A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) LA CAMPANA Nº 5 - EDITORIAL

From a-infos-ca@ainfos.ca
Date Tue, 26 Oct 2004 17:37:05 +0200 (CEST)


______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
http://www.ainfos.ca/
http://ainfos.ca/index24.html
_______________________________________

Este lunes, 25 de octubre, se cumple un año del hundimiento de una
patera cargada de inmigrantes de origen marroquí ante las costas de
Rota, en el que murieron al menos 37 personas. Pasado un año, continúan
sin hacerse públicos los detalles de lo ocurrido. Se añade así cada día
una gota de infamia al proceso ... un grillete más a la oprobiosa cadena
de la Ley de Extranjería, un cordel más en la homicida atadura de las
personas al Estado y a sus crueles hijos, entre otros, la frontera, el
silencio decretado, el juez, la política, el fusil, la voz usurpada, la
fosa común. La censura decretada por las autoridades españolas y marroquíes, la
corrupción judicial y política que impuso el carpetazo a las
investigaciones, el apagón informativo de la prensa, la deportación de
los testigos, el desprecio a los familiares de las víctimas, la
discusión ruin sobre los gastos y modos de entierro en fosas comunes ...
son algunos de los elementos más sórdidos de esta tragedia. Representan
los hilos con los que se viene tejiendo la conspiración criminal de la
autoridad y el orden, del estado y la Ley, contra la verdad y la vida,
contra los inmigrantes y contra las personas todas. El 27 de octubre de hace un año, el editorial de La Campana se refería
al naufragio ocurrido dos días antes en los siguientes términos: “Es
casi inútil tratar de encontrar hoy en los medios de comunicación
españoles la magnitud de la tragedia ocurrida anteayer en aguas de este
malhadado país. Por ejemplo: la “noticia” ocupa un minúsculo trozo de
una columna de la página 34 de El País, entre comunicados de incautación
por la policía de un alijo de cocaína, recuerdo del accidente del Yak-42
ocurrido hace cinco meses (a cuatro columnas) y la oferta de cruceros de
placer por el Corte Inglés (a cinco columnas). El título elegido: “Dos
inmigrantes mueren ahogados al naufragar una patera en Rota”, aunque un
breve párrafo escondido en el cuerpo de la noticia ya decía: “La Guardia
civil ... localizaron a cinco supervivientes y peinaron la zona en busca
de los otros 40 o 50 inmigrantes que formaban parte del contingente que
ocupaba la embarcación siniestrada, que fue hallada vacía frente al
hotel Playa de la Luz”. Cuando la ocultación deliberada a la sociedad española de las
consecuencias del propio régimen político, económico y social -reflejado
en este aspecto en las Leyes y políticas de Extranjería- llega al
espeluznante extremo de este caso, estamos ante una acción deliberada y
criminal, que exige ser combatida rotunda y enérgicamente. La baba siniestra de la confabulación puede seguirse a lo largo de todo
este año. Primero fue, como dijimos, el disimulo de la magnitud de la
tragedia. Enseguida, la acelerada expulsión de los supervivientes por
parte de la Subdelegación del Gobierno, sin esperar siquiera a confirmar
sus identidades y nacionalidades, con el ánimo de deshacerse de los
testigos principales. Luego, el intento de cada político o burócrata de
eludir su responsabilidad, culpando a cualquier otro. En este sentido
fueron especialmente siniestras las actuaciones del Subdelegado del
Gobierno y del Director de la Guardia Civil. El primero trató de culpar
al capitán del buque Focs Tenerife, que fue quien avisó de que una
barquichuela cargada de gente luchaba contra el temporal. El segundo
llegó a decir que la misión de la Guardia civil “no es salvar náufragos
sino detener gente”. Por su parte, toda la prensa -a coro con políticos,
guardia civiles y demás cuerpos de la infamia- se volcó en tirar balones
fuera culpando a las mafias de todo lo ocurrido. En cuanto al fiscal no tardó en solicitar el archivo del expediente
judicial abierto, lo que fue atendido en el mes de junio por la Juez de
Rota (otra confabulada más con el régimen, dispuesta a añadir su grano
de arena a la montaña que, por enterrar la verdad, sirva de escollo
frente al que morir más inmigrantes). No de otro modo se comportaron los
partidos políticos mayoritarios pues, a la misma hora en que la Juez
ordenaba el archivo del caso, acordaron en el Parlamento andaluz impedir
la formación de una comisión para la investigación de los hechos. Como
afirma la Asociacion Pro-Derechos Humanos de Andalucía (APDHA)
“curiosamente los que siempre se enfrentan por todo, supieron ponerse
inmediatamente de acuerdo para echar tierra encima sobre la muerte de 37
personas”, lo mismo que en la otra orilla del Estrecho, en que “aparte
de algunas manifestaciones de la sociedad civil, la dejadez y el
desprecio a sus ciudadanos fue la actuación del gobierno marroquí, que
durante todo este año se desentendió del asunto e incluso puso todo tipo
de trabas para la identificación de cadáveres o para la reclamación de
compensaciones por parte de los familiares. De todo esto solo quedan 37 cadáveres, algunos de ellos perdidos para
siempre en el cementerio marino, pero otros devueltos por el mar a la
costa que malsoñaban justa y acogedora y a la sociedad que los maltrató.
Pero sobre todo queda la amargura para nosotros de convivir con
semejante estado de cosas y soportarlo sin morir de vergüenza ni tener
el coraje de denunciarlo con ira. Máxime, cuando las autoridades
españolas ni siquiera hicieron el mínimo esfuerzo por identificar a
muchos de los fallecidos. “Más de un año han tardado en enterrarse los
últimos doce muertos sin que se haya conseguido localizar a sus
familiares y en medio de una macabra discusión acerca del pago de los
costes del tanatorio y el entierro.”. Compartimos con APDHA que, por todo lo que viene ocurriendo, la patera
de Rota y sus 37 muertes representan un trágico símbolo de la inhumana y
cruel política actual de inmigración del gobierno de España y la Unión
Europea. Una política contra la que no queda otro camino digno que
rebelarse, exigir su derogación y señalar públicamente a sus
responsables.



*******
****** Servicio de noticias A-INFOS *****
Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
unsubscribe a-infos
subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)



A-Infos Information Center