A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) (periodicocnt.org) El proyecto Flores Magón de la USI-AIT Sanità

From a-infos-ca@ainfos.ca
Date Sun, 12 Sep 2004 05:45:04 +0200 (CEST)


______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
http://www.ainfos.ca/
http://ainfos.ca/index24.html
_______________________________________

“¡Viva la unidad de todos el mundo en un solo hombre! La serenidad, el
bienestar, la libertad la satisfacción de todas las sanas apetencias
están en nuestras manos; pero no nos dejemos guiar por los jefes; que
cada cual sea dueño de sí mismo; que cada cosa sea resuelta con el
consenso de los hombres libres. ¡Muerte a la esclavitud! ¡Viva la tierra
y la libertad! (…) La libertad y el bienestar están al alcance de todos
nosotros. El mismo esfuerzo y el mismo sacrificio que sirven para elegir
a un gobernante, que es un tirano, sirven para expropiar los bienes de
los ricos. Es necesario por tanto un nuevo juego, o la expropiación, que
es la salvación, y la abolición de cualquier imposición religiosa,
política o de cualquier otro tipo. TIERRA Y LIBERTAD”. Ricardo Flores
Magón

Ricardo Flores Magón es recordado todavía hoy como uno de los padres de
la revolución mexicana que tuvo lugar tras la caída del caudillo
Porfirio Díaz en 1910.
Junto con sus hermanos Enrique y Jesús fundó en 1900 el periódico
anarcosindicalista Regeneración desde el cual dio a conocer su grito en
la revolución mejicana de “Tierra y Libertad”.

El proyecto libertario Flores Magón. Quienes somos y con quien
trabajamos.

El proyecto libertario Flores Magón nace en Milán en 1999 como una
propuesta del movimiento libertario milanés por una intervención
solidaria e internacionalista en Chiapas, encontrando desde el inicio la
adhesión de numerosísimos compañeros de toda Italia.
Desde entonces nuestro grupo opera, de manera desinteresado y sin ninguna
ayuda pública junto y desde el interior de las comunidades zapatistas,
participando con pasión en un intento de transformación social llevado a
cabo de modo autogestionario e igualitario tal y como se ha iniciado en
estos años de lucha en Chiapas compartiendo las aspiraciones por una vida
digna basada en los principios de democracia directa y asamblearismo. La
Unión Sindical Italiana Sanidad (U.S.I.S.), sindicato de tradición
anarquista y portador de valores de libertad, igualdad y justicia social
en la lucha sindical cotidiana, promueve y participa en el Proyecto
Libertario Flores Magón con el objetivo de contribuir al Plan de Salud
concebido de manera autogestionaria por el O.S.I.M.E.CH (Organización de
salud comunitaria de indígenas mayas del Estado de Chiapas).
En Chiapas, de hecho, la gente muere de las más elementales enfermedades
como son por ejemplo, la bronquitis, la malaria y la parasitosis. Las
condiciones higiénico-sanitarias son dramáticas considerando solamente
que en las comunidades hay una falta casi total de letrinas,
alcantarillas y agua potable. La desnutrición difusa mata a los más
débiles. La tasa de mortalidad infantil es elevadísima.
Por el contrario, las mujeres, las últimas en alimentarse y consumidas
por los numerosos embarazos y de una lactancia que se prolonga más de lo
habitual, mueren con facilidad tras el parto.
El OSIMECH para hacer frente a las graves condiciones
higiénico-sanitarias por el que atraviesa todo Chiapas y con el
convencimiento de que el derecho a la salud no tiene por qué pasar por
el filtro gubernativo, ha concebido, por primera vez en la historia de
estos pueblos, un plan de salud, que se articula en círculos
concéntricos de manera simple y funcional.
La central sanitaria está constituida por la clínica autogestionada “La
Guadalupana” de Oventic donde operan algunos médicos y los promotores de
salud más expertos, figuras sanitarias locales que unen a las curas
tradicionales, transmitidas por curanderos, parteras y hueseros, la
experiencia adquirida en el ámbito hospitalario.
Alrededor de esta primera central sanitaria han sido construidas otras
microclínicas donde operan los promotores de salud menos expertos y
finalmente alrededor de estas mircroclínicas se están construyendo
ambulatorios rurales (casas de salud) que intentan hacer frente de manera
capilar a las necesidades sanitarias locales, a través de una relación
de una organización funcional y no jerárquica entre el centro y la
periferia.



