A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) EZLN: 20 y 10, el fuego y la palabra... CON LOS DE ABAJO EN URUGUAY Y CHILE

Date Tue, 2 Aug 2005 19:24:41 +0200 (CEST)


Gloria Muñoz Ramírez
"Rebeldía" #32, junio 2005
Ante diversas experiencias de autonomía barrial en los asentamientos de
Montevideo, con clasificadores de basura, estudiantes, mujeres, radios
comunitarias y medios de comunicación alternativa de esa misma ciudad,
con presos políticos mapuche, con comunidades indígenas del Arauco,
con movimientos autónomos y autogestivos de las poblaciones de
Santiago, con estudiantes en lucha, muralistas populares y diversas
experiencias de educación popular del país andino, se presentó la
campaña EZLN:
20 y 10, el fuego y la palabra.

La revista "Rebeldía" y la editorial Tinta Limón, viajaron de
Buenos Aires a Montevideo y de la ciudad rioplatense hasta la capital
y el sur de Chile, donde se presentaron los materiales de la campaña
en diversos ambientes de lucha popular, estudiantil e indígena.

Esta es la reseña del recorrido:

URUGUAY

En Las Piedras, con Radio Bemba y gente del barrio

En el local del sindicato de salud de la ciudad de Las Piedras,
fuera de los márgenes de Montevideo, se llevó a cabo la primera
presentación de la campaña 20 y 10 en Uruguay. Un concierto punk
abrió la actividad en la que, en primer lugar, se presentó el
documental El fuego y la palabra.
Después, cientos de jóvenes de la localidad esbozaron un sinnúmero
de inquietudes sobre la lucha zapatista, su andar y su actualidad
autónoma.

El espacio del sindicato es quizás el más grande que existe en
esta ciudad. "Lo ofrecemos a los jóvenes para que realicen sus
actividades y para nosotros vincularnos con diversos movimientos
sociales", dijeron los trabajadores del sector salud público.

La actividad fue organizada por los jóvenes de Radio Bemba,
proyecto alternativo que nació en 1996, en el contexto de las
ocupaciones estudiantiles. Radio Bemba no sólo es una radio, sino
una experiencia alternativa que organiza también diversas
actividades contrainformativas, culturales, encuentros y diversos
eventos con y para el barrio.

Las Piedras es una ciudad dormitorio habitada por la clase
trabajadora que se traslada diariamente a Montevideo, con pocas
actividades culturales y con escaso movimiento social. En este
contexto, Radio Bemba se propone participar de la vida cultural
proponiendo diversas opciones de esparcimiento e información. Teatro,
folklore, murgas, actividades para niños y presentaciones como la del
fuego y la palabra, son parte de las actividades que organizan con el
fin de "sacar a la gente de sus casas y de su rutina, proponer otras
opciones de vida y, sobre todo, transmitir información que no se
encuentra en la televisión ni en las radios comerciales".

Cuando las sillas ya no fueron suficientes, los pasillos del
auditorio se empezaron a llenar de hombres y mujeres sentados en el
piso.
"Nosotros sólo intuimos a los zapatistas, pero la verdad es que
conocemos poco de su lucha. Aún así, nos identificamos con ellos en
eso de arrancar desde abajo y no permitir que nos digan cómo hacer
las cosas", señaló el joven punk que abrió y cerró la presentación.

Daniel Viglietti cierra la presentación de la campaña en el
Paraninfo de la Universidad de Uruguay El Paraninfo universitario
es uno de los espacios más formales de la cultura uruguaya. Sobrio
y elegante, fue ocupado por más de 400 hombres y mujeres de todas
las edades, en su mayoría jóvenes estudiantes y por gente de diversos
sectores de la sociedad montevideana.

