A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) El Libertario n.37: LAS FUERZAS ARMADAS VENEZOLANAS Y SU MITO DEMOCRATICO

From a-infos-ca@ainfos.ca
Date Sun, 9 May 2004 17:53:51 +0200 (CEST)


______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
http://www.ainfos.ca/
http://ainfos.ca/index24.html
_______________________________________

Humberto Decarli
Unos de los mitos recurrentes del modelo político vigente reside en
definir a las fuerzas armadas venezolanas como democráticas. El primer
magistrado con frecuencia expresa loas para los uniformados y sus
criterios son eminentemente militaristas. Su visión del mundo es desde la
óptica castrense y de allí su preferencia por los oficiales para
administrar al país.No obstante, esa idea es realmente ideológica. Lo
afirmo empleando esteúltimo término en sentido estricto, vale decir, con
su significado comoversión falaz de la realidad impuesta por los
detentadores del poder.Pienso que sostener la democratización de nuestros
militares es ilusorio oen el mejor de los casos, una ingenuidad.
1. EL EJÉRCITO ACTUAL NO ES EL LIBERTADOR.
Hugo Chávez siempre trata de identificar a los actuales administradores de
la violencia del Estado con el ejército de Simón Bolívar. Haciendo
abstracción de una estimación crítica de la conducta de los oficiales que
dirigieron el proceso de independencia en tanto expulsaron a los
peninsulares y fundaron una nación con un conjunto de aberraciones
intrínsecas, no hay ningún parangón en tal juicio de valor.En efecto, las
formaciones guerreras de la revolución independentista osecesionista como
la denominan algunos historiadores, fueron orientadas ala exportación del
proyecto del Libertador. Así, se dirigieron desde laRepública de Colombia
hacia el sur, ocupando Quito y Guayaquil antes de lahistórica entrevista
con José de San Martín. Siguieron a Perú dondeenfrentaron a la vetusta oligarquía limeña y lograron liberar el Alto Perú
creando una nueva nación, Bolivia. Incluso, en el Portete de Tarqui el
Mariscal de Ayacucho tuvo que liquidar la invasión peruana en una
brillante jornada. Hasta allí el alcance emancipador de aquel
ejército.Ulteriormente, al hacerse trizas las ideas integradoras al morir
SimónBolívar presenciamos cómo los cuadros superiores militares se apropiaron
de todos estos países. El movimiento de la Cosiata dirigido por Miguel
Peña con José Antonio Páez como punta del iceberg en Valencia, el golpe de
Estado de Francisco de Paula Santander sobre Rafael Urdaneta en Bogotá, la
irrupción del general nativo de Puerto Cabello Juan José Flores en
Ecuador; y las cúpulas hispanizantes de Lima, demostraron la poca
perspectiva histórica de los otroras valientes combatientes por la
libertad. Literalmente se repartieron cada segmento de la zona
noroccidental de América del Sur.De tal manera que existen muy pocos o
ningún elemento de vinculación entrelos escuadrones venezolanos que
combatieron ininterrumpidamente contraotros nacionales y los españoles,
entre 1811 y 1830, y la actual fuerzaarmada.
2. INICIO DE LAS FUERZAS ARMADAS CONTEMPORÁNEAS.
Realmente las milicias contemporáneas nacen con el proceso centralizador
regulado por Juan Vicente Gómez. Ya había un antecedente cuando Cipriano
Castro derrotó con menos de la mitad de sus efectivos al banquero José
Manuel Matos en la Victoria. Este hecho lo aprecia el general Alberto
Müller Rojas en su obra “Tiempo de Revoluciones” como el acto fundacional
del ejército presente. El Benemérito, luego de asfixiar los movimientos y
caudillos regionales federales, creó un Estado omnipotente y para ello
consolidó un sistema impositivo nacional, una administración pública
rígida orientada desde el centro del país y por supuesto, un aparato
militar bien concentrado.El líder de La Mulera trajo desde Chile a un
oficial prusiano llamadoSarría Mac Gill, quien con sus criterios
inflexibles hizo una fuerzaarmada a su imagen y semejanza. La génesis
castrense contemporánea estámuy bien explicada por el profesor Ángel Ziem
en su conocido texto sobresu formación y la ubica en esta época histórica
al igual que DomingoAlberto Rangel. Esta organización castrense mejoró en su operatividad y
con las administraciones de López Contreras y Medina Angarita se movilizó
una verdadera logia militar que dio al traste con la gestión del último y
en alianza con Acción Democrática dominó durante el trienio de 1945-1948.
Seguidamente se desembarazaron del partido del pueblo para administrar
ellos solos, lo cual consiguieron hasta el 23 de enero de 1958.
3. PUNTOFIJISMO Y UNIFORMADOS.
Con el advenimiento del proyecto populista del Pacto de Puntofijo, Rómulo
Betancourt hubo de luchar con los agentes castrenses heredados de la
dictadura perezjimenista. Era evidente que el órgano de seguridad del
Estado, la espantosa Seguridad Nacional, se había disuelto pero el
ejército del hombre de Michelena seguía siendo el mismo, al punto que un
oficial de su administración (presidió el Círculo Militar y el Instituto
Nacional de Deportes), el Contralmirante Wolfgang Larrazábal, era el
personero más importante de la Junta que le sucedió. Incluso dos altos
oficiales del régimen derrocado, el “Turco” Casanova y Romero Villarte
integraron ese mismo organismo pero el movimiento popular logró