EL ESTADO DE CHIAPAS

Chiapas es el Estado situado en el extremo meridional de la República
Mexicana, haciendo frontera con Guatemala y con un trazo costero en el
océano; es tres veces más grande que la Lombardía y cuenta con 3.200.000
habitantes entre los que hay 500.000 indígenas, subdivididos en una
decena de grupos lingüísticos por lo general de origen maya (tzotziles,
tzetzales, choles, tojolabales, lacandonas, meses, etc).
La región de Chiapas tiene una importancia estratégica notable;
constituye, de hecho, el cruce obligado entre México y los demás países
de Centro y Sudamérica, y por esta razón, constituye el primer filtro
emigratorio centroamericano y la primera etapa del tráfico de droga
hacia los USA. Chiapas es rico de recursos naturales como el agua, de la
que se extrae la energía eléctrica para gran parte del país, y de
subsuelo como los yacimientos de uranio, gas y petróleo, pero cuenta
también con una notable producción de maderas de gran valor, maíz, café,
plátanos, cacao, cítricos y fruta tropical.
A pesar de sus riquezas, Chiapas es uno de los Estados de México con
menor nivel de vida debido a la pobreza y la marginación de la población
indígena que cuenta con los índices más elevados de aislamiento, falta
de servicios médicos, desnutrición y analfabetismo.

El levantamiento

1º de Enero 1994. En el mismo día en que entra en vigor el Tratado de
Libre Comercio entre México, EE.UU. y Canadá (NAFTA), el EZLN, con las
armas en la mano, irrumpe simultáneamente en siete ciudades de Chiapas,
declarando la guerra al gobierno mexicano. La guerra dura sólo doce
días, pero impone a la atención mundial el problema de los derechos de
las poblaciones indígenas no solamente de Chiapas sino de toda América
Latina.
12 enero 1994. Más de 100.000 personas marchan sobre México DF contra la
guerra en Chiapas y a favor del diálogo con el EZLN.
21 febrero-2 marzo 1994. Primeras negociaciones de paz entre el Gobierno
de México con el Ministro de asuntos exteriores Manuel Camacho Solís y
el EZLN, con la Comandancia liderada por el Subcomandante Marcos,
conocidos como los “Diálogos de la catedral” pues el papel de mediador
es cubierto por el arzobispo de San Cristóbal de las Casas, Samuel Ruiz
García. El EZLN decide subordinar el acuerdo a la aprobación de las
comunidades indígenas, pero, después del asesinato del un candidato a la
presidencia del gobierno del Estado de Chiapas, la negociación se
suspende.
Diciembre 1994. Es elegido como nuevo presidente de México Ernesto
Zedillo, el cual reconoce a la Comisión Nacional de Intermediación
(CONAI) guiada por Samuel Ruiz.
19 diciembre 1994. El EZLN sin disparar un solo tiro, se apropia de 38
municipios que declara “autónomos y rebeldes”.

Los acuerdos de San Andrés.

9 abril 1995. Se firma la declaración conjunta de San Miguel que define
las reglas comunes por ambas partes para reabrir la negociación.
16 de febrero 1996. El gobierno federal, una comisión parlamentaria
formada por diputados y por senadores de todas las formaciones políticas
y el EZLN firman en el municipio chiapaneco de San Andrés Larraínzar
cuatro documentos conocidos como “Acuerdos de San Andrés”. En ellos el
Gobierno mexicano reconoce que:
· “los pueblos indígenas han sido objeto de sometimiento, desigualdad y
discriminación, que han determinado una situación estructural de pobreza,
explotación y exclusión política”.
· “para superar esta realidad son necesarias nuevas iniciativas
radicales, sistemáticas, participativas y convergentes por parte del
Gobierno y de la sociedad, comprendidas las mismas comunidades
indígenas”.
· “es necesario la participación de los pueblos indígenas con el objeto
de que sean actores fundamentales de decisiones que afecten a su vida y
reafirmen su condición de mexicanos… que han conquistado por derecho”. ·
“esta nueva relación debe superar la tesis del integracionismo cultural
para reconocer a los pueblos indígenas como nuevos sujetos de derecho, en
el respeto de sus orígenes históricos, de sus exigencias, de la
pluriculturalidad de la nación mexicana y de los acuerdos internacionales
suscritos por México”.