"El Paraninfo es un sitio formal, pero bien central en cualquier
actividad", dice el periodista y escritor uruguayo Raúl Zibechi,
quien acompañó a la campaña 20 y 10 por la ciudad de Mario Benedetti,
Eduardo Galeano y Daniel Viglietti, éste último presente en el
auditorio con su guitarra y sus canciones. Los acordes de Dale tu mano
al indio despidieron más de tres horas de charla, risas y encuentro
promovido por la Federación de Estudiantes de Uruguay (FEU), el Ateneo,
Radio Contonía, Las Decidoras e Indymedia.

De las enormes paredes del anfiteatro colgaron las fotografías
de la exposición 69 Miradas contra Polifemo, que continúan motivando
y acercando quizás más que las palabras.

En el Galpón de Corrales, experiencia autónoma barrial

Lugar de pobreza extrema, organización y militancia, el Galpón
de Corrales es una experiencia que se plantea el trabajo de base,
la horizontalidad, la lucha por la autonomía y la autogestión.

La campaña de Rebeldía se presentó en este lugar ante un público
de luchadores, gente que busca apropiarse de su destino y se
organiza en diversos espacios y movimientos: Radio Testimonios,
gente del barrio Grez y Jacinto, del colectivo barrial de Paso
Carrasco (Departamento de Canelones), del asentamiento Boris Merino,
Radio La Klasista, entre otros, dieron su testimonio de resistencia,
compartieron sus dudas y desafíos.
Las preguntas sobre la lucha zapatista fueron, en este contexto,
desde el movimiento: ¿Cómo organizan la salud? ¿Qué programan en sus
radios? ¿Cómo hacen para la toma de decisiones? y un etcétera que no
siempre encontró una respuesta.

Con recicladores de basura y radios alternativas en el Cerro
Norte de Montevideo
Aquí es el lugar de la precariedad, el abajo de abajo, donde la
sobrevivencia es un reto cotidiano. En un pequeño y precario
galpón se dieron cita gente de la zona oeste de Montevideo. Hombres
y mujeres de asentamientos del Cerro, Cerro Norte, Casabó y Nuevo
París, hablaron de sus luchas y reivindicaciones frente al nuevo
gobierno de izquierda, encabezado por Tabaré Vázquez. "No esperamos
nada de él ni de nadie. Aquí ya no podemos esperar, hay que luchar,
es lo único que queda", dijo Juan, uno de los más de 20 mil
recicladores de basura que existen en Uruguay.

Resistencia FM, radio comunitaria de Cerro Norte, organizó una
mateada en el local comunal del asentamiento Juventud 14, en el
que se presentó la campaña. Aquí se habló de los zapatistas y
también de la problemática de los asentamientos y ocupaciones de
la periferia de Montevideo.
Se contó de la lucha y las peripecias que se pasan para lograr un
pedazo de tierra para levantar una vivienda. Mujeres clasificadoras
de la cooperativa Villa Esperanza y un clasificador del sindicato
UCRUS hablaron de la importancia de organizarse. Y Radio FM esbozó
como uno de sus principales objetivos el de crear lazos sociales y
desmitificar un barrio que carga con un estigma de delincuencia ante
la sociedad montevideana.

La campaña se reunió también con Radio Contonía, en la ciudad
vieja de Montevideo, con las mujeres Decidoras, con el Ateneo,
Indimedya, con jóvenes de la Federación de Estudiantes Universitarios
y con la revista Barrikada. En Uruguay, dice Zibechi, "si la campaña
se propuso tender puentes, lo logró con creces".

CHILE

Santiago

Las actividades de la campaña El fuego y la palabra iniciaron en
la capital del país andino con la presentación de la exposición
fotográfica 69 miradas contra Polifemo y del libro EZLN: El fuego
y la palabra, en la sala América de la Biblioteca Nacional.

Un público compuesto principalmente por jóvenes de ambos sexos
se dio cita en este espacio de la cultural oficial que, respondiendo
a la actividad del sindicato de trabajadores de museos y bibliotecas,
en torno al rescate de la memoria histórica del pueblo chileno y
latinoamericano, ha abierto (sólo en alguna medida) sus puertas a la
presentación de libros y otros materiales que hablan de luchas y
memorias.

