A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) Editorial del último número del semanario anarquista La Campana (nº 1 - III Época, del 20 de septiembre de 2004).

From a-infos-ca@ainfos.ca
Date Mon, 27 Sep 2004 10:33:27 +0200 (CEST)


______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
http://www.ainfos.ca/
http://ainfos.ca/index24.html
_______________________________________

El 6 de septiembre, 2.000 toneladas de ceniza tóxica procedente de tres
centrales térmicas asturianas, han sido vertidas impunemente al mar
Mediterráneo y, por ese procedimiento, la muerte se instala en los fondos
del golfo de Alejandreta, en Turquía.
Una vez más, detrás del desastre generalizado y del envenenamiento global
del planeta y sus habitantes están, como siempre, el capitalismo más ruin
y poderoso -con nombres socialmente aceptados por su virtud
"enriquecedora" de bolsillos privados, como Dragados, Asland Catalunya,
etc- y algunos de sus títeres y aparatos más renombrados nacional e
internacionalmente: Organización Marítima Internacional (OMI), gobiernos
de la Unión Europea, España, Turquía, etc, etc.
La catástrofe actual comenzó materialmente hace cinco años, si bien el
andamiaje legal para establecer la impunidad de los agentes devastadores
del planeta se viene construyendo desde tiempo atrás.
El buque mercante MV Ulla era un vetusto buque-chatarra, de más de 30
años, denunciado en numerosas ocasiones por diversas autoridades
portuarias. La Agencia Europea de Seguridad Marítima lo había incluido
dentro de su lista negra de «alto riesgo», lo que, por supuesto, no
impedía su navegación y atraque en puertos de la Unión. En 1998, un año
antes de zarpar de Avilés, la barcaza fue retenida tres veces en un plazo
de cinco meses por las autoridades de distintos puertos, que al
inspeccionarlo detectaron que tenía el casco roto, las escotillas
laterales no cerraban y el ancla no funcionaba, entre otras deficiencias.
Construido en 1969 en Bulgaria, los armadores y propietarios tienen su
sede en el puerto de Alejandreta, el mismo en el que se hundirá el barco.
Navegaba siempre bajo banderas de conveniencia, la última parece ser de
Sant Vicente y Granadinas (Caribe).
En 1999, la cementera Lafarge - Asland compró a las térmicas asturianas
sus cenizas por encargo de la constructora Dragados, que pensaba
incorporarlas en el cemento de una presa que estaba construyendo en
Argelia. Lafarge-Asland viene negando, aún ahora, la naturaleza tóxica de
la carga con la que traficaba. Se trata de una actitud cínica, criminal e
impune, con el único objeto de escaquear su responsabilidad en lo sucedido
opacándose en la maraña de complicidades que genera necesariamente el
modelo actual de tráfico marítimo.
Tras cargar los residuos tóxicos el MV Ulla zarpó de Avilés a finales de
1999, con destino al puerto argelino de Jijel. Sin embargo, Dragados al
revisar la carga en Argelia la rechazó. Argumentó que la mercancía se
había deteriorado por el agua durante la travesía, al estar alojada en una
bodega que no reunía las condiciones mínimas para un transporte de esa
naturaleza. Además, el cargamento se había reducido hasta 2.200 toneladas
sin que, hasta el momento, nadie sepa dónde han ido a parar las 1.288
toneladas restantes, que habían sido fletados.
Ante la negativa de Dragados y pese al severo informe de los técnicos
argelinos -primeros en alertar documentalmente que el buque no estaba en
condiciones seguras- el buque salió del puerto magrebí rumbo a
Alejandreta. Tanto el gobierno español como el turco dejaron que la
chatarra flotante enfilase hacia Turquía y no le exigieron, como sí era su
obligación, regresar al puerto de origen en España, habiendo antes
trasegado a otro barco seguro el flete.
Durante cuatro años el barco y su carga permanecieron abandonados en
puerto turco, pues nadie autorizó su desembarque, ni nadie parece haberlo
reclamado. En tan largo periodo ni siquiera se realizaron las labores
mínimas de mantenimiento, por más que las autoridades turcas y españolas
rellenasen papeles inútiles "exigiendo" una "solución". El escándalo subió
de tono cuando un grupo ecologista turco se encaramó al barco como forma
de protesta.
Llegó el momento en que hubo de fijarse fecha para el regreso del barco a
España, desoyendo los avisos de que, en las condiciones en que estaba,
probablemente no resistiría la navegación. No hizo falta que el oleaje lo
hundiese. El 6 de septiembre, "inesperadamente" se abrió una vía bajo el
casco corroído y el buque se hundió en el propio puerto.
¿Sabotaje? ¿Negligencia? ¿Complicidad? En cualquier caso estrago, daño,
atentado, sabotaje del Capital y los Estados contra la humanidad y la
naturaleza. Contra el mar y la vida. Contra las personas. Del pecio salen
ahora de modo casi imparable materiales tóxicos, entre ellos el temido
metal Cadmio (VI), difundiéndose desde la costa de Turquía por todo el
Mediterráneo.
Cabe preguntarse, ¿Después de los Urquiola, Mar Egeo, Polycomander, Casón,
.... Prestige ... y ahora el MV Ulla ...por solo citar algunos de los más
conocidos accidentes marítimos con mercancías tóxicas o peligrosas, puede
alguien tener dudas razonables sobre la verdadera función de esas normas y
sobre las intenciones de las oficinas encargadas de elaborarlas y de los
gobernantes que las aprueban? A estas alturas, sólo los insensatos o los
muy cínicos, pueden confiar en que esa función y esas intenciones tengan
alguna relación con las proclamas ideológicas que figuran en sus folletos.
Entre los verdaderos objetivos de la OMI o de los Estados no entra en
ningún caso cuidar de la casa común de todos los seres vivos. Al
contrario, ellos están preocupados por el control del Tráfico marítimo y
que éste se haga según los cálculos del régimen capitalista y de las
multinacionales que sectorialmente lo representan. A nosotros toca
construir la respuesta a su criminalidad.



*******
****** Servicio de noticias A-INFOS *****
Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
unsubscribe a-infos
subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)



A-Infos Information Center