A consecuencia de los acuerdos de San Andrés, se establece que los
indígenas mexicanos podrán decidir su forma de gobierno y sus propios
medios de organización política, social, económica y cultural, con el
compromiso del Gobierno Federal de:
Ö aumentar la participación y la representación política de los indígenas
a nivel local y nacional.
Ö Dar impulso a reformas políticas y legislativas.
Ö Reconocer los derechos políticos, económicos, sociales y culturales de
los indígenas.
Ö Asegurar el pleno acceso a la justicia ante los órganos estatales. Ö
Reconocer sus sistemas de normas internos para la solución de los
conflictos así como sus peculiares formas de organización con el objetivo
de ser incluido en el derecho positivo mexicano.
Ö Promover sus manifestaciones culturales.
En gran medida con los Acuerdos de San Andrés el Gobierno Federal se
comprometía a asegurar educación y formación, a garantizar la
satisfacción de las necesidades básicas, a incentivar la producción y el
empleo, y a tutelar a los indígenas emigrantes, prometiendo, por último,
una reforma de la Constitución federal y del ordenamiento jurídico para
garantizar a los indígenas los siguientes derechos:
o El status de sujetos de derecho público
o El derecho de los municipios de población mayoritariamente indígena a
asociarse libremente.
o La participación indígena en las actividades de gobierno.
o La garantía que en las legislaciones de los diferentes estados se
establecería la libre determinación y autonomía de los pueblos indígenas.
Ninguna de estas cosas han sido cumplidas.

LA COCOPA Y LA OCUPACIÓN MILITAR DE CHIAPAS.
Septiembre 1996. El EZLN suspende las negociaciones ya que el Gobierno
federal no muestra ninguna voluntad respetar los primeros acuerdos
suscritos.
29 noviembre 1996. Se constituye la Comisión de Concordia y Pacificación
(COCOPA), compuesta por exponentes de todas las fuerzas políticas del
Congreso de la Unión, que traduce en clave jurídica los acuerdos de San
Andrés y elabora una iniciativa de reforma constitucional.
El EZLN, aun no estando de acuerdo completamente, acepta esta mediación
mientras el gobierno, presidido por Ernesto Zedillo, presenta una
contrapropuesta ilegítima.
22 diciembre 1997. Masacre de Acteal: un grupo de 60 paramilitares
cercanos a las posiciones gubernamentales del PRI (Partido
Revolucionario
Institucional) masacra a las personas evacuadas de Las Abejas dejando
tras de sí 45 cadáveres mutilados entre los cuales 21 mujeres y 14 niños
así como más de 25 heridos.
1997-2000: Toma cuerpo la progresiva militarización de Chiapas, no
solamente con el objetivo de reprimir el movimiento armado zapatista,
sino también con el objetivo de ir abriendo camino a las grandes
infraestructuras promovidas por el Gobierno mexicano para una
explotación total del territorio y de los recursos de Chiapas.
Si en 1987 habían sólo 4000 soldados con destino fijo en Chiapas, en 1999
las fuerzas armadas pasan a ser más de 60.000 unidades, además de
diferentes cuerpos de policía federal y estatal y al cuerpo
especializado en la represión de la inmigración.
Aviones y helicópteros sobrevuelan continuamente las comunidades
indígenas, sembrando la angustia entre la población civil. Son
organizadas las Bases de Operaciones Mixtas ya sea para el control
militar sobre inmigración de la población indígena, como el control
hacia los observadores internacionales, considerados peligrosos para su
actividad de denuncia de las violaciones de los derechos humanos por
parte del Gobierno mexicano.
Se denuncian los cada vez más numerosos episodios de contaminación de
ríos y tierras; la introducción y la difusión de la prostitución; el
consumo masivo de alcohol y droga; las violencias y las violaciones por
parte de militares sobre las mujeres indígenas, etc. El ejército y la
policía son mantenidas como fuerzas en Chiapas justificando su presencia
con la represión al narcotráfico y para frenar el flujo continuo de
emigrantes en Chiapas como punto de paso desde la América central hacia
los EE.UU.
En cambio son los mismos militares que con motivo de las investigaciones
judiciales, hoy resultan haber sido personalmente implicados en el
narcotráfico, como ha confesado el general Mario Arturo Acosta Chaparro,
adiestrado en Forte Fraga (Carolina del Norte) en la Escuela de guerra
especial entre 1969 y 1971, y que hoy es reo confeso.