El objetivo fue, además, convocar en esta primera actividad al
público habitual de la biblioteca, generalmente poco asiduo a las
actividades de los barrios y poblaciones, lugares a los que en los
días posteriores se trasladaría la campaña.

En los dos costados de la biblioteca repleta de espectadores
fueron colocadas las fotografías sobre la rebelión zapatista. Al
iniciar la presentación, un grupo de muralistas populares fueron
invitados a subir al escenario para presentar una de las más bellas
reproducciones del mural de Taniperlas, elaborada para la ocasión
por manos y voluntades que plasmaron en cuatro grandes lienzos la
famosa obra del municipio autónomo rebelde Ricardo Flores Magón.

Los organizadores resumieron así la actividad: "Todos quedamos
contentos y contentas, fundamentalmente por la convocatoria, por
el encuentro que desestimó las diferencias. Había una buena razón
para reunirse y escuchar.
Contentos por tocar tambores, por extender murales, por la
simpleza,claridad, potencia, humildad y sentido de la experiencia
que inundaba el espacio y planteaba desafíos. Contentos por las
actividades posteriores, que nos permitieron compartir más
relajadamente, donde fue posible el mirarnos y reírnos en medio
de la vertiginosidad de todo lo que hay que hacer" (Quimantú).

Cuestiones como la actualidad de la lucha zapatista en un
momento de menor visibilidad, el lugar que ocupan el fuego y
la palabra, la rebeldía permanente como opción distinta a la
toma del poder, y un largo etcétera de preguntas fueron el
timón de este encuentro que terminó al ritmo de los tambores
de una batucada barrial.

Segunda parada: Encuentro con diversas experiencias de
comunicación alternativa
En la Universidad Academia de Humanismo Cristiano (UAHC), ante
aproximadamente 150 estudiantes, gente de colectivos barriales y
experiencias de comunicación alternativa, se presentaron los
materiales conmemorativos de dos décadas de lucha zapatista.
La UAHC es una universidad privada que desde sus orígenes ha
tenido una cierta intención de enseñanza crítica. Es lugar de
foros y actividades de discusión de estudiantes y otros sectores
en torno a diversas problemáticas sociales, y han existido en ella
diversos colectivos estudiantiles de base.
Actualmente ofrece sus instalaciones a la Asociación de Medios
Independientes, coordinación de mediactivistas y comunicadores
alternativos que organizó el encuentro con la campaña 20 y 10 en
el auditorio de la Universidad.

Entre el público, además de estudiantes de periodismo y de otras
carreras, estuvieron jóvenes de Indymedia Chile, de distintas páginas
web de mediactivismo (Desobediencia Informativa, Página Negra,
Kamarikún y otras), radios populares como Radio Primero de Mayo de
la población La Victoria, Radio Villa Francia y Radio Cerro Navia de
las poblaciones homónimas, Radio del Pedagógico, y la revista Perro Muerto.
También
asistieron representantes de la agrupación Objetores de Conciencia
(ligados a la lucha contra el servicio militar obligatorio) y la
Agrupación Nacional de Deudores Habitacionales (experiencia de
lucha en torno a la problemática de la vivienda popular y el
sobre-endeudamiento y fragmentación que han generado las políticas
habitacionales neoliberales).

La historia de lucha de los pueblos zapatistas se encontró
durante más de tres horas con las experiencias de los colectivos que
insistieron en la importancia de desarrollar labores de
contrainformación y denuncia de las represiones y atropellos del
poder (se habló de la represión al movimiento mapuche, a las huelgas
y movilizaciones de trabajadores, y de las recientes agresiones al
movimiento estudiantil, entre otros.
¿Los medios de comunicación alternativa cubren al movimiento o son
parte del movimiento mismo? ¿Hay que enfrentarse a la policía o hay
que registrar el enfrentamiento?, fueron algunas de las preguntas que
quedaron flotando.