defenestrarlos para colocar a Eugenio Mendoza y Blas Lamberti, conspicuos
representantes del gran capital, quienes presionaron para cobrar las
acreencias contra el Estado venezolano imposibles de negociar en los
mercados internacionales por la crisis existente.
Ante unos administradores de la violencia del Estado seguidores del
golpismo tradicional y con un accionar vehemente como lo demuestra el
atentado de los Próceres, el gobierno blanquiverde debía tomar
iniciativas. Los gorilas de la época no veían con buenos ojos a la
coalición del denominado Club del Caribe (Pepe Figueras en Costa Rica,
Muñoz Marín en Puerto Rico, Prío Socarrás en Cuba, Víctor Raúl Haya de la
Torre en Perú y el napoleón de Guatire en Venezuela), pero la aversión
hacia izquierdismo, socialismo, comunismo o algo parecido, era
infinitamente mayor. No podemos olvidar la formación gringa de todos estos
ejércitos.
Así las cosas, Betancourt comienza a disparar un discurso macartista
buscando nuclear a su alrededor al espectro golpista. Con tal fin provocó
a la izquierda, representada en el Partido Comunista y los sectores
radicales de Acción Democrática y U.R.D.. El ametrallamiento de una
manifestación de desempleados en la Plaza Concordia fue el primer paso de
este plan. Nuestra izquierda fue siempre muy dependientes de los úcases de
los centros de poder internacional del bloque socialista y en especial de
la Unión Soviética. El Browderismo apagó a los comunistas en toda
Latinoamérica y debido a esta razón se produjo el auge de la
socialdemocracia, todo en función de la alianza antifascista con los
aliados que generó una postergación de cualquier clase de proyectos.
Por supuesto, el Departamento de Estado y el Pentágono acudieron en
auxilio de la idea romulera. Así, a la Escuela de las Américas, un centro
de torturas muy especializado, asistieron muchos oficiales cuyos
conocimientos en esta área fueron puestas en práctica en los Teatros de
Operaciones con el abyecto saldo de torturados, desaparecidos, detenidos
ilegalmente y muertos. Los campos de concentración de la Isla de Burro
(llamada irónicamente Rafael Caldera), Cachipo, Cogollar y otros que
escapan a mi memoria, fueron escenarios de estos aprendizajes.
No costó mucho la confrontación porque pequeños grupos de la siniestra
(Tirángulo Negro, el F.U.L, el Directorio Revolucionario
Venezolano-Direve) presionaron para irse a la montaña a reeditar la
experiencia de la Sierra Maestra. Después el P.C.V., el M.I.R. y ciertos
segmentos urredistas como el de Fabricio Ojeda, tomaron el camino de la
lucha armada rural en un país eminentemente urbano. La derrota fue la
crónica de una muerte anunciada pero el proyecto populista incorporó al
factor de poder más importante, el de las armas. Con esta actividad el
puntofijismo alcanzó colocar a los militares alrededor de su modelo.
Comentario aparte merece las insurrecciones del año 1962 conocidas como el
“Carupanazo” y el “Porteñazo”, acaecidas el 4 de mayo y el 2 de junio de
ese año. Ciertamente, se trató de un grupo del aparato militar del partido
comunista insurgentes en dos centros de la armada. Ambas acciones
fracasaron militarmente y se lesionó fuertemente al sector de izquierda
dentro de la milicia. No fueron acciones coordinadas con las guerrillas y
aisladas fueron derrotadas.
No significan de ninguna manera alteración a considerar a nuestro ejército
como una entidad al servicio de los intereses transnacionales. Durante el
inicio del régimen populista se alinearon incondicionalmente con los
Estados Unidos. Posteriormente siguen en la misma formación como lo
expreso en el curso de este trabajo.
4. INUTILIDAD DE LA ALIANZA CÍVICO-MILITAR
Es verdad que inicialmente los comunistas intentaron penetrarlo y después
Ruptura trabajó en esa orientación manejando la tesis de una combinación
de civiles y militares con un aparente éxito. Sin embargo, si uno observa
a los oficiales al servicio del régimen chavista puede ver la inexistencia
de diferencias respecto a la praxis de los militares del puntofijismo.
La victoria sobre la izquierda luego de ciertas escaramuzas agotó el
peligro del comunismo en los uniformados. Era necesario formular un nuevo
esquema para mantenerlos tranquilos. La bonanza petrolera después del
embargo árabe en 1973 brindó la oportunidad. La corrupción fue el vector
para sedar a esta sección de la sociedad venezolana y la Comisión de
Defensa del Senado fue el eje de esta etapa. Ese organismo, facultado
constitucionalmente para ascender a los oficiales desde Coronel y Capitán
de Navío, fue dominado por los adecos y los copeyanos, quienes
administraron los ascensos con criterios partidistas y sobornos mediante.
Al colapsar el clientelismo venezolano por la baja del precio del crudo se
hizo aguas el sistema. Esta circunstancia también influyó en la conducta
de las fuerzas armadas donde se apreció un ostensible malestar. Pero
previamente los militares realizaron un horripilante genocidio el 27 de
febrero de 1989. A quince años de hacerse tangible reina aún la impunidad
amén de desconocerse el destino de muchas personas asesinadas de la manera
más olímpica. La primera gran insurrección contra la globalización fue
ahogada en sangre.