LA MARCHA POR LA DIGNIDAD INDÍGENA.
Julio 2000. El Partido de Acción Nacional (PAN) de Vicente Fox gana las
elecciones tras 72 años de gobierno del PRI. Fox que había prometido la
vuelta al diálogo, boicoteado por la contrapropuesta Zedillo a la ley
elaborada por la COCOPA, hace hincapié en su compromiso en su debate de
toma de posesión del 2 de diciembre 2000.
27 de octubre. La Procaduría General de la República emite una orden de
arresto para 11 componentes del grupo paramilitar “Desarrollo, paz y
justica” activo en Chiapas, acusados de asociación delictiva, secuestro,
robo y posesión ilegal de armas”.
11 de marzo 2001. El EZLN y el CNI (Congreso Nacional Indígena) dan vida
a la “Marcha por la dignidad indígena”, promoviendo y apoyando la
iniciativa de la COCOPA.
La marcha atraviesa el territorio de los doce estados mexicanos desde San
Cristóbal de las Casas a México DF, seguida por miles de personas y
guiada por veinticuatro comandantes del EZLN desarmados, incluido el
Subcomandante Marcos, y de autorizados exponentes de la sociedad civil
nacional e internacional. En México DF la Cámara de Diputados se ve
obligada a ofrecer su tribuna a los representantes del CNI y a los
zapatistas.
El EZLN expone al nuevo Gobierno tres condiciones para la vuelta al
diálogo: 1. la libertad de los presos políticos.
2. El desmantelamiento de 7 de las 256 bases militares en Chiapas. 3. La
ratificación de los acuerdos de San Andrés.
La marcha adquiere un eco internacional tal que el premio Nobel José
Saramago afirma: “Es solo el inicio, ahora movilicemos a las masas”, así
que el gobierno Fox se ve obligado a excarcelar a todos los presos
políticos excepto a 9. Sin embargo traslada los soldados de 7 bases
militares de las 249, sin que signifique pues disminuir la presión
militar en Chiapas. LA LEY INDÍGENA O LA LEY ESTAFA.
25-28 de abril 2001. A pesar de que el EZLN había aceptado la propuesta
de ley indígena elaborada por la COCAPA, sin aportar modificaciones para
no frustrar los resultados de una negociación añeja y difícil, Vicente
Fox deja que los senadores modifiquen el proyecto de ley hasta
deformarlo de manera sustancial.
La nueva ley indígena es aprobada por el Senado y por la Cámara de
Diputados y el mismo presidente Fox se da prisa por congratularse de un
trabajo desarrollado bien hecho.