Circularon también preguntas sobre los encuentros y desencuentros del
zapatismo con los medios de comunicación. No a pocos sorprendió el
hecho de que los zapatistas en 1994 no utilizaran Internet y que, por
lo mismo, su incursión en ese campo haya sido un mito en los primeros
años del alzamiento.

En el pequeño auditorio no cabía una persona más. Afuera filas
de estudiantes contemplaban las imágenes de las 69 Miradas contra
Polifemo, colocadas en tendederos pendientes de los árboles, junto a
los cuatro lienzos del Mural de Taniperlas que acompañaron todas las
actividades de la campaña.

El fuego y la palabra se trasladan a la zona sur de Santiago

Bajo el título "La rebeldía se llama autonomía", se llevó a cabo
un encuentro de movimientos en el municipio La Granja, lugar donde
funciona el Centro Cultural La Mezcla, colectivo que organizó la
actividad junto a otras organizaciones independientes de la zona sur
santiaguina, tales como la Casa de la Cultura Popular de la población
La Legua, el Centro Cultural "Esteban Gumucio", y también la revista
Perro Muerto. La Mezcla, como otros pequeños espacios poblacionales
de la zona sur, se propone como lugar de encuentro para los pobladores
de los barrios pobres, y desde ahí desarrollar iniciativas autogestivas
en torno a la cultura y el arte popular, la recuperación de la memoria
histórica y la reflexión y organización política independiente del sistema
de partidos e institucional.

Al encuentro asistieron miembros de los colectivos organizadores, y en
menor medida, también pobladores sueltos, jóvenes y no tanto, quienes
primero vieron el video Caminantes, del cineasta español Fernando León,
y después dieron lugar a una charla en la que contaron sobre las
experiencias que desarrollan en un ambiente de fragmentación y
des-organización política, en el que, explicaron, dificultosamente
se despliegan, dentro de unas poblaciones en las que antaño se
dieron fuertes movimientos sociales de base, y que fueron bastión de
resistencias contra la dictadura. Contaron cómo la democracia neoliberal
de los noventas absorbió y cooptó gran parte de aquellas resistencias, y
cómo este proceso impone dificultades muy grandes a quienes intentan
construir desde la autonomía.

Los participantes relataron también sus experiencias en muralismo popular,
en actividades culturales con los niños y niñas de las poblaciones más
pobres, y también con los adultos para ir aprendiendo a ocupar de otra
manera el tiempo libre. Hablaron de cómo organizan la comunicación
alternativa en las ferias libres de la zona, las bibliotecas populares,
así como pequeños talleres de medicina alternativa y de juguetería no
comercial, entre otras actividades autogestivas.

Aquí, en La Granja, el diálogo giró en torno a los desafíos que
plantea la construcción de la autonomía en el mundo urbano, tanto en
Chile como en México, y a la cosmovisión indígena del tiempo, ya que
"aquí, en Chile, nos gana a veces la desesperación, la prisa, la
duda por lo que estamos construyendo".

La Campaña 20 y 10 se encuentra con mapuches de Santiago
En el local de la Confederación de Trabajadores Metalúrgicos
(Contramet), en pleno corazón de Santiago, se realizó la primera de
lo que sería una serie de actividades con el movimiento mapuche. El
documental El fuego y la palabra, el libro del mismo nombre y la
exposición fotográfica, llegaron por primera vez a muchas miradas
mapuches, quienes, desde su particular lucha por la liberación de
la nación indígena mapuche, observaron, cuestionaron y se hermanaron
con la lucha de los indígenas de Chiapas y del resto de México.

Anunciada durante el día a través de la radio Wixan anai, la
actividad convocó a mapuches que nacieron en Santiago, y a personas de
diferentes sectores que se solidarizan con la lucha indígena andina.
La convocatoria fue hecha por la Meli Wixan Mapu, organización mapuche
que se plantea "el rescate de nuestra identidad como mapuches nacidos en
la ciudad, además de denunciar los atropellos a nuestros derechos como
pueblo".