La masacre de El Amparo fue otra ocasión en la cual los militares y
policías violentaron los derechos humanos. A pesar de haber sentencia de
la Corte Interamericana de los Derechos Humanos donde se ordena la
indemnización de los daños por los difuntos se ha cumplido a medias y no
hay responsabilidad penal de los causantes de esta tragedia. En la misma
decisión se ordena la reforma del Código de Justicia Militar por su lesión
al derecho a la defensa, lo cual no se ha llevado a cabo. Nuestra historia
contemporánea conoce de varias razzias como las de Cantaura y Yumare, sin
sanción alguna.
5. NUESTROS MILITARES NO SON NADA INSTITUCIONALES
El ruido de sables emergió cuando un grupo mecanizado hizo un raro
movimiento cerca del Ministerio de Relaciones Interiores siendo presidente
interino Simón Alberto Consalvi por un viaje de Jaime Lusinchi. Se conoció
que el Teniente Coronel Ortiz Acosta dirigió esta extraña actuación
denunciada por Eduardo Fernández como un golpe de Estado técnicamente
hablando.
Luego ocurrieron las dos rebeliones del año 1992, caracterizadas por ser
muy ortodoxas con escasa participación civil. El colmo del 4 de febrero
fue no haber tomado ningún medio de difusión de masas. Sus resultas fueron
dos derrotas en el ámbito de las armas pero devenidas en victorias
políticas y electorales.
En esa época ya circulaba una investigación del Coronel José Machillanda,
“El Poder Militar y Poder Político en Venezuela”, obra donde ubicó a la
sociedad venezolana como cuasicastrense porque a pesar de no existir un
régimen militar el estamento castrense tenía un diáfano privilegio por
encima de los demás.
Con la asunción del gobierno por parte de Chávez no se avizora ningún
cambio sustancial dentro de los administradores de la violencia del
Estado. Antes por el contrario, su primer ministro de la defensa fue un
oficial de absoluta confianza de Washington, el general Raúl Salazar. Los
cuadros superiores de los armados siempre han sido ocupados por personas
con una aproximación a los intereses hemisféricos de los Estados Unidos.
La actividad de nuestros militares está alineada sin condiciones al lado
del Tío Sam.
La anterior trayectoria ha estado cubierta por una normativa ad-hoc.
Primero fue la viciada praxis de enjuiciar a civiles por delitos
militares. Además, el Código de Justicia Militar es un texto legal
realizado para hacer expedito el enjuiciamiento de los reos. Se potencia
exacerbadamente al juez al poder dictar detención preventiva con un solo
indicio y hay un estadio procesal en el cual el Presidente de la República
puede ordenar el sobreseimiento o la continuación del proceso por encima
de un “autónomo poder judicial”. Es un dinosaurio jurídico mantenido a
toda costa a pesar de haber caído el Muro de Berlín.
Durante el actual mandato ha ocurrido algunos incidentes como el del
Teniente Sicatt, quien quemó a dos subalternos así como varias muestras de
maltratos y homicidios de conscriptos por parte de oficiales. Empero, creo
estar en presencia de un nuevo 27 de febrero de 1989 ahora en el mismo mes
pero de 2004. La reacción en las calles por parte de quienes desean un
referéndum fue liquidada con balas, perdigones, lacrimógenas y toda clase
de proyectiles, recordando épocas que se creían formaban parte del pasado.
Puedo concluir sin ninguna sorpresa, que la agresividad de la Guardia
Nacional el viernes 27 de febrero del presente año no es accidental. Se
corresponde con un modo de ser autoritario de las fuerzas armadas
nacionales. Constituye el mismo cuerpo pretoriano de C.A. Pérez ahora con
mayor participación en la conducción del Estado. Los cambios cumplidos se
reducen al reemplazo de unos hombres por otros. Hemos ascendido del nivel
ocupado por los hombres armados en el seno de la sociedad. Ya no es cuasi
sino muy militarizado el Estado en todas sus dimensiones.
6. MITOS FABRICADOS
El mito de unas fuerzas armadas democráticas e institucionales está
desmoronándose porque no ha existido nunca en el país. Se trata de una
formación pétrea al servicio de la gestión de turno y por sobre toda las
cosas, del modelo político, socio-económico y cultural reinante en estos
tiempos de globalización. Es un ejército con un puesto específico dentro
del proyecto de colaboración de poderes inicialmente construido por
Betancourt y ahora ocupando un espacio como factor de poder fundamental en
un país donde no existe democracia sino una caricatura de gobierno
popular.
La manida tesis de la alianza cívico militar ha tenido un empleo perverso
como es el de haber consolidado un proyecto cupular basado en la
colaboración de algunos factores de poder internos articulados con los
mundiales para mantener la demencia significada por la mundialización de
la economía con su gran proeza, la exclusión social con sus componentes de
hambre, miseria y desempleo.
Por las consideraciones precedentes es difícil si no imposible contar con
el componente armado para construir un modelo societario diferente.
Representa un medio fundamental para el sostenimiento de un régimen
caracterizado por el autoritarismo y no simboliza absolutamente un ente
institucional por la misma razón de reinar una estructura de poder fundada
en la esencia gomecista. No es el pueblo en armas sino el pueblo bajo las
armas.
< volver arriba>