El cambio a peor.
En realidad, se trata de una Ley-estafa que malogra el proyecto de la
COCOPA y traiciona los compromisos ratificados por ambas partes en los
acuerdos de San Andrés, de manera que como botón de muestra, sería
suficiente con dar un vistazo a sus contenidos esenciales.
El derecho de autodeterminación de los indígenas, ya previsto en la
Convención nº 169 de la Organización Internacional del Trabajo y
ratificado en los Acuerdos de San Andrés a través del reconocimiento de
las comunidades indígenas como sujetos de derecho público, es alterado
por la nueva ley, que se limita a definir las comunidades indígenas como
“entidades de interés público” con la consecuencia de que éstas no
podrán decidir de modo autónomo su propio destino y ni siquiera
administrar directamente sus recursos naturales, correspondiéndole este
derecho en exclusividad al Estado. En los acuerdos de San Andrés se le
daba una gran importancia a la capacidad de autodeterminación de las
comunidades y de los municipios indígenas, de los que se les garantizaba
la libre asociación, entre otras cosas, a través de formas de
remunicipalización de algunas zonas con fuerte presencia nativos. En la
ley indígena, en cambio, no han sido previstos los municipios autónomos,
en el interior de los cuales pueden estar representados los indígenas, y
tampoco ha sido afrontado de ninguna forma el tema de la
remunicipalización de los territorios.
En los Acuerdos de San Andrés se tomaba en consideración el territorio
habitado por las poblaciones indígenas como su hábitat natural, que debía
ser por tanto, salvaguardado como uno solo con las mismas.
Consiguientemente, se reconocía a las poblaciones indígenas el derecho de
explotación directa de los recursos naturales y el uso colectivo de las
tierras no cultivadas. Con la ley indígena, en cambio, el término hábitat
es sustituido por el de “lugares donde habitan los pueblos indígenas”,
dando así preferencia a los derechos de uso y explotación del territorio
por parte de terceros respecto los que han sido desde siempre utilizados
desde hace siglos por las poblaciones mayas.
La ley indígena finalmente se reserva la misma clase de
redimensionamiento a los sistemas de costumbre normativa que regulaban
desde siempre la vida social de los indios, y que ahora han sido
recalificados como simples costumbres y usos de interés etnográfico.
La falta de respeto a las costumbres y la aprobación de una ley que vacía
de contenido al proyecto elaborado por la COCOPA reducen nuevamente a
cero todos los esfuerzos realizados. A pesar del éxito en términos de
movilización de grandes masas populares (campesinos, obreros,
estudiantes, intelectuales) de la “Marcha por la dignidad indígena” y el
eco generado a nivel internacional, la “ley trampa” es enviada a los
diferentes estados para su ratificación y, finalmente, promulgada.
La entrada en vigor de esta ley confirma la ruptura del diálogo por una
solución pacífica del conflicto y desde entonces el EZLN se retira en una
significativo silencio de protesta.
Inmediatamente se denuncia la ilegalidad e inconstitucionalidad de la
“ley indígena” aprobada, y en este contexto, en octubre de 2001 es
asesinada la abogada Digna Ochoa, que se había distinguido por su febril
defensa de los derechos civiles.
Julio/agosto 2002. El conflicto social se recrudece nuevamente en Chiapas
y en todos los estados con fuerte presencia indígena como Oaxaca y
Guerrero. Son asesinados varios dirigentes civiles en municipios
autónomos zapatistas pero la Autoridad judicial no encuentra ninguna
conexión entre las muertes denunciadas y la situación política ni mucho
menos se intentan encontrar responsabilidades entre los paramilitares o
los agentes gubernativos. Septiembre 2002. la nueva Ley indígena es
convalidada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación que rechaza
todos los recursos presentados por las asociaciones indígenas.
A tenor de la situación, el EZLN permanece en silencio, mientras toman
forma los grandes proyectos macroeconómicos del gobierno: el “Plan
Puebla –Panamá” (PPP) y las iniciativas en el ámbito del ALCA (Área de
Libre Comercio de las Américas).
9-12 octubre 2002. La resistencia de los pueblos indígenas, conocida ya
por la opinión pública de todo el mundo, se extiende implicando también
a algunos países de América Central. Tiene lugar el primer encuentro
chiapaneco contra el neoliberalismo organizado por las principales ONG
con el objetivo de elaborar un plan de acción común sobre los
principales temas objeto de autodeterminación, entre los cuales:
comercio justo,
colectivización de la tierra, lucha contra la privatización de la energía
y del agua, biodiversidad y biopiratería, militarización del territorio,
etc. Comienza a actuar en México la “Consulta Nacional contra el ALCA”,
que tiene como primer objetivo la organización de actividades contra la
construcción de más de una decena de centrales hidroeléctricas privistas
en el Plan Puebla Panamá, del que denuncia el fuerte impacto ambiental y
el no demostrado beneficio para la población no indígena.
Mientras tanto, el gobierno de Fox se ve afectado por escándalos
judiciales por financiación ilegal de la campaña electoral, que junto al
PRI, se ve salpicado por el escándalo Pemexgate (la compañía petrolífera
PEMEX ha sido la primera empresa estatal en ser privatizada). También el
frente interno, las fuerzas militares del gobierno federal son objeto de
narcotráfico (arresto del general Acosta Chaparro y Quirós Hermosillo)
así como las graves responsabilidades de la llamada “guerra sucia” y en
particular en el episodio de la masacre de 143 personas en el Estado de
Guerrero.