La presentación de la campaña fue cálida, entre hermanos, llena
de ritos y danzas mapuche, comida y muchas preguntas sobre la autonomía
zapatista. Se habló, y mucho, sobre la lucha mapuche y la autonomía
territorial que reivindican: "Nosotros no queremos ser parte de Chile,
sino tener nuestra nación indígena", explicaron. Se preguntó, entre otras
cosas, por el lugar de los pueblos y sus tradiciones en la construcción
autónoma zapatista; sobre cómo son las relaciones de los zapatistas con el
resto de los pueblos y movimientos indígenas de México, de cómo se
relacionan con otros movimientos sociales y políticos, desde su ser
indígena, entre otras tantas cuestiones que nacen, más allá de la
diferencia, de la certeza de saberse cerca.

La presentación del libro El fuego y la palabra fue traducida al
mapugundún, lengua mapuche, y finalizó con una danza de este
pueblo
En el Instituto Pedagógico, tomado por los estudiantes

Ante cientos de estudiantes que mantenían tomada la Universidad
Metropolitana de Ciencias de la Educación, mejor conocida en
Chile como El Pedagógico, se presentaron junto con la campaña 20 y 10
diversas experiencias de educación popular, tales como el Cordón Popular
de Educación (articulación de distintas organizaciones populares de
poblaciones y universidades de Santiago, que realizan un trabajo
educacional); el Movimiento por las Asambleas del Pueblo, el
Colectivo Andamios (de perfil universitario); el Cordón Rebelde de
Estudiantes en Acción Revolucionaria (agrupación de colectivos de
estudiantes secundarios) y el Colectivo rodriguista Patty Quiroz
(colectivo universitario de el Pedagógico).

La actividad inició con un emotivo saludo de los presos
políticos de la Cárcel de Alta Seguridad, en el que se refieren a la
importancia del zapatismo como nueva radicalidad política, "marcada
por el tono que imponen las emergencias de las luchas indígenas
contemporáneas en América Latina: autonomía, auto-organización,
recuperación de los recursos y la palabra, y crítica a las formas
políticas clásicas".

En un ambiente de lucha protagonizado por los estudiantes que
mantenían las instalaciones tomadas como medida de protesta por
la nueva ley de financiamiento universitario, que privatiza el
crédito para cursar alguna carrera superior, se transmitieron
fragmentos de un video sobre las luchasactuales en Chile y partes
del documental El fuego y la palabra.

La gran mayoría de los participantes fueron jóvenes movilizados
en la toma universitaria y el tema más concurrido fue el de educación
popular, además de los desafíos de la horizontalidad y la toma de
decisiones en asamblea.
Representativa fue en este contexto la participación de uno de
los voceros del movimiento universitario, quien habló de los retos
de la organización estudiantil que rechaza las formas tradicionales de
lucha, el verticalismo y la arbitrariedad. Decenas de policías y
vehículos antimotines enmarcaron un encuentro en el que la palabra
"lucha" adquirió muchos significados.

Encuentro con organizaciones populares de la zona Norte de
Santiago

En el colegio Cristóbal Colón, dentro de la población Juanita
Aguirre, del municipio de Conchalí, y ante diversas organizaciones
sociales y colectivos barriales autónomos, se llevó a cabo una más
de las presentaciones organizadas por "Rebeldía".

Experiencias de educación popular, de merenderos barriales, de
muralistas y artistas populares, se dieron cita por más de tres
horas para hablar de sus luchas y escuchar referencias a la actualidad
del movimiento zapatista. Fotografías, murales, carteles, mantas y
banderas, decoraron el espacio en el que un espectáculo de danza dio la
bienvenida.
Después se habló de la izquierda chilena, de los movimientos al
margen de los partidos, de la necesidad de organizarse, del
sentimiento derrotista, saldo de la dictadura chilena, que impera
en diversos sectores, de las ganas de hacer cosas? La campaña 20 y 10,
dijeron, "es sólo pretexto para poder reunirnos, ojalá que lo sigamos
haciendo", dijeron los organizadores.

