIA LIBERTARIA - COLECTIVIDAD AUTOGESTIONADA
EN PRESIGNY Mutilados de guerra españoles en el Château de La Vallete
/ y 2

Entre marzo y abril de 1940, en la localidad de Presigny les Pins, en
Loiret, cerca de Orleans, permanecían alojados unos cien mutilados e
inválidos de la guerra civil y revolución española. Anarquistas,
socialistas, republicanos, comunistas, ... ocupaban la gran propiedad
rústica de la casona de La Vallete adquirida por el gobierno español en
el exilio, en un ambiente de crispación, amargura y desánimo provocados
por la reciente derrota frente al fascismo a lo que se añadiría el
infortunio personal de verse incapacitados a causa de las heridas de
guerra. A mediados de abril una gran asamblea de todos los alojados, presidida
oficialmente por el director de la residencia pero en realidad impulsada
y protagonizada por el ciego maestro anarquista Félix Carrasquer, había
dado un completo vuelco a la situación. Allí donde hacia unas semanas los
residentes discutían y enfrentaban agriamente, ahora prevalecía el
trabajo autogestionado, la tarea común, el compartir ocios y labores y,
sobre todo, el sentimiento colectivo de reincorporarse útilmente a la
lucha interminable por la libertad y la justicia. Las 40 hectáreas de la finca fueron puestas de inmediato en producción.
“Félix -recordará Ramón Fortich, uno de los residentes al que seguiremos
en este memorial- que siempre ha sido de los que creen que el sayo no
hace al monje, sin discursear sobre lo que se entendía por autogestión,
nos inducía hacia el aprendizaje del trabajo colectivo por propia
predisposición”. Antes de mayo ya se habían formado grupos de trabajo para el cultivo de
la tierra, previa preparación del suelo, ya que se trataba de terrenos
que habían permanecido improductivos durante años. Otros grupos se
encargaron de cortar y preparar leña para abastecer la cocina y las
duchas y hacer acopio suficiente para afrontar el invierno, todavía
lejano. Aún otros grupos se encargaron de adquirir y criar las primeras
ovejas, montar granjas de gallinas y conejos, adecentar instalaciones y
arreglar maquinaria y utillaje general, para lo cual fue necesario montar
también un taller de mecánico. Al tiempo se organizaba la atención
sanitaria, gracias a la permanencia en el campo de algunos médicos. Sin
embargo, la principal dificultad en este aspecto era encontrar medicinas
e instrumental adecuado para atender las graves lesiones que padecían
algunos internos. “Las otras dos siembras que (Félix) se disponía infundirnos de su
necesidad, eran las de mens sana in corpore sano. Lo que era el amplio
comedor, a las horas libres, se convertía en dos aulas escolares. Los
cuasi analfabetos asistían al aula de la esposa de Félix, los que
habíamos cursado la escuela primaria o tenían mayores conocimientos,
Carrasquer, en lugar de enseñarnos las matemáticas, gramática, etc.,
inició un primer curso sobre los orígenes del mundo y de la vida,
considerando que necesitábamos saber cómo se formó la tierra y conocer lo
poco que aún sabemos de nosotros mismos”. La formación continuaba por la noche, pero ahora de un modo informal.
“Después de la cena, si la noche era templada, nos acodábamos cada cual a
su aire sobre el césped, escuchando los bocetos biográficos de personas
que por su impronta en el quehacer humano eran dignas de recordar: Marx y
Bakunin; Luisa Michel y Mme. Curie; Tolstoy y Pasteur y un largo
etcétera”. En apenas dos semanas habían desaparecido de Chateau La Vallete el
ambiente hostil y las ácidas disputas por naderías. Pasado el 15 de mayo,
la colectividad podía adquirir con sus propios medios todo lo que
necesitaba del exterior: medicinas, materiales, aperos, etc. Sobre las
desvanecidas esperanzas en un mundo mejor -la derrota de la guerra y la
revolución en España, habían acabado con esa ilusión en los más de los
residentes- se forjó, gracias a la iniciativa autogestionaria de La
Vallete, la estima de cada hombre por sus actos más nobles en pro del
bienestar colectivo. Lamentablemente la experiencia de La Vallete no pudo durar. La invasión
nazi de Francia acabó con la Residencia de los Mutilados e Inválidos
españoles, al no reconocer Hitler las actividades del gobierno en el
exilio.
M. Genofonte




*******
****** Servicio de noticias A-INFOS *****
Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
unsubscribe a-infos
subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)




A-Infos Information Center