LA SITUACIÓN ACTUAL Y EL PLAN PUEBLA PANAMÁ.
El PPP, propuesto por el Gobierno mexicano a los otros Estados de la
América Central, es la demostración clara de la negación del supuesto
cambio democrático abanderado por el gobierno de Vicente Fox. Con el PPP
tomarán forma todas las pesadillas neoliberales denunciadas por el EZLN
y de las más importantes ONG’s:
· La explotación indiscriminada de los recursos ambientales y del
subsuelo de Chiapas, pero también de Guerrero, Oaxaca, Campeche,
Yucatán, etc. mediante los instrumentos de la expropiación de los bienes
indígenas y la concesión de los mismos por lo general a empresas
multinacionales. · La privatización de todo bien colectivo, como las
cuencas hidrográficas y de los bosques y los yacimientos petrolíferos.
· El desarrollo de las maquilladoras, presentes en México en número
superior a 4000, que son empresas subcontratistas por lo general de
filiales estadounidenses que explotan la mano de obra local, sobre todo,
femenina e infantil, para el ensamblaje de microelectrónica y
tecnológica;
· La introducción de los productos agrícolas y transgénicos de los EE.UU.
con una rebaja del valor económico de los cultivos locales.
· El desarrollo de un turismo indiscriminado no respetuoso ni con el
ambiente ni de las poblaciones indígenas.
· La regulación según las exigencias del mercado global de los flujos
migratorios.
El resultado será la destrucción de los pueblos y de las culturas
autóctonas de México, y de Centroamérica más en general, y el inexorable
empeoramiento de las condiciones de vida de las poblaciones indígenas
mexicanas, no solamente abandonadas a sí mismas, sino lentamente
destruidas por el recrudecimiento de la llamada “guerra de baja
intensidad” o “guerra sucia”, una modalidad de represión llevada a cabo
por el Gobierno federal a, aun no previendo el encuentro declarado y
abierto de dos ejércitos contrapuestos, mantiene una situación de
constante oposición-persecución.
Estos son los instrumentos adoptados:
· Opresión militar, paramilitar y policial caracterizada por violencia y
violaciones continuas de derechos y una impunidad garantizada.
· Fastasmales políticas de desarrollo (educativo, sanitario, agrario,
etc) que discriminan a quien apoya al gobierno y quien no y que intentan
romper la unidad de la rebelión.
· Procesos sumarios a rebeldes o presuntos rebeldes;
· Manipulación y control de los mass media.


AQUÍ ESTAMOS: LA LUCHA SIGUE.

31 diciembre 2002-1 enero 2003. Mientras tiene lugar el desalojo de los
Montes Azules de las comunidades indígenas que allí habitan para dar
lugar a la construcción de las primeras infraestructuras previstas por
el PPP, se infringe el muro de silencio levantado por el EZLN después de
la aprobación de la ley-farsa: la noche del 31 de diciembre 2002 San
Cristóbal es invadida por cerca de 20000 indígenas llegados desde todos
los rincones de Chiapas entre las mil dificultades y peligros, para
escuchar a la Comandancia del EZLN hablar en plaza de la Catedral y
recordar que: “aquí estamos: la lucha sigue”.

De Aguascalientes a Caracoles.

8 agosto 2003. En el día del aniversario del nacimiento de Emiliano
Zapata, decenas de miles de indígenas mayas, unido a miles de personas
provenientes de todos los continentes, se reúnen en Oventic para
celebrar la constitución de los caracoles, puntos de encuentro y de
diálogo en el interno y entre las comunidades zapatistas, que van a
sustituir a los Aguascalientes, originarias coordinadoras de los
municipios rebeldes.
En el interior de cada uno de los caracoles (La Garrucha, La Realidad,
Morelia, Roberto Barrios y Oventic) se instaura una “Junta de buen
gobierno”, compuesta por dos delegados por cada municipio independiente,
con la tarea de administrar la autonomía de las comunidades y de las
relaciones exteriores.
Con la creación de los caracoles, el movimiento zapatista prosigue el
auténtico camino hacia la autodeterminación, poniendo en marcha la
autoorganización y la autonomía indígena que desde los Acuerdos de San
Andrés habían quedado en papel mojado.
Diciembre 2003. Se concluye la primera década de lucha de las poblaciones
indígenas contra el Estado y gobierno mexicanos.
Con el levantamiento del 1º de enero 1994, los indígenas rebeldes se
taparon el rostro para mostrarse visibles al resto del mundo y tras años
de negociaciones con el gobierno mexicano invocando inútilmente el
reconocimiento de sus legítimas aspiraciones, obteniendo como único
resultado el de asistir aun lento goteo de esta “guerra de baja
intensidad” y al asesinato por parte de las fuerzas militares y
paramilitares de miles de indígenas rebeldes.
A diez años de distancia, con la constitución de los caracoles, el
movimiento zapatista ha transformado la insurrección de entonces en
autoorganización para la libre determinación y administración de los
territorios indígenas.
La puesta en marcha de las “juntas de buen gobierno” marca, de hecho, un
giro estratégico que se traduce en la asunción por parte de las
comunidades de un rol primario y directo con el redimensionamiento del
pepel del EZLN. “El Ejército-escribe Marcos- no puede mandar, sirve sólo
para defenderse; para mandar están las autoridades civiles, a su vez
vinculadas por la costumbre zapatista de “mandar obedeciendo”. También
la figura del subcomandante Marcos, como portavoz de los municipios
autónomos rebeldes, va a menos puesto sólo las autoridades civiles
podrán ejercitar el autogobierno sin estar ya subordinadas a las
autoridades militares.
Y quizá es esta la enseñanza más significativa del movimiento zapatista:
la fuerza de un pueblo en lucha no viene dada sólo por su movilización
permanente sino por una participación constante y ampliada, hecha posible
por el libre e ilimitado acceso a la política, sin separación de la
misma por la sociedad civil cotidiana.
En este sentido los municipios rebeldes, las comunidades autoorganizadas
(y autodefensas, si es necesario, como en Chiapas) representan la
experimentación concreta y cotidiana de nuevas formas de autogestión
social, a partir de pequeños aspectos.