Con estudiantes y movimientos en la Universidad de Artes y
Ciencias Sociales

La Universidad de Artes y Ciencias Sociales (Arcis), al igual
que la Humanismo Cristiano, es una universidad privada pero desde sus
orígenes, a finales de los ochentas, en plena dictadura, surgió con la
intención de ser un espacio para el conocimiento crítico. Aquí
encontraron refugio algunos de los núcleos académicos ligados a la
izquierda, con un discurso crítico a la dictadura y posteriormente
también a la transición democrática neoliberal de los noventas. En la
actualidad mantiene parte de ese tono, aunque no podría considerarse
autónoma ni radical, sino un espacio habitual de presentaciones de
libros, investigaciones y otros materiales emanados de la cultura
vinculada a la izquierda.

El Colectivo 31M, integrado por estudiantes que intentan
desarrollar experiencias en torno a la pregunta de cómo producir
hoy conocimiento crítico y vinculado a las luchas sociales, fue el
anfitrión.
Además de estudiantes, el 31M está integrado por algunos ex presos
políticos de la Cárcel de Alta Seguridad (ex militantes de
organizaciones armadas chilenas), debido a que Arcis realizó trabajo
académico con los presos, y en la medida en que fueron saliendo,
algunos pudieron continuar sus estudios en la Universidad.

Un auditorio mayoritariamente estudiantil, de Arcis pero también
de otras universidades, compartió la proyección del documental
zapatista y un diálogo posterior en el que se habló de las
dificultades de organización estudiantil en un contexto de alta
fragmentación universitaria, de la lucha por la libertad y
dignificación de todas y todos los presos políticos, y del empeño por
hacer consistir experiencias de construcción autónoma y participación
directa, lejos de las estructuras de la política tradicional.

En Huechuraba, con diversas experiencias autónomas barriales

Huechuraba es un municipio santiaguino marcado por los
contrastes. En él coexisten sofisticadas sedes empresariales,
barrios privados y universidades privadas de sectores de clase media
alta, y poblaciones marginales y precarias. Actualmente el municipio
es controlado por la derecha dura, y operan fuertemente en él todas
las tendencias políticas, incluida la izquierda en todos sus matices.
En ese marco intentan desarrollarse pequeñas experiencias autónomas,
algunas de las cuales organizaron este encuentro.

La campaña se presentó en el jardín infantil público Las Azucenas,
que presta sus instalaciones a la escuela comunitaria Sembrando
Dignidad, una de las experiencias anfitrionas. Este lugar le dio un
cálido marco a la actividad: sillitas y mesitas infantiles, dibujos y
colorido. En la entrada, las fotos zapatistas de la campaña dieron la
bienvenida a los asistentes.

El encuentro inició con la presentación de la guardería comunitaria,
autogestiva y libertaria Mundo Karmínico, que aunque no está
afincada en el barrio, trabaja incipientemente en red con las otras
experiencias de Huechuraba. Mundo Karmínico es un espacio de resistencia
que se plantea una formación diferente desde la primera infancia,
antiautoritaria y crítica, donde el aprender se conjugue con la magia de
jugar y sonreír.

Después de un almuerzo comunitario se transmitió un video que
recoge parte de las actividades que la red de grupos del barrio
realizaron el pasado 1 de mayo, cuando, en rechazo a los actos
centrales de siempre, decidieron celebrar en y con el barrio
actividades para niños, teatro, rock y jazz, y las palabras autonomía
y horizontalidad nombrando una apuesta.
Posteriormente un mimo y un ventrílocuo con un títere nombrado
"el viejo Antonio", ofrecieron una hilarante bienvenida oficial a la
campaña El fuego y la palabra.