> 12 MUERTOS EN MANIFESTACIONES

1. El 27.02.04 falleció Carlos Augusto AUMATRIE (65) en el Hospital
Clínico Universitario luego de recibir impactos de arma de fuego cuando se
encontraba en las inmediaciones de Plaza Venezuela en la protesta
opositora.
2. Al día siguiente, el 28.02.04, fallece Nelsy RODRÍGUEZ MARTÍNEZ (28) al
ser impactada por un disparo de bala en la cabeza cuando intentaba entrar
a su residencia. Testigos presenciales aseguran que los ocupantes de una
camioneta color oscuro se disgustaron porque no podían pasar por una
barricada que mantenían manifestantes de oposición. El chofer se molestó,
aceleró el vehículo y unos metros más adelante disparó contra los
manifestantes.
3. José GUEVARA REYES (45), es otra víctima que murió el 28.02.04 luego de
recibir un impacto de bala detrás de la oreja sin orificio de salida. Al
parecer un grupo de opositores se encontraba protestando junto a un grupo
de motorizados quienes portaban armas de fuego, quienes podrían ser
funcionarios de la policía metropolitana vestidos de civil.
4. Dos días después es asesinado José Manuel VILAS LIÑERA (41), el
01.03.04, en el municipio Los Salias, Edo. Miranda. «testigos aseguran
haber visto a un soldado de la Policía Militar cuando puso una rodilla en
la tierra y accionó su arma larga».
5. Ese mismo dia Bruno Biella muere de un disparo en las costillas en la
Urbanización Miranda al quedar atrapado en una protesta opositora.
6. El 02.03.04, ocurre la quinta muerte, la víctima fue Yormi Rafael
SUAREZ RIVEROS (22), mientras manifestaba en los alrededores de la Plaza
Altamira, Municipio Chacao, Caracas.
7. Ese mismo dia fallece William Alvarez Morales, de 23 años por un
disparo en la espalda en La California Norte. Según los vecinos veian las
protestas sin protestar cuando unos individuos uniformados de beige
dispararon desde un auto sin placas.
8. También fallece en esa fecha Argenis DUGARTE (55) en la ciudad capital
del Edo. Mérida, a consecuencia de un impacto de bala en el hemotórax
cuando participaba en una manifestación opositora cercana a su domicilio.
9. Ese 02.03.04 muere, a consecuencia de una herida de FAL en el glúteo,
Pedro José SÁNCHEZ ROBLES (32), mientras participaba de una protesta
regional en Valencia contra el gobierno.
10. La última víctima de esa semana de protestas, fue Evangelina CARRIZO
(50) ocurrida el 05.03.04 en la población de Machiques, Edo. Zulia
mientras participaba como militante del partido opositor Acción
Democrática en una protesta.
11 y 12. Dictor Dimas y Jose Luis Ricaurte mueren de disparos en la cabeza
en el 23 de Enero en Caracas cuando fueron interceptados por presuntos
Tupamaros por su participación en protestas contra el gobierno. Tras ser
desnudados y golpeados, fueron ajusticiados.
(Fuentes: Provea y diario Tal Cual)










*******
****** Servicio de noticias A-INFOS *****
Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
unsubscribe a-infos
subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)



A-Infos Information Center