QUÉ HEMOS HECHO Y QUÉ ESTAMOS HACIENDO

Febrero 2001. Se inaugura la microclínica Nueva Esperanza de Nueva
Libertad, cuya realización ha sido posible gracias a la ayuda del
Proyecto Libertario Flores Magón, que todavía hoy, sigue comprometido en
su organización funcional, proporcionando medicinas y materiales
sanitarios.
Abril 2001. Da inicio la colaboración directa de la USI-Sanità con la
clínica Oventic y con el OSIMECH, con un constante envío de personal
médico y enfermero voluntario de Italia, materiales sanitarios y
aportaciones económicas.
Junio 2001. El proyecto Libertario Flores Magón promueve la creación de
cultivos colectivos en dos comunidades del Municipio autónomo de San
Miguel en la región de Ocosingo (Comunidad Emiliano Zapata y Miguel
Gómez) donde ha sido llevado a cabo un proyecto integrado
higiénico-sanitario y
agrario-alimentario, organizando cultivos colectivos capaces de
satisfacer el aporte vitamínico y una diversidad alimenticia mejorando
así las condiciones higiénicas y de salud de la totalidad de la
comunidad. Septiembre 2001. Se completa la construcción de una casa de
salud en la comunidad Miguel Gómez.
Enero 2002. Da inicio la construcción de una planta de entubación y
primera potabilización del agua siempre en la Comunidad Miguel Gómez.
Septiembre 2002. Desde esta fecha, la USI-Sanità envía mensualmente uno o
dos compañeros, médicos o enfermeros, provenientes de diferentes
hospitales milaneses y/o de asociaciones de voluntariado, como el NAGA,
dando apoyo al personal sanitario indígena en una relación de mutua
formación.
Marzo 2003. El proyecto Libertario Flores Magón recibe una donación del
Hospital San Carlo de Milán consistente en un ecógrafo que se destina a
la clínica La Guadalupana de Oventic.
Abril 2003. Personal médico proveniente del Hospital San Carlo de Milán
organiza un curso teórico-práctico sobre el uso del ecógrafo para el
personal de la clínica de Oventic y esto en colaboración con la
organización humanitaria inglesa “Marie Stopes”, que se ocupa de salud
reproductiva en todo el mundo y opera también en San Cristóbal. En estos
meses prosiguen las actividades del Proyecto Libertario Flores Magón
cada vez más comprometido en:
Ö Conseguir fondos, cuya destinación siempre está documentada;
Ö Enviar medicinas, maquinaria y materiales sanitario en Chiapas;
Ö Enviar personal médico y enfermero destinado, en concreto, en la
clínica La Guadalupana de Oventic.
Para este fin, se han organizado cursos de formación, dirigidos a los
promotores de salud, con carácter teórico-práctico en el curso de los
cuales el personal sanitario extranjero, con la ayuda de traductores,
han transmitido su propio bagaje de experiencia al personal local, sobre
todo en los temas de salud reproductiva, de las enfermedades del aparato