Juan, del Comité de Vivienda Comunitario (Covideco) y de la
escuela comunitaria Sembrando Dignidad, narró cómo un día el fastidio
con la política tradicional, incluida la de la izquierda, se
transformó en decisión de "trazar una raya para poder decir: aquí,
en este espacio y este tiempo, construimos, pensamos y soñamos por
nosotros mismos? Por que no somos animalitos para ponernos contentos
por algo que nos dan o nos dictan, somos personas con dignidad, y
esa dignidad es la base de nuestro intento por construir autónomamente
nuestro futuro y el de nuestros hijos". Y porque saben que no es un
camino para andarlo solos, se están poniendo en red entre los grupos
asistentes, para potenciarse, preguntarse y abrirse al barrio juntos.

El colectivo La Micro (autobús) contó del trabajo que realiza
con niños del barrio: campeonatos de fútbol, fiestas, actividades
callejeras y teatro, entre otras, con la finalidad de aprender junto
con ellos a disfrutar el tiempo libre de otra manera. En su
oportunidad, el Covideco habló de su sueño por lograr una población
autogestionada y comunitaria, donde no se trate simplemente de lograr
una casa, sino de construir una trama de vida colectiva en todos los
planos (educación, salud, recreación y otros). Parte de ese empeño es
la escuela Sembrando Dignidad, que actualmente centra su trabajo en
la recuperación escolar, de manera que las personas del barrio, sobre
todo mujeres, puedan retomar y concluir allí sus estudios primarios y
secundarios; pero se plantea también acceder a planos más creativos y
críticos.

Fernando se presentó como un artista barrial que trabaja con los
niños y niñas buscando fomentar valores solidarios. La gente de La
Grieta, colectivo universitario que busca cooperar y construir con los
sectores populares, contó de la consulta barrial que organizaron con
los vecinos el 1 de mayo. También estuvieron los integrantes de las
bandas de rock y jazz EnSerios y Pincojazz, quienes hablaron de sus
ganas de construir y crear desde el arte.

En el sur del sur, con los presos políticos mapuche y en
comunidades indígenas del Arauco

Actualmente existen nueve presos políticos mapuche en las
cárceles del sur de Chile, acusados injustamente bajo la ley
antiterrorista, con juicios amañados y sin mayor delito que luchar
políticamente por su derecho a la autonomía, la autodeterminación
y sus derechos territoriales, como la devolución de las tierras
usurpadas por compañías forestales, energéticas y trasnacionales.

En Chile continúa criminalizándose la lucha del pueblo mapuche y
los seis presos de la cárcel de Angol, hasta los que llegó la campaña
El fuego y el palabra, dieron testimonio de que las demandas del
pueblo indígena no sólo no han sido escuchadas, sino que el gobierno
chileno ejerce contra ellos la represión en cualquiera de sus formas:
la detención, desaparición, cárcel, torturas, violencia, etcétera.

La campaña 20 y 10 se presentó también en comunidades indígenas
del Arauco, donde la fuerza del movimiento mapuche ha recuperado
tierras que estaban en manos de las grandes empresas forestales.
En ellas se presentó el documental El fuego y la palabra, el libro
del mismo nombre y la exposición fotográfica zapatista. Las preguntas
de los comuneros no se hicieron esperar. ¿Cómo trabajan la tierra los
zapatistas?
¿Tienen tierras recuperadas? ¿Qué siembran? ¿Lo que siembran les
alcanza para comer? ¿Las tierras son de ellos? ¿Cómo responde el
gobierno de México a la lucha por la tierra? ¿Qué idea tienen los
zapatistas de la autonomía? ¿por qué se reconocen dentro del Estado
mexicano? Y un largo etcétera que terminó en una comida comunitaria,
con papas recién cosechadas de unas tierras que poco tiempo atrás
estuvieron bajo la explotación de las forestales.

http://www.revistarebeldia.org/html/modules.php?op=modload&name=News&file=article&sid=307



_______________________________________________
A-infos-ca mailing list
A-infos-ca@ainfos.ca
http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca


A-Infos Information Center