reproductivo, de las enfermedades del aparato digestivo y de la terapia
de urgencia.
Como se puede ver este es un proyecto que no tiene nada que ver el
asistencialismo caritativo, constituyendo un intento de participación
ingualitaria en un plan sanitario autogestionado, que mira a salvaguardar
la salud y la cultura de los indios a través de los recursos humanos y
materiales locales, tratando de emancipar a la población local del
chantaje gubernativo tratando de cambiar asistencia sanitaria con
control político-social.
Septiembre 2003. Llega finalmente en la clínica La Guadalupana de Oventic
un ecógrafo donado por el Hospital San Carlos de Milán y un
electrobisturí donado por el CRAL del Hospital San Paolo de Milán. En
particular el ecógrafo permitirá hacer diagnosis más precisas y rápidas
en relación a los embarazos de las mujeres indígenas, probados por los
numerosos nacimientos, de la lactancia que sigue y final y demás
aspectos relacionados al embarazo y al parto. Recordamos que la tasa de
mortalidad infantil es elevadísima como casos de muertes de las
parturientas.
Octubre 2003. Se organiza un proyecto de una duración mínima de un año de
asistencia odontológica y de una puesta en marcha de un laboratorio
odontológico llevado a cabo por un personal médico y enfermero
proveniente del Hospital San Paolo de Milán, que se ocupa de prestar
asistencia no sólo en la central sanitaria de Oventic, sino también en
forma itinerante en las diferentes comunidades, buscando de poner
remedio a las consecuencias de la monoalimentación de maíz con las
consiguientes carencias vitamínicas que afectan, entre otras cosas,
también a la dentición.

QUIENES SON NUESTROS MECENAS.
En estos años la actividad del Proyecto Libertario Flores Magón se ha
dirigido tanto en Chiapas como en Italia, donde es de capital importancia
informar y contrainformar a la opinión pública sobre cuanto allí está
sucediendo.
Es por este motivo que nuestro Proyecto está organizando iniciativas de
solidaridad y de contrainformación en toda Italia; cursos de formación
para el envío a Chiapas de personal sanitario y comprometido en la
estructuración de un estable aparato logístico y de conexión entre
Italia y de México. En este cuadro toda la actividad del Proyecto se
coordina con el Plan de Salud del OSIMECH, mirando con esperanza en la
colaboración con otras asociaciones como, por ejemplo, Marie Stopes, el
grupo Tierra y Libertad y otras asociaciones de apoyo en la lucha de las
poblaciones indígenas de Chiapas, con el único intento de llevar una
ayuda lo más garante posible de la autonomía de las comunidades y esto
al margen de estériles sectarismos políticos y personales, tanto en
Italia como en Chiapas.
En estos años quien nos ha financiado han sido los muchísimos
trabajadores de la USI-Sanità de los diferentes hospitales de Milán,
Monza, Trieste, Savona, etc. las federacions de la USI de Albenga,
Imperia, Carrara, Parma, Sarno, Alessandria, Ancora, Florencia, y otras;
los centros sociales: COX 18, CSOA Garibaldi, Cascina Torciera de Milán,
TNT de Nápoles, CSOA de Avellino y tantos otros. Hemos recibido también
ayudas económicas a nivel internacional, por ejemplo del sindicato
libertario español CNT-AIT de Valencia y colaboramos con los compañeros
alemanes de la FAU-AIT. Pero lo que nos ha ayudado mayormente en estos
años, son las numerosas aportaciones individuales que compañeros y
compañeras han querido dar a este proyecto de solidaridad
internacionalista.

Donde nos encuentras:

USI-Sanità
Viale Bligny, 22. Milán
Tel y fax. 02/58.30.49.40
Info. Giuseppe Petita 347/7168596
e-mail: usis@libero.it
www.ecn.org/usi-ait

Hospital San Paolo
Sindicato Autogestionado USIS
Tel y fax. 02/89126843
Info: Paola 349/06974362

Hospital San Rafael
Sindicato Autogestionado USIS
Tel y fax 02/26432550
Info: Norberto 347/7502994

Hospital San Carlo
Sindicato Autogestionado USIS
Tel y fax. 02/40222581
Info Marco: 347/7514862

C/C n. 46667 dirigido a: USIS PRO CHIAPAS
Banca Popolare di Milano – ag. 5 Milán
CIN Y ABI 05584 – CAB 01605




*******
****** Servicio de noticias A-INFOS *****
Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
unsubscribe a-infos
subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)



A-Infos Information Center